theodor adorno, tres estudios sobre hegel

Download THEODOR ADORNO, Tres estudios sobre Hegel

Post on 11-Mar-2016

225 views

Category:

Documents

10 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • TheodorWAdorno ..

    1res-estudiossobreFlegel

    taurus

    T-. -- -

  • TRES ESTUDIOS SOBRE HEGEL

    ENSAYISTAS - 61

  • OTRAS OBRAS DEL AUTORpub licadas p or

    TAURUS EDICIONES

    Sociulo ictl (en co la bo r acin co n Max Hcrkheirner).l-a idc% gla como lenguaje.EN PR EP ARACION:Crit icas de la taln literaria.Dialctica negativa.Teor/a estilicd.Tum inologia filos fica.

    (r

    THEODOR W. ADORNO

    TRES ESTUDIOSSOBRE HEGEL

    Versi n espao la deVICTOR SANOU Z DE ZAVAlA

    0700787918

  • Ttulo o rigina l: Drei Studien zu Hegel0 1963, SUHRUM P Ver la g, Frankfu r t "m Main.

    (El texto Aspekte der hegeb ch en Philosophic, O 1957,SU HRKAMP Ve rlag , Frankfurt am Maill.)

    Primer a edi cin : junio de 1%9Segunda ed ici n : ener o de 1974

    10 1970, TAURUS EDICIONES, S. A.Plaza del Ma rq u s de Sa lama nca, 7. MADRlIl6

    ISBN: 84-306-Hl61-8Depsito lega l: M. 37.666-1973

    PRIN TED IN SPAlN

    (

    Dedicado aKARL H SINZ HAAG

  • NOTA LIMINAR

    . Al llegar el momento de reed itar los Aspectos de lafilosofia de Hegel, el autor quiso com pletar lal t rabajocon el op sculo que haba publicado mient ras ta ntoace rca de la sustancia experiencial hegeliana; pe ro laanaloga con la sentencia tres homincs fuclunt colle-glum, o sed, tr es opscu los hacen 1111 libro (aunqu e seabre ve), le ha m ovido a pasar ms adelan te. De ah que,de acu erdo con un plan largo t iem po abrigado, hayapuesto por escrito ciertas consideraciones sobre los pro-blem as de la comprensin de Hegel que proced en delt raba jo d esarrollado en el Semi/tarjo de Filosofa d e laUniversidad, en Fr ancj or t ; desde trace m uch os afios sehan ocupado all repetidamente de lIegel Has: Horkhei-m er y el au tor, y haba que referirse a lo encon tradoen la docencia. (En cuant o a la unidad del pensamientofi losfico de ambos responsabl es d e las in terpretacio-nes pro puestas, hemos credo posible prescindir de in-d icaciones concretas.

    Subrayemos , con 'objeto d e ev itar d esengaos, queSkote nc s no pretende algo as COIllO efec tuar el mis-m o la aclaracin pendiente de los principotes textos he-gelianos: form ulam os, si m plement e, WUH reflexio n es deprincipio relativa s a tal tarea, aconsejando, a lo SW llO,sobre cmo puede lograr se la com prensi u, pero sinque nad ie se encuentre dispensado del esfuerzo por

    9

  • concretar en los textos tales reflexiones. No se trata,pues, de facilitar la lectura, sino de evitar que se mal-gaste la extraordinaria fatiga que sigue exigiendo H~get. Por lo dems, habra que trasladar a las orienta-ciones sobre cmo habra de lerselo lo que l recuerdarespecto de la teora del conocimiento: que solo cabetener xito cuando se consuma una interpretacin sin-gular llevada hasta el fin; pero de es(e modo transgredi-ramos los limites de la propedutica que el autor debe-ra imponerse. Acaso disculpe-a ste de 'las manifiestasinsuficienias que lo desazonan el haberse detenido pre-cisamente donde habra que empezar. .

    El conjunto tiene la intencin de preparar un con-cepto modificado de ta dialctica.

    10

    ADVERTENCIA

    Citamos los escritos de Hegel de acuerdo con la nueva edi-cin del jubileo, preparada por Hermann Glockner, Stuttgart[Frommannj, a partir de 1927. [En esta ed icin espaola damosadems la referencia, sie mpre que es pos ible, a la ltima ed-cen critica correspondiente a cada tomo de las obras com-pletas citadas por el autor (ediciones que no slo son prefe-r ibles in trnsecamente, sino por la facilidad de consulta yadquisicin); a lo que aadimos las traducciones castellanas msaceptables, con tal de que sean versiones directas. ] Empicare-mos las siguientes abreviaturas:

    WW 1. Aufsiit;.e aus dem kr:itischen Journal der Philosophie(und andere Schriften aus der rensener Zeit) Ledo crtt.parcial, de G. Lasson: Erste Druckschriiten, Leipzig,Meiner (ephllosophsche Bblotbek, 62), 1928; de ellase han reimpreso sueltos, en 1962, los opsculos Ditte-renz der Fichte'schen und Schelling'schen Systems derPhilosophie, Hamburgo, Meiner (

  • WW 11. S ystem der Phiiosophie, I. Tel.

    WW 9. Svetem der Phil osoph ie, I I. TeH.

    WW 10. S}'stem der Phlosopne. III. Teil.[ En es tos t res volmenes de la ed ici n de Gloc knerse encierra, a umen tada co n muchas ead ic lones pro-ced entes de apuntes de clase y algo a lte ra da por loseditores pstumos , la ltima ed icin (1 830 ) de laEnciclopedia p ublicad a e n vida de Hegel, de la cuale xiste la ed . crtt. de F. Nicolin y O. Pggeler, E,,Zyklopiidi e der phi/osophischen wssens cnot ten imC rundr isse (1830), 6.' ed ., Hambur go, Men er (_Ph .B.", 33), 1959; hay versocasto de la ed. de 1830, trad . porE. Ovejero y Maury : Encicloped ia de ras cie ncias ti-Ios ttcas, 3 t, Madrid , V. Surez, 1917-8.]

    (re tmpr.j, Hamb urg o. Mciner , l . I (_ Ph. B._, 56), 1967,Y lo JI ( _Ph. B._, 51), 1966; verso casto de A. y R. Mondo lfo : Ciencia de la lgica, 2 t., Buenos Aires , Hachen e,tt . 1 Y 11, 1956] .

    W\'I/ 16. Vo rles rmgen ber d ie Philosophie der Religion, 2 Bd .

    WW 17. Vor feslln gen ber di e Gesch ich te der Phlosophie, 1.Bd. red. crn. de las lecciones introductorias, al cuida dode lIoff meist er y F. Nicolin : Einleitllng in di e Ges-chic h le der Phlo soph ie, 3,' ed., Hamburgo, Mcincr( ePh . B.", 1(6) , 1959 (de la que existe ver sin caer . porE. Terrn ; In troduccin a la his tor ia de la i osoa,Bu enos Aires , AguiJ'lr, 1956); verso cast . (de WW 11) deW. Roces ; Lecciones sobre la historio. de la filosoNa,Mxico, F.e .E., 1955, t. r j.

    WW 18. Vo rlesu llgen ber d ie Gescllichte der Ph itosophie, 2, Bd.tvers. cas t. com o WW 17, 1. II J.

    WW 19. VorleSlln/iell ilber die Gesch ich te der Phiosophie, 3. Bd.[ verso cast . com o WW 17, l. lI J.

    ledo crt t ., deB ._, 124 a),

    como WW 4,Wissel1schaft der Logik , 2. TeH red. cnt.,t . JI: versocas t., como WW 4, 1. II].

    Gru ndlin ien d er Ph ilosophie des R ec h tsHoffmeister , lIambu rgo, Mcincr ,( _Ph.retm p r., 19621.

    ww s.

    WW 7.

    'ww ti. Vo rk sun gen b er die Philosophie der Gesch ich te l ed ocr tr. de las lecc iones in trod ucto r ias , al cu idado deHoffm eist er : Die Vernu n ft in der Gesc hich te, S.' cd .{reimpr.), H amburgc, Meiner (_Ph . B., 171 a ), ]966;verso cas t . (de WW 11) de J . Oaos : Lecciones sobre laf ilosof a de la h istoria universal, Mad r id , Rev. deOcc., 2 t., 3.' ed., 1953, y tambin en Buenos Aires ,Anaco nda, 1946].

    WW 12. Vo rlesrm gen ber die Aesth eti Jc , l . Bd . [verso casto des te y los si guien tes tomos (WW 13 y WW 14), po rF. Giner de los Ros : Estt ica, 2 l., Madrid , V. Su -rez, 1908J

    ww 15. Vorle ~ lI ngen liI/er die Phlo sop hie der Rel igim l, 1. Bd.

    12 13

  • AS PEC T OS

    Una ocasin cronolgica como el 125 aniversario dela muerte de Hegel podria inducir a lo que se lla ma un aapreciacin crt ica. Pero es te concepto se ha vuel to in-sufri ble (su puesto que, por lo dems, haya servido dealgo en otro t iempo): anuncia, por parte de qui en po-sea la cuestionab le dich a de vivir despus y est ob li-gado por su profesin a ocu parse de aquel so bre el quehaya de hablar, la desvergonzada pretensin d e sealarsobe rana men te al difunto su puesto y. de es te modo,colocarse en cierto sentido por enci ma de l; y en laabominable pregunta de qu significan para el presen teKant y, ahora, Hegel (ya el llam ado renacimien to hege-liano comenz hace med io siglo con un lib ro de Bene-dettc Croee que se compr ometa a desenredar lo vivoy lo m uerto de Hegel) resuena sem ejan te p resuncin.No se lanza, en cambio. la pregunta inversa . la de qusignifica el p resen te an te Hegel: si. po r ejem plo, la ra-zn a que, tras los tiempos de la suya, la absolu ta . nosfiguramos haber llegad o no se encu ent ra. en realidad.su mamente rezagada t ras aqu lla y se ha acomodadoa l mero ente, cu ya ca rga la razn hege liana queda po-ner en mov imien to va lin dose de la q ue impera en elente m ismo. Todas las apreciaciones cr t icas cae n ba joel juicio expresado en el pr logo de la Fenomeno oga

    15

    , I

    I

  • del espritu, juicio que se ap lica a la s que son nica-me nte sobre las cosas , porque no es tn en las cosas ;ante todo, les falta la seriedad y obliga toriedad de lafilo sofa de Hegel. dado qu e siguen ejerci tando a surespecto lo q ue l. despectivamente-y con todo d ere-cho de serlo-e, llam un a filoso fa de punt o de vis ta .Si no se qu iere rebota r de l con. las p rimeras palabrasq ue se digan , es prec iso. por in suficientemen te Que sehaga. co mparecer ante la pretensin de verdad de sufilosofa, en luga r de parlot ear meramente de ella des-de arri ba y. por co nsiguiente, por debaj o de ella .

    De igual modo Que otros sis temas especulativos con-cluso s, ap ro vecha ta l filosofa la dudosa- ventaja de notener que admitir crt ica alguna: toda la Que se d iri jaa los detalles ser parcial. marrar el to do . qu e, de to-dos modos, la tiene en cue nta; m as, a la inversa, cr it i-car el todo como todo sera abstracto, sin mediacin ,y dejara de lad o el motivo fu ndamental de la filosofahegeliana: que no ca be dest ila rla de ninguna se nten-ca , de ni ngn principio general, y slo se acreditacomo to talidad , en la conc reta co mp lexin de todos susmomen tos. Por lo que nicame nte honra r a Hegelquien, sin dejarse intimidar por el pavor an te la en re-dosidad poco m enos Que mitolgica de un proceder crf-ticc que aquella tot alida d parece volver fal so en todoslos casos , en vez de otorgarle o denegarle. favorableo d esfavorablemen te , m ritos. persiga el todo tras delcual l mismo iba.

    Difcilmente habr pen sa miento teor t ico algu no decier to aliento que. sin haber atesora do en s la filosofahegeliana, pueda hoy hacer jus ticia a la expe riencia dela co nciencia; y, verdaderamente, no de la concie nciasola, sino de la viva y cor