"Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

Download

Post on 06-Apr-2018

219 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/3/2019 "Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

    1/11

    La vida y la libertad, la problemtica subyacente en la consigna libertad o muerte

    Dr. Norberto Emmerich

    Este trabajo reflexionar sobre la siguiente frase de Hanna Arendt inserta en la pgina 73 de

    su libro Qu es la poltica:

    Por lo tanto slo era libre quien estaba dispuesto a arriesgar la vida; no lo era y tena un alma esclava

    quien se aferraba a la vida con un amor demasiado grande un vicio para el que la lengua griega tena una

    palabra especfica1.

    Esta conviccin de que slo puede ser libre quien est dispuesto a arriesgar su vida jams ha desaparecido

    del todo de nuestra conciencia; y lo mismo hay que decir del vnculo de lo poltico con el peligro y el

    atrevimiento en general. La valenta es la primera de todas las virtudes polticas... .

    Para reflexionar sobre la frase mencionada ut supra, invocaremos razonamientos

    confluentes de Arendt, Hegel y Maquiavelo.

    Hanna Arendt

    Segn se puede deducir del planteo de Hanna Arendt la libertad no es un status posedo

    sino un desideratum a poseer. Al contrario de los antiguos griegos para quienes la libertad

    era un medio para el fin de hacer poltica, en la actualidad la poltica es un medio para

    alcanzar la libertad, para salvaguardar la vida o para satisfacer necesidades [p. 93-95]. Sin

    embargo los antiguos griegos otorgaban un lugar prepoltico al desideratum de libertad,

    donde se buscaba no la libertad tal como se haca realidad en la polis, sino la libertad

    prepoltica para la libertad en la polis [p. 69].

    Para ser libre en la polis (libertad como status posedo) el hombre deba liberarse de las

    obligaciones propias del vivir, obligando a que otros asuman las penurias de la vida diaria.Los antiguos explotaban a los esclavos para liberar completamente a los seores de la

    labor [p. 69] de manera que stos pudieran entregarse a la libertad de lo poltico. El

    esclavismo era el medio que permita la consecucin de la liberacin prepoltica (libertad

    como desideratum a poseer).

    En la lucha prepoltica el hombre todava est encerrado en el mbito privado ya que el

    anhelado resultado victorioso en la definicin del s mismo frente a los esclavos no lo

    transforma automticamente en poseedor de la palabra (sujeto poltico), slo lo pone en

    condiciones objetivas aptas para asumir esas mayores responsabilidades, ubicndolo en un

    intersticio, un locus de transicin.

    Al mismo tiempo que se libera de las tareas laborales consagra su dominio sobre la familia,convirtindose en seor de la casa, un lugar ligado a la necesidad y la coaccin, cualidades

    esenciales del entorno domstico. En virtud de estas cualidades la familia es una entidad

    que se especializa exhaustivamente en rendir satisfaccin a las estrecheces de la vida

    cotidiana. Por lo tanto el hombre, consagrado como persona como resultado de su lucha

    1 La palabra es philopsychia (filopsiquia), amor a la vida. Generalmente el amor a la vida es atribuido a los

    sirvientes y esclavos como un rasgo denigrante que los diferencia de los libres.

    1

  • 8/3/2019 "Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

    2/11

    victoriosa contra el esclavo, para lo cual ha puesto en riesgo su vida, entra nuevamente en

    zona de riesgo porque su libertad no es slo una capacidad de ir donde quiera sino

    tambin la posibilidad de alejarse de la familia, alejarse de la seguridad.

    Este razonamiento da sentido a la afirmacin de Arendt de que slo es libre quien est

    dispuesto a arriesgar su vida, porque para ejercer la libertad poltica deber abandonar el

    lugar seguro de la familia, donde es preeminente, para colocarse como igual entre otros

    iguales en el gora

    Cuadro 1: El paso de la libertad pre-poltica a la libertad poltica.

    L i b e r t a d p r e- p o l t i c a L i b e r t a d p

    M e d i o

    E s c l a v i t u d

    M e d i o

    L i b e r t a d

    F i n

    L i b e r a c i n

    d e l a l a b o r

    F i n

    P o l t i

    ( h a b l

    p e r s u

    Z o n a d e r i e s g o=

    d e l o p r i v a d o a l o

    p b l i c o

    En la libertad pre-poltica se da la separacin entre amo y esclavo. Como resultado de esta separacin, el amo se desprende de la labor y

    delega las actividades cotidianas. En esta libertad pre-poltica la libertad es un desideratum a obtener. Una vez obtenida la libertad pre-

    poltica se ingresa a una zona de riesgo que implica el desafo de abandonar la seguridad del hogar y resolver la disyuntiva de una triple

    transicin: de privado a pblico, de economa a poltica, de sociedad a Estado. La libertad prepoltica conlleva el elemento del riesgo,

    del atrevimiento; quedaba a la voluntad del hombre libre abandonar el hogar [p. 73]. Una vez asumido el riesgo se ingresa a la libertad

    poltica, donde la libertad ya no es un desideratum sino unstatus, utilizado como un medio para la poltica. Como bien lo dice Hanna

    Arendt lo poltico empieza donde acaba el reino de las necesidades materiales y la violencia fsica [p. 71].

    Hegel y la dialctica del amo y el esclavo

    Para ser libre primero se debe ser consciente. Por lo tanto esta conciencia es libertad y es

    vida. Para consagrar la existencia y el reconocimiento de esta vida-conciencia-libertad debe

    enfrentarse al otro. Si de este enfrentamiento surge la aniquilacin de la otra conciencia el

    reconocimiento no se produce porque sin otro no hay libertad-vida-autoconciencia.

    Si dos autoconciencias se enfrentan, significa que una sucumbir como tal. Lasautoconciencias luchan a muerte porque slo en esta lucha se reconocen como lo que cada

    una es y la que tema por su vida perder la libertad. Cuando esta lucha se produce, la vida y

    la libertad quedan a salvo porque aparece la desigualdad: la lucha del reconocimiento y la

    sumisin a un seor es el fenmeno de donde surge la convivencia de los hombres como

    comienzo de los Estados.

    2

  • 8/3/2019 "Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

    3/11

    El camino de la esclavitud es previo al de las individualidades libres. En la esclavitud se va

    gestando el paso a la autoconciencia universal. Para Hegel la lucha por antonomasia es la

    lucha por libertad, ignorando la lucha por la igualdad [Valcarcl 1992: 23].

    En un todo organizado, como lo es la conciencia, la libertad es supuesta. Esa libertad se

    produce porque las autoconciencias saben mutuamente de s mismas en las otras (se

    reconocen a s mismas por oposicin a las otras). As conocen su independencia y su

    libertad, negando el propio apetito a fin de promover la indistincin. Esta indistincin /

    indiferencia es necesaria para consagrar la objetividad y la universalidad recprocas. Ese es

    el terreno de la individualidad libre, en tanto reconozca en el otro esa misma individualidad

    libre. Mediante los mecanismos de indiferencia, partiendo del autoreconocimiento de la

    propia independencia y libertad nace la objetividad y la universalidad recprocas, la unidad

    de conciencia y autoconciencia.

    Hegel sostiene que mediante la muerte surgi la conviccin de que ambos arriesgaron su

    vida y de que despreciaron sta, tanto en s mismos como en el otro. Enesta concepcin

    aparece, formalmente, el concepto de libertad en oposicin a la vida, la existencia.Nuevamente dice Hegel: La libertad exige que el sujeto autoconsciente no permita la

    continuacin de su propia naturalidad (vida) ni tolere la naturalidad del otro, sino que,

    por el contrario, exige que en indiferencia contra la existencia, ponga en juego la vida

    propia y la ajena. Slo mediante la lucha se puede ganar, por tanto, la libertad; slo el

    hecho de que el hombre se ponga a s mismo, como al otro, en peligro de muerte,

    demuestra su capacidad para la libertad [citado por Carrillo Cann 2001, 4].

    Hay un isomorfismo entre la libertad cristiana luterana a alcanzar mediante la fe y la

    libertad hegeliana a alcanzar mediante la lucha por el reconocimiento [Carrillo Cann, 2001].

    En laFenomenologa del Espritu el enfrentamiento con el peligro de muerte cumpla la

    funcin de mostrar que no se est ligado a la singularidad de la existencia. Hegel nos diceque el individuo es una singularidad, y la libertad es una destruccin de la singularidad

    [Hegel 1966: 478]. A travs de la singularidad el individuo queda inmediatamente bajo

    determinaciones, con lo que existe para l mismo algo exterior, siendo susceptible de ser

    sometido a la coercin.

    Hegel est diciendo que el hombre demuestra su capacidad para la libertad cuando enfrenta

    el peligro de muerte con la entereza de quien no est ligado a la singularidad de la

    existencia porque a travs de la singularidad el hombre queda expuesto a las

    determinaciones, existe para l algo exterior y le es posible la coercin. Poniendo en juego

    su vida es que el hombre obtiene la libertad, gracias a que se vuelve indiferente a la

    infinitud nada lo puede coercionar desde el exterior y se vuelve libre.

    Como individuo tengo en mi singularidad tal y tal determinacin (algo exterior).

    Suponiendo que mi propia determinacin est puesta (en m mismo) en la forma de la

    infinitud ocurre que soy indiferente a ella y por tanto libre: no hay aqu nada mediante lo

    cual se me pueda coercionar desde el exterior.

    La libertad misma o la infinitud es ciertamente lo negativo, pero lo absoluto y su ser

    singular es la singularidad absoluta integrada en el concepto, infinitud negativamente

    3

  • 8/3/2019 "Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

    4/11

    absoluta [negacin de la negacin negacin de la muerte], pura libertad. Este absoluto

    negativo, la libertad pura, es en su manifestacin, la muerte, y mediante la capacidad de

    morir se demuestra el sujeto como libre y absolutamente ms all de toda coercin. La

    muerte es la dominacin absoluta y porque esta dominacin es absoluta, o porque en ella

    la singularidad deviene absolutamente singularidad pura es decir no el poner un +A con

    exclusin del A, sino superacin tanto del ms como del menos- de esta manera la

    dominacin es el concepto de s misma, es decir finita y lo opuesto de s misma, la

    liberacin absoluta; y la singularidad pura que est en la muerte, es su propio opuesto, la

    generalidad[Hegel 1996: 479].

    Aqu tenemos la prefiguracin de la frmula de la identidad de la particularidad (o

    singularidad) con la generalidad [Hegel 1996: 521]. La relacin entre los opuestos

    dominacin absoluta y liberacin absoluta consiste en que una es la otra, una relacin

    de identidad. En esta relacin de identidad cada determinacin (+A o A) es puesta en la

    forma de la infinitud superacin tanto del ms como del menos. Como esto atae a

    cada determinacin de la singularidad, la singularidad deviene absolutamente singularidadpura, es decir lo contrario de s misma: la generalidad.

    La figura de la dominacin es asumida por la muerte que es al mismo tiempo dominacin

    absoluta y liberacin absoluta. En la muerte la singularidad deviene singularidad pura

    porque en ella radica la indiferencia absoluta frente a las determinaciones, a todas y cada

    una. La muerte es la superacin del ms y del menos.

    Como la muerte es la manifestacin de la infinitud negativamente absoluta, de la pura

    libertad, mediante la demostracin de su no miedo a morir, el hombre se acerca a esa pura

    libertad. Slo al exponerse al peligro de la muerte cumple el individuo la condicin de

    purificarse de la diferencia (la determinacin) y de integrarla en la indiferencia absoluta

    [Hegel 1966: 488].El absoluto negativo, lo absolutamente negativo, la infinitud negativa absoluta crean la

    indiferencia absoluta del individuo respecto de sus determinaciones. Esto es la negacin de

    la negacin (la negatividad absoluta).

    Hegel expone primero su concepto formal de la dominacin y solo despus le da el

    contenido de la muerte, ms exactamente exponerse al peligro de muerte es el agente

    dialctico real de la concepcin de la identidad de los opuestos. El exponerse es el que

    supera la singularidad en su opuesto al mismo tiempo que la preserva en l. Esta exposicin

    me convierte en yo particular, al mismo tiempo que me coloca en la comunidad humana

    nacional (eticidad absoluta), la pertenencia a un pueblo, la totalidad tica. Lo que en el

    individuo era libertad se convierte en la salud de aquella individualidad que Hegel llama

    pueblo.

    Recurdese que la libertad es una destruccin de la singularidad. La burguesa pertenece

    al estamento de los no libres, el cual est en la diferencia de las necesidades y del trabajo

    y en el derecho y en la justicia de la propiedad, cuyo trabajo [actividad teleolgica] se

    orienta a la singularidad y por tanto no incluye en s mismo el peligro de la muerte [Hegel

    1966: 489]. Este estamento tiene una vida privada que es la relacin formal de derecho, que

    4

  • 8/3/2019 "Libertad o muerte": debate sobre la vida y la libertad

    5/11

    fija lo singular y lo pone absolutamente, fijacin y posicin en que reconocemos la funcin

    contraria a la de la muerte, en tanto sta es la manifestacin de la libertad pura, como una

    destruccin de la singularidad.

    Esta es la concepcin luterana de la fe, expresada por Hegel para definir la libertad. Lo que

    contina es la versin hegeliana formal de la libertad interior luterana, es decir, dado que

    las determinaciones (superadas en la forma de la infinitud) estn puestas en el individuo, es

    l la indiferencia absoluta frente a estas determinaciones, y en esto consiste formalmente su

    naturaleza tica. El cristianismo luterano es la manifestacin de la libertad subjetiva. Dios

    se revela directamente a cada conciencia particular, no a travs de una institucin

    (eclesistica o de otro tipo) [Weil 1999, Cap. IV].

    Esta autoconciencia, una parfrasis hegeliana de la conciencia individual que recibe a

    Dios (el espritu de la historia) al igual que las otras formas de conocimiento, no es innata

    ni externamente inducida, debe ser producida a travs de la superacin de las

    contradicciones internas a la propia conciencia. Para hacerlo deber utilizar materiales

    conceptuales ms primitivos que ella misma. La conciencia meramente subjetiva delmundo, o incluso de nosotros mismos, es insuficiente para lograr la autoconciencia porque

    no nos puede decir cmo somos en el mundo. La conciencia se esfuerza por establecer su

    propia realidad y para un ser que es conciencia para lograr la realidad, tiene que significar

    lograr un reconocimiento objetivo de su propia conciencia. Slo otro puede drselo,

    especularmente, al presentar a esa conciencia un sentido de su propio ser exterior. La

    verdad objetiva descansa en su reconocimiento mutuo y, consiguientemente, desarrollado

    del otro como persona. Sin embargo, el trnsito al reconocimiento no es algo simple. El

    individuo inicialmente ve la existencia de la otra persona como una negacin, como una

    amenaza para su propio ser.

    Es que el espritu hasta entonces ha existido solo en un mundo de cosas. Para un esprituas, entender o comprender una cosa es controlarla y supeditarla a su propia voluntad. De

    esta modo al tratar al otro como una cosa, el individuo inicialmente intenta pactar con

    aqul. Dado que es inconsciente de esa conciencia, inicialmente trata a la otra conciencia

    como una cosa. Vemos esto ejemplificado en el despotismo, en cmo los nios pequeos

    tratan a los dems nios (como simples trozos de materia fsica) o cmo alg...