200-210 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Download 200-210 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Post on 17-Jan-2016

6 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

200-210 Sobre Las Enseanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

TRANSCRIPT

<ul><li><p>MAURICE NICOLL </p><p>COMENTARIOS PSICOLGICOS </p><p>SOBRE LAS ENSEANZAS DE </p><p>GURDJIEFF Y OUSPENSKY </p><p>VOLUMEN 21 </p></li><li><p> 200</p><p>Pero es imposible llegar a un punto de vista justo si no se tiene la posibilidad de examinar la propia vida desde el ngulo de la enseanza esotrica es decir, si no se ve la necesidad del desarrollo interior. Un hombre que se examina a s mismo, a la luz de las direcciones dadas por el Trabajo, reconocer tarde o temprano en qu es deficiente, buscar expresamente aquello que en la vida lo ayude a este respecto y se dirigir hacia ese objeto voluntariamente. No seguir una direccin de vida sino una direccin en la vida, que le fue conferida por el Trabajo. No lo har a travs de la Personalidad es decir, a travs de la fuerza de las circunstancias externas, desde las ideas de vida sino desde su propio discernimiento dentro de s mismo es decir, a travs de las circunstancias internas, creadas en l por las ideas de Trabajo. Todos, sin excepcin alguna, estn a disgusto en la vida. Pero si un hombre en el Trabajo llega al punto de comprender que es preciso sobrellevar la carga de la propia vida y empieza a trabajar sobre s y a cambiar, entonces toda la situacin cambia. Su eleccin de la voluntad ya no descansar ms en la vida ya sea que fume stos o aquellos cigarrillos, etc. La exigua cantidad de voluntad que poseemos empezar a cambiar de rumbo y seguir la direccin sealada por el mapa y la brjula que el Trabajo nos ofrece. Si la gente sigue an pensando desde la vida, dir: "Por qu habr de hacer esto?" Sin embargo, en esto radica exactamente el comienzo del Trabajo en lo que concierne al esfuerzo. Si lo prefiere, puede seguir siendo la misma persona todos los das: o desear ser diferente. Puede seguir sometindose a las emociones negativas, a la identificacin, a la ira, justificarse a si mismo, etc. o, por otra parte, puede pensar desde las ideas de Trabajo y hacer uso de un mnimo de eleccin. Si valoriza sinceramente el Trabajo y desea escogerlo, escogerlo por su significado y enseanza, entonces la reducida cantidad de energa obtenida pasar al Mayordomo Delegado, o hasta al yo esencial, la verdadera persona en uno, y lo fortalecer y quiz por un momento descubra cierta felicidad que es interna y tranquila. Ahora permtanme que les d el ejemplo de un hombre que sigue las instrucciones del Trabajo en la vida y no slo las instrucciones de la vida es decir, un hombre que vive y quiere el Trabajo en la vida. Tomemos como ejemplo un hombre colocado de tal modo que no puede cambiar las circunstancias exteriores. Qu puede cambiar? Puede cambiar su actitud, su manera de tomar la vida. Voy a citar lo que el Sr. Ouspensky escribe sobre el Karma Yoga en su obra "Nuevo Modelo del Universo" un pasaje que todos deberan leer por lo menos una vez al ao. Karma significa aproximadamente Destino, y el Yoga se refiere a aquellos que debido al Destino no pueden cambiar sus condiciones exteriores. En este Trabajo todos deben practicar el Yoga hasta cierto punto, que es el de la no-identificacin. Este Trabajo no es Karma Yoga: el Karma Yoga forma parte de este Trabajo, es parte del Cuarto Camino. Recuerden que los pasajes que cito aqu fueron escritos para ilustrar lo que significa seguir nuevas direcciones en la vida y no direcciones de vida, no el hipnotismo de la vida. "El Karma Yoga ensea a vivir rectamente. Karma Yoga es el Yoga de la actividad, ensea la recta relacin hacia la gente y la recta accin en las circunstancias ordinarias de la vida... El Karma Yoga est siempre relacionado con el fin del desarrollo interior, del mejoramiento interior. Ayuda al hombre a no dormirse interiormente en medio de las enmaraadas influencias de la vida, en especial en medio de la influencia hipnotizante de la actividad. Le hace recordar que nada externo tiene significacin alguna, que todo debe hacerse sin dar importancia al resultado. Sin Karma Yoga el Hombre llega a absorberse en los propsitos ms cercanos, ms visibles, y olvida el principal propsito. El Karma Yoga ensea al Hombre a cambiar su destino, a dirigirlo segn su voluntad. De acuerdo con la idea fundamental del Karma Yoga esto slo se logra cambiando la actitud interior del Hombre hacia las cosas y hacia sus propias acciones. La misma accin puede realizarse de un modo diferente, y el mismo evento puede vivirse de un modo diferente. Y si un hombre cambia su actitud hacia lo que le sucede, esto en el curso del tiempo cambiar inevitablemente el carcter de los eventos que le salen al encuentro en su camino. El Karma Yoga ensea al Hombre a comprender que </p></li><li><p> 201</p><p>aunque le parezca que es l mismo quien est obrando, en realidad no es l quien obra, sino un poder que pasa a travs de l. Karma Yoga afirma que un hombre no es en absoluto lo que cree ser, y ensea al Hombre a comprender que slo en muy raros casos obra por s mismo e independientemente, y en la mayora- de los casos slo obra como una parte u otra de un gran todo. Este es el lado 'oculto' del Karma Yoga, la enseanza relativa a las fuerzas y leyes que gobiernan al Hombre. Un Hombre que comprende las ideas del Karma Yoga siente en todo momento que no es sino un minsculo tornillo o una ruedecilla en la gran mquina, y que el xito o la falta de xito de lo que cree estar haciendo depende en escasa medida de sus propias acciones. Al obrar y sentir de este modo, un hombre nunca conocer el fracaso en cosa alguna, porque el mayor fracaso, la mayor falta de xito, pueden promover el xito en su trabajo interior, en su lucha consigo mismo, si slo encuentra la actitud justa hacia su falta de xito. Una vida gobernada por los principios del Karma Yoga difiere mucho de la vida ordinaria. En la vida ordinaria, no importa cules sean las condiciones, el principal propsito del Hombre consiste en evitar todo lo desagradable, todas las dificultades e incomodidades, hasta donde le es posible. En una vida regida por los principios del Karma Yoga, el hombre no busca evitar todo lo desagradable y las incomodidades. Por el contrario, los recibe bien, porque le ofrecen la oportunidad de vencerlos. Desde el punto de vista del Karma Yoga, si la vida no ofreciera dificultades sera preciso crearlas artificialmente. Y por lo tanto, las dificultades a las que se hace frente en la vida son contempladas no como algo desagradable que es preciso evitar, sino como condiciones muy tiles para los fines del trabajo interior y el desarrollo interior. Cuando un hombre lo entiende y lo siente constantemente, la vida misma se convierte en su 'maestra'. El principio fundamental del Karma Yoga es el no-apego. Un hombre que sigue los mtodos del Karma Yoga debe practicar el no-apego siempre y en todo, ya sea en el bien o en el mal, ya sea en el placer o en el dolor. El no-apego no significa la indiferencia. Es cierta clase de separacin de s de lo que sucede o de lo que se est haciendo. No es frialdad, ni tampoco el deseo de apartarse de la vida. Es reconocer y comprender constantemente que todo se hace segn ciertas leyes y que todo en el mundo tiene su propio destino. Desde un punto de vista comn, seguir los principios del Karma Yoga se asemeja al fatalismo. Pero no es fatalismo en el sentido de aceptar el exacto e inalterable preordenamiento de todo sin posibilidad alguna de cambio. Por el contrario, el Karma Yoga ensea cmo cambiar el karma cmo influir en el karma. Pero desde el punto de vista del Karma Yoga este influir es por entero un proceso interior. Karma Yoga ensea que un hombre puede cambiar la gente y los eventos a su alrededor cambiando su actitud hacia ellos. La idea en que se fundamenta es muy clara. Todo hombre desde su nacimiento est rodeado por cierto karma, por cierta gente y por ciertos eventos. Y de acuerdo con su naturaleza, educacin, gustos y hbitos adopta cierta actitud definida hacia las cosas, la gente y los eventos. Mientras esta actitud permanezca sin cambio alguno, la gente, las cosas y los eventos tambin permanecen sin cambio alguno es decir, son los que corresponden a este karma. Si no est satisfecho con su karma, si desea algo nuevo y desconocido es preciso que cambie su actitud hacia lo que tiene y entonces sobrevendrn nuevos eventos. Karma Yoga es el nico camino posible para la gente que est atada a la vida, incapaz de liberarse de las formas externas de la vida, para la gente que ya sea por su nacimiento o por sus poderes y capacidades est situada a la cabeza de comunidades o grupos humanos, para la gente que est en relacin con el progreso de la vida de la humanidad, para los personajes histricos, para la gente cuya vida personal parece ser la expresin de la vida de una poca o de una nacin. Esas personas no pueden cambiar visiblemente; slo pueden cambiar internamente, mientras que externamente siguen siendo iguales a lo que eran antes, dicen las mismas cosas, hacen las mismas cosas, pero sin apego, como actores en la escena. Al </p></li><li><p> 202</p><p>convertirse en tales actores en relacin con su vida, llegan a ser Yoguis en medio de la ms variada e intensa actividad. Siempre habr paz en su alma sean cuales fueren sus inquietudes. Su pensamiento puede trabajar sin impedimento alguno, independientemente de todo cuanto les rodea. El Karma Yoga otorgara libertad al prisionero en la crcel y al rey en el trono, si tan slo sintieran que son actores que desempean sus papeles". Se dio este ejemplo para mostrar cmo un hombre puede seguir nuevas direcciones en la vida y as vivir su vida bajo otras leyes mientras est en la vida. El Trabajo es una serie de nuevas direcciones para vivir la vida. Estas direcciones provienen de un lejano origen: Provienen de la Humanidad Consciente, de aquellos que estn en un nivel muy por encima del nuestro. En funcin de la octava lateral del sol, provienen de aquellos que han alcanzado el nivel de ser y comprensin y conciencia representado fsicamente por el sol. Todos aquellos que han evolucionado han dejado tras s memorias en la forma de enseanzas, parbolas y otras instrucciones para aquellos que todava estn en la prisin en la tierra. stos constituyen el mapa y la brjula, la carta, las instrucciones secretas y, en nuestro caso, el Trabajo mismo. Si siguen estas direcciones es decir, si piensan desde las ideas del Trabajo, dejarn de ser gobernados por la vida aun cuando sigan viviendo en ella. </p><p>Birdlip, 22 de febrero, 1943 </p><p>CONSIDERACIN INTERNA Y CONSIDERACIN EXTERNA I Entre las muchas cosas que es preciso observar en nosotros mismos y sobre las cuales debemos trabajar, segn la enseanza que estamos estudiando, se encuentra el estado psicolgico llamado consideracin interna. Se refiere a un proceso que extrae gran cantidad de fuerza de nosotros y, como todas las cosas que nos extraen nuestra energa intilmente, nos mantiene dormidos. La consideracin interna es un aspecto de la identificacin. Como es sabido, el estudio de la identificacin en todos sus diferentes aspectos, es una de las formas ms importantes de trabajo prctico sobre s. Un hombre que se identifica con todo es incapaz de recordarse a s mismo. Con el fin de recordarse a s mismo es preciso no identificarse. Pero con el fin de aprender a no identificarse, un hombre debe aprender ante todo a no identificarse consigo mismo. Una de las formas ms frecuentes de consideracin interna es pensar en lo que los dems piensan de nosotros, cmo nos tratan, y qu actitud muestran hacia nosotros. Un hombre suele sentir que no le atribuyen bastante valor y esto lo atormenta y hace que sospeche de los otros; ello provoca en l una enorme prdida de energa y hasta puede desarrollar una actitud desconfiada y hostil. Una forma de identificacin estrechamente relacionada con sta es la que se llama saldar cuentas. Un hombre empieza a sentir que la gente le debe algo, que merece ser tratado mejor, que merece ms recompensas, ms reconocimiento, y anota todo esto en un libro de cuentas psicolgico, cuyas pginas da vuelta continuamente en su mente. Y dicho hombre empieza a compadecerse a tal punto de su suerte que es casi imposible hablarle de cosa alguna sin que se refiera inmediatamente a sus sufrimientos. Todas las cuentas de este gnero, todos los sentimientos que se refieren a lo que nos debe la gente y a que no debemos nada, tienen inmensas consecuencias psicolgicas para el desarrollo interior del hombre. En el Trabajo un hombre slo puede crecer mediante el perdn a los otros. Es decir, a no ser que salde sus deudas, nada puede crecer en el hombre. Lo dice la Oracin del Seor: "Perdnanos nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores". El sentimiento de que a uno le deben, el sentimiento de las deudas, pone fin a todo. Es contenerse a si mismo y contener a la otra persona. Este es el significado interior de la observacin de Cristo que se refiere a hacer las paces con nuestros enemigos. </p></li><li><p> 203</p><p>Dice: "Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, en tanto que ests con l en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la crcel. De cierto te digo que no saldrs de all, hasta que pagues el ltimo cuadrante." </p><p>(Mateo, V, 25, 26.) Si se exige psicolgicamente cada libra de carne o cada "cntimo" del hombre que le debe algo a uno es decir, si se obliga a todos a pedir disculpas, a dar cumplida satisfaccin y a humillarse, entonces se estar bajo la exigente ley a la que Cristo advierte que es preciso escapar. Es ponerse uno mismo en la crcel es decir, bajo leyes innecesarias y no se saldr de ella mientras no se paguen todas las propias culpas. Pero hay una ley de misericordia es decir, una influencia ms alta que la ley literal de ojo por ojo, que es la ley del hombre violento. Este es un ejemplo de "ponerse a si mismo bajo nuevas influencias". Si se desea ponerse bajo las mejores influencias que provienen del Rayo de Creacin, es preciso comportarse de un modo diferente, tomar todo de un modo diferente esto es, el trabajo. Es preciso ponerse primero bajo las influencias del Trabajo y tratar de obedecerlas. Significa ello que se debe prestar atencin al Trabajo y hacerlo. En el Trabajo no se alientan ni las emociones negativas, ni la consideracin interior, ni el hacer cuentas, ni los sentimientos de violencia, ni la envidia, etc. Ahora bien, si se hacen cuentas interiores, siempre se sentir que alguien nos debe algo. Reflexionemos sobre lo que esto significa; y entonces tratemos de observar lo que significa en nosotros mismos y finalmente intentemos hacer lo que dice el Trabajo esto es, separarse. Y no vayan a creer que es fcil. El Trabajo quiere decir trabajo trabajo duro sobre s. Es preciso recordar que este Trabajo est destinado a aquellos que verdaderamente quieren trabajar y cambiar. No est destinado a quienes quieren cambiar el mundo. Describiremos ahora ms extensamente una forma de consideracin interna, pero es preciso comprender que esta forma se debe observar en s mismo. Nadie puede trabajar sobre s sin observar lo que el Trabajo le dice de observar en s mismo y sin ver la cosa sobre la cual es preciso trabajar. Debe ser capaz de percibir su estado interior en un momento dado como algo...</p></li></ul>