sunkel oswaldo - en busca del desarrollo perdido

Download Sunkel Oswaldo - En Busca Del Desarrollo Perdido

Post on 27-Oct-2015

126 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Sunkel, Osvaldo. En busca del desarrollo perdido. En publicacion: Repensar la teora del desarrollo en un contexto de globalizacin. Homenaje a Celso Furtado. Vidal, Gregorio; Guilln R., Arturo.(comp). Enero 2007. ISBN: 978-987-1183-65-4

    Disponible en: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/edicion/vidal_guillen/27Sunkel.pdf

    Red de Bibliotecas Virtuales de Ciencias Sociales de Amrica Latina y el Caribe de la Red CLACSOhttp://www.clacso.org.ar/biblioteca

    biblioteca@clacso.edu.ar

  • 469

    INTRODUCCIN

    En un homenaje a Celso Furtado no puede faltar la perspectiva his-trica. Como l nos ense tan convincentemente a travs de toda su obra, sin esa dimensin, entendida en toda su amplitud sincrnica y diacrnica, no hay manera de comprender una realidad determinada ni menos de percibir los desafos que entraa. Lo que sigue es un intento de colocar el auge contemporneo del neoliberalismo y la globalizacin en esa perspectiva.

    El cataclismo socioeconmico y poltico que en la primera mitad del siglo XX signicaron las dos guerras mundiales y la Gran Depresin de los aos treinta acab con la notable fase de expansin global del ca-pitalismo internacional librecambista, que haba prevalecido durante la mayor parte del siglo XIX bajo la gida del imperio britnico y la libra esterlina. Como consecuencia del colapso del sistema nanciero y comer-cial internacional y de las crisis econmicas nacionales, caracterizadas entre otras cosas por un desempleo masivo, los estados adoptaron polti-cas econmicas nacionales que favorecieran la recuperacin econmica

    Osvaldo Sunkel*

    En busca del desarrollo perdido

    * Investigador del Instituto de Asuntos Pblicos, Universidad de Chile. Director del Progra-ma de Desarrollo Sustentable de la misma unidad acadmica.

  • Repensar la teora del desarrollo en un contexto de globalizacin

    470

    y del empleo mediante la expansin del gasto y la inversin pblicos y el control de las transacciones comerciales y nancieras internacionales.

    Fue el inicio de una nueva poca de tintes nacionalistas, radical-mente diferenciada de la anterior era librecambista, que se caracteriz en los pases industrializados por la adopcin generalizada de polticas econmicas dirigidas a asegurar el crecimiento de la economa y el ple-no empleo, y de polticas sociales destinadas a mejorar las condiciones de salud, educacin, vivienda y previsin social de las clases medias y obreras. Es lo que lleg a llamarse el Estado de Bienestar.

    El gran objetivo que se plantearon los gobiernos y las sociedades de Amrica Latina en esa poca, al igual que las dems regiones sub-desarrolladas del mundo, fue la superacin de su condicin de subde-sarrollo. Para ello, concentraron prioritariamente sus esfuerzos en sus sectores productivos ms rezagados (industria, transportes, comunica-ciones y energa) y tambin, en alguna medida, en los sectores sociales. Los logros socioeconmicos que se alcanzaron con esas orientaciones de poltica econmica entre las dcadas del cincuenta y el setenta en materia de industrializacin, modernizacin y mejoramiento social fueron considerables en la mayora de los pases de la regin.

    Sin embargo, dicho proceso se agot y entr en crisis en la dcada del setenta por diversas causas: la persistencia o agravamiento de serios desequilibrios econmicos, sociales y polticos internos; la inuencia de las profundas crisis econmicas, energticas y nancieras internaciona-les; la aceleracin de los fenmenos emergentes interrelacionados de la globalizacin y la nueva revolucin tecnolgica; y, muy en particular, el surgimiento y predominio de la ideologa y la praxis neoliberales, que, si bien ya haban aparecido en algunos pases en la dcada del setenta, se generalizaron despus de la crisis de la deuda externa a comienzos de los aos ochenta.

    As, en esa dcada concluy el ciclo estatista y se inici una etapa en la que el objetivo del desarrollo socioeconmico, que se haba con-cebido como una tarea prioritaria de largo plazo a ser impulsada fun-damentalmente desde la esfera estatal, fue reemplazado por una pre-ocupacin prioritaria respecto de la estabilidad monetaria y nanciera. Al correspondiente e inevitable ajuste macroeconmico de corto plazo sigui un proceso de reestructuracin institucional destinado a lograr la apertura externa, la liberalizacin y desregulacin de los mercados y la privatizacin de las empresas y servicios pblicos, con la correspon-diente jibarizacin del Estado. La tarea del desarrollo qued en manos del mercado y la empresa privada, con un rol subsidiario para el Esta-do. El retorno al librecambismo decimonnico.

    Esta nueva fase de profundas transformaciones y reorganiza-ciones estructurales lleva ya entre dos y tres dcadas, dependiendo de los pases. Los resultados han sido dispares y contradictorios. Los ms

  • Osvaldo Sunkel

    471

    positivos se reeren a la recuperacin del crecimiento econmico des-pus de la dcada perdida de los ochenta, al fuerte incremento de las exportaciones, al incremento del gasto social, al abatimiento de la in-acin y al logro de razonables equilibrios macroeconmicos. Los ms negativos, con unas pocas excepciones, se reeren a que aquella recupe-racin del crecimiento ha sido sumamente modesta y extremadamente inestable, y el ingreso per cpita slo ha aumentado marginalmente, de manera que los elevados niveles de pobreza prevalecientes no han variado mayormente, mientras la distribucin del ingreso ha tendido a empeorar. Persiste as un severo y preocupante deterioro social, que se ha traducido en situaciones crecientemente conictivas, tanto en la convivencia ciudadana cotidiana como en lo social y poltico, todo lo cual amenaza la supervivencia de los regmenes democrticos que se han generalizado en Amrica Latina en este mismo perodo.

    La controversia se polariza entre los partidarios de insistir en el neoliberalismo, quienes sobre la base de los logros alcanzados y pidien-do paciencia y reformas institucionales de segunda generacin avizo-ran un futuro esplendor, y sus crticos, que en virtud de los mediocres resultados econmicos observados y las preocupantes consecuencias sociales y polticas anticipan situaciones cada vez ms graves. De esta manera, el debate cultural, sociopoltico y econmico contemporneo, que se caracteriza por un reduccionismo ahistrico que opone dicot-micamente Estado y mercado, se encuentra estancado.

    EL CONTEXTO HISTRICO E INTERNACIONAL

    Para contribuir a superar esas visiones maniqueas conviene recordar que el estatismo comenz a reinar desde mediados del siglo pasado como consecuencia de las dos guerras mundiales y de la profunda crisis econmica y sociopoltica internacional de los aos treinta. Tom su forma ms extrema en la Unin Sovitica y los dems pases del bloque socialista, que adoptaron la planicacin econmica estatal centraliza-da y el control sociopoltico y cultural del Partido Comunista con el n de crear un aparato productivo moderno en sociedades muy atrasadas.

    En el mundo capitalista desarrollado la respuesta fue variada, lo que constituye un importante antecedente y una leccin para nuestra situacin actual. Durante un breve perodo, en las llamadas potencias del Eje (Alemania, Italia, Japn y, por bastante ms tiempo, en Espaa) prevaleci tambin un partido nico nacionalsocialista o fascista en lo poltico, y una estrecha asociacin planicada de Estado y gran empre-sa capitalista en lo econmico.

    La versin estadocntrica ms moderada, que buscaba combinar Estado con mercado y democracia, de inspiracin keynesiana, se dio en los pases industriales de Amrica del Norte y Europa, con fuerte

  • Repensar la teora del desarrollo en un contexto de globalizacin

    472

    nfasis en el crecimiento econmico, el empleo y la redistribucin del ingreso: el llamado Estado de Bienestar. En Estados Unidos fue el New Deal, con el objetivo principal del pleno empleo, aunque tambin, como en Europa, con fuerte subsidio al sector agropecuario y grandes proyec-tos de desarrollo regional.

    En Europa, en la posguerra, el estatismo se plasm en variacio-nes sobre el tema del Estado de Bienestar: el socialismo laborista bri-tnico, las socialdemocracias noreuropeas y las economas sociales de mercado demcrata-cristianas, principalmente en Alemania e Italia. Todas se centraban en el pleno empleo, la provisin de servicios sociales pblicos y, en mayor o menor medida, la estatizacin de las empresas de servicios de infraestructura. Con un agregado trascendental: la inte-gracin europea.

    En el Tercer Mundo los pases subdesarrollados el estatismo tom la forma del desarrollismo, con gran variabilidad de los grados de estatizacin y mercado. Hubo fuerte intervencin y accin del Estado ms que en las economas capitalistas desarrolladas pero sin supri-mir el mercado. Aunque se trat de planicar el desarrollo econmico dentro del contexto capitalista, hubo ms planes que planicacin efec-tiva, con propiedad privada y pblica de los medios de produccin y mercados ms o menos intervenidos. Los principales objetivos eran la industrializacin, la integracin del mercado interno, la inversin en infraestructura, la modernizacin de la agricultura y las polticas socia-les. En lo poltico, un amplio espectro y alternancia entre intentos ms o menos logrados de democracia y dictadura.

    La concepcin estatizante de apoyo a las polticas desarrollis-tas tambin abarc las relaciones internacionales. Las instituciones de Bretton Woods (FMI, BM, GATT), los bancos regionales de nancia-miento del desarrollo y las instituciones de cooperacin internacional constituyeron un sistema pblico de relaciones econmicas interna-cionales encargadas de reemplazar los ujos nancieros y de inversin privados que haban desaparecido con la Gran Depresin, y rescatar el comercio internacional del proteccionismo.

    Lejos de la leyenda negra que se ha difundido sobre los desastres que estas polticas h