Juan Bautista de La Salle

Download Juan Bautista de La Salle

Post on 15-Feb-2015

76 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<p>San Juan Bautista de la SalleEnciclopedia Catlica</p> <p>Fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, reformador educativo y padre de la pedagoga moderna. Naci en Reims, Francia el 30 de abril de 1651 y muri en Saint-Yon, Rouen, el Viernes Santo 7 de abril de 1719. La familia de la Salle tiene sus orgenes en Johan Salla, quien, a principios del siglo IX fue comandante en jefe de las fuerzas reales de Alfonso el Casto de Castilla. No fue, sin embargo, sino hasta alrededor de 1350 que la rama menor de esta familia, de la cual descendi nuestro santo, se mud a Francia y se estableci en Champagne. Juan Bautista fue el primognito de Luis de la Salle y Nicolle de Moet de Brouillet. Sus padres fueron muy solcitos con la educacin de su hijo, especialmente en lo relativo con su desarrollo moral e intelectual. Despus de su preparacin inicial, fue enviado al Colegio des Bons Enfants, donde curs sus estudios superior y, el 10 de julio de 1669, obtuvo el grado de Maestro en Artes. El cannigo Pierre Dozet, canciller de la Universidad de Reims, presidio las sesiones acadmicas y, aprovechando su puesto, pudo estudiar el carcter de su joven primo, de la Salle, resultando en su decisin de renunciar a su canonja en su favor. Louis de la Salle, sin embargo, acariciaba la esperanza de que Juan Bautista escogera la carrera de abogado y continuara con la tradicin de la familia. Pero el joven de la Salle insisti en que senta el llamado de servir a la Iglesia y por lo tanto, recibi la tonsura clerical el 11 de marzo de 1662 y fue instalado solemnemente como cannigo de la Sede Metropolitana de Reims el 7 de enero de 1667. Cuando de la Salle hubo completado sus cursos clsicos, literarios y filosficos y se gradu, fue enviado a Paris al seminario de San Sulpicio el 18 de octubre de 1670. Durante su residencia en el seminario, asisti a clases de teologa en la Sorbona. All, bajo la direccin de Louis Tronson, progres de tal modo en la virtud que M. Lechassier, superior general de la congregacin de Sn. Sulpicio, dej el siguiente testimonio: "De la Salle fue un constante observador de la regla. Su conversacin fue siempre agradable e irreprochable. Parece que nunca ha ofendido a nadie, ni ha incurrido en censura por parte de nadie." En el seminario, de la Salle se distingui por su piedad y por el vigor de su progreso intelectual y la habilidad con la cual manejaba asuntos teolgicos. Nueve meses despus de su llegada a Paris, su madre muri el 19 de julio de 1671 y el 9 de abril de 1672, su padre falleci. Dicha circunstancia lo oblig a dejar San Sulpicio el 19 de abril de 1672. An no tena veintin aos y ya era el jefe de su familia y por consiguiente tena la responsabilidad de educar a sus hermanos. Su atencin se dedic a los asuntos domsticos y mantuvo una administracin discreta y casi empresarial. El cannigo Blain deca que en esta poca padeci muchos temores. Desconfiando de su propia inteligencia, de la Salle tena el recurso de la oracin y de asesores discretos, entre ellos, Nicolas Roland, cannigo y telogo de Reims, un hombre de gran discernimiento espiritual. Actuando bajo la direccin del ltimo, el futuro fundador fue ordenado subdicono en Cambrai por el Arzobispo Ladislas Jonnart el 2 de junio de 1672.</p> <p>Cuando no estaba ocupado con los deberes de su canonja o con sus estudios teolgicos, haca buenas obras, bajo la gua de su director espiritual. Despus de cuatro aos, fue ordenado dicono en Pars el 21 de marzo de 1676 por Francois Batailler, Obispo de Beln. En esta ocasin, de la Salle obtuvo de Maurice Le Tellier, Arzobispo de Reims, el permiso para renunciar a su canonja y dedicarse al trabajo parroquial. Nicolas Roland lo apresur a dar este paso, alegando que una rica canonja no estaba muy en armona con el celo y la actividad juveniles. Su arzobispo, sin embargo rechaz su solicitud. Con humilde sumisin, de la Salle acept la decisin y regres a Reims a proseguir sus estudios y a hacer las preparaciones finales para su ordenacin sacerdotal. Fue ordenado presbtero por el Arzobispo de Reims el sbado santo 9 de abril de 1678. El joven sacerdote fue modelo de piedad y sus bigrafos dicen que las personas iban a su Misa para edificarse y compartir su piedad. Despus de la Misa haba muchos que buscaban su consejo y se colocaban bajo su gua espiritual. De la Salle nunca omiti la Santa Misa. En junio de 1680, tom su examen final y se doctor en teologa. En esta etapa de su vida, de la Salle, demostr una docilidad de espritu, auto desprecio tales que demostraron el carcter del hombre y del santo. En apariencia fsica, era de presencia fuerte, algo ms alto que el promedio y bien proporcionado. Tena grandes y penetrantes ojos azules y frente amplia. Sus retratos presentan una figura de dulzura y dignidad, con inteligencia y respirando un aire de modestia y gracia refinada. Una sonrisa juega en los finos labios e ilumina una expresin de inteligencia y amor. Durante los pocos aos que se sucedieron entre su ordenacin al sacerdocio y el establecimiento de su instituto, de la Salle se ocup de llevar a cabo el testamento y ltima voluntad de Nicolas Roland, quien, al morir, le haba confiado la recin establecida Congragacin de las Hermanas del Nio Jess. "Tu celo la har prosperar," le dijo Roland. "Completars el trabajo que he iniciado. En todo esto, el padre Barre ser tu modelo y gua." As fue de la Salle llevado, imperceptiblemente a su misin en la vida. "La idea nunca se me ocurri a m," escribi en una memoria. " Si alguna vez hubiera pensado que tendra que lo que hice por pura caridad con los maestros pobres iba a terminar haciendo que viviera con ellos, hubiera renunciado al instante." Este sentimiento lo expres de nuevo en el ocaso de su vida en estas enfticas palabras: "Si Dios me hubiera revelado lo bueno que podra ser logrado por este instituto, y de la misma manera me hubiera hecho saber las pruebas y los sufrimientos que lo acompaaran, mi valor habra fallado, y yo nunca lo habra emprendido." En esta poca, de la Salle an cumpla con sus funciones de cannigo. Sin embargo, se senta fuertemente atrado a una tarea ms importante propiciado por un mensaje de Madame Maillefer, en marzo de 1679, solicitndole que ayudara a Adrien Nyel a abrir una escuela gratuita en Reims. Pero apenas haba logrado abrir la escuela de St-Maurice cuando calladamente se alej, como si esa no fuera su misin. Poco despus, la apertura de otra escuela gratuita en St-Jacques lo volvi a sacar de su reclusin, pero pronto se retir de nuevo. A pesar de ser el principal instrumento en la apertura de estas escuelas elementales. Se senta inconscientemente atrado al trabajo. Diariamente visitaba a los maestros para animarlos o sugerirles mtodos prcticos para obtener resultados especficos. Pero cuando descubri que los maestros se desanimaban debido a la falta de gua</p> <p>adecuada despus de las horas en la escuela, procedi a juntarlos para poder dirigirlos y darles lecciones prcticas de empleo til del tiempo y para prevenir golpes y disgustos. No solo los ayudaba en clase y despus de clases, sino que les alivi la vida. Inclusive los admiti a su mesa y despus los acogi bajo su propio techo. Por consiguiente se fueron acercando cada vez ms, formando una hermandad ntima con los maestros de los pobres. "Fue sin duda," deca Mons. Guibert, "el amor lo que indujo a de la Salle a dedicarse a los jvenes maestros de Reims. Estaban como ovejas abandonadas sin un pastor. Asumi la responsabilidad de unirlos." Entonces de la Salle no tena planes definitivos para el futuro, inclusive en junio de 1682, cuando mud su pequea comunidad a la vecindad de la Rue Nueve. Simplemente se mantuvo listo para seguir la gua de la providencia. Renunci a su canonja en julio de 1683 y distribuy su fortuna entre los pobres en el invierno de 1684, dando pruebas convincentes de que no dudara en hacer cualquier sacrificio que fuera necesario para completar el trabajo que haba comenzado. Pere Barre le aconsej a de la Salle que dejara cualquier cosa que pudiera distraer su atencin de lograr la gloria de Dios. En respuesta a las serias recomendaciones de sus amigos respondi: "Debo hacer el trabajo de Dios y si lo peor debe pasar roguemos al Seor por fuerza." La confianza en la Providencia Divina fue algo imprescindible para la fundacin de las Escuelas Cristianas. Hasta este perodo (1684), el instituto no tena las caractersticas de una organizacin permanente. De 1694 a 1717, la lucha por la subsistencia fue ms que crtica. En 1692 el instituto estaba tan debilitado por las muertes y renuncias que de la Salle apenas pudo encontrar dos hermanos que estuvieran dispuestos a atarse por medio de un voto para mantener las escuelas gratuitas. La muerte de Henri L'Heureux en diciembre de 1690, materialmente afect las reglas de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. De la Salle pretendiendo que este dotado y joven hermano fuese el futuro superior de la congregacin, mantuvo la esperanza de que se ordenara sacerdote, y con esto en mente, lo envi a Pars a estudiar teologa en la Sorbona. Despus de un brillante curso, el Hermano Henri L'Heureux estaba listo para ordenarse, pero antes de esto, el joven candidato enferm y muri. La prdida de este hermano fue un duro golpe para el fundador. Despus de pasar toda la noche en oracin, se levant, no solo confortado, sino fortalecido e iluminado sobre el carcter de su futuro instituto. Entonces determin que no debera haber sacerdotes entre los miembros de su instituto. A pesar de que haba sacerdotes y hermanos laicos en casi todas las rdenes religiosas existentes, de la Salle estaba convencido de que era hora de un cambio en este sentido en la nueva congregacin. El hermano Lucrad, quien fuera analista del instituto, resume el asunto as: "A partir de la muerte de Henri L'Heureux, de la Salle estuvo convencido de que su instituto se deba fundar en la simplicidad y la humildad. Ningn hermano podra, siguiendo en la congregacin, permitirse distraerse de sus funciones como maestro, dedicndose a estudios especiales, a la lectura del Oficio Divino o al cumplimiento de las obligaciones del ministro sagrado." Por lo tanto, ningn hermano puede aspirar al sacerdocio ni realizar ninguna funcin sacerdotal y ningn eclesistico puede ser miembro del instituto. Esta fue la nueva regla que de la Salle agreg y se encuentra en la Constitucin del Instituto. A partir de 1702, el fundador pas por un largo perodo de prueba, agravado por la persecucin por parte de ciertas</p> <p>autoridades eclesisticas. En noviembre de 1702, fue depuesto por el cardenal de Noailles y sustituido durante algn tiempo por el Rev. B. Bricot. En 1703 uno de sus ms confiables discpulos, Nicolas Vuvart, lo dej. Durante los siguientes diez aos el santo fundador se vio envuelto en una serie de dificultades para la preservacin de su instituto, en el curso de los cuales su nombre fue atacado y se le neg justicia en los tribunales civiles. Despus de treinta y cinco aos de trabajo duro, su labor pareca estar al borde del fracaso. Su confianza en Dios era tan firme que en realidad nunca se desanim. Convoc un captulo con el propsito de solidificar el trabajo y para elegir a un superior general. Pretenda tener un hermano ya elegido mientras el viva y as perfeccionar el gobierno del instituto de acuerdo con la regla que l haba formulado. La eleccin de los hermanos reunidos recay en el hermano Barthelemy, un hombre estimado por todos debido a su sapiencia y virtud. El instituto era ahora un hecho consumado. Y desde la primera entrevista con Adrien Nyel en 1679, de la Salle perteneca por completo a los hermanos, compartiendo con ellos la rigidez de la labor y la observancia de la regla comn. Nunca les permiti dedicarse a otros asuntos. De la Salle fue siempre prudente y siempre estuvo inspirado por Dios, por ello no cej en darle a su instituto un carcter positivo para cumplir su objetivo: la educacin cristiana de la juventud y la cultivacin del espritu de fe, piedad, mortificacin y obediencia que deba caracterizar a sus miembros. Su don de ganar almas para Dios y guiarlas a hacer grandes sacrificios, se complement con la esplndida habilidad ejecutiva que le permiti fundar un instituto y supervisarlo y dirigir su desarrollo gradual. Un estudio de las extraordinarias condiciones religiosas, sociales y educacionales de la poca en que de la Salle fund el instituto muestra el peculiar carcter de las dificultades que tuvo que enfrentar y sobrellevar. El jansenismo haba ganado adeptos en Francia y diseminado sus perniciosas doctrinas; adoptaba disensiones internas y promova el galicanismo, con gran detrimento de la fe y de la lealtad a la Santa Sede. En el orden social, un espritu de exagerada independencia condenaba la autoridad o la ignoraba. Cuando tales condiciones prevalecen en las clases privilegiadas, uno se pregunta cul sera la condicin de las masas. Las interminables guerras internas y externas, con sus correspondientes males, producan un efecto desastroso en la gente. Las demandas exorbitantes por parte de los oficiales del ejrcito, la violencia de la soldadesca, la rapia de los supervisores, los saqueos, hambrunas y ruina, dejaban a provincias enteras de Francia bajo el peso de terribles sufrimientos y miseria inenarrable. An cuando la oscuridad del caos interno fue momentneamente iluminada con las esplndidas victorias en el extranjero, el triste efecto de la Gloria del reinado de Luis XIV hizo de las quejas en los cotos que fuesen ms amargas debido a la prdida de los seres queridos en los campos de batalla. Las escuelas estaban pobre y negligentemente atendidas. Los nios y la gente generalmente eran ignorantes y el vicio, de acuerdo con las autoridades contemporneas era flagrante en todas las clases. De la Salle cuidadosamente estudi estas condiciones y, movido por la compasin por los pobres, resolvi mejorar su estatus moral y social. El fundador analiz la situacin y propuso como remedio la creacin de escuelas gratuitas populares adecuadamente equipadas y a cargo de celosos maestros, quienes implantaran en los corazones de los nios la semilla de aquellas virtudes que tendieran a regenerar tanto a los alumnos como a sus padres. Vio que una congregacin religiosa compuesta por hombres ilustrados, ansiosos de la salvacin de las</p> <p>almas, podra luchar contra la irreligiosidad, el vicio y la ignorancia. Claramente percibi que, en las condiciones peculiares que rodean a cualquier instituto en su origen, el trabajo propuesto debera tener como fin los requisitos especiales de la poca en la que se originara. Tambin vio que, mientras el espritu guiador de dicho instituto deba permanecer fundamentalmente sin cambios, su objetivo, como organizacin permanente trabajando en beneficio de la humanidad, deba tener el carcter de una fuerza social que respondiera a las necesidades de cualquier poca y pas. Las varias reformas educativas introducidas por de la Salle probaron que legislaba sabiamente. Los cursos de estudio para las primarias gratuitas, escuelas tcnicas y colegios evidencia...</p>