DERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA A LA LUZ DE ?· DERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA A LA LUZ DE LAS REFORMAS…

Download DERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA A LA LUZ DE ?· DERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA A LA LUZ DE LAS REFORMAS…

Post on 20-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>DERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA A LA LUZ DE LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES </p><p>En este artculo se estudiar la proteccin del derecho a la libertad religiosa a la luz de </p><p>las reformas de los artculos 1o y 24 Constitucionales, con respecto a su inclusin en el orden </p><p>jurdico nacional. </p><p>Para realizar un anlisis de este derecho, es indispensable abordar el significado de </p><p>Estado laico que en Mxico se instituye en la Constitucin de 1857 y se confirma con la reforma </p><p>del artculo 40 Constitucional1 que agreg el calificativo de laica a la conformacin y forma </p><p>de gobierno de la Repblica Mexicana. </p><p>Es sabido que el Estado laico es el opuesto al Estado confesional, es decir, es aquel </p><p>que no establece una religin oficial. Su razn de ser ... es permitir la convivencia pacfica y </p><p>respetuosa, dentro de la misma organizacin poltica, de diferentes grupos religiosos. Por eso </p><p>el complemento natural y necesario del Estado laico es el reconocimiento y proteccin jurdica de la libertad religiosa de los ciudadanos, de modo que cada uno tenga la libertad de elegir y seguir la religin que prefiera o no elegir ninguna. Estado laico sin libertad religiosa </p><p>es una contradiccin, es en realidad un Estado desptico que pretende imponer al pueblo una </p><p>visin agnstica o a-religiosa de la vida y del mundo.2 (nfasis agregado). </p><p>La postura laica, que debiera garantizar la libertad religiosa de las personas en un </p><p>Estado democrtico y plural como lo es el mexicano, frecuentemente se confunde con una </p><p>posicin antirreligiosa, llamada laicista3, en donde las ideas o valores que concuerden con </p><p>ciertos fundamentos religiosos no deben ser aceptadas o sancionadas por el Estado. </p><p>As, en casos que han llegado a la Suprema Corte de Justicia de la Nacin, tanto en </p><p>acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales relativas a la proteccin de </p><p>la vida en las constituciones de algunos Estados de la Repblica Mexicana, como en diversos </p><p>amparos promovidos en contra de las leyes estatales que prohben el aborto, es comn </p><p>encontrar una argumentacin del principio de laicidad del Estado, en trminos laicistas, en vez </p><p>de laicos. Se sostiene que la intencin del constituyente originario al consagrar el principio de </p><p>laicidad era impedir que las ideas dogmticas con halos de fanatismo pudieran incidir en la </p><p>1 Reforma publicada en el Diario Oficial de la Federacin (DOF) el 30 de noviembre de 2012. Artculo 40. Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una Repblica representativa, democrtica, laica, federal, compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su rgimen interior; pero unidos en una federacin establecida segn los principios de esta ley fundamental. 2 ADAME GODDARD, JORGE, Estado Laico y Libertad Religiosa, Biblioteca Jurdica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurdicas de la UNAM, pgina 27. Consultada el 24 de agosto de 2016 en: http://bibliohistorico.juridicas.unam.mx/libros/7/3100/6.pdf. 3 MUTOLO, ANDREA, El Laicismo y la Idea del Estado Confesional durante el Conflicto Religioso en Mxico Biblioteca Jurdica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurdicas de la UNAM, p. 397. Consultada el 24 de agosto de 2016 en: http://bibliohistorico.juridicas.unam.mx/libros/7/3100/27.pdf. </p></li><li><p>vida del Estado mexicano4, sin reparar que ciertas normas religiosas, pueden coincidir con </p><p>normas y sanciones dentro del orden jurdico, y as de manera indirecta, reforzar el orden legal </p><p>y aportar al bien comn. Ejemplo de ello sera la proteccin del derecho de propiedad y sus </p><p>correspondientes sanciones al robo, fraude o abuso de confianza. </p><p>Si bien, el Estado laico, como Estado aconfesional, no debe privilegiar religin alguna, </p><p>sino que debe beneficiar a todos, creyentes de todas las expresiones religiosas y no creyentes, </p><p>no debe olvidarse o menospreciar las aportaciones realizadas por los creyentes por estar </p><p>fundadas en sus convicciones religiosas, sino tomarlas en cuenta, del mismo modo que se </p><p>consideran las de los no creyentes, cuando las mismas contribuyan al bien comn y no </p><p>desecharlas de plano por su origen. </p><p>Una vez dejado claro el concepto de Estado Laico, cabe entonces aclarar que la libertad </p><p>religiosa tampoco debe confundirse con el marco jurdico que regula a las iglesias y su relacin </p><p>con el Estado, establecidos desde 1992 en el artculo 130 de la Constitucin Poltica de los </p><p>Estados Unidos Mexicanos.5 </p><p>En efecto, el mencionado artculo 130, contempla el principio de la separacin entre el </p><p>Estado y las iglesias6, como principio histrico y regula la situacin jurdica de las iglesias y </p><p>agrupaciones religiosas, as como de los ministros de culto, sta ltima regulacin es restrictiva </p><p>de derechos humanos. </p><p>Lo anterior es as debido a que la reforma de 1992 al artculo 130, de origen, no tom </p><p>en cuenta la libertad religiosa como derecho humano de todos los habitantes (entre ellos los </p><p>ministros de culto), sino que tena por finalidad restaurar las relaciones entre la Santa Sede y </p><p>Mxico7, an y cuando con la misma reforma qued realizada la primera modificacin al </p><p>artculo 24 Constitucional original a fin de que los actos de culto pudieran llevarse a cabo </p><p>tambin fuera de los templos o de los domicilios particulares y sin la vigilancia de la autoridad.8 </p><p>4 Como por ejemplo puede consultarse en la pg. 8 del engrose de la Controversia Constitucional 62/2009 en: http://www2.scjn.gob.mx/ConsultaTematica/PaginasPub/DetallePub.aspx?AsuntoID=110719 5 Crnica Parlamentaria de la Cmara de Diputados, de fecha 10 de diciembre de 1991 La existencia de las iglesias es una realidad social; insoslayable en todas las sociedades de nuestro tiempo, indistintamente del signo ideolgico de su organizacin estatal. No se debe confundir, por eso, Estado laico con la carencia de personalidad jurdica de las iglesias; ni la regulacin de las organizaciones sociales llamadas iglesias con limitar las libertades de creencias religiosas y su prctica. El pueblo demanda, con su comportamiento, un cambio que respeta estas diferencias en nuestra Constitucin. (nfasis agregado) Disponible en: http://cronica.diputados.gob.mx/Iniciativas/55/018.html. 6 Primer prrafo del artculo 130 de la Constitucin Poltica de los Estados Unidos Mexicanos: El principio histrico de la separacin del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente artculo. 7 Sobre el tema puede consultarse, GALINDO RODRGUEZ, JOS, Las reformas en la relacin Iglesia-Estado durante el periodo del presidente Salinas, contenido en El Estado Laico y los Derechos Humanos 1810-2010, IIJ-UNAM. Consultada el 24 de agosto de 2016 en: http://bibliohistorico.juridicas.unam.mx/libros/7/3101/32.pdf y en GONZLEZ SCHMAL, RAL, Los principios fundamentales de la Constitucin mexicana en materia religiosa y la cultura del derecho de libertad religiosa, en Libertad Religiosa y Estado Laico, Voces, Fundamentos y Realidades, Traslosheros, Jorge (coordinador), Porra, 2012, Mxico, pg. 68. 8 El texto original del artculo 24 de la CPEUM, estableca: Art. 24.- Todo hombre es libre de profesar la creencia religiosa que ms le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, en los </p></li><li><p>As, con las reformas llevadas a cabo se super parcialmente la situacin de la </p><p>Constitucin de 1917, que negaba la personalidad jurdica de las iglesias, no obstante, se </p><p>conserv la concepcin liberal decimonnica respecto a la forma de plantear la cuestin </p><p>Iglesia-Estado,9 dejando reducida la libertad religiosa a la libertad de creencias y prcticas </p><p>de cultos religiosos. </p><p>En julio de 1992 se public la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Pblico, fundada </p><p>en el principio histrico de la separacin del Estado y las iglesias, as como en la libertad de </p><p>creencias religiosas, [siendo] reglamentaria de las disposiciones de la Constitucin Poltica de </p><p>los Estados Unidos Mexicanos en materia de asociaciones, agrupaciones religiosas, iglesias y </p><p>culto pblico10, desarrolla en su artculo 2o un incipiente catlogo de derechos y libertades </p><p>en materia religiosa.11 </p><p>No fue sino hasta el ao de 2011, con la reforma constitucional al artculo 1o de nuestra </p><p>Carta Magna,12 que se incorporaron los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos y </p><p>el principio pro homine a nivel mximo de supremaca, cuando la libertad religiosa, adquiri </p><p>una nueva y ms amplia visin, debido a que, como se ver ms adelante, diversos Tratados </p><p>Internacionales de derechos humanos establecen el derecho a la libertad de religin. </p><p>templos o en su domicilio particular siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley.Todo acto religioso de culto pblico, deber celebrarse precisamente dentro de los templos, los cuales estarn siempre bajo la vigilancia de la autoridad. El texto de la reforma de 1992 estableca: Art. 24.- Todo hombre es libre de profesar la creencia religiosa que ms le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley.El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohban religin alguna. Los actos religiosos de culto pblico, se celebrarn ordinariamente en los templos. Los que extraordinariamente se celebren fuera de estos se sujetarn a la ley reglamentaria. 9 As, No se asumi plenamente la doctrina moderna que reconoce que el Estado y las iglesias, son, obviamente, organizaciones de naturaleza distinta, cada una con sus propios fines y con sus propios mbitos de competencia, pero que afirma, al mismo tiempo, que esta separacin de la entidad poltica y de las entidades religiosas no significa, ignorancia recproca, ni quiere decir que no tengan relaciones entre s. Al contrario, por su propia naturaleza el Estado y las iglesias deben cooperar conjuntamente para el bien de las personas. Por su constitucin y por la dinmica de sus fines, estn naturalmente ordenados para que operen, conjuntamente en armona. El elemento humano del Estado y el de las iglesias es el mismo. Si entran en conflicto ambas instituciones el dao es para las personas que las forman. (nfasis agregados) GONZLEZ SCHMAL, RAL, op.cit supra nota 7, pg.69. 10 Primer prrafo del artculo 1o de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Pblico. 11 ARTICULO 2o.- El Estado Mexicano garantiza en favor del individuo, los siguientes derechos y libertades en materia religiosa:a) Tener o adoptar la creencia religiosa que ms le agrade y practicar, en forma individual o colectiva, los actos de culto o ritos de su preferencia.b) No profesar creencias religiosas, abstenerse de practicar actos y ritos religiosos y no pertenecer a una asociacin religiosa.c) No ser objeto de discriminacin, coaccin u hostilidad por causa de sus creencias religiosas, ni ser obligado a declarar sobre las mismas.No podrn alegarse motivos religiosos para impedir a nadie el ejercicio de cualquier trabajo o actividad, salvo en los casos previstos en ste y los dems ordenamientos aplicables.d) No ser obligado a prestar servicios personales ni a contribuir con dinero o en especie al sostenimiento de una asociacin, iglesia o cualquier otra agrupacin religiosa, ni a participar o contribuir de la misma manera en ritos, ceremonias, festividades, servicios o actos de culto religioso.e) No ser objeto de ninguna inquisicin judicial o administrativa por la manifestacin de ideas religiosas; y,f) Asociarse o reunirse pacficamente con fines religiosos. 12 Prrafos primero y segundo del artculo 1o. de la Constitucin Poltica de los Estados Unidos Mexicanos: En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarn de los derechos humanos reconocidos en esta Constitucin y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, as como de las garantas para su proteccin, cuyo ejercicio no podr restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitucin establece.Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarn de conformidad con esta Constitucin y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la proteccin ms amplia. </p></li><li><p>A pesar de que este derecho estaba comprendido en el artculo 1o de la Constitucin, </p><p>era necesaria la revisin del texto del artculo 24 constitucional,13 por dos razones, la primera </p><p>porque resultaba discordante con los Tratados Internacionales de los que el Estado mexicano </p><p>formaba parte,14 y la segunda, por la reforma al artculo 40 constitucional de 2012.15</p><p> As qued </p><p>expresado en el Dictamen aprobado en la Cmara de Diputados que dio origen a la reforma </p><p>del artculo 24 constitucional: </p><p> Primero.- [...] resulta necesario adecuar el contenido de las disposiciones fundamentales que contradicen las que se incorporan en tratados internacionales. Esta labor, adems de un acto de congruencia, contribuye a la armonizacin de nuestro orden </p><p>jurdico. [...] </p><p>Segundo.- [...] Por eso, este rgano legislativo coincide con la iniciativa en que la libertad religiosa es el complemento necesario, es decir la otra cara de la moneda, del Estado laico. [...] El Estado laico no ignora ni desprecia la religiosidad del pueblo manifestada en la diversidad de creencias, antes bien la asume como un hecho social o cultural que toma en </p><p>cuenta al momento de legislar o gobernar, para que la norma tenga eficacia. [...] Por eso admite </p><p>que todos los ciudadanos, creyentes o no creyentes, pueden opinar y emitir y difundir sus </p><p>juicios acerca de los actos de gobierno, las polticas pblicas o las leyes, y que lo pueden </p><p>hacer, como es natural, partiendo de sus propias perspectivas y convicciones, para enriquecer </p><p>el debate y as la clase gobernante adopte las mejores decisiones, por el bien de Mxico. El </p><p>estado constitucional democrtico es laico por que respeta la libertad de conciencia y de </p><p>religin. [...] </p><p>[...] Por eso, con la finalidad de ser consecuentes con la reforma aprobada recientemente por </p><p>13 Debido a que como qued establecido, el artculo 24 antes de la reforma de 2013 garantizaba solo la libertad de culto bajo las disposiciones: a) el reconocimiento de que todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que ms le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley; b) la prohibicin al congreso para dictar leyes que establezcan o prohban religin alguna, y c) la restriccin para que los actos religiosos de culto pblico se celebraran ordinariamente en los templos, y los que extraordinariamente se celebraran fuera de stos se sujetaran a la ley reglamentaria. Decreto por el que se reforma el artculo 24 de la Constitucin Poltica de los Estados Unidos Mexicanos. Consultable en: http://www.diputados.gob.mx/sedia/biblio/prog_leg/079_DOF_19jul13.pdf 14 Los principales Tratados Internacionales de los que el Estado mexicano forma parte que se ocupan de la libertad de religin son: Convencin Internacional sobre la Eliminacin de todas las formas de Discriminacin Racial de 1965. (art. 5); Convencin sobre los derechos de la niez (art. 14); Convencin interamericana...</p></li></ul>

Recommended

View more >