70-80 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Download 70-80 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Post on 23-Dec-2015

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

70-80 Sobre Las Enseanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

TRANSCRIPT

  • MAURICE NICOLL

    COMENTARIOS PSICOLGICOS

    SOBRE LAS ENSEANZAS DE

    GURDJIEFF Y OUSPENSKY

    VOLUMEN 8

  • 70

    afirmativo de este sistema, nunca llegar a aprehenderlo. Nunca llegar a ser real para ella, porque no habr pasado a travs de las tentaciones que se relacionan con este sistema, ni habr luchado ni se habr empeado en vencerlas. En el Trabajo se dice que antes el hombre era perfecto. Este hombre estaba en contacto con los "centros superiores". De hecho, se deca de l que conversaba con los dioses. Pero era muy dbil, porque, al no haber nunca negado y haber siempre afirmado, no saba cmo enfrentarse con la negativa. Por eso le fue tan fcil caer de su elevada posicin, porque careca de fuerza de pensamiento y de comprensin de s. Ahora tiene que buscar su camino para regresar al lugar donde antes estaba, empleando el poder de la negacin para que lo ayude. NOTA ADICIONAL Cabe decir cosas muy interesantes respecto de las dos divisiones, positiva y negativa, del Centro Intelectual, si las contemplamos en conjuncin con los otros centros, tal como el Centro Emocional. Por ejemplo, un hombre puede tener un pensamiento negativo y un sentimiento o una voluntad positiva hacia una cosa. O, por el contrario puede tener un pensamiento positivo y un sentimiento o voluntad negativa. . Con el fin de ilustrarlo, este ejemplo tomado de los Evangelios nos ser til para reflexionar sobre este particular.

    "Un hombre tena dos hijos, y acercndose al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi via. Respondiendo l, dijo: No quiero: pero despus, arrepentido, fue. Y acercndose al otro, le dijo de la misma manera. Y respondiendo l, dijo: Si, seor voy, y no fue. Cul de los dos hizo la voluntad de su padre?"

    (Mateo XXI, 28-31.) Una persona que tiene una afirmacin demasiado mecnica del Centro Intelectual dir "S" pero esto pertenece a su pensamiento, no a su voluntad. La base de su voluntad est en el Centro Emocional. As dice "S" con su pensamiento, pero eventualmente "No" con su Centro Emocional. O un hombre tiene un pensamiento negativo y un sentimiento positivo. Dice "No" con su mente pero su sentimiento dice despus "S". La parbola o definicin psicolgica puede ser comprendida de un modo diferente. Pero significa que un hombre no es uno, y tiene dos lados distintos que no estn necesariamente de acuerdo. Cabe decir tambin que si un hombre no tiene Centro Magntico (que afirma la existencia de dos clases de influencias en el vrtice de la vida a saber A y B puede tomar como punto de partida slo el lado negativo del pensamiento una vez que se enfrente con un trabajo de esta clase y perder todo su tiempo en desaprobar. Un sentimiento inicia cierta clase de pensamiento. Al estar dividido nuestro aparato intelectual en positivo y negativo, puede dar cualquier resultado segn sea el lado que se pone en accin. Puede aprobar o desaprobar cualquier cosa. Es la valoracin el Centro Emocional lo que es decisivo. Contemplado como una pura mquina, los dos lados del Centro Intelectual son mutuamente destructivos. Por eso se dice que es necesario un tercer factor para un trabajo apropiado del centro.

    Birdlip, 28 de noviembre, 1941

    EL TRABAJO EQUIVOCADO DE LOS CENTROS. PARTE V. En este comentario, que es el ltimo de la serie sobre el Trabajo Equivocado de los Centros, empezaremos con el lado negativo del Centro Emocional, pero har una larga digresin sobre el tema de las emociones negativas mismas. Se dijo en el ltimo comentario que el Centro Intelectual tiene, naturalmente, una parte negativa. Pero no ocurre lo mismo con el Centro Emocional. La parte negativa del Centro Emocional es la sede de las emociones negativas. Pero naturalmente no existe tal parte en el

  • 71

    centro: se la adquiere. Y cabe decir al punto que cada vez que esta parte negativa adquirida es activa, significa un trabajo equivocado del centro. Y no es exagerado decir que el Centro Emocional rara vez trabaja en una forma correcta, debido a la accin de esta parte negativa adquirida que ha llegado a infectarse por su contacto con la vida. Porque las emociones negativas gobiernan la vida, quizs especialmente hoy, y la gente se aterra ms a sus desdichadas emociones negativas que a cualquier otra cosa. Ahora bien, la infeccin de las emociones negativas (como la infeccin del pensamiento negativo) ser introduce gradualmente en el nio que crece, porque un nio nace despierto (en su propia escala) en un mundo de gente dormida, y, por imitacin, a su vez aprende a caer dormido: entre muchas otras cosas imita las emociones negativas, es decir, las expresiones faciales, las entonaciones, las palabras y frases que dan salida a los estados negativos de la dems gente. El nio lo imita todo y as gradualmente empieza a sentir lo que representan. De este modo, los sentimientos negativos de sus mayores se comunican gradualmente al nio y despus de un tiempo el nio empieza a mostrar emociones negativas y a enfurruarse y amargarse y a quejarse y a sentir piedad de s y as sucesivamente. Al fin y al cabo, qu otra cosa poda hacer el nio? Y nuevamente, qu otra cosa pueden hacer quines ya estn infectados con emociones negativas, puesto que ignoran que son negativas y nunca oyeron mencionarlo y, por regla general, si lo han odo, estn seguros de no ser negativos? As ven ustedes lo difcil que es cambiar esta siempre repetida, siempre recurrente cadena de causa y efecto, esta continua e inevitable infeccin y reinfeccin, que es peor que cualquier otra infeccin, fsica o moral. Quin la romper? O quin podr romperla? La nica cosa que puede romperla es que un hombre oiga, vea, comprenda y se d cuenta cules son las emociones negativas y empiece consigo mismo. Porque aun cuando una persona cambie de posicin a este respecto en la apretada red de la vida, en el inmovible atascadero de seres humanos, lo nico que har es dejar sitio a los otros. Pero esto slo tendr lugar si trabaja genuinamente sobre sus emociones negativas desde la ms honda, ms interior, ms individual percepcin del verdadero horror e inutilidad de dichas emociones. Este es el punto de visin interior desde donde se inicia el verdadero trabajo. Es menester que todos ustedes comprendan que es posible trabajar desde diferentes lugares o, por as decir, profundidades en s mismo. Se puede trabajar por razones superficiales o por razones ms profundas. Generalmente el hombre trabaja sobre s en la espera de una recompensa o elogio o posicin o deber, o debido a cierta clase de engreimiento u orgullo o auto-merecimiento, o alguna idea que se forja de s mismo, o por el honor o por tratar de gustar, o imitacin, o temor, o por miedo de perder su reputacin, miedo de la. crtica, miedo de perder una amistad, etc. Todos estos motivos no son el hombre mismo, pues trabaja exteriormente. Esos motivos son una serie de sustitutos para el verdadero "Yo" en el hombre, "Yoes" de sustitucin, de los cuales algunos forman el Mayordomo Delegado y, como dije, algunos son mejores y otros son peores, algunos son tiles y otros son impedimentos; es decir, algunos son ms internos y as estn ms cerca de la esencia o de la parte verdadera del hombre y algunos son ms externos y as estn ms cerca de la falsa personalidad o de la persona imaginaria que creemos ser y para quien gastamos tanta fuerza, pensamiento, tiempo y dinero para que siga andando, en medio de nubes de emociones y roces negativos. Es slo el verdadero trabajo y no el trabajo imaginario sobre las emociones negativas personales lo que permitir a las otras cambiar de posicin porque de otro modo las emociones negativas se quedan en el mismo lugar, en otra forma, porque se parecen a Proteo que siempre cambiaba de forma y se converta en otra cosa. Pero es una parte necesaria de este Trabajo, por la cual todos deben pasar eventualmente, ver en uno mismo por una observacin sincera, cmo se aferra el yo a las emociones negativas con una mano mientras con la otra intenta liberarse. El Trabajo conduce inevitablemente a todos a los mismos lugares y a las mismas experiencias. Un hombre debe llegar al punto de discernir su propio

  • 72

    desamparo, de comprender su propia . mecanicidad. Y esto, si no es una experiencia negativa, lo llevar al estado de recuerdo de s. Al darse cuenta de su desamparo atrae la ayuda. Porque comprender el propio desamparo pone al hombre en el Tercer Estado de Conciencia donde la ayuda puede llegarle. Y ya que me ocupo de este tema, agregar para aquellos que an no comprenden bien lo que significa trabajar ms "externamente" y lo que significa trabajar ms "internamente" que el caso se presenta de este modo. El objeto del Trabajo es el de despertar la "conciencia escondida" no me refiero a la conciencia adquirida que es diferente en todas las razas y es cuestin de costumbres, adiestramiento, clase y nacin. La conciencia escondida es la misma en toda la gente pero est oculta es decir, fuera de su alcance. A menos que tengamos esta "conciencia escondida" en nosotros, el Trabajo es intil. Nada ms que una nueva locura, una nueva moda, una nueva jerga. Ahora bien, si pudiramos ponernos en contacto con esta conciencia escondida y verdadera, sabramos instantneamente que todos los estados negativos son equivocados y, de hecho, nos envenenan. Es exactamente por el "sabor interior", como es llamado en el Trabajo, por lo que empezamos a comprenderlo. El "sabor interior" hace que un hombre se d cuenta de cundo es negativo. Entonces se inicia la lucha. Desea decir algo y no puede. Esto ocurre cuando el Trabajo est "obrando en l". Ya no es ms algo que acepta, sino que es algo por lo cual debe luchar en s mismo. Luego empieza a ver que es preciso trabajar sobre sus emociones negativas ms internamente, y entonces la conciencia moral lo ayudar. Pero si trabaja sobre sus emociones negativas porque le dicen que debe hacerlo, o porque est avergonzado ante los otros de tenerlas, entonces trabaja ms "externamente" sobre ellas