el eslab³n 181

Download el eslab³n 181

Post on 07-Apr-2016

219 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Vuelve el fulbo y el eslabn te regala un postercon las 30 fechas. Canayas y leprosos se aprontan.Los de Coudet, entonados por el triunfo ante Wanderers.Los del Parque, entusiasmados por Gallego y los refuerzos.

    Fixture para pegar CrischinaLa presidenta reafirm la alianza con el giganteasitico, minimizada y resistida por el establishment.Firmaron convenios en finanzas, infraestructura,comunicacin, agricultura e intercambio cultural.

    Calentitos los bondisA los cuestionamientos por demoras y otras deficienciasdel transporte urbano, se sum una protesta gremialpor el asesinato de un chofer, levantada con laintervencin directa del secretario de Seguridad provincial.

    Los docentes fijaron sus pretensionesen el inicio de la negociacin oficialpor salarios. La Casa Gris considerdifcil poder llegar a esos montos.Esta vez, con elecciones a la vista,la discusin formal arranc temprano.

    Por nueve mil de pisoEl gobierno provincial informque en los ltimos siete mesesse abrieron mil causas internasa policas por faltas de todo tipo.Parece alarmante, pero lo importantees que ahora se investiga, explicaron.

    Sumarios a granelUNIFORMADOS CUESTIONADOSPARITARIAS BRONCEADAS

    sbado 7 de febrero de 2015ao XVIn 181 (las dos rayitas)precio $ 10.-

    eleslabon@gmail.comperiodicoeleslabon.comperiodicoeleslaboneleslabonciac

    EELL JJUUIICCIIOO DDEELLOOSS MMEEDDIIOOSS

    EEll ccaassoo NNiissmmaann eexxppoonnee uunnaa vveezz mmss,, ddeessccaarrnnaaddaammeennttee,,llaa ccaappaacciiddaadd ddee mmaanniippuullaacciinn ddee llaass ggrraannddeess ccoorrppoorraacciioonneessddee llaa ccoommuunniiccaacciinn.. MMiieennttrraass lllleevvaa llooss llmmiitteess ddee llaa pprrccttiiccaa

    ppeerriiooddssttiiccaa aall ppuunnttoo ffiicccciinn,, eell ggrruuppoo CCllaarrnn llooggrraa nnuueevvooss ffaalllloossjjuuddiicciiaalleess qquuee llee ppeerrmmiitteenn ccoonnsseerrvvaarr ssuu ppoossiicciinn mmoonnoopplliiccaa..

  • Peridico semanal fundado el 2 de septiembrede 1999 por Matas Ayastuy, Juan Emilio BassoFeresin, Julin Lafuente, Rodrigo Mir yJernimo Principiano.

    propietario: Asociacin Civil CadenaInformativa RPI N 234.810produccin periodstica:Cooperativa de Trabajo La Masa

    director: Juan Emilio Basso Feresineditores: Manolo Robles y Luciano Cousoeditor contrapunto: Jernimo Principianoeditor la bola: Santiago Garat

    diseo grfico: Anbal Prez,Facundo Vitiello y Javier Garca Alfarocorreccin: Santiago Garatcierre de edicin: Viernes 6 de febrero de 2015.

    el eslabn integra Diarios y Peridicos Regionales Argentinos (Dypra) y la cooperativa Diarios y Peridicos de Santa Fe (Dypsa)

    PRODUCIDO CONSOFTWARE LIBRE

    el eslabnpgina 2 | sbado 7 de febrero de 2015

    Mendoza 2836 dto. 4, Rosario 0341 4353719 eleslabon@gmail.com periodicoeleslabon.com periodicoeleslabon eleslabonciac

    pas |

    Es recurrente que buena parte de es-tas pginas se dediquen a dar cuentade lo que pasa en la Argentina y elworld entero con el funcionamiento de losmedios de comunicacin. Tal reiteracinse contradice con preciadas tradiciones delperiodismo como la de evitar la autorefe-rencia, pero resulta inevitable a la luz delos acontecimientos. Lo que est pasandoen el pas con la informacin periodsticaen torno a la muerte del fiscal Alberto Nis-man vale volver sobre lo mismo. Ms,cuando coincide con nuevas dilaciones ju-diciales a la efectiva aplicacin de lo esta-blecido por la ley de medios al grupoClarn, que se niega a reducir la cantidadde licencias audiovisuales que controlaaunque la norma que tanto cuestiona hayasido ya validada por la Corte Suprema. Sinembargo, Clarn insiste en presentarsecomo supuesta vctima.

    Si de vctimas reales hablamos, en Ro-sario y en este peridico lamentablementesiempre hay mucho para contar. El des-madrado ndice de homicidios no cede y laviolencia salpica a todos los rdenes de lavida en comn de los rosarinos, como pasacon el transporte pblico de pasajeros, al-terado tras el asesinato de un chofer cuan-do iba a trabajar. La persistente esgrimaverbal oficialista machaca con lo de que esun problema nacional y mundial tambin,con que nadie hace tanto como ellos porcambiar las cosas, con que el problema esque la gente est loca y se agarra a los tirosenseguida. Mientras, no hay datos ciertosde mejora alguna.

    Los que quieren mejorar respecto de latemporada pasada son Newells y Central.Faltan pocos das para que la bola vuelva arodar oficialmente y El Eslabn vuelve aincursionar en el formato pster, tal comolo hiciramos con el calendario 2015 hacealgunas semanas, est vez con el fixturedel largo torneo que se avecina

    Es viernes a plena siesta y hace calor,querido lector, querida lectora. Algunos denosotros disfrutan las vacaciones, por en-de, los que quedamos tenemos un pocoms laburo. Porque el ritmo no lo baja-mos. No es, para nada, tiempo de bajar laguardia. Le decamos al principio de lo rei-terativos que estamos con el tema de losmedios. Nosotros hacemos medios. Loasumimos como una responsabilidad queno nos pesalo que pesa es hombrearbolsas, por ejemplo pero nos sostiene enuna suerte de estado de alerta. Se vuelve adecir en estas pginas, como en tantasotras: estamos en el medio de la madre detodas las batallas.

    EDITORIAL

    Otra vezla batallamadre

    Manipulacin,verosmil y ficcinde poca calidad

    ALOS MEDIOS DE COMUNICA-CIN al servicio de las clases do-minantes y los intereses econ-micos concentrados nunca les in-teres la veracidad. En principio,

    reemplazaron ese concepto por el de vero-similitud, esto es, algo que parece verdad,que podra serlo, incluso, en ciertas circuns-tancias, pero no lo es.

    El concepto de verosimilitud pertenece,obviamente, al mundo de la ficcin. Por estosdas se verifica en la Argentina, y en buenaparte del mundo, que ni siquiera la verosi-militud tiene lugar ya en las operaciones demanipulacin de los medios hegemnicos alservicio de los poderes fcticos. No slo semiente sino que se da por sentado que lo im-posible, lo impensable, lo absurdo, lo quenunca puede ocurrir porque carece de la lgi-ca ms elemental, s ocurre.

    Este grado de alejamiento de la veracidad ala hora de informar, dice mucho de cmo seconsidera al receptor. No se lo respeta. Se loinsulta. Se lo utiliza. Se lo manipula sinescrpulos. Y aqu est el ncleo duro de laideologa reaccionaria y antidemocrtica delos medios hegemnicos.

    El semilogo y crtico literario RolandBarthes (1915-1980) acu el concepto deefecto de realidad. Determinadas estrate-gias discursivas crean en el receptor esa ilu-sin, aunque el discurso sea ficcional. Ciertasoperaciones de manipulacin que se verifi-can a diario ni siquiera se preocupan porcrear ese efecto. No lo necesitan. Detentanimpunidad a la hora de decir literalmentecualquier cosa. Se desembarazan de la vera-cidad como quien eliminan un lastre desa-gradable, una carga inconveniente tanto parael emisor como para el receptor.

    La ms perversa censuraLa manipulacin obtura la posibilidad de

    opinar a favor o en contra de algo. Es la msperversa forma de censura. Los medios quemienten y manipulan afectan la democracia.Dejaron de brindarle a la ciudadana el servi-cio bsico de informar. Sin informacin ve-raz, la ciudadana se ve en serias dificultadesa la hora de elegir. La democracia es la pri-mera vctima de la manipulacin. No hay de-bate posible con semejante grado de mani-pulacin.

    Una cosa es manifestar distintas opinio-nes, por ejemplo, sobre una pelcula. Algu-nos pueden decir que es buena, otros que es

    mala. Las discusiones pueden ser respetuo-sas o no, acaloradas, feroces. Se puede dis-cutir con ms o menos argumentos, con fu-ria, con insultos, hasta con ataques persona-les. Pero mientras se est hablando de lamisma pelcula, existe la posibilidad de quela discusin en algn momento se encamine.La pelcula funciona all como una suerte deanclaje, un reaseguro para el dilogo.

    Para pelear tiene que existir un terreno encomn. Un sitio donde encontrarse a pelear.La situacin se complica cuando no existe laposibilidad de ese sitio en comn.

    El problema es mucho ms grave si la dis-cusin carece de un anclaje por fuera del dis-curso. Siguiendo el ejemplo anterior, en laArgentina de hoy se discute si la pelcula esbuena o mala, pero con un problema de fon-do: no todos hablan de la misma pelcula. Enmedio de las operaciones de manipulacin,no siempre es posible visualizar que hay unapelcula sobre la cual dialogar, discutir, pe-learse, intercambiar opiniones. Los medioshegemnicos destruyen toda posibilidad deun anclaje exterior al discurso, o sea un refe-rente en el mundo de lo real.

    Algunos s hablan de una pelcula quevieron, que pensaron, sobre la que reflexio-naron con un compromiso personal por en-

    LAS MENTIRAS DE LOS MEDIOS HEGEMNIC

    Por Pablo Bilsky

    Se ataca al gobierno nacional, pero se afectan cuestiones ms fundamentales, profundas y duraderas: la comprensin

    de los social, la construccin de un nosotros inclusivo y la profundizacin de un proyecto colectivo de liberacin

    RODRIGO ABD/ AP/ FACEBOOK

    UTIN

  • | pasel eslabn sbado 7 de febrero de 2015 | pgina 3

    Manipulacin,verosmil y ficcinde poca calidad

    contrar una verdad, y esto se nota a la horade argumentar y poner en palabras una opi-nin. Pero otros no. Y hablan como si efecti-vamente la hubieran visto. Los medios he-gemnicos la vieron por ellos y les cuentansu versin. Las operaciones de manipulacinlogran incluso crear en el sujeto manipuladola sensacin de haber visto la pelcula. In-culcan la sensacin de una vivencia quenunca existi.

    No hay distintas interpretaciones sobrelo mismo. Hay distintas interpretacionessobre hechos distintos. Algunos de estoshechos resultan verificables, otros no. Sonapenas una construccin de los medios he-gemnicos, simplemente no existen.

    Dentro del mundo de la ficcin, se con-sidera que un producto est ms o menoslogrado de acuerdo a su grado de v