Solesmes. Una interpretación del Canto Gregoriano ?· SOLESMES: UNA INTERPRETACIÓN DEL CANTO GREGORIANO…

Download Solesmes. Una interpretación del Canto Gregoriano ?· SOLESMES: UNA INTERPRETACIÓN DEL CANTO GREGORIANO…

Post on 29-Sep-2018

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>SOLESMES: UNA INTERPRETACIN DEL CANTO GREGORIANO </p><p>DOM LUIS M. PEREZ, O.S.B.*</p><p>El hecho de que yo sea el ltimo en dar la conferencia en estas Pri-meras Jornadas de Canto Gregoriano no es sino por puro azar y circuns-tancias de tiempo y oportunidad. Despus de haber hojeado las diver-sas exposiciones que se han hecho estos das por personaspreparadsimas en msica, canto e investigacin universitaria, mi temaes meramente como una pincelada experiencial, del que, sin ser unprofesional, tiene una larga trayectoria como cantor diario y entusiastadel canto gregoriano. </p><p>Estoy aqu y creo poder expresarlo as, no como profesional, queno lo soy en el sentido tcnico, sino como monje que canta hace yamuchos aos y dirige hace unos pocos el canto gregoriano de unmonasterio. Mis certezas, mis experiencias, mis reflexiones nacen deese constante devenir, el mismo y siempre diverso, como el sentimien-to de la obra de arte que se crea a diario con sus limitaciones, pero tam-bin con sus emociones siempre vivas. </p><p>Para dar ttulo a mi charla he escogido un nombre o mejor lamanifestacin de un modo de hacer y de cantar: la interpretacin deSolesmes. En realidad no poda ser de otro modo. Educado en el gre-goriano, incluso antes de ser monje, con el soporte sonoro, siempreideal y nunca del todo alcanzado de la comunidad benedictina de SanPedro de Solesmes, sta es la escuela en la que he bebido a lo largo detoda mi vida proyectada evidentemente en las dos comunidades bene-dictinas de la familia silense a la que he pertenecido en Silos y perte-nezco ahora en Leyre; ambas pertenecientes al mismo tronco comn,como herederas de los antiguos monjes de Solesmes que restauraronSilos hace ya ms de 100 aos. </p><p>* Abad Monasterio benedictino de San Salvador de Leyre (Navarra).</p><p>177</p></li><li><p>SOLESMES: UNA INTERPRETACIN DEL CANTO GREGORIANO</p><p>Voy a verter mis reflexiones sobre lo que siento qu es canto gre-goriano, surgido del sentimiento de la interpretacin que Solesmes hahecho y todava hace, al hacerlo presente y vivo tanto en la abadamadre como en todos los monasterios de la Congregacin que siguenfieles y en contacto cercano con su uso diario en la liturgia. </p><p>Todo lo que digo en general es para ser aplicado especialmente alcanto as interpretado por la familia solesmense; porque las ideas y lossentimientos as como todas las dems reflexiones que voy a exponer,nacen de ese modo de cantar y de esa forma de interpretar lo que latradicin nos ha transmitido, pero que, siendo en cierto modo inasible,hay que reinventar diariamente al celebrar la liturgia. </p><p>No se extraen tampoco si repito cosas ya dichas estos das pasa-dos, es de lo ms normal. Parte de toda la pedagoga consiste en trans-mitir el conocimiento y la educacin mediante la repeticin, sobretodo si se emite desde diversos ngulos del pensamiento, la perspecti-va y los diversos mtodos pedaggicos. </p><p>Para entrar en materia, permtanme ahora recordar, o mejor,hacer</p><p>UN POCO DE HISTORIA </p><p>El canto gregoriano o canto eclesistico antiguo, canto romano ocanto carolingio para otros, es el canto religioso ms antiguo que ha lle-gado ntegro hasta nosotros despus de ms de un milenio, en cual-quiera de las culturas religiosas hoy da existentes. Hunde sus races enla antigua comunidad cristiana que, a su vez, lo hace en la juda, y seaprovecha tambin de los modos musicales de la cultura griega y lati-na, existente y desarrollada ya en los primero siglos del cristianismo. </p><p>El nombre de "gregoriano" se debe a una atribucin no del todoirreal que la historia relata acerca del papa Gregorio Magno, al que sele atribuye una reforma y reestructuracin de las melodas antiguasdurante su pontificado a finales del siglo VI. </p><p>Sea como fuere, la msica que hoy nosotros conocemos con abso-luta seguridad y nitidez (otra cosa sera la seguridad de su interpreta-cin) , se remonta al menos a los siglos IX, X y XI, fechas en que se datanlos ms antiguos manuscritos de signos rtmicos que poseemos. Por</p><p>178</p></li><li><p>DOM LUIS M. PREZ</p><p>otra parte tambin es cierto que poseemos libros con los mismos textosque ya se cantaban en la liturgia en poca todava ms antigua, comoson los siglos VII y VIII, por lo que se puede deducir que, si no todas, almenos algunas de las melodas transcritas rtmicamente en siglos pos-teriores ya se cantaban, con referencia a nuestro hoy, hace catorcesiglos.</p><p>Para entender el canto gregoriano, especialmente a travs de larestauracin e interpretacin de Solesmes y su escuela, es preciso rete-ner unas consideraciones de ndole culturalmente cristiana, basadas enla revelacin de Jesucristo que fructificaron en el corazn humano delartista y del compositor. </p><p>1. AL SERVICIO DE DIOS </p><p>El canto gregoriano es por excelencia un canto sagrado por sudedicacin al servicio divino. Se ha hecho para el templo de Dios: staes su aplicacin o, si se prefiere, su destino. Su uso es nicamente reli-gioso, y podramos precisar que su objeto, si no exclusivamente, esprincipalmente la oracin; ms exactamente, la alabanza de Dios, almenos indirectamente, pero con ms frecuencia de modo directo. Elsentimiento artstico o el deleite que produce es secundario y siempreva unido de alguna forma, aunque se desconozca, al objeto primero.No hay necesidad de probrselo a los que conocen el repertorio, por-que cuanto ms se vive dentro del ambiente gregoriano, mayorconciencia se forma de l. </p><p>Podra cuestionarse el problema desde su origen: Se trata de unacreacin espontnea para la Iglesia, o ms bien del uso en la Iglesia deun lenguaje musical que era profano? </p><p>Los textos narrativos de los primeros tiempos cristianos afirmanclaramente la exclusin en las comunidades cristianas de todo cuantoevocaba el mundo profano y sus cantos. La meloda se basaba en unethos musical del todo distinto, y en caso de dependencia, como yahemos dicho, habra que remitirse a los cantos sinagogales judos. </p><p>Cuando ms adelante los compositores componen su repertorio,nada permite considerarla plagio de una msica profana que, por otraparte, no era muy conocida en los ambientes cristianos y cuyo rastro es</p><p>179</p></li><li><p>SOLESMES: UNA INTERPRETACIN DEL CANTO GREGORIANO</p><p>difcil an hoy, demostrar. Se advierte, por el contrario, un proceso dedesarrollo interno, suficiente para explicar la evolucin. Es cierto quequedan muchos problemas pendientes, de los cuales sera el primerosaber de la formacin musical de estos expertos cantores a los quedebemos el repertorio propio de la schola (especialmente los responso-rios).</p><p>Al iniciarse el siglo IX, la historia de la msica en occidente semuestra tributaria del canto gregoriano. Un problema a resolver sera,por tanto, si ste no sufri cierta secularizacin posterior al entrar encontacto con la msica no eclesial. </p><p>La msica medieval debe mucho, en efecto, al canto gregoriano;pero ciertamente, apenas nada a la inversa. No hay que dar muchaimportancia a ciertos cantos irnicos y burlones de cierta baja clerecaque han llegado hasta nosotros. En cuanto a la msica profana de laEdad Media, ciertamente procede del gregoriano, pero para tomarmuy pronto su matiz propio. Toma frmulas y tonos, pero los deformaradicalmente o ms bien los reorganiza. Elige, dentro de la modalidad,aquello que suena como ms distinto, (nosotros diramos ms moder-no), inclinndose hacia la tonalidad. </p><p>Y no es preciso insistir entre las diferencias entre el canto grego-riano y el canto contrapuntstico, la pera y la msica sinfnica. Tam-poco lo podemos comparar con la msica ligera actual, a no ser parahacer mejor resaltar el carcter religioso, sagrado y espiritual del cantogregoriano.</p><p>2. CANTO LITRGICO </p><p>El canto gregoriano es un canto litrgico. Bajo este ttulo quisieraexaminar dos temas muy importantes: </p><p>- La relacin del canto gregoriano con el texto sagrado (trtese dela Sagrada Escritura o de composiciones eclesisticas, tales como him-nos y diversas prosas). </p><p>- El hecho de que el canto gregoriano participe tan ampliamentede las notas propias de la Liturgia. </p><p>180</p></li><li><p>DOM LUIS M. PREZ</p><p>1. El canto gregoriano y el texto sagrado</p><p>Cantando en gregoriano, la lengua del texto sagrado es necesa-riamente el latn. Advirtamos tan slo que su empleo es ms compren-sible de lo que se supone para quien estudia la espiritualidad del cantogregoriano.</p><p>Hablando del latn deca Monseor Garrone: El latn escapa a lasalteraciones que inevitablemente entraa la evolucin de una lengua nueva, queest en movimiento incesante. Forma un todo con la maravilla del arte religio-so que es el canto gregoriano. Encierra todo el pasado y enlaza nuestra oracincon la de nuestros padres. </p><p>Aadamos que toda lengua no en uso comporta cierto hieratismo,una cierta distancia con relacin al uso ordinario que la hace comosagrada y no fcilmente inteligible a cualquiera. </p><p>Los antiguos compositores fueron verdaderos genios al saber apli-car la msica a la palabra y a las frases latinas con arte consumado. Unanlisis musical lo demuestra sobradamente. Por el contrario, en lapolifona se advierte que frecuentemente se diluye el texto en la propiariqueza musical, porque se recrea ms en sta que en el texto y su con-tenido. Esa diferencia sirve, todo lo ms, para prolongar un sentimien-to, una meditacin como en la audicin de la msica pura. En el gre-goriano en cambio como se ha escrito: "El canto brota del pequeoimpulso de vida (el acento), que se da a cada una de las palabras deltexto que se canta". Abundando en esto, recuerdo al gran gregoria-nista francs Jeanneteau, que poniendo un ejemplo, iba leyendo connfasis progresivo el Lauda Sion, hasta desembocar en la conocidameloda de este himno eucarstico del Corpus Christi. </p><p>"En consecuencia, la meloda no es un vestido que se superponea la palabra, sino su fruto y su inspiracin. No se trata, pues, de mon-tar la msica sobre la palabra . . . ni tampoco de poner la palabra enmsica . . ., se trata de hacer cantar a la palabra la msica que encierra.Y la palabra, a su vez, sostiene y canta la meloda, que acaba por trans-formar su sentido, su ritmo y sonoridad elemental". </p><p>Len XIII ya defini esta simbiosis entre la meloda y la palabra: Escierto: las melodas gregorianas han sido compuestas con gran acierto y sabidu-</p><p>181</p></li><li><p>SOLESMES: UNA INTERPRETACIN DEL CANTO GREGORIANO</p><p>ra, a fin de esclarecer el sentido de las palabras. Se dan en ellas tal fuerza ymaravillosa suavidad, mezcladas de gravedad, que fcilmente suscita en losespritus sentimientos de piedad y hace concebir, nada ms pronunciadas, emo-ciones espirituales. </p><p>2. El canto gregoriano y la liturgia </p><p>Dom Guranger defina la Liturgia segn las siguientes notas:antigedad, universalidad, autoridad, uncin. Hoy diramos: perma-nencia, catolicidad, autenticidad, piedad. Como parte integrante de laLiturgia, estas notas las podemos aplicar al gregoriano. </p><p>Antigedad. Ya hemos dicho que algunas de las piezas del reperto-rio gregoriano se remontan a los primeros siglos de la Iglesia y la mayo-ra de las melodas probablemente son anteriores al siglo IX, tras losdesarrollos musicales que derivan directamente de un ncleo primiti-vo. Se advierte un desarrollo homogneo, aun cuando los msicos y lasscholas posteriores innoven los elementos promotivos al utilizarlos. Nila variedad de los gneros ni su evolucin introducen contradiccionesen el repertorio. Siempre se mantiene el mismo carcter que podemosllamar "familiar", aunque la historia nos haga constatar su paso de loselementos ms sencillos y sobrios (del Benevento y romano) a losrepertorios ms ricos y elaborados (milans, galicano, hispano). Elcanto gregoriano fue realizando su evolucin en sntesis de tradicin yenriquecimiento. </p><p>Y no obstante los baches propios de toda vida y ciclo artstico, havencido a los siglos y soportado con firmeza y admiracin la evolucindel gusto musical. Ya mientras se le mutilaba y masacraba en los siglosXVTI-XVIII, mantuvo su carcter propio; el llamado en la poca "cantusplanus", canto llano, se opona a "msica"; y "cantar canto llano" se dis-tingua de "cantar o tocar msica". El gregoriano mantuvo las caracte-rsticas del arte medieval, que son, segn las ha definido Solange Cor-bin, desinters narcisista, abnegacin en su trabajo, amor y respeto a latradicin recibida.</p><p>Universalidad. El gregoriano, como canto litrgico de la Iglesialatina, participa de su universalidad. Se podra objetar sobre la diversi-dad de repertorios, en las antiguas liturgias europeas, pero en realidadestos son como las distintas ramas de un mismo tronco. </p><p>182</p></li><li><p>DOM LUIS M. PREZ</p><p>Su difusin ms all de Europa occidental y central, y antes de lasactuales ideas de inculturacin, confirma, y no slo de hecho, su fun-cionalidad esencial. frica lo ha asimilado perfectamente y el ExtremoOriente se sensibiliza y oye con gusto, lo estudia y practica, a pesar dela diversidad de su ethos musical. </p><p>No deja de tener tambin el gregoriano su valor ecumnico, noslo porque se practica en diversas confesiones cristianas, sino porque,ms que otras formas musicales, se acerca a repertorios orientales yjudos, e incluso a veces a msicas exticas que ofrecen analogasmodales. </p><p>Autoridad. Ya se sabe que san Gregorio Magno no es el creador delcanto gregoriano y que el Gregorius praesul no concierne ms que alantifonario de la misa. En realidad solamente muy tardamente toma-ron los papas el canto gregoriano bajo su autoridad y las aprobacionesy defensas ms explcitas no se encuentran hasta casi nuestros das. Sen-cillamente se utilizaba y cantaba lo que haba, con una fidelidad prc-tica, que no exclua las nuevas creaciones, y durante siglos no hubonada que se pareciera a un Corpus musical oficial de la Iglesia. </p><p>Lo que se ha llamado "Corpus" para un cierto estrato de reperto-rio el canto gregoriano en su ms precisa acepcin lo encontramos yaen las recopilaciones mandadas hacer por Pipino o Carlo Magno, cuan-do pretendieron imponer "el canto de Roma". Aunque mejor deberallamarse "al estilo de Roma". </p><p>Por eso, lo que ciertamente da autoridad al canto gregoriano,mucho ms que una firma o un texto legislativo, es el "consensus popu-li", el "sensus ecclesiae", porque siempre y por todas partes fue ejecutadopor el pueblo fiel, con sus presbteros y obispos a la cabeza, siendo ellenguaje musical comn de toda la liturgia de la Iglesia de occidente.De hecho, esta conviccin se corrobora por el carcter que el cantogregoriano comparte con la liturgia, y que Dom Guranger defina conel termino uncin.</p><p>Uncin. No vamos a buscar una definicin filosfica de la uncin.El gran liturgista Dom Guranger la asemeja muy certeramente con lapiedad. Por otra parte confiesa: Esta cualidad ... se puede apreciar, perono se puede definir. Es la que ofrece confianza filial, limpio abandono y,</p><p>183</p></li><li><p>SOLESMES: UNA INTERPRETACIN DEL CANTO GREGORIANO</p><p>ante todo, la que activa la obra del Espritu de amor. La uncin es obradel Espritu Santo en cuanto causa; y se convierte, como efecto, enfruto suave y jugoso que consuela, anima y purifica dando como resul-tado el orden y la paz. Existe entre la uncin de la liturgia y la oracinuna ntima unin que se favorecen mutuamente para hallar la luz y elconsuelo de la fe y de la belleza, en los corazones humanos. </p><p>Todo esto se ilumina muy bien con las palabras de san Pab...</p></li></ul>