actividad fisica y educaciòn fisica

Download Actividad fisica y educaciòn fisica

Post on 21-Oct-2015

36 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • LA SALUD EN EL CURRCULUM DE LA EDUCACIN FSICA:

    FUNDAMENTACIN TERICA Y MATERIALES CURRICULARES

    Jos Devs Devs

    1. Introduccin

    Durante los ltimos aos estamos asistiendo a una revitalizacin de la nocin de salud en el seno de la educacin fsica, despus de mantenerse alejada un tiempo de los principales intereses de la profesin, tal y como lo percibi, hace ahora veinte aos, el desaparecido profesor Alberto Langlade (1981). Gracias a su clsica obra, Teora general de la gimnasia (Langlade y Rey, 1970), sabemos que la salud fue, por medio de su gran abanderada la gimnasia, una de las necesidades que esgrimi nuestra profesin a finales del siglo XIX y principios del XX. El papel que desempeaba la gimnasia por aquel entonces era fundamentalmente teraputico e higinico y fuertemente asentado sobre bases morfogenticas y posturales.

    Actualmente asistimos a un movimiento profesional mucho ms amplio debido, por una parte, a la extensin de un concepto abierto y dinmico de la salud que va ms all de la simple ausencia de enfermedad y que se orienta a la promocin de ambientes y estilos de vida saludables (OMS, 1986). Y, por otra, a una concepcin amplia de la actividad fsica que no la entiende simplemente como un movimiento corporal realizado con los msculos esquelticos sino tambin como una experiencia personal y una prctica social. De esta manera, las conexiones posibles entre la actividad fsica y la salud aumentan ms all de la dimensin biologicista dominante que impera en nuestra profesin (Devs, 2000).

    Sin embargo, la saturacin de mensajes saludables, o supuestamente saludables, a la que estamos sometidos en la sociedad de la globalizacin acaba produciendo contradicciones y limitaciones, ms o menos interesadas. Y una situacin similar se produce dentro de nuestra profesin al proliferar multitud de mensajes en los que se interrelaciona el cuerpo, la actividad fsica y la salud en una cultura con diversas tradiciones e ideologas profesionales.

    Algunos profesionales siguen viendo una orientacin higinica en el ejercicio fsico, otros hablan de condicin o aptitud fsica relacionada con la salud, otros de actividad fsica relacionada con la salud, e incluso de deporte y salud. Existen autores que ven diferencias entre estas propuestas, mientras que para otros se trata de un movimiento profesional que recoge todo ello y ms. En la literatura se encuentran referencias al bienestar fsico y mental, al medio ambiente y la ecologa, a un estilo de vida saludable, a la justicia social y la igualdad, y a la mejora de la calidad de vida. Todo ello forma una compleja maraa, de la que uno no est completamente libre, en la que se cruzan intereses diversos, influencias procedentes de varios lugares y campos de conocimiento, diversas corrientes profesionales y distintas maneras de entender el papel que debe jugar la salud dentro del currculum escolar de la educacin fsica. No es de extraar que algunos adelantados reclamaran, hace varios lustros, una fundamentacin terica slida que permitiera desarrollar coherentemente un enfoque curricular de salud para la asignatura (Almond, 1983) y que otros consideren que se trata de un enfoque internacional, multidimensional, con mltiples facetas, ambiguo y cambiante (Sparkes, 1991: 204).

    En esta ponencia ofrecer, precisamente, una estructura terica que sirva de orientacin para

  • la seleccin del currculum fruto del trabajo que he venido realizando con otros colaboradores y colaboradoras durante los ltimos diez aos para acabar ofreciendo ejemplos de materiales curriculares para el desarrollo del currculum de la educacin fsica. No obstante, antes comentar cmo han afectado los cambios sociales del ltimo siglo a la actividad fsica relacionada con la salud, as como las relaciones actuales entre la actividad fsica y la salud en infantes y adolescentes, para pasar posteriormente a referirme al currculum de la educacin fsica escolar.

    2. Los cambios sociales, la actividad fsica y la salud

    Algunas personas pueden pensar que la nocin de salud no afecta en nada a la educacin fsica porque, segn ellas, siempre ha sido un objetivo de la profesin. Pero estas personas olvidan que, durante las ltimas dcadas, la salud haba dejado de ser un objetivo explcito de la educacin fsica y relegado a un nivel inconsciente. Tambin olvidan que han cambiado muchas cosas desde, por ejemplo, principios del siglo XX. Para comenzar, el contexto social, cultural y econmico es diferente, y el papel que juega la actividad fsica y la educacin fsica dentro de las sociedades desarrolladas y en vas de desarrollo tambin ha cambiado. Incluso ha llegado a cambiar la palabra clave con la que identificbamos una actividad fsica relacionada con la salud: as encontramos que de la nocin de higiene se ha pasado a la nocin de bienestar (ver figura 1).

    Comienzos del siglo XX Comienzos del siglo XXI

    - Prevencin de enfermedades derivadas de la falta de higiene personal y condiciones de vida insalubres en las ciudades

    - Prevencin de enfermedades modernas, especialmente las cardiovasculares

    - Correccin de malformaciones posturales debido a condiciones de vida en la sociedad

    industrial y urbana

    - Bienestar global (dimensin fsica, experiencial y social)

    - Atencin postural (incluida en bienestar)

    A principios del siglo XX, la visin higinica y teraputica de la actividad fsica estaba vinculada a los problemas de salubridad de las sociedades que comenzaban a sufrir las consecuencias de la Revolucin Industrial y la urbanizacin. Esta visin higinica tena un sentido preventivo y paliativo de las enfermedades derivadas de la falta de aseo personal, as como de las enfermedades derivadas de una falta de higiene en las condiciones de vida en las ciudades y el trabajo. La higiene personal, la ventilacin y el aire libre se aliaron con la actividad fsica para favorecer as el aseo personal despus del ejercicio, la gimnasia teraputica, las actividades fsicas al aire libre, la ventilacin pulmonar y la limpieza de los sistemas internos de nuestro organismo.

    Si bien actualmente los problemas de higiene personal y de salubridad urbana en nuestras sociedades no han desaparecido completamente, no son los elementos clave sobre los que construir una educacin fsica relacionada con la salud a principios del siglo XXI. Debemos pensar cmo afectan los cambios socioculturales, qu debemos cambiar en nuestro currculum y dnde

  • debemos poner el nfasis. Adems, el carcter teraputico del ejercicio no es actualmente un objetivo de los educadores fsicos sino ms bien de los fisioterapeutas y los mdicos. Parece pues que el nfasis higinico, o alguna de sus dimensiones, pierde sentido, al menos en cuanto a lnea maestra para el diseo y el desarrollo curricular. Esto no quiere decir que no sea importante en determinados contextos escolares, pero parece ser que el sentido higinico ha perdido significacin social.

    Sin embargo, se mantiene el carcter preventivo que llevaba asociado. La diferencia est en que ahora la prevencin de la salud a travs de la actividad fsica est vinculada fundamentalmente a las enfermedades modernas como el cncer, el exceso de colesterol, la osteoporosis o las enfermedades cardiovasculares. Pero si nos damos cuenta, este nuevo carcter preventivo, a pesar de ser importante, sigue vinculando el papel de la actividad fsica a la enfermedad y, desde mi punto de vista, a una idea limitante de las relaciones entre la actividad fsica y la salud. Slo cuando la salud va ms all de la ausencia de enfermedad y se entiende como bienestar (wellness), las relaciones con la actividad fsica pueden verse aumentadas. As, la actividad fsica puede contribuir al desarrollo personal y social ligado al concepto de calidad de vida porque nos divierte y nos llena de satisfaccin, porque nos sentimos bien, porque nos ayuda a conocernos mejor, porque hacemos algo por nosotros mismos, porque nos permite saborear una sensacin especial o porque nos sentimos unidos a los dems y a la naturaleza (Devs, 2000).

    Por supuesto, no me refiero a las percepciones de euforia y alegra conseguidas por medios artificiales o a las sensaciones puntuales de bienestar que empiezan y terminan en uno mismo, empobrecen la vida de las personas y la hacen dependiente o adicta a alguna cosa, ya sea un narctico o la actividad fsica. Por el contrario, me refiero al bienestar que pone a las personas en relacin con otros grupos sociales, la comunidad a la que pertenecen y el medio ambiente que les rodea y, a la vez, les permite desarrollar la autonoma y las habilidades necesarias para vivir en las mejores condiciones posibles. Por esta razn, la actividad fsica orientada al bienestar debe ser coherente con una salud personal, social y medioambiental. Adems, la actividad fsica dirigida al bienestar es para todas las personas, sea cual sea su capacidad fsica y funcional y su estado de salud. La actividad fsica, como trmino genrico, no es nicamente para campeones o deportistas consumados, sino para todos. Por ello la actividad fsica debe adaptarse a las personas y no al contrario.

    El marco conceptual de la salud que gira alrededor del bienestar parece ser, a comienzos del siglo XXI, el que permite ampliar las relaciones de la actividad fsica con la salud ms all de su carcter biolgico, aadindole tambin el carcter experiencial y el social. La actividad fsica puede convertirse, entonces, en una prctica con gran repercusin en la vida de todas las personas, estn sanas o no, enfermas o no y tengan o no tengan alguna discapacidad. De esta manera, podemos llegar a decir que todas las personas pueden extraer beneficios saludables de algn tipo de actividad fsica.

    3. Proceso o producto?: las relaciones entre la actividad fsica, la condicin fsica y la salud

    Las cada vez mayores evidencias sobre las relaciones entre la actividad fsica y la salud entre los adultos estn