aportes hebegogicos

Download Aportes Hebegogicos

Post on 06-Feb-2016

47 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

proporciona información para fortalecer el desempeño docente en el aula.

TRANSCRIPT

  • Juan de Dios Palazuelos Cabanillas Lamberto Armenta Gerardo Arnoldo Castro Espinoza

    Emilio Gutirrez Acosta Lamberto Medina Ibarra Mara de Lourdes Snchez Ochoa

    El Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa

    en la reforma de la educacin media superior.

    Aportes hebeggicos

  • Juan de Dios Palazuelos Cabanillas

    Lic. en Derecho por la Universidad Autnoma de

    Sinaloa. Maestro en Psicoterapia Humanista y

    candidato a doctor por el Instituto Humanista de

    Sinaloa A.C. Director General del Colegio de

    Bachilleres del Estado de Sinaloa.

    Lamberto Armenta Gerardo

    Ing. Bioqumico por el Instituto Tecnolgico de

    Culiacn. Maestra en Educacin validada por la

    Secretara de Educacin Pblica y Cultura del

    Gobierno del Estado de Sinaloa. Director

    Acadmico del Colegio de Bachilleres del Estado de

    Sinaloa.

    Arnoldo Castro Espinoza

    Lic. en Sociologa por la Universidad Autnoma de

    Sinaloa. Actualmente cursa la Maestra en

    Desarrollo del Potencial Humano en la

    Universidad de Occidente. Jefe de materia de

    Ciencias Sociales y Humanidades de la

    coordinacin ejecutiva zona 02 del Colegio de

    Bachilleres del Estado de Sinaloa.

    Emilio Gutirrez Acosta

    Profesor de educacin media superior en Fsica y

    Qumica por la Escuela Normal Superior de

    Nayarit. Maestro en Planeacin y Administracin

    de la Educacin por la Universidad Autnoma de

    Sinaloa. Jefe del Departamento de Formacin y

    Actualizacin Docente del Colegio de Bachilleres

    del Estado de Sinaloa.

  • 3

  • El Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa

    en la reforma de la educacin media superior.

    Aportes hebeggicos

  • 4Lic. Mario Lpez ValdezGobernador Constitucional del Estado de Sinaloa

    Lic. Gerardo Vargas LanderosSecretario General de Gobierno

    Dr. Francisco C. Fras CastroSecretario de Educacin Pblica y Cultura

    M.C. Juan de Dios Palazuelos CabanillasDirector General de COBAES

    Lic. Hilda Rosario Bez SaudoSecretaria General de COBAES

    El Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa en la reforma de la educacin media superior.Aportes hebeggicos.Diseo de portada: Ito ContrerasDiseo de interiores: Gilberto CobarrubiasCorrector de estilo: Jess Hidalgo

    Primera edicin, 2014

    Hecho en MxicoPrinted in Mxico

  • 5ndice

    PrlogoJorge Gastlum Escalante .......................................................................................................................7

    PRIMERA PARTE:

    CAPTULO 1

    Noticia: Reforma educativa: enfoque constitucionalJuan de Dios Palazuelos Cabanillas ........................................................................................................19

    CAPTULO 2

    Aportes hebeggicos del Cobaes a la reforma en educacin media superiorJuan de Dios Palazuelos Cabanillas ........................................................................................................23

    SEGUNDA PARTE:

    CAPTULO 3

    Convocatoria de la SEP para el foro de consulta nacional para la revisin del modelo edu-cativo de la educacin media superior ...........................................................................................65

    CAPTULO 4

    Fines de la educacin media superior Juan de Dios Palazuelos Cabanillas .......................................................................................................71

  • 6CAPTULO 5

    El Marco Curricular Comn (MCC) de la Educacin Media Superior: una propuestainnovadora en el Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa

    Lamberto Armenta Gerardo ...................................................................................................................95

    CAPTULO 6

    Desde la estrategia de la hebegoga, tcticas para el proceso autogestionario del aprendizaje

    Arnoldo Castro Espinoza ................111

    CAPTULO 7

    Formacin continua de educadores hebeggicos: desarrollo personal y profesional consentido humano, actitud proactiva y visin transdisciplinaria.

    Emilio Gutirrez Acosta y Lamberto Medina Ibarra ............................................................................133

    CAPTULO 8

    La gestin escolarMara de Lourdes Snchez Ochoa ........................................................................................................151

    EplogoRosa Mara Estrada Coronado .............................................................................................................171

    GlosarioRosa Mara Estrada Coronado .............................................................................................................177

  • 7Prlogo

    Jorge Gastlum Escalante.

    Fue Herclito de feso quien dej para la posteridad la mxima de que, en razn de contrarios,lo nico que no cambia es que todo cambia. Y fue Sigfried Bernfeld (1975), quien devel que,en educacin, ese cambio perene se produce entre los contrarios de lo nuevo y lo anterior.

    En Ssifo o los lmites de la educacin, publicado originalmente en 1925, Bernfeld descubreque el ncleo de la educacin no lo constituye la ciencia respectiva en ese tiempo slo lapedagoga, sino la poltica, y que los fines de la educacin no los determinan ni la tica ni lafilosofa [] sino la clase dominante, en consecuencia con los fines de su poder (p. 32). Ahradican los lmites sociales de la educacin a los que se refiere el ttulo de la obra de Bernfeld.Los fines no son cuestionados porque es tanto como cuestionar a la sociedad y a los poderes enlos que se sustenta: lo cuestionable est en/son los medios, sobre los que es posible debatir adinfinitum, una vez y otra. As, la educacin es un trabajo de Ssifo,1 pues mientras apenas parecehaber llevado lo nuevo a la cima, parece envejecer como por axioma. Entonces hay que reco-menzar.

    Dos argumentos acerca de cualquier sistema educativo vigente es que es anticuado (enel tiempo) e inadecuado (con respecto a las necesidades); por el contrario, lo nuevo pretendidoes progresista y se lo propone para resolver lo que exigen los tiempos presente y futuro. Y noobstante, en educacin siempre se est en busca de lo nuevo, y de la promesa de lo nuevo.

    1 Conocido por su castigo de llevar una piedra hasta la cima de una montaa, llegado a la cual, la piedra se le rodabahacia abajoy as se obligaba a repetir una y otra vez el proceso.

  • 8Va para un siglo que Bernfeld escribi su Ssifo, como se le conoce por su nombre abre-viado a su obra. En 2025, ao en el que cumplir los 100 de haber visto la luz editorial, losbachilleres que hoy tienen entre 15 y 17 aos de edad tendrn entre 26 y 28 aos. En diez-onceaos ms, algunos ya sern padres y acaso les preocupe entonces la educacin escolar querecibirn sus hijos. Y se reciclar el debate. Y vendrn de regreso los argumentos: sistematradicional (anquilosado, paraltico, rancio) contra sistema emergente (lo nuevo necesario). Ssifohabr llevado, una vez ms, la piedra hasta la cima, y una vez ms se le habr rodado al pie dela montaa. Y a reanudar la penitencia.

    Y la discusin ser, como casi siempre, en los medios educativos, no en los fines; en ladidctica, no en la pedagoga ni en sus concernientes hebegoga y andragoga. Por lo generallos fines no se discuten, porque se corresponden con la supervivencia de lo social, y si algopervive, es la reproduccin de lo social. Y la educacin, ya lo demostr Pierre Bourdieu (1977)en una obra muy vasta sobre todo en La reproduccin y, pese a los discursos esperanzadores,es un estamento privilegiado de la reproduccin de lo social.

    Pero lo social, tal como est hoy, no es lo que debe pervivir. No en Mxico; ni en Sinaloa.Hoy en da, Mxico es pobre, violento y est envejeciendo. Hoy en da, en este pas considera-do como de ingreso medio, viven unos 21 millones de jvenes entre los 15 y los 21 aos, msotros 10 millones entre los 20 y los 24. Este segmento etario alcanz su mximo durante ladcada de los ochenta, cuando lleg al 21.5 por ciento de la poblacin total del pas, pero entanto ha venido decreciendo, de modo tal que para 2030 se prev habr disminuido al 13.6 porciento. Es decir, de manera indirecta este dato ilustra el envejecimiento de la poblacin mexica-na.

    De esa poblacin, en 2013 recin pasado, 53.3 millones de personas padecen una situa-cin de pobreza moderada,2 mientras otros 11.5 millones de personas sobreviven en la deno-minada pobreza extrema.3 En ese panorama, unos 2.5 millones de nias, nios y adolescentes,entre los 5 y los 17 aos de edad, de todo Mxico, no asisten a la escuela, entre ellos el segmen-to que correspondera al bachillerato.

    2 Cuando la pobreza presenta al menos una carencia social (educacin, salud, seguridad social, vivienda, servicios

    bsicos y alimentacin), y un ingreso mensual por debajo de la lnea de bienestar econmico (2,329 urbano y 1,490rural). 3 Una persona que vive en pobreza extrema tiene un ingreso mensual inferior a la lnea de bienestar mnimo (1,125urbano y 800 rural), y adems presenta tres o ms carencias sociales.

  • 9Segn el Banco Mundial (s. f.), ese 2013 en Mxico el crecimiento econmico cay 1.1 porciento. En un conjunto de rasgos diagnstico, segn este mismo organismo, la administracinmexicana actual est haciendo un esfuerzo por contener la espiral de violencia relacionada conlas drogas. Una espiral que, durante el sexenio anterior, dej una cauda de 121 mil muertos,segn el Instituto Nacional de Estadstica y Geografa (Inegi, citado por Ruiz, 2013), datos con-firmados por la Procuradura General de la Repblica (PGR, citada por Robles, 2014).

    En Sinaloa se reproducen con matices las condiciones socioeconmicas del pas. El Pro-ducto Interno Bruto del estado representa el 2.03 por ciento de la renta nacional, mientras lapoblacin es el 2.46 p