querida alejandria

Download QUERIDA ALEJANDRIA

Post on 22-Mar-2016

3.113 views

Category:

Documents

827 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

LIBRO DE HISTORIA

TRANSCRIPT

  • i .6q6

  • Q,,.ri,1u Alcjarrrlra:l loy ctrnrplo t ' lor t c ' t ios y mc hat l c l i t l l t r

    (lLtc v{ )\ (-lsrn.l("' l t 'kr t 'sc ' r i l to t l t l l l scnt ' i l lcz t ' cot l , tst ln l l l ro.(-orr l mist . rr at : t i l r r t l p cst ut l r t l ) ' ( l ( 'Pt,

    csboz lrr lo t l l l sol l r is i l ) cx(r t s i l r ( lomc Parair rcf l t 'x iorrt-a ln i l l[ i tt ' i t i t l , r lo l rr lc l r r lhal i t l t c jor l r l rer i t t lc ref lcxic l l rr r l l tc l r ' t t crrc l i r l r l t r r r v ic i () at lhckr: t : t>l t ' l tz-ar ' r cst : r ib i rnr i vrr l ( r r t - t t t i t cr l inagotablc t 'o l l t l t l r lcs-l i n l r r i o t ' x t t ' r c i o t ta l , t 1 , l t i t i t l r l t l .

    Nl i mr l r t ' ar lo l l l iva Octvi , st t l l t ' t ' l l l i t t l t rAugttsto r ' l , t t 's l losrt t lc cst t ' , I - iv i ' t lc hr lr

  • Xlaru Garca Esptrn

    llamarlo para decirme que no vivir ms en la casadel Palatino, no trmar ms lecciones con el pre_ceptor griego y, ya que soy hija de una rcina, iranpensado que eJ nico consorte digno cle m es el hi.ode un rey.

    Los hijos de reyes que vivimos en Rrma somosextranleros.

    Es irnico: a pesar de la nobleza de nuestra sangre,podramos considerarnos esclavos, porqr," no ,orio,libres.

    Me explico, Alejandra. No debemos fie.gar los mo_saicos de lcs atrios rri ir por agua a la fuente ni ali_mentar a los cerdos ni peinar a las matronas. Losesclavos y libertos hcen eso por nosolros. pero nopodemos ir a dnde nos plazca, ni cambiar dc resi_dencia ni regresar a nuestra patria.

    Roma nos tiene. Es nuestra duea. Del mismo mo_do.comr se guardan en algunas casas nobles espln_didas panteras encadenaclas.

    Somos sus prncipes esclavos.Cuando llegu a la ciuclad del l.ber con mi her_

    mano emelo, Alejandro Helios, y el beb, .lblomeo,yo tena diez aos.

    Mis hermanos y yo fuvimos que desfilar ante lamuititud de rostro inclistinguible, bajo r.rn sol ardiente,arrastrando pesaclas cadenas de oro.

    Eso era un smbolo.Egipto vencido, dominado y cargado cle cacleiras.EI... ccastigo?, la humillacin? no eran para no_

    10

  • Qlrrr ir l rr ,4lr jrurdr ir

    sotros, sino p, lr , l nr l( 'stros lar lr t 's.. . y cl los ya noc Krs t i(r n.

    I l [r n nrucrto, Alcjarrdra, l ]o sabcs... pcro r lcsrlctcl primcn.r al riltiro rlc ks romalros cslaban persuarli-rkrs r lc qtt t ' , acorlrt los t ' r los nri l rrkrrcs ck' lr t lut 'r tc, srrssotnlrras ('n tr"islo(]i( la s rrrntcrrrplaban su (lcn'ota ]. r'x)snirbn r- l l t i l l l r bajo una l luvia r le plalos r lc f lorcs,( aricil l)r,r krs rcncnrlcs vial()riosos, pr,r nos()lros,l lLlvi r lc i l r t l r- t i r lum[rn', r lc zozolrr \ ' ( lc cspa]r lo.

    Si lrc r lc scr sin.( 'r(1, lc conl ieso, Alcjanrlra, quctlcsputls r lcl

  • Mara Garca Esptrn

    Escribirte estas cartas que no han de cesar mienlrasvlva, porque te extrao y s que no volver a vefte.Porqr,re te extrao y s que vas a desaparecen que tuspalacios han sido arrasados, fu faro se derrumbar,el cuerpo incorruptible de Alejandro ser echado dcsu vilrina cle micl y eterniclad y tr-rs sabios y poetasse lanzarn de cabeza al mar; desesperados al cons-tatar la muerte de su mundo.

    Porque como te extrao, te sueo y rcculstruyotus calles y tus fragancias y los gritos cle tus vende-dores y tir lengua sorprendida en la encrucijacla cleks dioses. le sueo y mc fatigo porque terrgo queinventarte y por un instante de felicidacl intolera-ble te habitc... y clespicrto y lloro sobrc el recuerdoinasible del sueo. Y miro a travs de la ventana yprenso que, ms all de los pinos de los bosquesromanos y del Mar Latino, st el Delta dd Nilo yests i, Egipcia y Maccdonia, l.aranica y lblomea,lectora insaciable de {u propia biblioteca, ciudacl her-mosa, ciurlad para siempre mia.

    T siguc viva, AlcjandraHazlo por miY toma nota de cuanto de peregrino y sorpren-

    dente veas-Yo te enviar estas cartas y te dir, a veces susu-

    rrando, y a veces lloranclo, en qu se ha converlidoel mundc. Escrbelo tu, si pucdes, en memoriososrollos de papiro que enriquezcan tu sin par Biblio-teca. Cuntalo a las mujeres en cl mercaclo y a loscstucliosos en lu Musco, nrralo a los mclicbs y a las

    12

  • Qutrifu AIrjnntlrt

    sat'rclrtisas tle Isis, l los carniccros y a los sastres, akrs ctulut'os y a las dont:cllts. Cr-rrrtales a los niosrni hrstoria pi)rr qlte scpatl qtle lcjos cle li, qtlc cresmi citrlcl, mi (rtna, mi maclre constclacla cle pcr[et:-t : ioncs y bt: l lczs. rni nostalgia . . , l ient lo puc'ntcs clepalabras pri) lrlrrtca pt'rtlct'tc, Akjanclra, par1 c(ms-trr.rirtc Lrajo olros cic'los y cltras tempcrattlras, prahac.crtc tlcspat'io, dcstlc los cimicntos y dcstlc la cn-traa misma dr'l sttt:o.

    Y quc tllos scpltl cltlc atltt en cl sttrc-o prcaclo clenrucrlt: puctlc lcvtrlrsc li mal iicnrr y vcrtle tlc lavicla y rtrc cn ls mismas calleiuclas tle la rlerrola, contrrr pual slrsretrrlklc.r sobrc la cabez1, con cl csligmarlc scr l hija tlc (.leopatrr vivicntlo cn la c:ittclatl qttcaborrccc sL tncmori, ptlerlc brotar cl Amor, qtttl cs unasombro y url Privil(rgio y una rcali(la(l inclurliblc'

    ' lc hc tlit:lro qtlc v()y il (lsclfrlitc cotl Lln PrnciPe'

    Irtrc elcgirlo para m por mis prolcctores.l.os protcclorcs qttc ftteron cnemigos cle mis pa-

    clrcs, l.r gran (.leopatra Si'ptima y Mrc() AtrtoLrio, elnrs atnaclo gcncral dc los romrnos

    Ellos -los cncmiSos- eligicron para m un prl

  • Ata Garc[a Espcn

    Antes..- en un lugar sin ticmpo o en un tiemposin luga4 mi alma vagabunda encontr la suya y ensilencio aceptamos nuestro destino.

    Un destino de dolor, veteado cle espcranza.Un amor cercado de puales. Un increble instan-

    te cie bclieza. Una belleza amenazada por la traicidrn,por la venganza y la muerte.

    C-omo hr belleza.El prncipe que me destinan mis proteclores, sin

    saber que ellos son los instrumentos del clestino, esmuy hermoso.

    Ms hermoso que yo.Yo no soy hermosa, Alejanclra.Mi madre tampoco lo era.(Pero todos crean que lo era, tan efectivo fue su

    sortilegio).No me parezco a mi madre.Soy el retrato vivo y femenino de Marco Anto-

    nio. Recuerda el mentn del general y su nariz deguila. Evoca su cabellera indmita y pon esos ras-gos bajo un tocado de doncella romana y tendrsmi verdadero retrato. No poseo la feminidad hechi-cera de Cleopatra y, si tc he de ser sincera, mi ta-lante me asemeia ms a las matronas rle la antiguaRepblica que a la seductora Isis viva que fue mimadre.

    En cambio, un joven dios es el prncipe cle mi des-tino, cleseado por muchas damas romanas, tanto poraquellas que se las cian cle ligeras como por las quese han construiclo una fachada de virtud.

    14

  • Quu'ith Akjanrlrn

    Durantc estos aos l ha aceptaclo a algunas yclcsrlcatlo l otras, no rehttsn

  • Mra Garcia EsPrn

    'l'e lo ir contando tocloPoco a Poco.Amoneandr los recuerdos, aunque duelan' de tal

    manera que los escuches derramarse sobre la mesainfinita de la memoria... como monedas que quisie-ran comprar un poco de olvido y un Poco cle sosic-go y un mucho de esperanza en el poruenir'

    Cuando leas cstas cadas de clesgracias y traicioncs'cJe reyes nios asesinados y dioses rotos, de Amoracodado en las vcntanas de la Muerte ", ten presen-te, Aleiandra, que alrnque comenzar por el princi-pio, te escribo desde cl final'

    Un final clolorosamentc feliz o felizmente dolo-roso.

    Un final que tambin es un principio, porque esuna boda.

    La tlc luba, el ltimo rcy de ios nmidas' y Selene'la rltima Cleopatra.

    ,r

    De la boda, Alejandra, te contar ms tarde'Para hablarte de mis esponsales clebo serenarme

    y reflexionar... Son tantas cosas que han sucedido'ianto ir y venir cle matronas apresuradas, las lgri-mas contenidas cle Oclavia, la sonrisa fia de Au-gusto, la mscara inclescifrable clel rostro de Livia' clielo azafranaclo sobre mi cabeza y el ritLral del rapto(pues luba y yo nos casamos a la romana antigua) 'qu. no ha habic'lo en mi mente espacio para decirmea m misma qlle en este instante soy la csposa de

    16

  • Qrroida; l l r jor idr i r

    r lu icn l i rcra mim;rr lo jovcn cle la st t icr l r l roman yt :n c l prcsr:nt t ' , rey r lc Nlatrr i tania.

    [ \ r r lror , lcr tg,o ncccsic lat l c lc uar lar l racia c l pa-srlo t'omo si cl licmpo fitcrir trn rl,t:icio cstatrrtter lorrr lc sc a[rrcn f lor" t 's t le Iolo y t lu: i r te ct tc mi pr inrerr t l t cr tkr hrvo st ' r ' l lvuclvt ' t ' t l las l lanral i t t las v iolrrasrkr un ct tpst ulo t ' l r los jardintrs tJt ' l palacio t lc minrat lrc.

    Nli hcrmano ). )'() tcnalnos trcs ritos y, trscoltatlospor nucslras l r i l j t ' r s, r l . rs cmpc(l jn i banros clr t lcsl i -z,rrnos bajo l s rrr l s st : tn lrrat l s t lc ojos dc los pavosrt'a It's.

    I ] s i l io, nr.rcslro t 'unur-o, t l lLr pcr l t tct ios gr i los agtt-c los 1, sobrcras[r cor st l act l t l t< l prol t ' t 'k t ra l i t lc l i -v i r lar l , ya r l t lu s sobrt 'at t t ar l , tk: las ni i rcras qt l t '[ r ' r l n vcr casl igat lo s(]vcramcrr lc t - t t t ' l las ct t , t lqt t i

  • ,Iara Garca Espern

    sos. Dirase que la energa que los seres humanosdestinan al Amor es desviacla en los eunucos hacialas intrigas de la poltica. Como el famoso potino,que conspir contra mi madre, Cleopatra Sptima, afavor de los hermanos de esta, -lolomeo y Arsinoe, ypor esa causa fue asesinado por orden de Csar.

    Pero ese no era el caso de Basilio.l habfa sido bendecido por los clioscs con Lrn ta_

    lante afectivo orientado a la esfera familiar. Su cievo_cirr llegaba a tal punto que se hubiera dejado matarpor nosotros sin dejar de sonrer y recomendarnosque bebiramos nuestra