max weber y georg simmel

Download Max Weber y Georg Simmel

Post on 26-Jun-2015

590 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

MAX WEBER Y GEORG SIMMEL: DOS TEORAS SOCIOLGICAS DE LA MODERNIDAD?

Jos M. Gonzlez GarcaInstituto de Filosofa, CSIC

RESUMEN A pesar de reconocer las diferencias entre Simmel y Weber en el anlisis de la modernidad, el artculo aboga por la complementariedad de los dos enfoques: el anlisis fragmentario y ensaystico de la sociedad moderna realizado por Simmel tendra su complemento ms sistemtico en el anlisis del proceso de racionalizacin occidental hecho por Weber. Despus de sealar la matriz intelectual comn marcada por la herencia de Goethe y de Kant, as como por la recepcin crtica de Marx y de Nietzsche, se estudian las crticas que Weber realiz de la obra de su amigo y colega Simmel, as como la influencia que la concepcin simmeliana de la tragedia de la cultura moderna ejerci sobre el diagnstico desencantado de Weber acerca de la sociedad moderna como jaula de hierro de la razn burocratizada. Finalmente, se contraponen la perspectiva de Weber en el anlisis de la modernidad desde el paradigma de la produccin con el anlisis de Simmel desde el paradigma del consumo, sealando las novedades introducidas por ste en el estudio de la mercanca, del consumidor y de la moda o de los cambios en la gran ciudad. Simmel construye una teora de la modernidad basada en las vivencias del individuo, en lo nuevo, en la fragmentacin y en la esttica.

Durante dcadas, los historiadores de la sociologa han convenido en mantener una gran distancia entre las interpretaciones que Georg Simmel y Max Weber realizaron de las transformaciones estructurales configuradoras de lo que entendemos como modernidad. Slo en los ltimos aos se ha puesto en cuestin este punto de vista y se ha sealado cmo la crtica especializada ha

89/00 pp. 73-95

JOS M. GONZLEZ GARCA

negado las afinidades entre los dos autores (Jim Faught 1) o, expresando la situacin en clave positiva y empleando un trmino de Goethe utilizado tambin por Max Weber, se ha tratado de sacar a luz las afinidades electivas entre los dos socilogos principales de la Alemania del cambio de siglo (David Frisby2). A pesar de ello, no contamos todava con un estudio sistemtico de la relacin intelectual entre Simmel y Weber, ni con una monografa que analice comparativamente de manera exhaustiva sus aportaciones metodolgicas y sustantivas al desarrollo de la sociologa contempornea. Las obras de Georg Simmel (1858-1918) y de Max Weber (1864-1920) juegan un papel crucial en el origen y desarrollo posterior de la sociologa alemana. A pesar de sus relaciones de amistad y de ser casi contemporneos Simmel era slo seis aos mayor que Max Weber y de participar, por tanto, en el mismo contexto de discusin acadmica y poltica, sus trayectorias vitales e intelectuales fueron bastante diferentes. El ensayismo de Simmel se contrapone con el carcter ms sistemtico de la sociologa de Weber. Los anlisis microscpicos de Simmel acerca de las interacciones sociales en la vida cotidiana o sobre las nuevas formas de experiencia cultural en las grandes metrpolis contrastan con la detallada construccin de las categoras sociolgicas de Max Weber, sus anlisis comparativos de las grandes religiones mundiales o sus preocupaciones por la poltica alemana. Y tambin el xito acadmico de este ltimo que obtuvo muy joven una ctedra en la Universidad de Friburgo, prosiguiendo despus su actividad en Heidelberg, Viena y Munich contrasta con los problemas de Simmel para obtener el reconocimiento merecido por su actividad intelectual. Profesor durante muchos aos en la Universidad de Berln, slo en 1914, casi al final de su vida, consigui en Estrasburgo la ctedra que Berln le haba negado durante tanto tiempo. Y es que Simmel era un extrao en el sistema acadmico alemn, tanto por su carcter de ensayista frente a la concepcin enciclopdica del saber dominante en la poca, como sobre todo por su condicin de judo en un ambiente universitario marcado ya claramente por prejuicios y tendencias antisemitas. De hecho, los intentos primero de Max Weber, en 1908, y despus de Heinrich Rickert, en 1915, para conseguir el nombramiento de Simmel como catedrtico de la Universidad de Heidelberg se vieron saldados con un rotundo fracaso. Jrgen Habermas ha resumido en las siguientes palabras los recelos de la institucin universitaria alemana frente a Simmel: Como siempre, este tipo de reservas obedecan a oscuros intereses. Se reprochaba a Simmel una actitud relativista con respecto al cristianismo; su manera de pensar y de exponer su pensamiento escasamente ortodoxa1 Cfr. J. FAUGHT, Neglected affinities: Max Weber and Georg Simmel, en D. Frisby (ed.), Georg Simmel. Critical Assessments, London/New York, Routledge, 1994, vol. I, pp. 234-251. 2 Cfr. D. FRISBY, The Ambiguity of Modernity, en W. J. Mommsen y J. Osterhammel (eds.), Max Weber and his Contemporaries, London, Unwin Hyman, 1987, pp. 422-433.

74

MAX WEBER Y GEORG SIMMEL: DOS TEORAS SOCIOLGICAS DE LA MODERNIDAD?

resultaba provocativa; su xito entre los estudiantes, su influencia sobre el gran pblico, suscitaban envidia; el antisemitismo se mezclaba con el resentimiento contra el intelectual que triunfa como escritor. Sin duda, lo que mayor distancia generaba con respecto al mundo acadmico era una mentalidad, la suya, caracterizada por disponer de una fina sensibilidad para detectar los estmulos tpicos de la poca, las innovaciones estticas, los cambios de tendencia espiritual y las inflexiones en la percepcin de la vida propia de la gran ciudad, las alteraciones de posiciones subpolticas y los fenmenos cotidianos difcilmente perceptibles, difusos, pero reveladores3. Y, sin embargo, no deja de ser curioso constatar que Habermas, a pesar de su caracterizacin positiva de Simmel, no le tenga prcticamente en cuenta a la hora de realizar su propio anlisis del proceso de racionalizacin occidental en su magna obra Teora de la accin comunicativa. En efecto, Habermas basa gran parte de su argumentacin en torno a los orgenes sociales, consecuencias y destino de la modernidad en un anlisis detallado de la sociologa de Max Weber, mientras que Georg Simmel es el gran ausente: su nombre slo aparece citado en un par de ocasiones y de manera marginal4. Es un sntoma de la situacin de la sociologa contempornea, en la que la buena estrella de la recuperacin crtica de Max Weber hace desaparecer la obra de Simmel, como si en este autor no pudiramos encontrar tambin una teora sociolgica de la modernidad. Sin embargo, en los ltimos aos se est procediendo a una recuperacin y revisin de Simmel, reivindicando su papel germinal en el desarrollo de una teora sociolgica de la modernidad atenta a los fenmenos estticos, a la moda, a la cultura femenina, a las reflexiones sobre la gran ciudad, al carcter ensaystico y fragmentario de la propia teora, una mirada sobre la realidad social que influy decisivamente sobre las perspectivas de toda una generacin de tericos como Ernst Bloch, Georg Lukcs, Walter Benjamin o Siegfried Kracauer. El diagnstico impresionista que Simmel realiza sobre su poca dej una impronta indeleble sobre todos estos autores, segn lo corrobora de nuevo Jrgen Habermas: Escribe sobre la moda de manera diferente a Benjamin. Y sin embargo es l quien establece la conexin entre moda y modernidad, quien impacta al joven Lukcs hasta en la eleccin de sus ttulos, quien inspira3 J. HABERMAS, Simmel como intrprete de la poca, eplogo a la recopilacin de artculos de G. SIMMEL, Sobre la aventura. Ensayos filosficos, Barcelona, Pennsula, 1988, p. 275. 4 Cfr. D. P. FRISBY, Georg Simmels Theorie der Moderne, en H. J. Dahme y O. Rammstedt (eds.), Georg Simmel und die Moderne. Neue Interpretationen und Materialien, Frankfurt, Suhrkamp, 1984, pp. 9-79. Vase tambin la interpretacin de Simmel que hace D. P. FRISBY en sus libros Fragmentos de la modernidad. Teoras de la modernidad en la obra de Simmel, Kracauer y Benjamin, Madrid, Visor, 1992, y Sociological Impressionism. A Reassessment of Georg Simmels Social Theory, London, Routledge, 1992.

75

JOS M. GONZLEZ GARCA

a Benjamin observaciones acerca del mbito de experiencias rebosante de sugestin, rico en contactos y de acelerado movimiento que es la gran ciudad, es l quien altera los modos de percepcin, los temas, el estilo de escribir de toda una generacin de intelectuales5. Por otro lado, pienso que tambin tiene razn Habermas cuando seala que las teoras de la sociedad orientadas a la formulacin de un diagnstico de la poca moderna y que partiendo de Weber conducen, por un lado, a travs de Lukcs, a Horkheimer y a Adorno y, por otro, a travs de Freyer, a Gehlen y a Schelsky, beben en su totalidad en las fuentes de la teora simmeliana de la cultura. De esta forma, el diagnstico de la modernidad hecho por Simmel tiene su prolongacin desde luego heterodoxa en diferentes claves hasta nuestros das. 1. UNA MATRIZ INTELECTUAL COMN

En cierto sentido cabe argumentar que las obras de Simmel y Max Weber son complementarias. El anlisis fragmentario y ensaystico de la sociedad moderna hecho por el primero tendra su complemento ms sistemtico en el anlisis del proceso de la racionalizacin occidental descrito por el segundo. A pesar de que el propio Weber seal en diversos contextos lo que le separaba de Simmel, fue consciente tambin de la influencia que ste ejerci sobre su propia obra y sobre el desarrollo de la teora sociolgica de su tiempo. Tanto Georg Simmel como Max Weber pertenecen a una poca marcada por la herencia formativa de Kant y de Goethe, una herencia que impregna todo el humus filosfico y cultural del neokantismo de Heinrich Rickert, con quien compartieron tantos puntos de vista metodolgicos e intelectuales. De hecho, Simmel desarrolla una teora tica basada en la ley individual en la que los planteamientos kantianos vuelven de nuevo a la luz. Y en sus ensayos sobre Goethe constata Simmel que en el pensamiento alemn existe histricamente una oscilacin entre la importancia dada a Kant y la consideracin o