Terapia asistida con animales de compañia

Download Terapia asistida con animales de compañia

Post on 27-Jul-2015

381 views

Category:

Science

0 download

DESCRIPTION

1. Zooterapia12TERAPIA ASISTIDACON ANIMALES DE COMPAÑÍAEDURNE GARAY LAUCIRICADirectora de Canadd AyudaVocal de la Fundación Canadd InternacionalEn los últimos años hemos…

TRANSCRIPT

1. Zooterapia12TERAPIA ASISTIDACON ANIMALES DE COMPAÑÍAEDURNE GARAY LAUCIRICADirectora de Canadd AyudaVocal de la Fundación Canadd InternacionalEn los últimos años hemos asistido en nuestro paísa un creciente interés por la introducción de anima-lesen diferentes disciplinas de trabajo terapéutico enel campo de la salud humana.La no reglamentación y profesionalización ha dadolugar a cierta percepción externa algo escéptica deéste tipo de actividades.La profesión veterinaria conoce bien las implica-cionesque existen en el vínculo hombre-animal.Michael McCulloch, psiquiatra norteamericano, fueuno de los primeros en reconocer que muchos pacien-tesenfermos llevaban sus mascotas al veterinario pro-yectandoen las mismas sus propias enfermedades, rea-leso no. (1).La realidad es que tanto en Estados Unidos comoen otros países de Europa y el resto del continenteamericano, se llevan realizando experiencias con éxitoy de forma mas o menos reglada (dependiendo de lospaíses) y sistemática, desde hace mas de sesenta añospor profesionales del mundo de la salud, física y psi-cológica.La etimología de la palabra Zooterapia resulta bas-tantesignificativa:Las primeras experiencias de animales en trata-mientosterapéuticos pueden localizarse en 1792 enYork, Inglaterra donde un centro para personas conproblemas emocionales introduce conejos y aves decorral, estimulando a los pacientes en su cuidado. En1830 la organización British Charity Commissionerssugirió la introducción de animales tanto domésticoscomo de otro tipo en los asilos con el fin de mejorarla percepción de los ancianos acogidos. La InstituciónBethel en 1867, en Alemania, incorporó a sus progra-mas,animales de granja y animales de compañía habi-tuales.En 1942, el Hospital para convalecientes de laFuerza Aérea estadounidense en Pawlin, Nueva York,utilizó animales de granja, pequeños anfibios y repti-lesde los bosques cercanos para acelerar la mejoríade los pacientes que se recuperaban de las secuelaspsicológicas de la guerra, además de daños físicos.Pero es a partir de los años 50 cuando se comienzana realizar estudios seriados sobre la incidencia de estaactividad en la mejoría de los pacientes. En 1962-BorisLevinson, psiquiatra neoyorquino, introduce un perropeludo llamado Jingles en su trabajo con los pacien-tes.Mas tarde, en 1970 dentro de los programas delChildren`s Psichiatric Hospital Ann Arbor adoptó unperro residente llamado Skeezer.En 1973, Human Society of the Pikes Peak Regioninició un programa itinerante con animales de com-pañíaen instituciones y personas con necesidadesespeciales.A partir de los años 70/80 y a día de hoy nume-rosospsicólogos y psiquiatras utilizan animales en sussesiones de psicoterapia. Terapeutas en todo el mundoreconocen mejorías en sus pacientes, tanto desde elpunto de vista motivacional en las terapias tradicio-nales,como en el trabajo directo realizado con el ani-malcomo instrumento. 2. Dentro del campo de la Zootera-pia,las aplicaciones mas populares(quizá por la especie que interviene)han sido la delfinoterapia y la hipo-terapia.Ambas han disfrutado depropagación en los medios, tantopara sus defensores como para susdetractores. Desde el punto de vistade los defensores, son valores añadi-dosa la propia aplicación los entor-nosen los que se desarrolla: el aguay la naturaleza. Para sus detractores,estos mismos valores podrían inferirpara que los resultados no fueran loespectaculares que se proyecta.También en este lado se sitúanlos defensores de la vida salvaje delos mamíferos marinos, los proble-masfísicos y psicológicos derivadosdel estrés al que son sometidos encautividad, los métodos de adiestra-mientoy el alto coste en términosde longevidad para el animal, debi-doa los problemas sanitarios quesupone la adaptación al medio en elque son mantenidos (salinidad de lasaguas, cloración, alimentación,etc.). A todo ello añaden argumen-tosde captura ilegal y publicitaciónde esta actividad con el fin de obte-nerbeneficios económicos que tie-nencomo objetivo el mantenimien-todel negocio de los parquesacuáticos.Otro de los argumentos frecuen-tementeutilizados por los detracto-resde ambas actividades es el altocoste que significa para el usuariola realización de las mismas y lasdificultades de acceso geográfico.Sin embargo en el caso de la uti-lizaciónde animales de compañía en el trabajo deTerapia Asistida, algunos de estos argumentos quedande hecho invalidados por las características propias delas especies con las que se desarrolla el trabajo. Habla-mosbásicamente del perro y el gato (aunque no nece-sariamentelas únicas) colaboradores y cooperativos,dependientes de nuestros recursos inmediatos, adies-trablesy permeables a nuestras emociones y algo desuma importancia en la ayuda a personas con nece-sidadesespeciales: bien conocidos desde la perspec-tivaveterinaria.En ningún caso podemos considerar que las Tera-piasAsistidas con Animales pueden reemplazar otrasmodalidades de tratamientos tradicionales sino quedeben ajustarse a ellos. No pretenden ser una pana-cea,simplemente un instrumento más en el objeto deltratamiento. Quizá debiéramos decir cooterapia.Existen numerosas razones para argumentar laefectividad del trabajo con animales de compañía. Enel trabajo de TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES,estos se utilizan como un vehículo de contacto entrela realidad personal del sujeto y larealidad circundante. No se trata demanejar estados de concienciamediante terapias verbales. La rea-lidadse presenta como concepto,basado en la naturaleza del animal.Este no es capaz de prejuzgar losestados aparentes modificados delas personas. Simplemente reaccio-naa los estímulos, focalizando laatención del sujeto. El individuo per-cibelas diferentes respuestas delanimal ante diferentes estímulos.Problemas de comunicación ver-balson con frecuencia mejoradosde forma casi espontánea. En algu-nosproblemas basados en la capa-cidadpara recibir o expresar afec-tividadhacia los humanos, losanimales son un primer paso paraestimular las sensaciones táctiles(en los casos de personas maltrata-daso sometidas a violencia física opsíquica). En niños y adolescentescon problemas de adaptación se tra-bajannormas de convivencia y res-petocomunes para animales y sereshumanos. En la interrelación ani-mal/individuo, se establecen meca-nismosde comunicación no verbalque estimulan la imaginación y lapercepción sensorial: el oído, eltacto, el olfato.Cuando el destinatario o usuariode la terapia es alguien con proble-masde motricidad, se consigue ele-varla motivación para la ejecucióndel ejercicio.Pero la convicción o la demos-traciónde la bondad de la TerapiaAsistida con Animales no debecegarnos a la hora de establecer criterios coherentesdesde el punto de vista de la selección de los anima-lesdestinados a la misma, su seguimiento comporta-mentaly sanitario y los límites en los que debe lle-varsea cabo.La primera realidad a contemplar es que nuestraherramienta de trabajo es un ser vivo, con motivacio-nesy emociones, con la base etológica correspon-dientea su especie, con estados y necesidades fisio-lógicasespecíficas y con las limitaciones que nosimpone su propia naturaleza.La segunda realidad y no por ello menos impor-tante,es que introducimos un animal en entornossanitarios humanos complejos, por lo que debemosser conscientes de que el objetivo de nuestro trabajoes la mejora de los destinatarios y no el trabajo decooterapia con animales en si. Deberemos introducircuidados veterinarios continuados sumamente exi-gentesen el control de estos animales.La tercera y a su vez relacionada con las dos ante-rioreses que en el Trabajo de Terapia Asistida con Ani-Zooterapia13“En ningún casopodemos considerarque las TerapiasAsistidas conAnimales puedenreemplazar otrasmodalidades detratamientostradicionales sinoque deben ajustarsea ellos” 3. males intervienen disciplinas especí-ficasy no necesariamente conocidaspor un único profesional. Se trata deun trabajo de equipo multidisciplinar.Desde hace años, y casi desde susinicios se ha planteado la necesidadde comprobar metódicamente losbeneficios comparativos de éste tipode terapias asociados a otras terapiastradicionales o innovadoras. Dadoque se han desarrollado multitud deexperiencias sobre muy diversaspatologías, establecer criterios devaloración homogéneos para todas,será un trabajo que deberá desarro-llarsea medida que estas experien-ciasaporten los datos objetivosresultantes de las mismas.En los años 70/80 del siglo pasa-doy con el fin de zanjar una largadiscusión entre la diferencia entreActividades Asistidas por Animales yTerapia Asistida con Animales, seestablecieron algunos criterios dife-renciales:• AAA o Actividades Asistidas con Animales seríanaquellas cuyo objetivo de beneficio fuera Realiza-ciónde actividades de beneficio motivacional,educacional o recreativo con el objeto de mejorarla calidad de vida de los destinatarios. Pueden serdesarrolladas en cualquier entorno por un especia-listaprofesional en AAA.•TAA o Terapia Asistida con Animales sería una inter-vencióncon animales con una meta específica tera-péuticacon un animal seleccionado específica-mentepara llevar a cabo el programa. El objeto esla mejora del paciente o destina-tarioen los campos para los queel programa se ha diseñado, seanfísicos, sociales, emocionales ocognitivos. Todo el proceso debeestar evaluado y documentado.En ambos casos los animalesdeberán haber superado las pruebasrelacionadas con su estado sanitarioy comportamental.Animal Interno/Animal ExternoTeniendo en cuenta las diferen-ciasque se establecen en cuanto aAAA y TAA debiéramos observar prosy contras que se nos plantean a lahora de decidir si la introducción deun animal en el entorno físico de losdestinatarios es lo más indicado.En algunos casos, la propuesta deanimales internos resulta práctica-menteinviable, tal y como estándiseñados los centros o sus protoco-losen la actualidad (p.ej. hospitales).Sin embargo en aquellos casos en losque a propuesta de especialistas tera-peutas,centros, o los propios desti-natariosse solicite una intervencióncon animales, puede ser de granayuda contemplar los siguientes pun-tosde conflicto:- Coste del control veterinario adomicilio del animal en perfectoestado.- Mantenimiento del animal en nive-lesóptimos de adiestramiento parala terapia.- Descanso del animal.- Sobrealimentación o alimentacióninadecuada.- Posible dependencia emocional dealgunos destinatarios con respecto alperro.- Posibles problemas de relación delanimal con otros destinatarios nointegrados en la experiencia.- Dificultades para la valoración pos-teriora la aplicación de la experien-cia.- Complicaciones de ubicación delanimal en el centro.- Corresponsabilidad del cuidado del animal con per-sonalcualificado.- Reubicación del animal una vez terminada la expe-riencia.Algunos de estos puntos de conflicto disminuyencuando el animal introducido es un gato, pero existi-ránotros condicionantes de tipo higiénico y sanitarioque deberán ser tenidos en cuenta.Experiencias con carácter individual pueden serresueltas con mayor facilidad, pero supondrán unZooterapia14“Los animalesutilizados deberánhaber superado laspruebas relacionadascon su estadosanitario ycomportamental.Deberemos introducircuidados veterinarioscontinuadossumamenteexigentes en sucontrol” 4. Zooterapia15Dibujos Reslizados en el Programa “Enseñando a querer, Enseñando a vivir”Niños con dificultades de adaptación entre 5 y 9 añosLOS DIBUJOS DE SUSANA:ANTES DEL TALLERDESPUES DEL TALLERLOS DIBUJOS DE FERNANDO:ANTES DEL TALLER CON PERROSDESPUES DEL TALLER CON PERROSLOS DIBUJOS DE SANDRA:ANTES DEL TALLERDESPUES DEL TALLER 5. esfuerzo económico y de personalañadido, sobre todo en las primerasetapas de la intervención. En éstecaso además, será imprescindiblesopesar la posibilidad de mantenerel animal de forma permanente.Las aplicaciones“Los Animales de Compañía faci-litannuestra recuperación de laenfermedad e incluso pueden alar-garnuestra esperanza de vida. Enri-quecennuestra vida de múltiplesformas solamente siendo peludos,emplumados o suaves por si mismos.Los beneficios de la presencia de unanimal de compañía son accesiblesa todos y especialmente beneficio-sosen las personas de mayoredad.”(2)Las experiencias realizadas hancontribuido a establecer algunosgrupos de personas con necesidadesespeciales que son posibles destina-tariossusceptibles de beneficiarsede la Terapia con Animales:- En el ámbito de la salud en gene-ral:• Largas convalecencias, centrosde rehabilitación (parkinson,rehabilitación de accidentes,esclerosis múltiple, parálisis,etc.), enfermos terminales.• HIV y otros enfermos crónicos.- Programas de educación especialpara niños- Centros de acogida de menores- Prisiones- Programas para mujeres maltra-tadas- Residencias de Ancianos- Enfermos de Alzheimer- Otro tipo de programasUn estudio en el Hospital de Cau-fielden Australia, reveló que la intro-ducciónde un labrador retriever lla-madoHoney de forma interna,ayudó a los pacientes a mejorar suestado de alerta, salir más a la calley mejorar su interés por la vida. “Laspersonas internas en éstas institucio-nespresentan actitudes apáticas diri-gidascada vez mas por inercias”.Para algunos internos, la presen-ciade Honey se tradujo en un inte-résmayor por la vida deteniendo estedeterioro (3).La selección del animal adecua-dopara cada programa exige la pre-paraciónde un proyecto con la infor-maciónnecesaria sobre laorientación que quiere dar el tera-peuta,el tipo animal con el quedeseamos trabajar, los controlessanitarios que se realizarán al/losanimales, las mejoras que se deseanconseguir y los sistemas de evalua-ción.El veterinario y el entrenadorconjuntamente deberán seleccionarel animal o animales que se ajustana los criterios de trabajo.Los requisitos necesarios para laintroducción de un animal de tera-piano están legislados exceptuandola ley de la Generalitat Valenciana(LEY 12/2003, de 10 de abril, de laGeneralitat, sobre Perros de Asisten-ciapara Personas con Discapacida-des),que incluye a los perros de tera-piaen la misma. Sin embargo pareceobvio que en el caso de los perrosdeberán reunir como mínimo losrequisitos contemplados en la leyque ya se aplican al perro-guía. (RealDecreto 3250/1983, de 7 de diciem-bre)(Orden de 18 de junio de 1985sobre uso de perros guía para defi-cientesvisuales. (BOE 27/06/1985) yposteriores.En cualquier caso, la garantíasanitaria de los animales que seintroduzcan en un trabajo de AAAo TAA, debe ser respaldada por elprofesional veterinario colaboradoren el programa. Está garantía certi-ficadadebiera incluir la acredita-ciónde que el animal no padece nin-gunaenfermedad infectocontagiosa(zoonótica o epizoótica) o parasita-ria,especialmente zoonótica, inclu-yendoanalíticas negativas de leish-mania,leptospira, brucela ytuberculosis semestrales para losperros. Para las actividades congatos deberán hacerse los controlesperiódicos de toxoplasma, y cual-quierotro a criterio del veterinario,incluyendo bioquímica y hemogra-ma.En ambos casos debieranincluirse análisis de heces y orina.Ambos deberán estar vacunadoscontra la rabia, desparasitadoscorrectamente tanto externa comointernamente y con un control per-manentesobre piel, boca, ojos yoídos.Otro tipo de animales deberánser evaluados por el veterinario con-siderando,en cualquier caso, loapropiado de su utilización paracada caso.Estados Unidos, es uno de los paí-sesdonde se han realizado progra-Zooterapia16“Las condiciones depresión, actividad ycontrol emocionalrequeridos enalgunos de estosprogramas exigenplantearnos patronescomunes debienestar” 6. mas de terapia con animales en hos-pitales,con un riguroso protocolo decontrol sanitario de intervención.Uno de los programas más pres-tigiososrealizados en este país es eldel Hospital Pediátrico de Denver(Colorado), aportando standards deimplantación, con el fin de disminuiry mejorar los tratamientos tradicio-nales.Médicos, comportamentalis-tasy otros profesionales cualificadosrealizaron el esfuerzo necesario parala realización del programa. Algunasde las medidas exigidas son:• Deberían ir con petos identifica-tivoso capa y chapa con su foto.• Deberían ser bañados antes decada visita (24 h antes)• Analíticas semestrales y valora-cionesde comportamientogarantizadas por dos veterinarios(uno externo al hospital y otrodependiente del equipo de saluddel mismo). Los cultivos de hecesse realizan el los laboratorios delhospital e incluyen Salmonella, Shigella y Campy-lobacter.Además se incluyen unas normas sanitarias para losguías de los perros que deben cumplir estrictamente.En los años 70, el patólogo veterinario británico J.E.Cooper realizó la primera división de los animales queeran susceptibles de ser introducidos como cootera-peutas.Esta división se basaba en sus niveles de doci-lidad,actividad, necesidades alimentarias, habitat,susceptibilidad a las enfermedades, y posibilidad detransmisión de enfermedades zoo-nóticas.Cooper escribía: “La adhe-renciaa unas normas ayudará a queel animal sea mantenido sobre crite-riosde bienestar, con los mínimosinconvenientes y sin correr riesgosinnecesarios para pacientes y perso-nal”(4)El encargado de introducir el ani-malen la terapia debe conocer a estea fondo. Será preferiblemente suadiestrador o entrenador, habiendosuperado como mínimo el entrena-mientoen obediencia básica o hábi-tosde convivencia y habiendo supe-radolos test de comportamientoexigibles para este tipo de progra-mas.Debiera estar correctamentesocializado y entrenado para sopor-tarel contacto físico de personas,olores, ruidos y cualquier otro estí-muloque pudiera sorprenderle oatemorizarlo. El rechazo de un ani-malhacia una persona convalecien-teo en tratamiento puede resultarcontraindicado. Tampoco todos losposibles destinatarios son adecua-dospara recibir éste tipo de activi-dad.Las personas con fobias o exce-sivamentereactivas a los animales,así como personas alérgicas nodebieran incluirse en ellas.El bienestar de los animalestrabajando en TAA/AAALas condiciones de presión, acti-vidady control emocional requeri-dosen algunos de estos programasexigen plantearnos patrones comu-nesde bienestar. Ya hemos mencio-nadoque los controles sanitarios sonde suma importancia, no solamentecon el fin de evitar riesgos innecesa-rios.También la repercusión del tra-bajoque realizan es importante ensu estado general. Un trabajo no ade-cuadamenteprogramado, o variostrabajos en diferentes campos reali-zadosde forma paralela puedenconducir a nuestro cooterapeuta aproblemas de estrés no detectados pero con repercu-sionesen su estado general y su salud.Algunos de los puntos generales necesarios a lahora de disminuir estas complicaciones son:• Destinar tiempo a los descansos previos a la inter-vención• Diseñar programas de intervención con tiemposdefinidos (por sesiones y temporalidad)• En los programas de animales internos, el perso-nalencargado o el destinatario deberán ser for-Zooterapia17“La selección delanimal adecuado estambién parte delconcepto debienestar. Por suadaptabilidad,adiestrabilidad,cercanía y conexióncon el ser humano, elperro es el animalseleccionado lamayoría de lasveces” 7. mados en todas las necesidadesalimenticias, de descanso y ubi-caciónde los animales.• Diseñar con antelación los ejer-cicioso actividades que se debanrealizar en cada intervención.• Diseñar periodos de descansotras las sesiones y una vez finali-zadoslos programas, en zonas yespacios de esparcimiento ade-cuados.• Mantener siempre limpios ydesinfectados jaulas y habitácu-los.• Disponer de medios de transpor-teadecuados a su tamaño y espa-cie• Mantener la alimentación ade-cuadaa su ejercicio y actividad.La selección del animal adecua-does también parte del concepto debienestar. Por su adaptabilidad,adiestrabilidad, cercanía y conexióncon el ser humano, el perro es el ani-malseleccionado la mayoría de lasveces. Además resulta más sencillala valoración de su conducta tanto previa como pos-terior.Su estabilidad y capacidad de comunicaciónpermite adaptar el trabajo a cada destinatario/s espe-cífico/s.Se ha discutido mucho acerca de la utilización ono de animales rescatados con fines terapéuticos.Como siempre tratándose de seres vivos, es difícil gene-ralizar.El animal rescatado puedeser muy útil en AAA o en programasdestinados a ancianos, pero puedeser difícil encontrar un individuoque cumpla los requisitos para diver-sasactuaciones. A partir de los años90, y buscando beneficios másextensos, la mayoría de los profesio-nalesde TAA se han inclinado haciala selección de razas de perros quetradicionalmente se han venido des-tinadoa labores de perros de utili-dad:Labrador Retriever, Golden, P.Alemán, Boxer, etc. Definitivamen-teno podemos asegurar que la selec-cióndel animal sea selectiva porraza, se construye mas bien tras unproceso de selección por individuosque reúnan las condiciones adecua-dasde comportamiento, aparienciay salud.Tampoco la esterilización esestrictamente necesaria en TAA.Individuos para los que sea reco-mendablesu esterilización debidoa determinados problemas de com-portamiento,no deben ser destina-dosa TAA, sean de raza o no. Porotro lado, los animales de alberguesuelen estar ya esterilizados y la disquisición estáresuelta.El sexo tampoco es definitivo en la selección.Podremos encontrar hembras que desarrollen un tra-bajocorrectísimo y machos que parezca que ha naci-dopara ser cooterapeutas y sean capaces de trabajarcon otros machos en la misma sesión. Todo depende-ráde su capacidad de aprendizaje ycarácter. Para las hembras que entrenen celo incluidas en algún progra-ma,deberemos haberlo previsto conantelación y preparado la “suplen-cia”.En el caso de los gatos es estric-tamentenecesaria la esterilizacióndebido a sus características repro-ductivasy comportamentales.Tanto en el caso de los perroscomo los gatos será necesario man-tenersus uñas bien cortas o prote-gidascon protectores, especialmen-tecuando vayan destinados altrabajo con personas ancianas oniños. Por supuesto, no se contem-planla desnugulación o la tendecto-míapuesto que contradicen los cri-teriosbásicos filosóficos del objetivode la Terapia Asistida con Animales.Cualquiera que sea el animal quetrabaje como colaborador y compa-ñeroen una TAA/AAA debe ser tra-tadocomo tal, respetando las carac-terísticasde su especie, susnecesidades fisiológicas y etológicasy valorando la realidad de la TAA: elverdadero trabajo lo hacen ellos. LaZooterapia18“En algunosproblemas basadosen la capacidad pararecibir o expresarafectividad hacia loshumanos, losanimales son unprimer paso paraestimular lassensaciones táctiles(en los casos depersonas maltratadaso sometidas aviolencia física opsíquica)” 8. COLEGIO VETERINARIOSDE MADRID*6%zooterapia no debe ser aplicadanunca aleatoriamente sin la reco-mendaciónde los especialistas. Untrabajo bien desarrollado, debe serprogramado, planificado y desarro-llado,aplicando los objetivos demejora planeados en cada caso,seleccionando los animales y el lugaradecuado, valorando las posiblesdeficiencias del programa o sus posi-blesfracasos y los comportamientosde los animales.Entre otros objetivos de la Fun-daciónCanadd Internacional seencuentran los de apoyar, promovery realizar programas de Terapia Asis-tidacon Animales y la formación einformación de profesionales cuali-ficadospara realizarlos, con todaslas garantías hacia los destinatarios y de Protección yBienestar Animal.Desde 2004 se han llevado a cabo diversos pro-gramasy actividades asistidas con animales entre losque se ecuentran: “Enseñando a querer, enseñando avivir”- TAA- Proyecto de mejora en niños con necesi-dadesespeciales y dificultades de adaptación median-tela relación con animales (Programa de Atención almenor de los Servicios Sociales de Alcalá de Henaresen colaboración con las Naves Salesianas),“Educan-doen respeto”- Programa educativo AAA en edadpreescolar (En colaboración con la Casa de niñosTucán), Programa de AAA con enfermos de Alzheimery Parkinson- En colaboración con AFA Alcalá- Asocia-ciónde familiares de enfermos de Alzheimer y otrasenfermedades neurodegenerativas, Programas indivi-dualesde niños con Autismo e Hipe-ractividaddiagnosticada, etc.Existen otros programas en mar-chay algunos en proceso de desa-rrollo.Es posible que en el mundo en elque nos movemos y en tiempos en losque la naturaleza empieza a parecer-sea un pariente lejano, el trabajo deTerapia Asistida con Animales hagaque la percepción del entorno deje deser estática y material, para conver-tirseen algo vivo, caliente y en movi-miento.Es una pequeña forma deacercar la naturaleza de forma cons-cientea nuestro universo activo.Notas:(1) McCulloch, Michael: “Contributions to MentalHealth” In, Anderson, RK., et al,eds.: “A Descrip-tionof the Responsibilities of Veterinarians as theyRelate Directly to Human Health”. (Minneapolis:University of Minnesota, School of Public Health,pp.9-10-20, sin fecha)(2) Cusack, Odean & Smith, Elain(1984). Pets and TheElderly. The therapeutic Bond. (New York: HaworthPress)(3) Salmon,I.M.&Salmon, P.W. (1982) “A dog in Resi-dence:A Companion-Animal Study Undertaken inthe Caufield General Hospital”(Melbourne: Reportfrom the Join Advisory Committee On Pets InSociety-JACOPIS)(4) Cooper, J.E. (1976). “Pets in Hospitals” British Medi-calJournal, 1, 698-700Zooterapia19“Es posible que eltrabajo de TerapiaAsistida conAnimales haga que lapercepción delentorno deje de serestática y material,para convertirse enalgo vivo, caliente yen movimiento”C.I.C. MA 1778OFERTA ESPECIAL PARA COLEGIADOS Y SUS FAMILIARESDE DESCUENTO*En viajes programados, no aplicable a reservas de billetes aéreos, tren y solo hotel.Contacte con SACV: 91. 411. 20. 33.