el eslab³n 189

Download el eslab³n 189

Post on 21-Jul-2016

225 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • No encontrs el programa que escuchabas en elverano? Te quedaste sin esa voz que te acompaabapor las maanas? Un mapa para ubicar a las emisorasque se mudaron en el espectro radial.

    Perdidos en el dial Un pedazo de barrioEl club Unidad y Tesn fue recuperado por un grupode jvenes que decidi devolverle a los vecinos eseespacio de contencin para sus pibes y pibas, peroque debi bancarse aprietes y amenazas .

    El juego del estancieroLa reforma agraria, impulsada por Artigas, era repelidapor los seores del campo y el centralismo porteo, queperseguan el enriquecimiento personal por sobre elbienestar colectivo.

    Despus de 23 aos, una formacinprocedente de Buenos Aires arriba la ciudad. Miles de personascelebraron el regreso del servicioque fue recibido por Mnica Feiny Florencio Randazzo.

    Otra vez en la vaLa nueva conduccin de laFederacin Agraria reclamaque se revea el cobro de regalaspor derecho intelectual sobrelas semillas transgnicas, por partede la transnacional Monsanto.

    Cosechars tu siembraLAS OTRAS RETENCIONES AL CAMPOLA LLEGADA DEL TREN RETIRO-ROSARIO

    sbado 4 de abril de 2015ao XVIn 189 (el huevo de pascua)precio $ 10.-

    eleslabon@gmail.comperiodicoeleslabon.comperiodicoeleslaboneleslabonciac

    El binomio seguridad/inseguridad es el principal tpico de la disputa porla Intendencia de la ciudad. Casi el tema excluyente, lo que quiere escucharla gente de los candidatos. Un repaso por las razones que justificanel fenmeno. Las opiniones de los postulantes al Palacio de los Leones.

    A SEGUROSE LO LLEVARONDE CAMPAA

    MA

    NU

    EL

    CO

    STA

  • Peridico semanal fundado el 2 de septiembrede 1999 por Matas Ayastuy, Juan Emilio BassoFeresin, Julin Lafuente, Rodrigo Mir yJernimo Principiano.

    propietario: Asociacin Civil CadenaInformativa RPI N 234.810produccin periodstica:Cooperativa de Trabajo La Masa

    director: Juan Emilio Basso Feresineditores: Manolo Robles y Luciano Cousoeditor contrapunto: Jernimo Principianoeditor la bola: Santiago Garat

    diseo grfico: Anbal Prez,Facundo Vitiello y Javier Garca Alfarocorreccin: Santiago Garatcierre de edicin: Mircoles 1 de abril de 2015.

    el eslabn integra Diarios y Peridicos Regionales Argentinos (Dypra) y la cooperativa Diarios y Peridicos de Santa Fe (Dypsa)

    PRODUCIDO CONSOFTWARE LIBRE

    Mendoza 2836 dto. 4, Rosario 0341 4353719 eleslabon@gmail.com periodicoeleslabon.com periodicoeleslabon eleslabonciac

    el eslabnpgina 2 | sbado 4 de abril de 2015 ciudad|

    La redaccin de este pasqun estaba afull una tarde de estas, cuando uncolaborador siempre atento a la ju-gada llam por telfono y avis: Est ha-blando Mximo (Kirchner) en vivo conVctor Hugo (Morales). Bien, mientrastodos le daban a las teclitas, un enormeradiograbador antiguo, que descansa vayaa saber de qu justos sueos, se abri alpanorama de uno de los periodistas que selevant, lo prendi y pregunt: en qudial estaba Vctor Hugo?

    El que atenda repiti al telfono la pre-gunta y del otro lado le dieron una res-puesta de amplitud modulada y desolado-ra. Yo lo agarro en casa en AM 590. Peroen FM, no s, creo que no est ms.

    Entre los presentes nadie supo decirdnde estaba Radio Continental, y un ter-cero agreg: No viste que cambiaron to-das las emisoras? Yo las tena programa-das en mi telfono y ahora las tengo todasmezcladas. Y vieron que no est msRock & Pop?, desliz una redactora.

    Claro que todo esto se arregla buscandola emisin on line de las radios en la com-pu pero la confusin persiste a pesar dela tecnologa.

    Esperemos aportar desde este humildesemanario algo de claridad sonora al res-pecto de la vieja modalidad de las bsque-das en el dial con la breve gua que pone-mos a su disposicin, querida lectora,querido lector.

    En tanto, mientras nos ponemosnostlgicos de sintona finas cmo noemocionarnos con la llegada oficial deltren Retiro-Rosario?! Volvimos a escucharsu rugido de vida, su silbato veloz y la san-gre nos volvi a fluir por las venas. Rosariovuelve a ser ferroviaria, se suea en movi-miento, a pesar de las pesadillas cotidia-nas. Al respecto de mambos negros, losque pretenden gobernarla tambin hablanen esta edicin de EL ESLABN de lo quela agenda los obliga a expresar: cmo van ahacer para que volvamos a respirar la ciu-dad sin la agitacin de la violencia sin sen-tido, esa que surge a borbotones en lascrnicas policiales.

    Y en el marco de este fin de semana lar-go y santo, no nos olvidamos de los huevi-tos de Pern que le compramos al artesa-no Carlos Masinger y cuya imagen lesmostramos. Felices pascuas, de en serio!Y que la casa est en orden.

    EDITORIAL

    Con loshuevosde Pern

    UN CANDIDATO PROPONECOMprar cien patrulleros yecharlos a rodar por las calles.Otro crear cien nuevas comi-saras y treinta fiscalas barria-

    les para acercar las fuerzas de seguridad yel servicio de Justicia a cada distrito. Untercero plantea crear una polica municipaly que el intendente sea su jefe. Varios ao-ran la presencia de Gendarmera y sostie-nen que debe regresar a la ciudad paraafrontar la emergencia, que ya est enedad de ingresar a salita de tres. Una pos-tulante se apoya en su equipo para abor-dar el problema, donde confluyen especia-listas capaces de brindar soluciones, comoes esperable de todo especialista. El gobier-no provincial reparte patrulleros, camioneshidrantes y drones. A la derecha, a la iz-quierda o en el centro del espectro ideol-gico, la campaa electoral por la Intenden-cia de Rosario est signada por un temapreponderante, casi nico, que la gentepone al tope de sus inquietudes, segnarrojan las mediciones de los medidores delhumor de la gente: la seguridad. O, mejordicho, el binomio seguridad/inseguridad.

    No es para menos. Independientementedel tratamiento meditico-poltico del te-ma, que por lo general tiende a incremen-tar los niveles de miedo, los datos objetivosson inapelables: en 2008, primer ao degobierno del Frente Progresista en la pro-vincia, se registraron 125 homicidios dolo-sos en el departamento Rosario. La cifra seduplic en 2013 con 264 casos y descendi,apenas, el ao pasado, cuando se reporta-ron 248 homicidios.

    Los nmeros son alarmantes si se loscompara con la media nacional, cuya tasallega a 6 por cada cien mil habitantes,mientras que en Rosario alcanza a 24 ho-micidios por cada cien mil habitantes. Locual vuelve estril el argumento sobre quela violencia y el narcotrfico son fenme-nos nacionales y mundiales, atento a lasparticularidades y guarismos que exhibe laciudad en la que Manuel Belgrano enarbolpor primer vez la bandera argentina.

    En este caso, ni siquiera pueda aplicarseel dicho mal de muchos, consuelo de ton-tos, porque el mal ofrece una intensidadlocal que no se replica en el resto de lasciudades del pas, ni aun a las de mayordensidad poblacional.

    De todos modos, no parece ser la cre-

    ciente estadstica de crmenes la que per-turba a la gente, eufemismo mediticode la clase media urbana. An hasta hoyperdura el efecto del analgsico argu-mental que liga los presuntos ajustes decuenta a homicidios que se producenentre ellos, y cuyo resultado permitearticular el aliviador teorema de EduardoFeimann: Uno menos.

    En esos casos, la vctima es un Otro cuyacondicin social, caractersticas culturalesy modo de vida lo hacen pasible cuando nodirectamente merecedor- de una justamuerte a balazos. Si, al final, se la busc.

    De hecho, los homicidios en ocasin derobo ocupan una porcin menor del con-junto de muertes violentas ocurridas cadaao en la ciudad y, por lo general, estnvinculados a la resistencia de las vcti-mas. Sin que deje de ser preocupante, noconstituyen el meollo del abordaje de loshomicidios.

    Robos y hurtosEn cambio, lo que pareciera alterar ms

    el nivel de neurosis promedio es el delitocontra la propiedad: robos, hurtos, escruches,entraderas, arrebatos, aderezados con violen-cia hacia las vctimas. Su nmero es infinita-

    A SEGURO SE LO LLEVARON DE CAMPAA

    Lo que quiereescuchar la genteLa seguridad se convirti en el eje central de la campaa electoral, incluso para los postulantes

    al Palacio de los Leones. Un repaso por las razones que justifican el fenmeno, ms o menos novedoso

    en el proselitismo local.

    PRENSA MR

    Por Luciano Couso

    JAVIER GARCA ALFARO

  • | ciudadel eslabn sbado 4 de abril de 2015 | pgina 3

    Lo que quiereescuchar la gente

    mente superior al de los crmenes, aunque suefecto es menos grave.

    Imposible saber, por fuentes oficiales, laevolucin de los delitos contra la propiedad.La ltima serie publicada por el InstitutoProvincial de Estadstica y Censos (Ipec) co-rresponde al ao 2007. De ah en adelante lapublicacin se interrumpi.

    De todas maneras, los datos de 2007 permi-ten observar que del total de delitos denuncia-dos en el departamento Rosario, 59.949, aque-llos contra la propiedad treparon ese ao a35.046, es decir ms de la mitad.

    La mayora fueron robos (22.017), algo msque el 60 por ciento de los delitos contra la pro-piedad. En segundo lugar seguan los hurtos,con 7.475hechos reportados aqul ao, y enel tercer puesto aparecan los daos, con3.222 casos.

    Esos son los hechos de inseguridad que mo-lestan, que lesionan la calidad de vida de los ro-sarinos, a pesar de no atentar contra la vida delas personas. Por tal razn la seguridad se con-virti, en la campaa electoral de 2015, en el te-ma casi excluyente que abordan los precandi-datos a intendentes, por cierto que con distin-tas pticas.

    Que las polticas de seguridad pblica en sufaz represivaes decir, la administracin de lasfuerzas de seguridad- son una competenciaprovincial, es una verdad de Perogrullo; tantocomo que los gobiernos locales poseen injeren-cia en esos asuntos y pueden aportar lo suyo.

    Hasta hace algunos aos caba la posibilidadde que un candidato a intendente de Rosario nohablara de seguridad, o lo hiciera apenas tan-gencial