¿a alguien le importa la teología?obrerofiel.s3. alguien le importa la... · ¿a alguien le...

Download ¿A alguien le importa la teología?obrerofiel.s3. alguien le importa la... · ¿A alguien le importa

Post on 08-Oct-2018

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • A alguien le importa la teologa?

    Dr. Gerardo A. Alfaro Profesor de Teologa

    Seminario Teolgico Centroamericano

    Una concepcin correcta de qu es la teologa nos permite reconocer el lugar central que tiene para el cristiano y la iglesia. La teologa es indispensable, por ejemplo, para la catequesis, la educacin cristiana, la evangelizacin, las misiones, el ministerio pastoral, la apologtica, la espiritualidad, la exgesis y la tica. Todos los cristianos deben tener formacin teolgica, y la iglesia evanglica latinoamericana necesita de personas pensantes comprometidas con el estudio disciplinado y reflexivo de la teologa.

    A correct understanding of what theology is enables us to recognize its centrality for the Christian and the church. Theology is indispensable, for example, for catechesis, Christian education, evangelism, missions, pas-toral ministry, apologetics, spirituality, exegesis, and ethics. All Chris-tians should be theologically knowledgeable, y the Latin American evan-gelical church needs thinkers dedicated to disciplined and reflexive theo-logical study.

    Todo el mundo me ha advertido que no les diga lo que estoy a

    punto de decirles en este ltimo libro. Todos dicen que el lector ordinario no quiere Teologa; denle pura religin prctica. He rehusado aceptar el consejo de ellos. No creo que el lector ordinario pueda ser tan tonto. Teologa significa la ciencia de Dios, y creo que cualquier hombre que quiera pensar algo sobre Dios le gustara tener las ms claras y precisas ideas que sobre l estn disponibles. Ustedes no son nios: por qu deberan ser tratados como nios?1

    INTRODUCCIN

    Cuando C. S. Lewis pronunci sus conferencias radiales que despus se convertiran en el libro Mere Christianity

    1 C. S. Lewis, Mere Christianity (San Francisco: HarperSanFrancisco,

    1980 [1952]): 153.

  • 44 KAIRS N 34 / enero - junio 2004

    (Cristianismo bsico), la segunda Guerra Mundial estaba en su apogeo. Nuestros pases han experimentado guerras, para nosotros tan desoladoras como aquella. Frente a estos desastres humanos algunos pudieran pensar, como los interlocutores de Lewis, que la teologa es un accesorio y un lujo del cual se puede dispensar. En lo recio de la batalla, Lewis no pensaba as, ni tampoco nosotros lo hacemos. Estamos en buena compaala del Seor Jess y sus apstoles, y la de los grandes maestros de la historia de la Iglesia cristianatodos los que pensamos de la misma forma.

    En el presente artculo quisiramos recordar algunas de las reas en las cules la teologa, especialmente en nuestro contexto latinoamericano, se hace indispensable. El artculo inicia, muy preliminarmente, una propuesta de un mtodo teolgico evanglico latinoamericano. En otra ocasin nos dedicaremos a estudiar las presuposiciones de una teologa evanglica y la naturaleza y funcin de los llamados loci teolgicos (la Escritura, comunidad, tradicin, experiencia, etc.).

    QU ES LA TEOLOGA?

    Escribir sobre la importancia y necesidad de la teologa

    hubiera sido en pocas pasadas innecesario. La teologa cristiana durante muchsimos aos fue considerada la reina de las ciencias, y con tal designacin se le colocaba en un lugar de singular importancia. Sin embargo, a inicios del siglo XXI las cosas han cambiado. Hoy, inclusive en muchos contextos evanglicos, la teologa es vista con desdn. Para algunos, ella es solo un ejercicio acadmico intil, el lado intelectual de la fe que hay que aguantar. Otros la ven como un obstculo para la devocin genuina, e incluso como el enemigo racionalista de la fe.2 Es esta presente percepcin correcta? Por qu y para qu necesitamos la teologa?

    2 Para una descripcin y respuesta a algunas de las mayores acusaciones

    contra la teologa, ver Scott Horrell, Siete argumentos contra el estudio de la teologa, Vox Scripturae 8 (julio 1998): 51-60.

  • A alguien le importa la teologa? 45

    Pero, primero, cmo podemos contestar estas preguntas si no tenemos un entendimiento bsico de qu es teologa? Digamos, para comenzar, que teologa es una palabra que no tiene el mismo significado para todos.3 Los evanglicos latinoamericanos, por ejemplo, han sido expuestos a varias definiciones de teologa. Definiciones estas que han configurado las actitudes del creyente hacia la disciplina. Para algunos, teologa es sinnimo de ciertas discusiones filosficas sobre Dios, que muy poco, segn ellos, tienen que ver con la vida real del creyente. Para otros, teologa es una expresin elegante para hablar de la doctrina particular de un grupo cristiano y que en momentos cruciales de la identidad del creyente (evangelismo, misiones, adoracin, etc.) debe ponerse en segundo plano, si no descartarse totalmente.

    No es sorpresa, entonces, que, as entendida, la teologa no tenga la trascendencia que algunos estamos convencidos que debe tener. Entre otras razones, este estado de cosas llev a algunos a describir a la iglesia latinoamericana como una iglesia sin teologa propia.4 Que en trminos generales esto ha sido la verdad y lo seguir siendo, por lo menos en el futuro cercano, nos parece algo incuestionable que solo ser superado en la medida en que la iglesia y sus lderes maduren su concepcin de lo que es la teologa.

    Desde una perspectiva evanglica, por teologa debera entenderse el discurso creyente que se esfuerza por expresar de manera sistemtica y ordenada las convicciones de fe que surgen de la revelacin divina y que guan la vida del pueblo de Dios. Una definicin como esta necesita, por lo menos, algunas explicaciones.

    En primer lugar, la teologa es un discurso humano. Es una expresin conceptual, ya sea verbalizada, escrita o implcita. Es la palabra humana del creyente en respuesta a la palabra de Dios. La teologa cristiana se preocupa principalmente de Dios y su

    3 Para un bosquejo histrico de los diferentes usos de la palabra

    teologa, ver Clodovis Boff, Teora del mtodo teolgico (Petrpolis: Vozes, 1998): 124-28.

    4 Ren Padilla, La teologa en Latinoamrica, Boletn teolgico 2 (julio 1972): 1-2.

  • 46 KAIRS N 34 / enero - junio 2004

    manifestacin. Busca dar una presentacin inteligible y sistemtica de lo que Dios ha revelado en sus palabras y hechos, con el propsito de entenderlo, obedecerlo y amarlo desde una localizacin histrica especfica. La teologa evanglica se esfuerza por conocer sobre Dios y conocer a Diossin separaciones ingenuaspara poder hablar en nombre de Dios, a fin de que los seres humanos, al aceptar este vivificante discurso, sean reconciliados con l y comiencen a gozar de la restauracin que esta relacin produce.5 La teologa en este sentido es sierva de Dios, pues acompaa desde el inicio hasta al final la vida y ministerio de sus santos.6

    En segundo lugar, de lo anterior se puede deducir que existen dentro de la teologa dos facetas importantes. La primera es la llamada teologa catequtica, que trata de entender y exponer el contenido de la revelacin de Dios y se convierte as en el depsito que se transmite (traditio) de generacin en generacin, y de cultura a cultura. Vale la pena anticipar aqu que los evanglicos entienden que la revelacin divina por excelencia se encuentra en la persona de Jess de Nazaret. Pero agregan inmediatamente que la identidad de esa persona nos es mediada de manera normativa nicamente por la palabra escrita, la Escritura.7

    La segunda faceta de la teologa podra designarse como teologa contextual o en desarrollo. Esta existe porque toda explicacin y apropiacin de la revelacin divina se hace desde un lugar y momento especficos. La teologa catequtica que se

    5 Ellen T. Charry hace una de las mejores descripciones histrico-

    teolgicas de esta saludable funcin pastoral de la teologa en By the Renew-ing of your Minds: The Pastoral Function of Christian Doctrine (Nueva York: Oxford, 1997).

    6 Stanley J. Grenz, Theology for the Community of God (Nashville, Ten-nessee: Broadman & Holman,1995): 15-17.

    7 La Declaracin de Sel es ejemplo de este compromiso evanglico con la Palabra de Dios. Dice, entre otras afirmaciones: Nos hemos comprometido concertadamente a construir una teologa sobre la base de la inspirada e infalible palabra de Dios, bajo la autoridad de Jesucristo, a travs de la iluminacin del Espritu Santo... Sin importar nuestros variados acercamientos en el hacer de la teologa, nos suscribimos sin reservas y unnimemente a la primaca de las Escrituras. The Seoul Declaration: Toward an Evangelical Theology for the Third World, Evangelical Review of Theology 7 (1983): 10.

  • A alguien le importa la teologa? 47

    apropia de manera reflexiva y que trata de aclararse, corregirse y aplicarse al presente del telogo o teloga se convierte en teologa contextual.

    Ambas facetas de la teologa son interdependientes. No puede haber slida teologa en desarrollo si no hay teologa catequtica, y, a la inversa, si no hay desarrollo en la teologa, la catequesis se petrifica y se vuelve irrelevante.8 Adems, con todo y que tericamente estas dos facetas se puedan diferenciar, en la prctica, cuando se formula y se presenta una teologa particular, las dos facetas aparecen en una sola unidad. Esta unin algunas veces ha favorecido la idea de que la teologa recibida (catequtica) es incambiable. No cabe duda que en Latinoamrica, aunque ha habido teologa catequtica en abundancia, la teologa en desarrollo no ha fructificado de la misma forma.

    Con todo este trasfondo, entonces, se ve que la teologa no se necesita solo por razones acadmicas e intelectuales. Tanto la totalidad de los seres humanos como la totalidad