del proyecto al informe final aportes a una investigación cualitativa socialmente Útil 1

Download Del Proyecto Al Informe Final Aportes a Una Investigación Cualitativa Socialmente Útil 1

Post on 05-Feb-2016

33 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

proyecto

TRANSCRIPT

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    1

  • Hecho depsito de Ley 11.723. Derechos reservados.

    Saltalamacchia, Homero Rodolfo

    Del proyecto al anlisis: aportes a una investigacin cualitativa socialmente til - 1a ed. - Buenos Aires: el autor, 2005.

    ISBN 987-43-9866-3

    1. Metodologa de la Investigacin.

    I. Ttulo; CDD 001.42

    Revisin: Maria Isabel Silveti

    This work is licensed under the Creative Commons Attribution-NoDerivs-NonCommercial License.

    To view a copy of this license, visit http://creativecommons.org/licenses/by-nd-nc/1.0/ or send a letter to Crea-tive Commons, 559 Nathan Abbott Way, Stanford, California 94305, USA.

    Autorizo la reproduccin de este texto (siempre que lo sea sin propsitos comerciales de ningn tipo y mtodo) con la condicin de que, explcitamente, se indique la fuente y la autora. Cualquier comentario o agre-gado al texto original debe ser claramente diferenciado de aquel.

    Este trabajo est en permanente revisin. Lo muy in-

    terrelacionado de los temas que se plantean obliga a

    que, un desarrollo o correccin en una parte cualquie-

    ra del libro, requiera de la introduccin de cambios en

    otras. El lector podr ver esos cambios en las actuali-

    zaciones que, peridicamente, se incorporarn a

    http://saltalamacchia.com.ar.

    Al mismo tiempo, todos los que pretendan incluirse

    en un trabajo en red, pueden colaborar enviando las

    sugerencias al correo indicado en la pgina.

    Esas colaboraciones sern reconocidas explcitamente

    en el texto. Esto permitira que el trabajo se mejore

    colectivamente; por lo que, cualquier sugerencia, ser

    bienvenida; aunque, como es comprensible, el autor se

    reserva el derecho de decidir sobre su inclusin.

    El Artesano.

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    ii

    Por quienes

    siguen trabajando y luchando, ms all del desencanto y la corrupcin, por el amanecer del Sur y su dignidad.

    Desde Natalia y Stefano.

    Agua clara, humus, flores y frutos que me inspiran seguir.

    Para Marisa.

    Sol de atardecer.

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    iii

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    iv

    AAGGRRAADDEECCIIMMIIEENNTTOOSS

    Agradecer a todos aquellos que contribuyeron para hacer de m el que escribe este libro, me es tan imposible como el recorrer mis clulas: recuerdo a muchos, se me olvidan otros tantos; y de la mayora no sabr siquie-ra quines son ni cmo fueron producindome. Este libro es el tejido que logr a partir de todas ellas y ellos; ticamente, soy su responsable (tanto de su contenido como de su forma) pero no soy su origen, que est en la textura compleja de las sociedades en que he vivido.

    Sin embargo, ms all de esa diversidad inmensa de influencias, hay personas que tuvieron especial ascen-diente en este libro y en mi posibilidad de llegar a redactarlo. Por eso es que deseo expresar mi agradecimien-to a Ester Kaufman (quien me apoy, de todas las formas imaginables, durante la mayor parte de los casi cinco aos en que reun mis escritos sobre el tema y los correg, dando lugar a la primer versin de este li-bro); a Marisa Silveti (quien no slo me alent constantemente a continuar y publicar este trabajo en impren-ta, sino que se hizo cargo de la laboriosa tarea de edicin de todos los originales de esta versin); y a Gui-llermo ODonnell (quien, en el ao 1975, me brind la oportunidad de ser su adjunto en el CEDES, donde aprend mis primeros balbuceos acadmicos, y luego me apoy para obtener una beca en la fundacin Ford haciendo, de esa manera, que mi salida de la Argentina se convirtiese en el comienzo de mis estudios ms sis-temticos en ciencias sociales).

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    v

    PPRRLLOOGGOO AA LLAA PPRRIIMMEERRAA EEDDIICCIINN

    Apoyado en una heredera de Gutemberg, Matas seal varias pilas de libros que se cumulaban en las pare-des de su taller.

    Miralos! Cuntos lazos entretejidos! y pensar que la mayora de esos lazos no son reconocidos, ni siquiera por sus autores! La mayora est lleno de citas, no lo niego, pero son los citados los nicos que contribuyeron a la obra?

    Matas saba para qu iba a verlo; horas antes me haba comunicado con l y no era la primera vez que con-versbamos. Lo extrao fue que al verme, se largase a hablar sin saludarme, como si continuase con nuestra conversacin telefnica. Me detuve.

    En cada uno de esos libros podrs encontrar muchos nombres propios; sin embargo, son las propias citas las que borran las hue-llas de casi todos los otros lazos que los hicieron posibles. Vemos libros e imaginamos identidades terminadas; esferas solidificadas por la tapa con la que se inauguran y la contratapa con la que se acaban. Leemos una declaracin de deuda intelectual y ella nos hace pensar que solo el autor citado es el que influy, como aqul hroe que se destaca en la muchedumbre.

    A dos pasos de la puerta de su taller, yo observaba a Matas, sin saber qu relacin poda tener lo que l esta-ba diciendo con mi pregunta sobre la publicacin de esta obra. Pero l no pareca incmodo. En cambio, se-gua hablando con gesto concentrado y entusiasta.

    Es cierto, que no hay bien que por mal no venga. Estos y otros libros viajaron; y lo pensado y escrito aqu se conoci a all; y dio lugar a nuevos escritos u otras acciones tan importantes como ellos mismos. Pero, para autores y lectores, la red pasa desaper-cibida o casi. No te confundas Homero, publicar es importante, pero no solo es la imprenta la forma adecuada de insertar un pensamiento en su entorno. Era imposible interrumpirlo.

    La lectura secuencial impide revelar, en forma adecuada, las redes argumentales que se encuentran en ellos mismos [En la pausa, su dedo indicaba hacia la pila de libros] pero sobre todo, hace muy difcil entrelazar esas redes con las de otros pensadores, potenciando el descubrimiento y la creacin conjunta, haciendo perceptible que cada uno de es un nudo en una abiga-rrada trama de creaciones.

    Los lmites visibles de nuestros cuerpos obscurecen nuestra sustancia de tejidos (no siempre armnicos sino en construccin) dando lugar a la ilusin individualista: el libro en papel hace lo mismo respecto a las obras: mirlos all, apilados como cuerpos.

    Ambos seguamos de pie, tal como estbamos cuando comenz a hablar, y nicamente su voz pareca mo-verse, uniendo su certeza con mi desconcierto.

    Dicen que bajo el nombre de tu homnimo ilustre se unifica una red de relatos orales. Pero tambin eso ocurre con nosotros mismos. A los nombres los necesitamos de qu otra forma identificar esas conformaciones complejas que somos; y desde las que nos integramos en esas otras redes que denominamos Sociedad? Lo absurdo es que los pensemos como el significante de esencias autosuficientes y autosustentadas. Esos libros, con esta tecnologa [golpe con su mano la imprenta sobre la que se apo-yaba], han reforzado la ilusin individualista y heroica de los intelectuales.

    Quiz no hayas percibido toda la importancia de las estructuras de red que ha comenzado a ofrecernos Internet. Yo apenas la vislumbro. Pero estoy convencido de que este libro tendr otras caractersticas si le atribus al papel una jerarqua menor. En todo caso, la de un apoyo momentneo, que facilite su lectura mientras no haya soportes electrnicos cmodos y al alcance de la mayo-

  • DEL PROYECTO AL ANLISIS: APORTES A UNA INVESTIGACIN CUALITATIVA SOCIALMENTE TIL

    vi

    ra. Pero no es aqu, en una imprenta, por donde debes comenzar; sino colgando tu texto en la red; y que sean los lectores, y no las empresas editoriales, quienes decidan sobre sus bondades y administren su distribucin. Si el texto est en la red, otros podrn tejer o entretejer, desde cualquiera de las partes de tu trabajo, sus propias contribuciones. Y tambin lo podrs hacer vos (y la red podr encontrar tus nuevas versiones) tal como lo haces en tu propia vida; tejiendo y destejiendo mientras tengas aliento.

    As fue como decid que este texto estara en la red y que en el sitio ira aprendiendo a crear modos de entre-lazamiento con otros que tuviesen las mismas ganas de aventurar descubrimientos. Refirindose al modo de publicacin, Matas me permiti ser congruente con una de las enseanzas ms importantes que hasta ahora he obtenido: las ideas no tienen propietarios y el autor es solo una persona que asume la responsabilidad mo-ral de recogerlas y relanzarlas de cierto modo, que es el que hace posible su sabidura. Desde esta ltima perspectiva, cada uno de quienes participamos en sociedad somos autores: eso bueno; y es positivo recono-cerlo y afirmarlo. Pero, al mismo tiempo, es importante dejar de lado toda ilusin de autonoma o autarqua intelectual sobre nuestras acciones y sus productos. Somos el fruto de las influencias recibidas durante todo el curso de nuestra existencia y el entrelazamiento de ese complejo sistema de interacciones, de las que so-mos efecto encarnado, nos impide hablar de un nico punto de origen (atribuido a nuestro ser o al de algn Maestro). Esa misma diversidad constitutiva, en la que las identidades solo tienen la consistencia de ordena-mientos relativamente autnomos, se repite en los textos. Tampoco los textos son otra cosa que un tejido de voces, en las que el autor aparece reelaborando y relanzando discursos; de los que solo en parte se apropia concientemente, pero que le permiten participar en la vida de sus comunidades.

    Como deca Matas, lo publicado en libros y revistas (que por mucho tiempo fue el lugar obligado) posterga la inmediatez de