sarat maharaj

Download Sarat Maharaj

Post on 23-Oct-2015

19 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    12/05/2010 - TRAD. 2A. REV.

    SARAT MAHARAJ

    XENOEPISTEMIAS: INSTRUMENTAL HECHIZO (PROVISORIO)

    PARA SONDEAR (TANTEAR) EL ARTE VISUAL COMO PRODUCCION

    DE CONOCIMIENTO Y LOS REGMENES RETINIANOS*

    000. Actualmente, la idea del arte visual como produccin de conocimiento se

    presenta como un retraso extrarrpido. A primera vista, la prctica parece

    corresponder al veloz e imperial movimiento de sistemas de conocimiento tales

    como la filosofa, la ciencia, la teora social. Fijndose un poco ms, se la ve

    como opuesta a ellos. Se retrae y los mantiene a raya, sin espejear ni remedar sus

    elementos. La relacin es no-retiniana, e incluso alrgica. Ms que una forma de

    reproducir, se trata de un aparato para triturar la teora existente - un dtournement

    de los sistemas de conocimiento. Es generadora de ideas, pero el tipo de antena

    que lanza - sentir, pensar, saber - es muy diferente al de las modalidades

    discursivas. Cules son los aparatos y el equipamiento de esta produccin de

    conocimiento? Cmo sondear su diferencia?

    0001. Para comenzar, miremos cmo planteaba Henri Poincar la diferencia:

    Existen "otras" geometras, o estamos clavados con Euclides? Su pregunta tiene

    hoy un aire un poco polvoriento, datado: un flashback hacia el momento en que

    los debates acerca de filosofa de las ciencias se extendieron hacia el arte de

    comienzos del siglo pasado. Lo que llama la atencin es su propuesta de "un

    diccionario de geometras" - un aparato para llevar a las tres dimensiones aquellos

    trminos que no correspondan a ese marco. Quera hacerlo funcionar como un

    Worterbuch cualquiera, que tiene trminos en ingls en una columna, trminos en

    alemn en la otra. En uno de los lados, trminos no euclidianos, de dos o cuatro

    dimensiones o como sea; en el otro, los acostumbrados, de tres dimensiones. Si

    los primeros podan traducirse en los segundos sin contradiccin, demostrara que

    no se trataba de conjeturas fantasiosas, sino de proposiciones sobre las que se

    podra trabajar.1

    0002. En la amplia extensin de anotaciones y esbozos hechos por Duchamp para

    el proyecto de El gran vidrio (1911-1921) , surgen versiones excntricas,

    telegrficas, pero cautivantes del "convertidor" de Poincar. El cerebro

    matemtico haba inventado una forma de descifrar cdigos; el "diccionario

    enredado" de Duchamp es una trituradora de la gramtica y de sus rigideces.

    Quiere disolver las divisiones y las separaciones que sobreimponen las palabras,

    los sustantivos, los adverbios, a la fluidez del pensamiento y de la experiencia.

    Cmo evitar una sintaxis geomtrica de tres dimensiones - cmo alejarse de la

    lgica de los slidos y de los entes de bordes duros, y desplazarse hacia la

    continuidad, el movimiento, el flujo, el fluir de los espacios y de los tiempos? Su

    diccionario es un programa para generar trayectos ininterrumpidos entre palabras

    * Ensayo aparecido en el catlogo de Documenta 11, Platform 5: Exhibition. Traduccin de

    Adriana Valds, slo para fines de uso en el seminario sobre "Metforas mutantes" del Doctorado

    en Filosofa con mencin en esttica y teora del arte (Universidad de Chile, segundo semestre de

    2003). 1 Henri Poincar, The Foundations of Science, trad. al ingls de George Bruce Halstead, Nueva

    York y Garriston, The Science Press, 1913.

  • 2

    e imgenes, y secuencias de pensar-ver-hablar - una jerga lquida y agramatical.

    Podra acaso tener la posibilidad de formar contra-axiomas, o iniciar "otros"

    tipos de teoremas en el arte?

    De all el desconcierto que genera su "Puede hacerse una obra de arte que

    no sea de 'Arte'?" Hay alguna posibilidad de eludir las categoras establecidas

    en el arte, los gneros y las clasificaciones recibidas - de escaparse de la

    repeticin retiniana - y de salir con algo distinto, desconocido, otro? La cuestin

    se vincula a la opinin creacionista de Bergson2 segn la cual la evolucin, la

    emergencia, la creatividad, no es simplemente la repeticin de un guin

    preexistente, sin lugar para un desarrollo imprevisto, para la desviacin, para la

    casualidad.3 Para l no todo estaba ya hilvanado. En virtud del "principio de

    virtualidad", las cosas se abran a mutaciones, dispersiones, contaminaciones - a

    la produccin de la diferencia o heterognesis.

    La desconcertante frase de Duchamp tiene este trasfondo - acerca de las

    posibilidades y divergencias artsticas no podemos saber nada de antemano.

    Cmo se veran las "otras" geometras estticas? Qu formas tomaran? Sus

    especulaciones estn "en el infinitivo" - en que el sujeto y el objeto de la accin

    son vagos e indeterminados, y donde no se puede adivinar qu viene despus.4 El

    efecto es el de un motor de automvil latiendo sin pausa, listo para lanzarse en

    cualquier direccin. Se trata de una continuidad abierta - de la creatividad como

    la escena de lo que carece de guin.

    0003. Esto pone de relieve tres factores en el espacio del arte contemporneo:

    a. Concentrarse slo en "la obra de arte" - tan enmarcada - puede ser limitativo en

    la actualidad, cuando amplios paos de actividad artstica parecen ir ms all de

    las fronteras de esta entidad: son acontecimientos, surgimientos, duraciones,

    erosiones. Esto se plantea cuando aparecen sitios de produccin en frica, Asia y

    en otras partes. Lo que sucede en China, Sudfrica, India, Nigeria - sitios de

    emergencia, en ambos sentidos - sugieren varias prcticas, modelos y

    experimentos, todos incipientes, y algunos apenas reconocibles como arte en los

    trminos del sistema de galeras y museos. Aunque no parezcan arte, cuentan en

    tanto arte - sondeos espasmdicos, interdisciplinarios; investigaciones cognitivas

    transitivas y aleatorias; interacciones que se disipan; archivos imaginarios;

    estadsticas, cuestionarios y actas epidemiolgicas; alborotos y conmociones

    imprevistas. Aunque puedan provenir de lo visual y cortar a travs de lo visual,

    no estn totalmente ligados a lo retiniano. Incluso le provocan cortocircuitos y lo

    funden.

    b. A medida que los elementos culturales entran en colisin o en coalescencia, la

    globalizacin se transforma en una produccin doble: por una parte, una pulsin

    de estandarizacin, borradura y aplanamiento - una lgica de lo mismo. Contra

    2 Henri Bergson, Creative Evolution (1907), traduccin al ingls de Arthur Mitchell, Londres,

    Macmillan, 1954. 3 Gilles Deleuze, Bergsonism, traduccin al ingls de Hugh Tomlinson y Barbara Habberjam,

    Nueva York, Zone Books, 1998. 4 Marcel Duchamp, A l'infinitif, en Marcel Duchamp, Notes, edicin y traduccion de Paul Matisse,

    Boston, G.K. Hall, 1983.

  • 3

    eso, una pulsin imprevisible de produccin de las diferencias - la escena de una

    traduccin cultural ultrarrpida.

    c. Aqu, el conocimiento del arte visual deviene cuestin de inventar otras

    maneras de pensar-conocer, otros motores epistemolgicos. Implica tantear

    interminablemente, afinar la sintona, desechar y volver una y otra vez a

    comenzar de nuevo. Tenemos una dispersin de modalidades del ver- pensar-

    sentir-cartografiar: desde aparatos de dtournement que dan vuelta al revs los

    sistemas de conocimiento en tres dimensiones hasta artefactos no discursivos en

    los que lo visual interacta con los registros del sonido, del tacto y de lo somtico.

    Tales modalidades hacen posible tanto "otras" maneras de conocer como

    maneras de conocer "lo otro". Se trata de un equipamiento contraepistemolgico -

    un "xenoequipamiento" hecho para atraer y conducir la diferencia, y para

    habrselas con ella - para medir lo "extranjero, lo desconocido, lo ajeno." Pero

    adems de oponerse a las gastadas geometras en tres dimensiones de las

    disciplinas discursivas y enfrentarlas directamente, tambin bailan a su alrededor,

    las escalan y las sobrepasan. En este sentido, se trata de sondas paraepistmicas.

    Crean sistemas frontales de ver-pensar-sentir - nuevos afectos, nuevas

    subjetividades y sentimientos, alzas y bajas de la marea emocional. Estos gatillan

    transformaciones en el pensamiento, en los actos y en el comportamiento.

    Considermoslos como plantas artstico-ticas de procesamiento, que lanzan

    opciones y potencialidades para la accin, la participacin y el compromiso en el

    mundo. Cmo tantearlas?

    EL VALE DEL ASILADO

    0004. El gobierno del Reino Unido ha decidido terminar con la prctica -

    universalmente condenada - de dar a asilados y refugiados vales por bienes en vez

    de dinero. Slo el 10% del valor de un vale puede ser cambiado en dinero en

    efectivo. A veces esto slo alcanza para trasladarse al supermercado que acepta el

    cupn. Las tiendas suelen tener cajas y colas separadas para los tenedores de

    vales, a fin de no demorar al resto de sus clientes. El resto del vale slo puede ser

    cambiado por una lista especificada de provisiones. El costo de los bienes que se

    pueden adquirir ha de calcularse cuidadosamente hasta el ltimo penique, para

    coincidir con el valor indicado, ya que no se da vuelto. El sobrante queda en

    manos de la tienda. Todo est hecho para que no quede ningn resto de dinero en

    manos del asilado.

    Por qu tomar medidas tan fuertes? El resto - por poco que sea -

    representa