salutifera navis 2

Download Salutifera navis 2

Post on 01-Apr-2016

217 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • SalutiferaNavis

    N AV E G A N D O E N T R E L A P S I Q U I AT R A Y L A C U LT U R A

    PETER ILICH TCHAIKOVSKY

    La locura de las pasiones o la

    armona musical de las palabras

    LAS MIL Y UNA NOCHES

    El poderde Scherezade

    MOBBING Y AMOK

    Dos conceptos psicosociales que

    traspasan la frontera del tiempo

    Ao 1 /Nmero 2 / Junio 2010

  • ESPACIO PARA PUBLICIDAD

  • 1Salutfera Navis

    1

    Salutifera Navis

    La fascinacin del poder, los celos, la veneracin del ser amado, el control ilimitado sobre la voluntad del otro, son slo los nom-bres de la pasin, que inunda al sujeto y lo obliga a vivir para servirla. El dominio es una cortina de humo que oculta una miserable esclavitud. Como ese turbulento Agamenn que impone su potestad sometindose a la implacable voluntad de los dioses.Si por locura definisemos la imposibilidad de sustraerse a la idealizacin, a la vocacin de otorgar a las impulsiones el valor de incoercibles y absolutas, a la oscuridad para encontrar caminos alternativos, podramos proponer, sin temor a equivocarnos, que la locura circula por la va de la pasin.Scherezade usa su cabeza para conservarla y descubre la clave. El demonio de celos y venganza que posee al sultn se exorciza con un conjuro: las melodiosas palabras del cuento. Sin tomar cuenta de su trascendencia, ha descubierto la gran herramienta para curar la locura. Tan lejos del Islam medieval, el genial Tchaikovsky patentiza una cercana notable. Al ser atravesado por ese amargo humor que le deja la muerte de su madre, otra mujer, Nadezhda von Meck, tan slo con palabras escritas! lo mantiene con vida. Su abandono lo vuelve al ingrato destino de reunirse con su amada ideal en la muerte por clera.

    La locura de las pasiones o la armona musical de las palabras

    La msica de Tchaikovsky no slo es uno de los hitos de la cultura

    musical rusa y de la msica mundial. Es tambin una fuente de tc-

    nica y de creatividad en la cual cada compositor se ha sumergido en

    algn momento de su vida. Este concepto de Dmitri Shostakovich,

    uno de los grandes compositores contemporneos, destaca la im-

    portancia de Tchaikovsky para la msica.

    Tchaikovsky, nacido en Rusia en 1840, pertenece a la extensa lis-

    ta de compositores romnticos. Su msica es altamente meldica,

    tierna y sensual, donde se manifiestan los ms profundos senti-

    mientos del genio. Expresa una sensibilidad que emana del corazn

    y conmueve el espritu.

    Para los amantes del ballet, El lago de los cisnes, Cascanueces o La

    bella durmiente son piezas esenciales del gnero. Los conciertos

    de piano y violn y la mayora de sus sinfonas expresan la fuerza

    del alma rusa, la soledad de la estepa, pero tambin la elegancia

    de los salones vieneses

    y de la nobleza zarista.

    Este ltimo aspecto est

    particularmente expre-

    sado en sus luminosas

    peras Eugene Onegin

    y La dama de picas. Sin

    Peter Ilich Tchaikovsky

    Retrato de Tchaikovsky

    Realizado por el pintor ruso Nikolai Kuznetsov en 1893.

  • 2Nmero 2 / Junio 2010

    embargo, este gran

    compositor fue tam-

    bin uno de los ms

    trgicos. En una oca-

    sin escribi: Cuan-

    to mayor es el moti-

    vo para que sea feliz,

    ms me desvelo. Un

    gusano corroe conti-

    nuamente mis entra-

    as. Sufro tormentos

    que no se pueden ex-

    plicar con palabras.

    Desde su infancia, se caracteriz por su gran sensibilidad; la menor

    crtica o sancin lo afectaba profundamente y la separacin de su

    madre, a quien adoraba, para ingresar a una escuela de San Pe-

    tersburgo, le produjo una herida que nunca cicatriz. Cuando poco

    despus su madre muri de clera, la tristeza se instal para siem-

    pre en el espritu de Tchaikovsky. Transcurri su vida acosado por

    un inexplicable terror, lloraba ante la ms simple provocacin y viva

    huyendo, sin saber de qu, tratando de encontrar la paz en nuevos

    horizontes. La soledad lo aterraba, pero el contacto con las perso-

    nas, especialmente desconocidas, era fuente de sufrimiento.

    Este hombre tremendamente hipersensible sola caer en profundas

    depresiones y crisis nerviosas, exacerbadas por sus impulsos ho-

    mosexuales que le inducan enorme culpa y que infructuosamente

    trataba de reprimir. Intent contrarrestar esa tendencia buscando

    fatdicamente una relacin amorosa con el sexo opuesto, pero sa-

    biendo que se diriga hacia un abismo. De all que sus intentos por

    establecer relaciones con mujeres tuvieron eplogos devastadores,

    especialmente cuando ya no caban ms dilaciones y deba enfren-

    tar un compromiso matrimonial. Cuando lleg al matrimonio con

    una alumna que lo adoraba, la luna de miel se troc en pesadilla.

    Tchaikovsky huy de la casa y, tras un intento de suicidio, realiz una

    gira por Europa, tratando de escapar de su esposa, de sus miedos y

    del mundo. Sin embargo, aun en sus peores momentos, no dej de

    componer. Su Sexta Sinfona y la pera Eugene Onegin fueron escri-

    tas en medio del desastre matrimonial.

    No todas las relaciones de Tchaikovsky con el sexo femenino fue-

    ron trgicas y bizarras. Su amistad con la no muy agraciada, pero

    encantadora y rica viuda Nadezhda von Meck fue probablemente el

    nico vnculo que brind cierto alivio al torturado espritu del com-

    positor y tambin a su bolsillo. Nadezhda se enamor de la msica

    de Tchaikovsky, aunque no de su persona. Esta relacin ge-

    ner un intercambio de cartas que dur trece aos con una

    frecuencia casi cotidiana, ya que Tchaikovsky era adicto a las

    relaciones epistolares que, de paso, le permitan mantener

    distancia con su interlocutor. El hecho es que durante esos

    aos no tuvo con la dama ms que encuentros fortuitos en el teatro

    o en la calle. Esa enorme correspondencia, en la que el compositor se

    ofreca como un libro abierto, permiti a los historiadores recompo-

    ner ese perodo de su vida y, sobre todo, indagar en sus sentimien-

    tos, temores, aspiraciones y tormentos.

    En gran parte debido a su trastorno depresivo, Tchaikovsky mos-

    traba una enorme incapacidad para gozar de las circunstancias fe-

    lices. En 1891 realiz una gira por Estados Unidos, donde comprob

    la fama que haba alcanzado, pero ni las ovaciones que merecieron

    las representaciones de sus obras ni el afecto del pblico hicieron

    mella en su depresin. Las costumbres de este pas, las maneras y

    los hbitos de sus habitantes me resultan atractivos, escribi en su

    diario, pero los disfruto del mismo modo que una persona sentada

    ante un esplndido banquete que no tiene apetito.

    En otra ocasin, un famoso crtico de la poca le aleg: Usted es el

    talento musical ms grande de la Rusia contempornea, ms pode-

    roso y original que Balakirev, ms creativo que Serov, e infinitamen-

    te ms cultivado que Rimsky-Korsakov. En usted veo la ms grande

    y quizs la nica esperanza del futuro de nuestra msica.

    Estos ejemplos sugieren que la depresin de Tchaikovsky era pura-

    mente endgena, ya que su vida no estuvo jalonada por tragedias

    graves, sino que, por el contrario, la fama lo buscaba y cuando tuvo

    penurias econmicas, all estaba Von Meck para ayudarlo.

    Durante su vida, realiz al menos un intento de suicidio hasta que

    finalmente, a los 53 aos y en plena epidemia de clera en San Pe-

    tersburgo, bebi un vaso de agua aparentemente contaminada. Un

    acto tan imprudente y temerario dej siempre la sospecha de que se

    trat de una forma de suicidio.

    Su funeral fue imponente y reuni miles de personas. Flores, co-

    ronas, epitafios y expresiones de dolor surgieron en cada rincn de

    Rusia. Porque Tchaikovsky ya estaba consagrado en vida como un

    gigante de la msica, aunque su espritu enfermo ni siquiera le per-

    miti gozar del reconocimiento de sus pares y de la sociedad.

    Bibliografa

    Brown D. Tchaikovsky, Pyotr Ilyich. En: Sadie S (ed.). The New Grove Encyclopedia of Music and Musicians. London: MacMillan. 1980.

    Cross M. Peter Ilitch Tchaikovsky. Encyclopedia of the Great Composers and Their Music. New York: Barnes & Noble. 1962:793-811.

    Schwanitz D. La Cultura. Frankfurt: Taurus. 2002:321. Tchaikovsky, Peter Ilich. The New Encyclopaedia Britannica. (15 edicin). Chicago.

    1995:592-593.

    Fotografa deNadezhda von Meck

  • 3Salutfera Navis

    Los genios y la cienciaEl concepto de locura en la sociedad medieval islmica provena de

    dos fuentes. Por un lado, la literatura y el folklore rabes definan

    a esta clase de enfermedades como un fenmeno ligado a espri-

    tus sobrenaturales, llamados djinns o genios. Segn las creencias

    populares, los locos estaban posedos por estos espritus, y la cura

    dependa de la prctica de rituales mgicos o religiosos. Por otro

    lado, durante la Edad de Oro del Islam, los mdicos rabes realizaron

    grandes adelantos en el estudio de esta clase de patologas desde el

    punto de vista cientfico, adems de fundar los primeros hospitales

    para enfermos mentales. Ambas concepciones convivieron durante

    siglos en el vasto y complejo Imperio Islmico.

    Cualquiera que haya transitado las pginas de Las mil y una noches

    estar familiarizado con la figura de los djinns o genios. Los djinns

    forman parte de la mitologa rabe, en la que pueden adoptar formas

    animadas o inanimadas, ser visibles o invisibles, benignos o malig-

    nos. Segn estas creencias populares, los genios pueden ser causan-

    tes de ciert