el eslabón 143

Download el eslabón 143

Post on 10-Mar-2016

247 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Sábado 17 de mayo de 2014.

TRANSCRIPT

  • Lanzado de lleno en su carrera como precandidatopresidencial por el FPV, el gobernador de EntreRos desembarc en Rosario y se mostr como lacontinuidad del proyecto nacional kirchnerista.

    Urribarri cruz el Paran Zanabria sobre HeinzeEn una entrevista exclusiva, el dolo de Newellsrepas la carrera del Gringo despus del punto final asu actividad futbolstica en el club que lo vio nacer. Ydestac la carrera del defensor entrerriano.

    Races de folclore y rockEl multiinstrumentista rosarino Pedro Borgobello,integrante de Arbolito, dialog con el eslabn sobreel mestizaje musical de la banda. Un recorrido porsonidos argentinos y latinoamericanos.

    El ex jefe de la Polica de Santa Feest imputado por amenazas contrauna mujer que haba denunciadosu supuesta complicidad conorganizaciones narcocriminales.Cmo se arm un video trucho.

    Tognoli va a juicio oralObras a contrareloj que se cobraronocho vidas, amenazas policiales degatillo fcil y ms huelgas,ingredientes del cocktail amargoservido en Copa Mundial paraDilma, a meses de las elecciones.

    Pelotazos en BrasilFTBOL Y ACOSO POLTICOLO ACUSAN DE AYUDAR A ELUDIR INVESTIGACIONES

    Negreoa la carta

    AFP/ TLAM

    MANUEL

    COST

    A

    Tras una denuncia puntual contraRock & Fellers, se dispar la polmicapor la alta precariedad laboral en elrubro gastronmico. La situacin tienecomo principales vctimas a trabajadoresjvenes, que de a poco parecen vencerel miedo a pelear por sus derechos.

    sbado 17 de mayo de 2014ao XVIn 143 (la suscripcin)precio $ 8eleslabon@gmail.comredaccionrosario.comperiodicoeleslaboneleslabonciac

    JOS ROMERO/ TLAM

  • Peridico semanal fundado el 2 de septiembrede 1999 por Matas Ayastuy, Juan Emilio BassoFeresin, Julin Lafuente, Rodrigo Mir yJernimo Principiano.

    propietario: Asociacin Civil CadenaInformativa RPI N 234.810produccin periodstica:Cooperativa de Trabajo La Masa

    director: Juan Emilio Basso Feresineditores: Manolo Robles y Luciano Cousoeditor contrapunto: Jernimo Principianoeditor la bola: Santiago Garat

    diseo grfico: Anbal Prez,Facundo Vitiello y Javier Garca Alfarocorreccin: Santiago Garatcierre de edicin: Viernes 16 de mayo de 2014.

    el eslabn integra Diarios y Peridicos Regionales Argentinos (Dypra) y la cooperativa Diarios y Peridicos de Santa Fe (Dypsa)PRODUCIDO CONSOFTWARE LIBRE

    el eslabnpgina 2 | sbado 17 de mayo de 2014

    Mendoza 2836 dto. 4, Rosario 0341 4353719 eleslabon@gmail.com periodicoeleslabon.com periodicoeleslabon eleslabonciac

    ciudad |

    La nota El lado oscuro del Rock &Fellers, publicada en la edicin141 de este semanario, tuvo unarepercusin inusitada entre los lectoresy tambin entre varios medios localesque replicaron el tema. En nuestro sitioweb redaccionrosario.com hubo unvendaval de comentarios y denuncias deirregularidades sobre decenas de em-presas locales, muchas muy importan-tes, y en algunos casos con detallesescabrosos de cmo funcionan tras sufachada, puertas adentro. Claro que alser acusaciones annimas, buena partede ellas no obtuvo la aprobacin para supublicacin, aunque tomamos el com-promiso de seguir investigando.Entre los lectores se abrieron jugosos

    debates sobre aspectos laborales, lasobligaciones empresarias, sindicales ylos controles del Estado.No nos dej de sorprender, a travs del

    rebote que tuvo la nota en las redes so-ciales, la cantidad de trabajo en negroque al parecer siguemuy alta entre lasgrandes empresas de la ciudad. Y que losperjudicados, que son enmayor parte j-venes, a diferencia de otras pocas endonde casi estaba naturalizada esta prc-tica, ahora tienen clara conciencia de quesus derechos laborales son avasallados.A primera vista, los invade la indigna-

    cin y la impotencia producto, adems,de una gran desconfianza hacia algunasde las representaciones sindicales.Los que ms participaron del debate

    estn relacionados al rubro gastron-mico, uno de los sectores que ms hacrecido en los ltimos aos en una ciu-dad de importantes niveles de consumoentre los sectores medios y altos, perono fueron los nicos.En el mbito laboral es cuasimoneda

    corriente que te anotes por lamitad de tujornada. Por ejemplo yo soy remisero.Mi jornada laboral es de 12 horas y estoyanotado por 4 horas, cont un lector.Estas prcticas son muy comunes no

    slo en bares y lugares de comida, avi-sa otro que invita a averiguar lo que su-cede en las grandes farmacias.Estara bueno que de una vez, elMi-

    nisterio de Trabajo, el sindicato, o quiencorresponda, se ponga a hacer lo que debey dejar de arreglar con los dueos, porabajo de lamesa,marcando a los emplea-dos que se animan a llevar a cabo accionescontra estos lugares, dispar un tercero.No falt la polmica, con algn punto de

    vista de la patronal: Es imposible cumplircon todas las normas que hay, ya que loscostos te funden.Y en esamisma sintona se expresaron

    varios lectoresms. La sensacin que so-brevuela en la redaccin de este peridicoes que aunque se avanz ymucho en de-rechos laborales, y crecieron los puestosde trabajo, el blanqueo de trabajadores si-gue brillando por su ausencia en las ban-dejas de plata que hacen girar los grandesempresarios gastronmicos de la ciudad.Por esa razn, en este nmero volve-

    mos a meter la cuchara en el plato, aho-ra con las voces del Ministerio deTrabajo provincial -que asegura que lamitad del rubro gastronmico emplea ennegro-, los testimonios de otros explo-tados por sus patronales y una entrevis-ta al abogado laboralista Jorge Elas.

    EDITORIALEn bandejaM

    ELINA ES UNAAVANZADAestudiante universitaria, jo-ven, de buena presencia yfresca simpata. Enseguidala tomaron en el bar cheto

    del bulevar seorial en el que trabaj hastafebrero pasado. Para ese entonces ya eraencargada de saln, en la caja; yo les paga-ba a los proveedores, todo. Y todo porcunto? Por 22 pesos la hora. S, 22 pesos lahora. Y con aportes? No, ninguno, en ne-gro total; cuando me echaron yo me fui sindenunciar nada porque nunca firm nada,siempre trabaj en negro.El testimonio de Melina es uno de tantos

    similares que estuvieron a disposicin p-blica en estos ltimos das, a partir de lafuerte repercusin en las redes sociales y enotros medios de una nota de este peridico,que daba cuenta de una denuncia de una exempleada contra los propietarios del Rock &Fellers, establecimiento gastronmico muyde la onda del que cont entre su personal ala joven Melina.All en Rock & Fellers, de acuerdo con los

    testimonios que semultiplicaron los ltimosdas, el negro total se disipa un poco. Haydelegados sindicales y las denuncias apuntanmayoritariamente no contra la falta sino con-tra irregularidades en elmodo de registro delos empleados, con aquello de una parte enblanco, la otra en negro.

    Entre los debatidores que se engancharonmasivamente va la web, no faltaron los casosde propietarios de baresmuchsimoms chi-cos, con apenas un puado de empleados, quegritaron que los nmeros no cierran para pa-gar los salarios en blanco, con los valores y losaportes que corresponden por ley.No pareciera ser ese justamente el caso del

    Rock& Fellers. No se trata de un emprendi-miento familiar o precario. Basta ver los pre-cios de la carta, la afluencia de clientes y susniveles de consumo, para suponer fcilmenteque, an con un centenar ymedio de emplea-dos ymuchos otros costos importantes, larentabilidad del negocio no debe ser nada des-preciable. El anuncio de la apertura de un nue-vo local en el shopping El Alto parececonfirmarlo. Ah no se notan los efectos delajuste que denuncia el lder nacional del gre-mio, Luis Barrionuevo, que tambin enarbolael reclamo contra el impuesto a las Ganancias,que se aplica a salarios cuyomonto suena aciencia ficcin para lasMelinas que laburan enbuena parte de los preciosos bares rosarinos.Volviendo a su historia, Melina cuenta que

    entr a trabajar al bar en el que la negrearonun ao por tener un conocido en comn conel encargado, y que an consciente de susderechos opt por aceptar las condicionesimpuestas en funcin de pensar esa parte desu vida comomeramente complementaria,temporal. Su proyecto es terminar su carreray dedicarse a su profesin, no trepar en lasflacas escalas salariales del rubro.

    El cuadro se repite bastante y los que mslo sufren son los mozos y cocineros por vo-cacin y con la capacitacin adecuada, quetodava los hay. Y vale sealar aqu que enlas oscuridades laborales del sector los mo-zos cobran un poco menos que los cocine-ros, porque se llevan la propina.Los que aprovechan para precarizar, en

    tanto, son empresarios con espaldaeconmica que se vuelcan a la gastronomadesde otros rubros. Es el caso de los queinvierten fuerte y recuperan y empiezan aganar dem y a corto plazo. Estn tambin,segn destacan vctimas y conocedores delrubro, los casos de profesionales, con me-nos capital pero con ganas y buen gusto,que se largan a un negocio para nada sen-cillo que excede el plano artstico tem-tico decorativo, con alta multiplicidad deproveedores, con exigencia de calificaciny rapidez en la mano de obra y con secre-tos que se aprenden en el oficio y es nece-sario conocer para sobrevivir.Ante este panorama, el sindicato afirma que

    atiende todos los reclamos y da toda la peleaque puede por los derechos laborales, las au-toridades ejecutivas encargadas de los con-troles aseguran que la labor en ese sentido seincrement notoriamente y los legisladores,en el Congreso nacional, trabajan sobre leyespara promover la regularizacin de las condi-ciones laborales. A juzgar por los testimoniosy denuncias, el desafo no esmenor y lo quefalta por hacer esmuchsimo.

    NEGREO A LA CARTA. LA FIRMA CUESTIONADA POR FRAUDE LABORAL BUSCA EXPANDIRSE EN ROSARIOEl lado oscurodel mostradorLa polmica por los niveles de precarizacin laboral en el rubro gastronmico se dispararon tras la difusinde la denuncia de una ex empleada de Rock & Fellers. Los empresarios afirman que los costos n