30-40 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Download 30-40 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Post on 17-Jan-2016

1 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

30-40 Sobre Las Enseanzas de Gurdjieff

TRANSCRIPT

  • MAURICE NICOLL

    COMENTARIOS PSICOLGICOS

    SOBRE LAS ENSEANZAS DE

    GURDJIEFF Y OUSPENSKY

    VOLUMEN 4

  • 30

    posee conocimiento relativo y as no puede ver cosa alguna en sus justas proporciones, ni tampoco poseer un mayor conocimiento. Es de suma importancia comprender esto. Pero cuando el hombre tiene un conocimiento verdadero es decir, un conocimiento relativo, el conocimiento de un hombre puede acrecentarse en una forma correcta, de otro modo slo resulta de ello la parcialidad, con todos los males que le siguen, los que son ms evidentes hoy que en cualquier otra poca del mundo. Apliquemos ahora lo que hemos dicho a una parte cualquiera del trabajo. Tomemos el ejemplo de la justificacin de s. Como es sabido, se dice, en conexin con el trabajo prctico sobre s, que es necesario observar la justificacin de s. Pero si un hombre no ve por qu ha de observar la justificacin de s en l y trabaja en contra de ella, est haciendo algo que no tiene significado alguno para l, salvo que se le ordene hacerlo. Si tal es el caso, estar trabajando de la manera ms externa posible. Lo que est haciendo ser superficial, no estar realmente relacionado con l mediante un significado interior cualquiera. Trabajar de esta manera no es ms que ofrecer un apoyo fingido al trabajo. Y, aun peor, lo puede hacer por amor al merecimiento, simplemente para decir que est trabajando, en especial si habla del trabajo. Y no ver que en la raz misma del sentimiento de placer que le produce tal merecimiento, est la justificacin de s, la que slo vigoriza la falsa personalidad, pues no tiene nada de verdico o de genuino en ella. Comprender ahora por qu se dijo al comienzo de este comentario que es preciso que cada cual piense por s mismo el significado de esta enseanza. Mientras no lo haga, har todo de una manera vaga y externa, sin, ver ni comprender de qu se trata, y sin tener fuerza alguna para trabajar. El significado otorga fuerza y cuanto ms significa este trabajo para usted tanto ms lo afectar emocionalmente y tanto ms fuerza obtendr de l. Porque la fuerza mayor deriva del despertar del centro emocional. Empecemos ahora a ocupamos del significado de este trabajo desde la escala ms elevada. Empecemos, desde la cumbre. Qu significa este trabajo? Todos ustedes han odo decir que existen en la vida dos clases muy diferentes de influencias, denominadas respectivamente influencias A y B en este sistema. Las influencias A son creadas por la vida. Surgen dentro de la vida de la humanidad mecnica a causa del inters por los negocios, la acumulacin de dinero, la ciencia, los deportes, la poltica, las conquistas, las intrigas, el crimen, el poder, la riqueza, la posicin, la ostentacin, las posesiones, y de' todo inters necesario por el alimento, la ropa, la vivienda, la ley, el orden, etc. Basta abrir un peridico para ver qu significan las influencias A y cmo son creadas por la vida y surgen dentro de la vida de la humanidad. Todos esos intereses desarrollan la personalidad, y con el tiempo, de la personalidad, en especial de la falsa personalidad, surgen otros intereses, que llegan a ser parte de la vida humana y que son nuevamente influencias A. Pero hay tambin en la vida influencias de una clase muy distinta, llamadas en este sistema influencias B. Estas no surgen de la vida. Su fuente originaria es diferente. No tienen nada que ver con los negocios, la acumulacin de dinero, la poltica, el deporte, etc. Provienen del exterior del crculo de la vida mecnica. En todas las edades y en todos los tiempos encontramos la prueba de su existencia en cierta clase de literatura, en ciertas ideas religiosas, en muchos escritos antiguos, en antiguas enseanzas que se conservaron, y a menudo en toda clase de formas enmascaradas, como las alegoras, y los cuentos de hadas. Es una sorprendente experiencia -para aquel que se ha familiarizado con las ideas de este trabajo y ha empezado a comprender algo de su ver-dadera significacin abrir un libro escrito, digamos, hace mil o dos mil aos o aun ms, y encontrar alguna oracin que es, de alguna manera "el puro trabajo". Cul es su explicacin? Por qu las ideas de este sistema tienen tantas races? Cul es su significado? Significa, para empezar, que el sistema de trabajo que estamos estudiando no es en absoluto nuevo. No es nuevo en el sentido de que no fue inventado recientemente por algn hombre y fraguado por su propia mente, como alguna pasajera teora psicolgica moderna. El sistema que estudiamos

  • 31

    es la presentacin en una forma adaptada a la poca de algo que se haba comprendido hace muchsimo tiempo, y enseado en un remoto pasado, acerca del hombre y sus posibilidades interiores. Haba sido comprendido y enseado desde los albores de la historia conocida, la cual es slo una breve parte de toda la historia humana, pero mucho antes, llegando a nuestras manos slo en la forma de leyendas, mitos y alegoras. Siempre se imparti la misma enseanza, pero se la haba impartido en diferentes formas exteriores, con diferentes vestiduras, con arreglo a las circunstancias, segn los tiempos y segn la naturaleza del pueblo o de la raza a la cual se la inculcaba. Slo ha cambiado en lo concerniente al estado general de la gente, a su nivel de ser y a la profundidad de su sueo determinado por las cosas que captan los sentidos externos. Ahora bien, en la historia todos los rastros concernientes a la idea de que el hombre es capaz de alcanzar algo de incalculable valor, un tesoro que no puede ser estimado, a travs del trabajo interior sobre s, constituye lo que se denominan en este sistema las influencias B. Puesto que no se relacionan con la vida, su existencia en la vida es inexplicable a menos que comprendamos que son esenciales para la humanidad, a menos que la humanidad desee perecer en su totalidad en el odio y la destruccin, lo cual es una posibilidad que est muy cerca de nosotros. En el prximo comentario hablar de la fuente originaria de las influencias B a la luz de las ideas enseadas en este sistema. Pero si alguien desea pedir un claro ejemplo de las influencias B que existen ahora en la vida, basta tomar como ejemplo el Nuevo Testamento, o ms bien, los cuatro Evangelios, que slo contienen la enseanza de Cristo, y remitirse nicamente a las palabras escritas de Cristo. Es evidente que las ideas contenidas en esas palabras no son similares a las ideas pertenecientes a las influencias A a los diarios y evidentemente se refieren a algo diferente de los fines ordinarios y de los intereses de la vida, aunque, de modo sutil, tienen cierta relacin con stos. Hasta ahora hemos visto que este sistema de trabajo es un todo orgnico, y cada parte y detalle de l, tal como el detalle de la-justificacin de s, est relacionado con ideas que siempre existieron y fueron enseadas en todas las pocas. Estas ideas y enseanzas son siempre la misma cosa. Se refieren siempre a la transformacin de la vida. No se refieren a la vida ni a los intereses de la vida, sino a la transformacin de s mismo en relacin con todo lo que le sucede cada da en la vida, a la luz de una serie de ideas completamente nuevas y de fines enteramente nuevos y de esfuerzos completamente nuevos. Y cuando empiece a tratar de hacerlo, recuerde que empieza a hacer algo que siempre fue enseado a aquellos capaces de comprensin y que la significacin de lo que est haciendo en tan grande, tan profunda, tan eterna que, aun cuando slo capte un mero vislumbre de ello, sus emociones se despertarn y ver en un relmpago lo que significa la valoracin del trabajo, la amplitud de la mente y el sueo de la humanidad.

    Birdlip, 24 de junio, 1941 COMENTARIO IV

    DE LAS INFLUENCIAS A, B Y C PARTE II. Hemos hablado la ltima vez de la existencia de dos clases distintas de influencias, llamadas A y B, respectivamente. En ese comentario, hablamos de la necesidad de relacionar cualquier parte o detalle de este sistema con su significado ntegro. Con el fin de obtener la fuerza para trabajar, lo que usted hace al trabajar sobre s debe tener un significado y cuanto mayor es el significado que el sistema le aporta, cuanto ms significa para usted y cuanto ms se acrecienta su valoracin tanto ms fuerza obtendr de l. Si no lo aprecia, si prefiere dudar de l, si en verdad nunca piensa sobre l y no ve una y otra vez su significacin a medida que el tiempo pasa, trabajando tanto a lo largo de la lnea de conocimiento como a lo largo de la lnea de ser, entonces haga lo que hiciere en relacin con el trabajo no tendr significado para

  • 32

    usted y de este modo carecer de fuerza. Ya est enterado de que cuando algo tiene un intenso significado genera fuerza en usted, y si tiene escaso significado o ningn significado, entonces no se produce fuerza alguna. Ahora hablaremos del significado general del trabajo en la escala superior. A este respecto es preciso hablar ahora de la fuente de las influencias B. Como hemos dicho en la Parte I, las influencias B no surgen dentro de la vida como lo hacen las influencias A. Tienen su origen en una fuente exterior a la vida mecnica. En realidad, su fuente est en las influencias C. Qu significa esto? Como es sabido, en la enseanza de este trabajo, no se toma a la humanidad como un ser uniforme y que est en el mismo nivel. El hombre se divide en diferentes categoras. Existen clases muy diferentes de hombres. Est, antes que nada, el crculo de la humanidad mecnica, como se la llama, en la cual existen los hombres N 1, N 2 y N 3. Son respectivamente los hombres en quienes es usado principalmente un centro: el centro instintivo motor en el caso del hombre N 1, el centro emocional en el caso del hombre N 2 y el centro intelectual en el caso del hombre N 3. Aquellos hombres, el hombre del centro instintivo motor, el del emocional y el del intelectual, debido a que son ante todo hombres de un "solo centro", ven todo de un modo diferente, cada uno desde un lado, desde un centro. Forman juntos el crculo de la humanidad mecnica que se caracteriza por el hecho de que los hombres que pertenecen a ese crculo se apoyan en la violencia y no se comprenden entre s o unos a otros. A veces se lo llama el crculo de la "confusin de las lenguas" o de Babel, en el cual la mala inteligencia, las querellas, las luchas, las persecuciones y las guerras de todo gnero han de existir siempre sin conducir a nada diferente. Luego viene el crculo intermedio formado por el hombre N 4. Este crculo no tiene su origen en la vida sino que es el resultado del trabajo. En el hombre N 4 estn desarrollados todos los centros ordinarios de modo que no es un hombre parcial y es llamado "hombre equilibrado". Los hombres N 4 ya comienzan a comprenderse unos a otros y son capaces de vencer la violencia en ellos. Luego viene el crculo consciente de la humanidad formado por los hombres N 5, N 6 y N 7 que se comprenden unos a otros, que no se apoyan en la violencia, y en quienes no estn slo desarrollados los centros ordinarios sino que tienen el poder de ser conscientes en menor o mayor grado del centro emocional superior y del centro mental superior. Esos centros transmiten influencias a las cuales la humanidad mecnica es decir, la humanidad dormida es insensible, o ms bien, influencias que es incapaz de "or". Las influencias B tienen su origen en el crculo de la humanidad consciente. Pero se originan, no como influencias B, sino como influencias C. Slo al ser sembradas en la vida mecnica se convierten en influencias B. Esto ocurre, debido a que, como influencias C, no pueden existir en la vida mecnica, sino que deben ser cambiadas y alteradas de tal modo que slo se aproximan a su forma original. As como las ideas y las percepciones emocionales que pertenecen a los centros superiores no pueden ser captadas o comprendidas por el "centro formatorio", as la enseanza consciente no puede existir por s misma en la esfera de la vida mecnica. Pero se la puede conservar viva y transmitirla por medio de escuelas que estn en relacin directa con personas que han alcanzado ese grado de evolucin interior y de conciencia y que pertenecen al crculo de la humanidad consciente. En esas escuelas, las influencias C pueden existir y ser transmitidas oralmente es decir, por medio de la enseanza oral de una persona que comprende, a otra, que empieza a comprender, y as a otra que an no comprende. Esta cadena debe existir. Y en tal caso, estas influencias pueden ser transmitidas oralmente como influencias C, comunicadas de una persona a otra. Tomemos el ejemplo de los Evangelios. Como se dijo en la primera parte de este comentario sobre las influencias A., B y C (que hemos ledo la ltima vez) los Evangelios constituyen un ejemplo de las influencias B. Las personas hacen algunas veces una pregunta de la siguiente naturaleza: "Por qu", dicen, "son los Evangelios un ejemplo de las influencias B? De

  • 33

    seguro Cristo era un hombre consciente? Por qu entonces los Evangelios no son un ejemplo de las influencias C?" Es preciso recordar que los Evangelios aparecieron mucho tiempo despus de la muerte de Cristo, de cincuenta a cien aos despus. No se tiene certeza alguna con respecto a quines fueron sus autores. Es incorrecto suponer que son meros testimonios escritos en el momento mismo por testigos presenciales. Lucas, por ejemplo, nunca oy a Cristo. Era un discpulo de Pablo, quien desde luego nunca haba odo a Cristo, y se haba querellado con la escuela en Jerusaln y, al parecer, obtuvo su enseanza en una escuela cercana a Damasco. Pero es innecesario investigar cuestiones histricas. Basta leer los Evangelios para darse cuenta de que Cristo ense a sus discpulos a solas y nicamente transmiti una pequea parte de su enseanza al pblico, y casi siempre en la forma de parbolas. En el Evangelio segn Mateo, despus de haber relatado la Parbola del Sembrador, se dice que los discpulos preguntaron a Cristo por qu hablaba al pueblo en parbolas: "l les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Porque a cualquiera que tiene, se le dar; pero al que no tiene, aun lo que tiene le ser quitado. Por eso les hablo por parbolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden" (Mateo XIII, 11-13). El reino de Dios es el crculo de la humanidad consciente. Significa el crculo de aquellos que han evolucionado ms all de la violencia, de aquellos cuyo conocimiento es prctico, que lo que conocen lo quieren, y as lo hacen; de aquellos que se comprenden unos a otros porque hablan un lenguaje comn (y recordemos que nosotros, en este trabajo, estamos aprendiendo un lenguaje comn). Todos conocen y sienten que debe de haber algn lugar, alguna sociedad, algunos seres que viven sin hacerse violencia mutuamente, sin criticarse, sin antagonismo u odio. Citar, sobre este particular, un pasaje de la literatura esotrica mahometana. Un discpulo fue a ver a Mahoma para que lo instruyera. Mahoma dijo: "Cul es la sustancia de tu fe y la realidad de tu comprensin de ella?" El discpulo dijo: "He visto el Infierno y el Cielo tres veces en una visin. En el Infierno...