tres episodios epistemológicos

Download Tres Episodios Epistemológicos

Post on 02-Oct-2015

5 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Dr. Claudio Martiniuk

TRANSCRIPT

Tres episodios epistemolgicos: la literatura testimonial, la experimentacin en campos de exterminio y la restriccin del dominio pblico de saber

Claudio Martyniuk1. TESTIMONIO. LA TECNOLOGA LITERARIA DE LA CIENCIA. (DEL CIENTFICO QUE APRENDI A ESCRIBIR)

La bomba de vaco de Robert Boyle (1627-1691) gener vaco dentro de un dispositivo. Junto a su desarrollo, su acreditacin demand nuevas tecnologas, entre ellas la conformacin de una prctica y una teora del testimonio destinada a ser garante de la realidad de los hechos experimentados. Se trata de un modo de elaboracin de la evidencia ntimamente conectado con el modo de ejercicio de la escritura, un estilo que apela a la posibilidad de que el lector se constituya en testigo virtual del experimento. Contemporneamente, Thomas Hobbes (1588-1679) negaba que fuera posible crear vaco en la naturaleza. Cartesiano, era plenista; para l resultaba inconcebible la existencia de vaco y, traducido a su filosofa poltica, el vaco le dara fundamento al poder religioso, por eso el error de Boyle le resultaba peligroso polticamente. Boyle conceba al conocimiento como propiedad comunitaria, y el experimento conforma un ritual compartido y representado a travs del testimonio, que extiende la participacin a la comunidad de lectores, quienes tambin alcanzaran la misma posibilidad de experimentar. En cambio, para Hobbes, conocer era un acto individual. Uno, Boyle, sostena una forma de experimentalismo, segn la cual el hecho sera el resultado de la experiencia emprica. En la tecnologa de fabricacin de hechos se controlara la multiplicidad de la experiencia y se buscaran testimonios de ello un solo testimonio no constituye un hecho cientfico, ni tampoco jurdico. El hecho se concibe como una categora epistemolgica y social probabilstica. El otro, Hobbes, mantena una epistemologa basada en la demostracin, nica forma vlida de adquisicin de certezas lgicas, geomtricamente demostradas. Hobbes, adems, identific el carcter convencional de los hechos experimentales, siendo entonces un claro predecesor de las epistemologas postpositivistas, como la popperiana. Para Hobbes, el conocimiento de los hechos no sera ms que sentido, meras composiciones sensoriales llevadas al cerebro, materia chocando con los rganos sensoriales. Y la correspondencia con objetos externos se mantiene en el plano de la apariencia y la ilusin, por lo cual no se podra concluir ninguna propiedad universal de la experiencia. En la filosofa hobbesiana, el conocimiento fctico no asegura la certeza, no tiene privilegios. Esa limitacin del conocimiento emprico experimental atae tanto a la historia como a la historia natural, entendida como hechos o efectos de la naturaleza que no dependen de la voluntad humana. Esa crtica concluye en la inutilidad del programa experimental y de la memoria misma que cultiva a travs de la tecnologa testimonial. Para Hobbes, el rasgo de la comunidad ideal sera la certeza, no la probabilidad. Platnico, para l slo se puede construir un artefacto exitoso a partir de reglas racionales, no experimentales. Esta disputa tuvo lugar en el contexto de restauracin poltica y dentro de la Royal Society, sobre todo entre los aos1660 y 1670. Se puso en juego el valor y las posibilidades de la aprehensin visual directa, as como la posibilidad de traducir la experiencia visual en la escritura, para ser reproducida a travs de la lectura. Boyle utiliz diversas tecnologas para la fabricacin de hechos: una material que involucr la construccin de la bomba, los instrumentos para extender el dominio de los sentidos, ya que ellos son asumidos como falibles e imperfectos y los instrumentos corrigen, extienden y disciplinan los sentidos; otra literaria, indispensable para dar a conocer el experimento a los que no eran testigos directos y que oblig a enfrentar la problemtica de cmo escribir de manera apropiada la prosa cientfica. Para Boyle se deba utilizar una forma desnuda de escribir, llana, asctica, funcional, que evite lo florido, lo barroco, aportando detalles circunstanciales que le den veracidad al relato. La cita de autores debe emplearse, pero no como si fueran jueces: como testigos, certificadores que atestiguan sobre los hechos. (Las recomendaciones de Ernesto Sbato para la escritura del informe Nunca ms cumplen algunas de estas indicaciones.) El ensayo, que entonces se convierte en el informe gradual de las tentativas experimentales, que habla con franqueza y confianza sobre los hechos, pasa a tener una funcin epistemolgica comunitaria, ya que comunica las convenciones que deban usar los filsofos y cientficos experimentales al considerar los enunciados cognitivos. Se trata de tecnologa: la techn es tanto material como discursiva; la tecnologa es herramienta para producir conocimiento; y ella cobra existencia en un espacio pblico, aunque restringido, el laboratorio. Ese rasgo la diferencia del secreto alquimista y afirma el proceso de institucionalizacin del carcter pblico de la experimentacin. Adems, la probidad moral del productor del conocimiento se incorpora como una variable ms para medir el valor de los saberes, que influye en el alcance del asentimiento, aunque ste se base fundamentalmente en hallazgos experimentales transformados en hechos mediante el testimonio colectivo que toma forma y cuerpo en la escritura. El testimonio se afirma en el espacio pblico, se basa en la asistencia a experiencias, pero eso slo no es suficiente, ya que el testigo debe ser confiable y su testimonio, creble y convergente con otro. Ignorancia organizada, testimonio colectivo y entusiasmo deliberativo en la presentacin lingstica de lo experimentado son presupuestos y facetas que sostienen al hecho, ya concebido como categora social, elemento del conocimiento pblico. Mediante esta bomba, una experiencia sensorial privada es transformada en un hecho acordado y testificado pblicamente. Adems, se cultiva la reproduccin, la tecnologa para la reiteracin fsica, y la tecnologa literaria para la transmisin. As, los experimentadores presentaron su comunidad como una organizacin poltica ideal. El cientfico experimental queda elevado al modelo de ciudadano moral, sin autoridad arbitraria. La organizacin poltica de la ciencia se percibe como organizacin posible de la sociedad en su conjunto, y el conocimiento como elemento de la accin poltica. Las disputas podran regularse y los errores corregirse, contrariando la tirana dogmtica y sin que ninguna autoridad pueda imponer sus creencias. Los hechos seran elaborados conjuntamente, sin privilegiados que los dicten, bajo condiciones sociales adecuadas para la experimentacin y el intercambio de opiniones, tolerantes y capaces de persuadir a mentes entumecidas. La ciencia moderna, positivizacin de la curiosidad condenada por la iglesia, conforma el dogma del observar, experimentar y testimoniar desarrollando una novedosa escenificacin esttica. Un nuevo orden social emergi junto al rechazo del viejo orden intelectual. Y finalmente, como concluyen Steven Shapin y Simon Schaffer su formidable obra, El Leviathan y la bomba de vaco. Hobbes, Boyle y la vida experimental (Shapin y Schaffer, 2005), el conocimiento, como el Estado, es el producto de la accin humana. Hobbes tena razn. Los griegos fueron los inventores de la teora, predicando el olvido de los sacrificios y ritos tradicionales para mirar a lo lejos, al espacio celeste. En cambio, para Hobbes el espacio se convierte en el fantasma de una cosa existente sin nuestra mente. El sujeto de conocimiento se expresa como fuerza que le da entidad al mundo, a un afuera cargado de inhumanidad, bajo, sbdito. Su mente, maestro de ojos y manos. Y ese sujeto ensaya, pero la prueba lo modifica, altera la manera de atender. Sin determinaciones se puede trazar un hilo que siga los errores epistemolgicos y los peligros polticos. Platn, Hobbes y Popper, con diferentes resultados, trazaron caminos de produccin de un orden social en el que se integra un orden intelectual (el relato popperiano tal vez sea el ms idealizado: la metodologa cientfica de las conjeturas y las refutaciones -deriva del ensayo y error practicado por diferentes formas vivientes- halla su condicin de posibilidad, as como su extensin y complemento, en la sociedad abierta basada en el mercado, la cual -a su entender- practica y tolera la crtica, aunque no al punto de poner en riesgo su existencia. En ella, las conjeturas cientficas intervienen en un libre mercado de pensamientos). Para Hobbes, los filsofos deban asegurar la paz pblica. En la concepcin de Boyle, por el papel del testimonio y la comunidad de experimentadores -un jurado-, podra considerarse a la ciencia como un fuero judicial (cosa tiene raz en causa, y un jurado decide su existencia; res, la cosa de donde se saca la realidad; como si la realidad se sacara, viniera de los tribunales. Michel Foucault y Bruno Latour, como es bien sabido, trazaron conexiones entre derecho, verdad y ciencia). Pero la indiferencia con la que los funcionarios judiciales tratan los documentos, la falta de intensidad e indiferencia de la escritura de los magistrados, los meses sin examinar antecedentes recolectados desde hace tiempo y todos los detalles de la desidia burocrtica muestran el desencanto y prdida de valor del recurso testimonial en la justicia. Teatral, exagerado, impostado, el silencio de los jueces en la escena de la instruccin, la distante acumulacin de pruebas, la arrogancia y la soberbia de los funcionarios parecen residuos del soberano hobbesiano, quedando alejados del comunismo de la comunidad que experimenta y testimonia. El testimonio, entonces, expuesto a la sentencia y no sentencia, fragmento, balbuceo, demanda de sentido abierta, capturada con nimo burocrtico.

2. EXPERIMENTO. LA INVESTIGACIN EN CAMPOS DE EXTERMINIO. (DEL EPISTEMLOGO EN BUCHENWALD Y OTROS CASOS DE CIENCIA EN ESTADOS DE EXCEPCIN)

Ludwik Fleck, bilogo y epistemlogo polaco, vinculado al Crculo de Viena, especialista en bacteriologa