salud (por bartolome beltran)

Download SALUD (Por Bartolome Beltran)

Post on 22-Mar-2016

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

EN LA FRONTERA DE Y EL STY SALUD Bartolomé Beltrán Médico Las mamas son sensualidad, erotismo e imagen. Pero también lactancia, tumores y cáncer. Conocer la vertiente médica es anticiparse a una posible enfermedad.

TRANSCRIPT

  • CNCEREROSEN LA FRONTERA DE

    Y EL

    EL PECHO,

    n Espaa se diag-

    nostican alrededor de

    16.000 nuevos cnce-

    res de mama al ao y

    se estima que una de

    cada 11 mujeres desa-

    rrollarn la enfermedad

    antes de los 75 aos.

    Encontrar un bulto en el pecho, un endurecimiento o

    secrecin por el pezn puede representar motivo de

    alarma, aunque en realidad la gran mayora de estas

    situaciones se deben a patologas benignas, sin im-

    portancia. De cada diez pacientes que notan un bulto

    en la mama, solamente una presenta una patologa

    neoplsica. El resto corresponde a procesos de esca-

    sa importancia.

    Lo primero que debe hacer una paciente es eliminar

    los miedos y dejar el problema en manos de especia-

    listas que la sometern a un exhaustivo estudio con

    su historia clnica, examen fsico y pruebas diagns-

    ticas. Los expertos determinarn el tipo de patologa

    que presenta la paciente para adecuar el tratamiento

    a cada caso.

    ELas mamas son sensualidad, erotismo e imagen. Pero tambin lactancia, tumores y cncer. Conocer la vertiente mdica es anticiparse a una posible enfermedad.

    Bartolom BeltrnMdico

    STY SALUD

    AIRESUR.indb 59 20/4/09 16:38:53

  • Si se descubre cncerCuando se ha diagnosticado un tumor maligno es

    importante conocer sus caractersticas locales y po-

    sible extensin. Este estudio es conocido como fase

    de determinacin del estadio y arrojar luz sobre el

    mejor tratamiento a seguir para ofrecer a la mujer las

    mximas garantas curativas posibles en cada caso.

    Para determinar la afeccin ser necesario realizar va-

    rias pruebas: gammagrafa sea, radiologa, analtica

    de sangre y orina, marcadores tumorales y estudio

    abdominal (ecografa-TAC).

    La ausencia de focos del tumor

    mamario en cualquiera de las

    localizaciones sea, pulmonar

    y abdominal, es condicin pre-

    via para determinar las posibili-

    dades quirrgicas. Si el proceso

    tumoral no presenta expansin

    (metstasis) se indicar su so-

    lucin quirrgica, conservadora

    en el 50-60 % de los casos,

    siempre que el tumor sea sub-

    sidiario de dicho tratamiento

    por sus propias caractersti-

    cas: no avanzado ni agresivo

    biolgicamente. Tras la ciru-

    ga, la mayora precisa un

    tratamiento complementa-

    rio que puede incluir una

    combinacin de quimiote-

    rapia, hormonoterapia y

    radioterapia.

    Controles y seguimientoLa paciente que ha sido tratada de cncer de mama

    debe ser controlada durante cierto tiempo para deter-

    minar posibles recadas, adems de para supervisar

    la mama tratada, y evaluar posibles alteraciones fruto

    de los tratamientos complementarios realizados. Du-

    rante los cinco primeros aos de postratamiento, la

    paciente ser sometida a exmenes locales y gene-

    rales cada seis meses, que a partir del quinto ao se

    producirn de forma anual.

    En ese perodo, el mdico responsable estudiar la

    mama tratada o contralateral con pruebas instrumen-

    tales diagnsticas, realizar ecografas abdominales

    semestrales y estudios seos.

    Parte fundamental del proceso es que la paciente sea

    educada a perder el miedo a la enfermedad y a elimi-

    nar tensiones mediante un correcto apoyo anmico y

    psicolgico, de familia y personal sanitario.

    Cualquier duda que presente la paciente ser resuelta

    por su mdico buscando siempre el apoyo y el conse-

    jo para conseguir superar esta enfermedad.

    Prevencin con ejercicioEl ltimo estudio del Journal of the American Medi-

    cal Association concluye que caminar media hora al

    da es una medida efi caz para prevenir el cncer de

    mama. En dicho estudio, de gran alcance sobre la sa-

    lud femenina, han participa-

    do 74.000 mujeres que ca-

    minaban alrededor de dos

    horas semanales a buen rit-

    mo, y tenan un 18% menos

    de posibilidades de sufrir este tipo de tumor, frente a

    las mujeres que llevaban una

    vida sedentaria. As, las que

    ms ejercitaban su cuerpo

    y, en mayor medida, las que

    alcanzaron un total de diez

    horas semanales de ejercicio

    mostraron menos predispo-

    sicin a desarrollar cncer de

    mama. Otro dato importante es

    la constatacin de que la activi-

    dad fsica regular tambin ayuda

    a reducir el riesgo entre las muje-

    res que reciben terapia hormonal

    sustitutoria tras la menopausia. La

    administracin de estrgenos arti-

    fi ciales para combatir los sntomas

    asociados a la menopausia, incre-

    menta el riesgo de enfermedad.

    Otras investigaciones han demostrado los benefi cios

    del entrenamiento aerbico o cardiovascular en pa-

    cientes que ya han desarrollado un tumor, ya que es-

    tas actividades suaves mejoran el estado cardiorres-

    piratorio del paciente y, por tanto, su capacidad para

    llevar a cabo su vida diaria.

    El 50% de los cnceres de mama tienen curacin

    Caminar media hora al da es una medida efi caz para prevenir el tumor

    STY SALUD

    60 STYLSSIMO

    AIRESUR.indb 60 20/4/09 16:39:09

  • Mastectoma, prevencin y curacin

    Cncer de mama y embarazo

    El presidente de la Fundacin de Estudios Mas-tolgicos (FEMA), Jos Daz-Faes, advirti que el 50% de los cnceres de mama tienen cura-cin. Una estadstica que sube hasta el 90% en aquellos casos en los que son detectados en la fase inicial. Daz-Faes sealaba adems que se hacen muchas mastectomas innecesarias cuando se detecta un tumor en la mama, ya que existen tcnicas novedosas que implican una ciruga menos agresiva y ms cmoda para el paciente.La prevencin resulta esencial. Los programas orientados a detectar el cncer van dirigidos a mujeres de entre cuarenta y cinco y sesenta y cinco aos, e implican en una mamografa anual que debera efectuarse a partir de los cuarenta aos-.La ciruga preventiva se circunscribe a personas con alto riesgo de sufrir esta patologa. La extir-pacin del 95% de la glndula mamaria supon-dra una prevencin alta contra esta patologa, aunque este procedimiento es contrario a la ma-yora de los expertos, que actualmente tienden a la conservacin de la mama.

    Se estima que un 13% de los tumores aparecen en mujeres en edad frtil. Adems, la supervi-vencia de esta enfermedad es elevada, por lo que las jvenes tratadas de tumor en la mama se plantean la posibilidad de un embarazo. El tratamiento asociado a embarazo se puede lle-var a cabo con muy buenos resultados. La ex-periencia demuestra que el embarazo no em-peora el pronstico de cncer. Adems, segn el doctor Guillermo Lpez, director del depar-tamento de Ginecologa y Obstetricia de la Cl-nica Universitaria de la Universidad de Navarra, el tratamiento de esta enfermedad asociado a embarazo no aumenta el riesgo de anomalas congnitas, siempre teniendo en cuenta la edad gestacional y la aplicacin del tratamiento ms idneo para cada paciente.El tratamiento debe ser individualizado y en l in-terviene la experiencia de gineclogos y onclo-gos con participacin de la mujer en la toma de las decisiones. Para una paciente embarazada estar expuesta a una terapia de este tipo es una experiencia difcil, pero es preciso saber que el tratamiento es posible y que, debido al carcter cambiante de las terapias oncolgicas, exige la puesta al da de los especialistas.

    el doctor Guillermo Lpez, director del depar-tamento de Ginecologa y Obstetricia de la Cl-nica Universitaria de la Universidad de Navarra, el tratamiento de esta enfermedad asociado a embarazo no aumenta el riesgo de anomalas congnitas, siempre teniendo en cuenta la edad gestacional y la aplicacin del tratamiento ms idneo para cada paciente.El tratamiento debe ser individualizado y en l in-terviene la experiencia de gineclogos y onclo-gos con participacin de la mujer en la toma de las decisiones. Para una paciente embarazada estar expuesta a una terapia de este tipo es una experiencia difcil, pero es preciso saber que el tratamiento es posible y que, debido al carcter cambiante de las terapias oncolgicas, exige la puesta al da de los especialistas.

    el tratamiento de esta enfermedad asociado a embarazo no aumenta el riesgo de anomalas congnitas, siempre teniendo en cuenta la edad gestacional y la aplicacin del tratamiento ms idneo para cada paciente.El tratamiento debe ser individualizado y en l in-terviene la experiencia de gineclogos y onclo-gos con participacin de la mujer en la toma de las decisiones. Para una paciente embarazada estar expuesta a una terapia de este tipo es una experiencia difcil, pero es preciso saber que el tratamiento es posible y que, debido al carcter cambiante de las terapias oncolgicas, exige la puesta al da de los especialistas.

    AIRESUR.indb 61 20/4/09 16:39:29

  • CON EL DR. BARTOLOMBELTRN

    EN CONSuLTA

    Mi hijo ha nacido con hidrocele, en qu con-siste este problema?Laura Hernndez, 34 aos. Valencia.

    El hidrocele es nicamente el aumento considerable

    de uno de los testculos. Esto es debido a que el con-

    ducto que va desde el abdomen al escroto del recin

    nacido no se cierra y por ello se llena de lquido. No

    requiere tratamiento porque el conducto se cierra es-

    pontneamente entre los seis y los doce meses y este

    lquido desaparece. No reviste gravedad.

    Existe algn medicamento efi caz para aliviar los sntomas de la menopausia?Manuela Martn Gonzlez, 50 aos. Sevilla.

    Diversos estudios han demostrado que el consumo

    de dosis altas de isofl avonas de soja reduce hasta en

    un 50% la incidencia y severidad de los sofocos en el

    86% de las