incendio s

Download Incendio s

Post on 15-Oct-2015

4 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • EL PERFIL DE LOS QUE QUEMANEL BOSQUE EN ESPAA

    ndice1 Introduccin

    2 La estadstica de causalidad de incendios forestales

    3 La investigacin de los incendios forestales

    4 Los detenidos por delito de incendio forestal

    5 El enjuiciamiento de los detenidos

    6 Las sentencias por delito de incendio forestal

    7 Grandes incendios: causas y respuesta penal

    8 Perfil de los que queman los bosques espaoles

    9 Conclusiones y Propuestas

    10 Bibliografa

    11 Anexos

    www.greenpeace.es

  • www.greenpeace.es

    EL PERFILDEL INCENDIARIO

    1 INTRODUCCINQuines queman los montes espaoles?

    Posiblemente conocemos ya las causas de la mayora de los incendios, aunque pasee todava la sombra de la duda sobre algunas de las motivaciones de naturaleza criminal. Se saben las causas, pero el nmero de responsables detenidos es pequeo y, menor todava, el nmero de condenados por este delito recogido en el cdigo penal.

    Es importante saber qu porcentaje es atribuible a cada una de esas causas para iniciar la correspondiente investigacin y enfocar la prevencin, acentuando el esfuerzo donde mayor sea el porcentaje de incendios o donde ms negativa sea su incidencia.

    Segn los datos del Ministerio de Medio Ambiente para el periodo 1996-2005, se desconocen las causas de ms del 16% de los incendios y no hay datos de causa intencionada en ms del 30%. Por tanto, el total de causas de incendios no clarificadas asciende al 47% del total.

    Presumimos de tener un cdigo penal moderno que persigue este delito, pero ms dediez aos despus de su entrada en vigor no podemos saber cuntos ni quines han sido condenados por quemar los montes. Ni la Fiscala ni el Ministerio de Interior disponen de datos sobre cuntos detenidos por este motivo pasan a disposicin judicial o cuntos van a la crcel. Se instala en la ciudadana la sensacin de impunidad y son muy pocos los grandes incendios provocados por personas jurdicas que han sido perseguidos por la Justicia.

    A pesar de las enormes prdidas econmicas y las decenas de fallecidos seguimos teniendo importantes dudas sobre algunas causas y motivaciones de los incendios forestales en nuestro pas.

    Por ello, Greenpeace Espaa ha querido sacar del anonimato a los que estn quemando los bosques espaoles. Ha identificado 8 arquetipos y ha realizado un retrato robot de los mismos. Analizando las estadsticas de causalidad de

    los incendios, indagando en la tipologa de los detenidos por la Guardia Civil, conociendo el perfil de los condenados por este delito y analizando el origen de los incendios ms dainos hemos identificado 8 tipos de incendiario.

    La actividad de estos 8 tipos de incendiarios representa una amenaza para los bosques espaoles. Ellos representan al 60% de los incendiarios identificados, son responsables de 3 de cada 4 incendios con causa conocida (el 75,28%) y queman el 70% de la superficie forestal que arde cada ao en Espaa.

    No ha sido fcil. En un gran nmero de incendios las causas no estn clarificadas; otros atestados se archivan por no conocerse su autor aunque se sepa la causa o motivacin; la falta de pruebas hace que el nmero de inciendiarios detenidos sea muy reducido; y, por ltimo, no s sabe ni cuntos ni qu tipo de detenidos son finalmente condenados.

    Tambin nos hemos preguntado qu es lo que falla en la investigacin de los incendios forestales, en la lentitud de la justicia en los procedimientos judiciales abiertos, por qu hay tan pocos detenidos y el nmero de condenas es tan pequeo.

    Sabemos que la respuesta penal no debe ser la herramienta ms importante para combatir los incendios forestales, pero hemos detectado que son necesarios algunos cambios si queremos que el delito de incendio forestal deje de quedar impune.

    2 LA ESTADSTICA DE CAUSALIDAD DE INCENDIOS FORESTALES

    Una primera imagen de los incendiarios procede de las estadsticas oficiales de causalidad de los incendios forestales, datos que proceden del Ministerio de Medio Ambiente. La principal fuente de informacin sobre la que se hacen estas estadsticas procede de los partes de incendio de la guardera forestal, agentes ambientales y otros cuerpos equivalentes en las diferentes CC.AA. Ellos son los encargados de recoger sobre el terreno datos importantes sobre el incendio, como

  • www.greenpeace.es

    la superficie quemada, los tipos de ecosistemas afectados y las causas. Hasta hace pocos aos, estos datos procedan en su totalidad de primeras estimaciones y sospechas, pero no de un proceso de investigacin de las causas.

    Desde 1968 los datos se encuentran en la Base de Datos sobre Incendios Forestales (BDIF) creada por la Ley 85/1968 sobre incendios forestales. En el Anexo 1 se puede consultar un grfico de motivaciones de incendios forestales elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente con datos del ltimo decenio.

    La metodologa de recogida de informacin ha dado lugar a una gran indeterminacin en estas estadsticas, hasta el punto de que recientemente se ha empezado a poner en tela de juicio la rigurosidad de la estadstica oficial sobre causalidad de incendios en Espaa:

    Fuentes de la Guardia Civil y la Fiscala de Medio Ambiente cuestionan la validez de los datos por las condiciones en que fueron recogidos en gran parte de los incendios, dada la falta de medios, preparacin tcnica, etc.

    La procedencia de los datos carece de una metodologa clara y repetible que pueda establecer un anlisis estadstico riguroso.

    Se abusa, por ejemplo, de la figura de pirmano para atribuir un nmero importante de causas diversas, cuando se estima que el nmero de afectados por este trastorno psquico es reducido. En el caso de Galicia, por ejemplo, el porcentaje de incendios producidos por pirmanos duplica al de la media nacional.

    Las causalidad vara con los cambios legislativos y sociales, el grado y evolucin de la conflictividad en el medio rural, la meteorologa, el estado de conservacin de la red de distribucin elctrica y muchas otras variables que hacen que las estadsticas deban adaptarse a mbitos temporales concretos.

    En 2005 WWF/Adena denunci en un informe que algunas CC.AA. estn reduciendo el nmero de incendios de causa desconocida a costa de engordar las cifras del nmero de incendios intencionados de motivacin desconocida.

    A mediados de los aos 90, el Instituto para la Conservacin de la Naturaleza (ICONA) consideraba como bulos, mitos y leyendas algunas de las motivaciones que aparecan en la estadstica de causalidad de incendios forestales en Espaa, precisamente aqullas que sealaban intereses econmicos y/o urbansticos detrs del fuego, algo que los partes de incendio de la Guardera, as como la Guardia Civil y el SEPRONA siguen sealando en sus informes.

    Por este motivo, en 1992, el ICONA decidi encargar varios estudios sobre motivaciones de incendios intencionados. En 1992 realiz un estudio sobre el mercado de la madera y el desarrollo urbanstico; en 1993 sobre el mercado del trabajo en el sector forestal, las limitaciones de uso derivadas de las declaraciones de espacios protegidos y los conflictos relacionados con la caza; en 1994 sobre las prcticas tradicionales de empleo del fuego en la agricultura y la ganadera, las subvenciones en estos sectores y su posible influencia en la provocacin de incendios. La principal conclusin del informe haca responsable de la mayora de los incendios al uso del fuego en agricultura y ganadera, en especial en la zona noroeste, atlntica, submeseta norte y zonas de montaa del centro, Sistema Ibrico y Pirineos. Ganaderos y agricultores provocan, segn el informe, el 75% de los incendios en Espaa y se seala, adems, como intencionado y no negligente el fuego causado por este motivo. Existe una intencionalidad encubierta, segn reza el informe del ICONA.

    Mientras en unas pginas se acusaba a los cazadores de quemar para favorecer ciertas especies, en otro apartado del documento se negaba que stos puedan estar interesados en usar el fuego. Esta contradiccin delataba la diversidad de autores y criterios en la redaccin del informe, as como que algunos autores mantenan una clara afinidad con la actividad de la caza. Sorprenda la profusin de pginas y el nfasis que el informe puso en vincular incendios con la contestacin social a la declaracin de espacios protegidos, mientras que el inters urbanstico qued zanjado

  • www.greenpeace.es

    como una leyenda de los sesenta. El informe reconoca la motivacin salarial o laboral como origen de incendios forestales.

    Pero a pesar de las conclusiones del informe del ICONA, los datos que han seguido llegando a la base de datos desde la Guardera Forestal, el SEPRONA o las brigadas de investigacin de incendios de las CC.AA. hablan de una economa del fuego, del inters urbanstico y de otros intereses ocultos como explicacin a un pequeo porcentaje de los incendios forestales.

    Las evidencias hablan de que en los aos 80 la dinmica fuego-tala-urbanizacin afect a una buena parte de los pinares costeros de Chiclana, Conil, Caos de Meca, etc. en la provncia de Cdiz. En 1992, el fuego allanaba el camino para construir el parque temtico Terra Mtica y durante toda la dcada de los 90 los terrenos quemados pasaban a urbanizables en municipios como Marbella. La escasa o nula investigacin de los incendios forestales sumado al hecho de que el proceso urbanizador se produjera aos despus del incendio haca que la relacin causa-efecto se diluyera. La leyenda de los sesenta a la que aluda el ICONA en 1995 slo se fren una vez que el cdigo penal, las leyes forestales autonmicas y la Ley de Montes dejaron claro que no se podan urbanizar en 30 aos los terrenos forestales afectados por incendios.

    Un caso muy ilustrativo de este desinters en llegar hasta el fondo de algunos incendios de inters econmico fue el conocido como Incendio de 22. El 7 de agosto