s Charl Au Traduci Ren America Latin A

Download s Charl Au Traduci Ren America Latin A

Post on 17-Aug-2015

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

America Latin

TRANSCRIPT

<p>Estudios.Reuistade InuestigacilmesLiterarias y Cuhurales24 Q004)SUMARIODossrrn:AurucaLarrNn. EspACIoDETRADUCCIoNESAndrea Pagni,coordinadora7PosicianesdelarcortaTiaducir en Amrica Latina: genealogia de un tdpico de investigaci6nBirgit Scharlau15ASemiologiaClssicae a Resistncia TiaduoRosemaryAnojo35Tiavessias,seqncias,encontros: osaber ficcionalde Guimares Rosa eatraduoElseRibeiro PiresVieira53Situacionesde Ia prdctica aductoroLa traducci6n en Amrica Latina: propia y apropiadaGeorgesBastin, lrr"toEcheverri y ngela Campo69El otrode la traducci6n: Juan Maria Gutirrez, HctorMurena y Jorge LuisBorges,modelosamericanosde traduccin y cr(ticaSusanaRomanoSued95OlimpioenAmricadelSur. Usos hispanoamericanosdelromanticismofrancsAndreaPagnill7Intrpretes, traductoresy censores.Eduarday Lucio Mansilla: miradasdesde/sobre la pampaGraciela Batticuore133Periferia vs. periferia: elcaso de Zsigmond Remeneyik, poeta hringaro enlavanguardia chileno -peruanaLszl6ScholzI57'Aqueles dois":as cartograffas multilinges deNstorPerlongher eCaioFernando AbreuChristopher Larkosh LenottiI77Tiaduccidn,interculturalidadyformaciones lecroras:Elcaso deMotl.rThonguy la literaturade los latinos en los Estados UnidosJuan Poblete197Estudios.Reuistade InuestigacionesLiterarinsy Culwrales24 Q004\ : 15. 33/.RADUCIREN AMRICA LATINA:(;ITNEALOCIA NP UN TPICO DE INVESTIGACINll.Elementosde una cuhurd,de traduccinEs un hecho que en AmricaLatina -desde lacolonia hasta hoy-se ha venido llevando a cabouna intensalabor de traducci6n, y que la traduc-ci6n ha desempef,adosiempreimportantesfuncio-nesculturales.Los escenariosde esta actividad son mltiples:Elpuntode partida 1o constituye laetapa deldescubrimiento y la conquista con el requerimien-to, para el que en unprimermomento no habiatraducci6n. Luego comienzan las primeras media-cionesentreindiosyespafroles atravs deMalinche,GuerreroyFelipillo.Sigue laetapacolonial,con los esfuerzosde los misionerospordifundirelevangelio enlenguas amerindias,conlostribunales enlosquelosintrpretes oficial-mentedesignadostraducianmalquebienlasquejasy reclamosde los indios, con la recoleccin,escritura y traduccidndeinformaciones delosindios sobresu religidn, su historia y su cultura enel marco del recabamiento de datos por parte delasautoridades eclesisticas yseculares.Bsica-mente,durantelacolonialatraduccidntienelugarenelcampo detensiones entre laculturaeuropea, ibrica, ylasculturasamerindias. Esparte del proyecto colonial y, como tal, objeto demriltiples reglamentacionespolfticas. En la etapade emancipacine independencia el acento se vaBirgit ScharlauUniversittFrankfurtEste articulo se ocupa deTraducir en ArnicaIntinacomo t6pico deinvestigacin y estudiac6mo, dnde y bajo qucondiciones dicho t6picopudo emerger.El punto departida lo constituye laparadoja de que, si bienAmrica Latina puedeconsiderarseuna culturade traduccin, solamenteen las riltimas dcadasesetema se ha convertido enobjeto de investigaci6n.Acontinuaci6n se demuestraprimero, que solamentehacia finales del siglo xxeltrabajo de craducci6nefectuadoen AmricaLatina deviene perceptible,al transformarselascondiciones de lainvestigacidn; segundo,que las razonesde dichatransformacin hay quebuscarlasen un cambio delas premisasepistemoldgicasdentro deIa disciplina, especialmenteen un giro hacia latraducci6n como actividadhist6rica -y culturalmentesituada; tercero, que desdeentonces un nrlmero cadaBrRcrrScneRr-Rudesplazandohacia una prcticade traduccidn querespondealosinteresescriollos, profundizandocada vez ms lasrelacionesconlaEuropa noespaflolaycontribuyendo a la fundacidnculturalde las nuevasnaciones.Cuando se desliga de lapoliticacolonial,latraduccidncaebajolainfluencia del mercado, en particulardelmundoeditorial yde laprensa. Se desplieganenroncesmriltiplesestrategias detraducci6n -traduc-ciones, imitaciones,versiones yadaptaciones-queponen enevidencia quelatraducci6nnoconsiste simplemente en una transmisidn directademodel os europeos, si noenunamati zadatransformaci6n deesos modelos de acuerdo coninteresespropios.En la actualidad,frnalmente,hayque partirde otras premisasen 1o quehace a latraduccidn: de una integracidn arin ms fuerte deAmricaLatinaenelmercado internacional.deuna crtica al eurocentrismo,de la problemtica dela alteridad,de unnuevo interspor las culturasamerindias ydelapresencia insoslayable delosmedios masivos. Salman Rushdie, HarryPotter,GregorioCondoriMamaniyMickeyMousepueden leersehoy en Amrica Latina al igual queJacques Derrida,MichelFoucaulty JtirgenHabermas.Laintensatareadetraducci6nenAmricaLatina se hace evidente en las cifras:En1987 sepublican, solamente en Brasil, 1500 librostradu'cidos del ingls. Unaimagen ms completa de lasituacidn se obtiene si se contrapone a este dato elhecho de que en ese mismo afio se traducen sola-mente14 tftulosde literatura brasilefla alingls(Venuti,1998:161). Lo que estosdatosevidencianpara el caso de Brasil es vlido para toda Amricavez mayor de estudios secena en las actividadesde traducci6nen AmricaLatina, como lo revela unbreve panorama de 1980 a2004.Palabrasclao:cultura de traduccin,traduccin situada,estudiosde traduccidn,discursode alteridad,discursode identidad,discursoposcolonial.Translatinginl-atinArnerica: Gencalngy of aResearchtopicThis paper deals withTianslating in kttinAmeicaas a researchtopicand thequestionofhow, when andunder which circumstancesitcould emerge.Thepointofdeparture is a sketch ofLatin America as a cultureof translation focusing onthe paradox that -for aIong cime-there has beenno correspondingresearchat all. The paper willfurther show,first, thatonly from the end of the20th century on didtheconditions change so thattranslational workdone inLarin America could beperceived;second,that thereasonsfor this turnare tobe found inthe alteredepistemologicalpremisesL6 I 7Latina: la actividad de traduccines intensa,peroest enmarcadaen estructurasasimtricas.Tm-poco puede pasarsepor alto que una buena partedelastraducciones quecirculanenAmricaLatina hansido realizadasen Espaf,a. Desde losafrossetenta el centro de la traducci6n se ha idodesplazandodesde AmricaLatina -sobre todoArgentinayMxicehacia las editoriales espa-nolas. Unpanorama del aflo 1982 permite distin-guirlasnuevasasimetrias quevansurgiendo.Segn eIIndexTranslntionumdelalJnesco,en1982 son relativamente escasaslas traduccionesque se realizan enAmricaLatina, ms precisa-menteenSudamri ca: seregi stran 218enArgentina, 89enColombia, 22 en Chile,15 enPerri y10enVenezuela. Enese mismoaf,oseeditan encambio en Espafla 7381 traducciones(AltbachIoshino, I994t582).Otras estructuras de dependenciase ponen demanifiesrosi -ms all de la edici6n de libros-seanaliza elsectoraudiovisual yenparticularlaimportaci6ndeseries detelevisi6n(GarciaCanclini, 1999: 155ss.;Hofmann, 2002). Aqufseobservaunpredominio creciente de traduccionesdel ingls norteamericano, que en realidad noserealizanestrictamente en Amrica Latina, sino ensuelo latinoamericano para empresastransnacio-nales.No se ha trazado atin una cartografiaque dcuenta de este complejo procesode traduccidn.Independientemente de estosfen6menosy msbien en relaci6n con el siglo xIx,suele subrayarsela importanciaque las actividades de traduccidntienen para AmricaLatina, sosteniendoque lastraducci ones del i teraturaeuropea' hansi docsencialespara la constitucidn y en definitiva paraPosicionesde Ia teoriawithinthe discipline,especiallyina movetowards translation asculturally and historicallysituated; and third,that-as a short overview ofrhe developmentsbetween1980and 2004 reveals-Latin Americatodaywitnessesan increasingnumber of studies dealingwithnanslationalactivities.KqWords:Culture of Tianslation,Situated Tianslation,Tianslation Research,AlterityDiscourse, IdentityDiscourse,PostcolonialDiscourse.Ilrnr;trScHRzu-euIa existenciade la literaturaen Amrica Latina (Aparicio, l99l:28). Obser-vacionesde este tipo conducen a caracterizara la cultura latinoamericanacomo "cultura de traducci6n" -siempre a condicidn de que no sepienseaqufla traduccidn como mera copia de modelosforneos,sino se opere con unconceptorelativamenteamplioylibredetraduccidnqueatiendaalasnecesidadese interesesculturaleslatinoamericanos(Altamirano/Sarlo, 1983;Et t e, 1998: 230) .2. hinerariosde la inuestigacinDadoque las actividadesderraduccidn hansido ysiguen siendo tanimportantes para lacultura deAmricaLatina desde lacolonia hasta laactualidad, podra suponersequeexiste, anlogamente,unainvestigacidnigualmenteimportantesobreel tema. Sin embargo,nos encontramosaqu(conuna paradojade la que estetrabajo seocuparen lo que sigue:Amrica Latinaes concebida como cukura de traduccidn -pero al mismo tiempo ha habidoy sigue habiendo evidentesdificultades para pensarla actividad de TraducirenArnrica l-atina como tema y problema. Los estudiosen esre campo han sidoescasosdurantemuchotiempo.Deningrinmodopuedehablarse deunacompactatradicidn de investigacin.Tiabajosrecientesmuestranque inclusoen AmricaLatina la investigaci6n sobre el tema de la traduccidn en generalylatraduccidnliterariaenparticulares relativamente limitada(Cabrera/Hrmann1pez/Pa\azuelos,1991: 5;Aparicio,1991:19). Perotampocofuerade AmricaLatina se le ha concedido mayor atencidn al tema.Las razonesson mriltiples y variadas. En primer lugar: Traduciren ArnricaIndnanopodfa devenir objetodeestudio mienrras eltemamismo delatraducci6n fuera relativamente marginal. Tiadicionalmente, el discursode lafilologiahabaestablecido unaseparacin yunajerarquizaci6n entrelaliteraturaylatraducci6n: laliteraturaera looriginal,eraexpresi6n de lainspiracidndelautor, rextoconderechos depropiedad,mientrasquelatraducci6n era concebidacomo derivado, como texto secundario,meramemereproductivo.Debidoaesta jerarquizacin, las traducciones quedaron engeneral excluidas de las conceptualizacionesfiloldgicas. Se operaba pues conun concepto de literatura yde historia literaria del que se habfan eliminadosistemticamente casi todas lasimplicaciones de latraduccidn.Esto tuvo18 19Posicionesde lateora(()nsccuencias de largo alcance -desde el escamoteode la traduccidn comorrhjctode estudiohastala prcticaeditorial que localizabala tarea traductora,lt' rrrrautor en los mrgenesde su "Obra", por ejemplo entre las Juvenilia,rt'prrri'rndolade su producci6n "original".lin segundolugar:Amrica Latina como espaciode actividadestraducrorasno podiadevenirtema mientrasque la traduccidn siguieraconsiderndosedenrrrcltrabstractoy sistemtico(in ntacuo),o seasolamenteen comparacidncont'l originaly no en su caracterhist6ricoy contingente,como acontecimientot'n rrtrdeterminadotiempo y espacio(in situ).Irn tercer lugar: El hecho de que Tiaducir en Arnrical-atina quedara largoricnrpomarginadocomo objeto de investigacidn,no sdlo tiene que ver con elIrrgaraparentementesecundariode las traduccionesen el discursofilol6gico y, ou el escasointers por su localizaci6n.Tiatndosede Amrica Latina, esarlcsatencidntiene otro motivo: Traduciren AmricaLatina ha sido un objetorrruchomenos estudiado que Traduciren Frmtcia, en Ingltilerra,en Alematiaont EE.UU. Lo que esten juegoaqui esel orden geopolticodel saberfundadocn el marcodel colonialismoy la modernidad -un orden en cuyosdesigualesrcpartosa Amrica Latina le ha correspondidotradicionalmenteuna posicidnsrrbordinadacomo sujetoy como objeto del saber(Mignolo, 2000: 328)..J.Dos posicionessucesivasSi pasamosahora revistaa las afirmacionesde quienessehan ocupado enAmrica Latina del tema de la traduccidn, observamosque en algunos casoslrrlocalizaci6nlatinoamericanaaparecetematizadade una u otra manera.Sincmbargodurante mucho tiempo estasconsideracionesno permitieron, por surnodalidadespecifica,pensarla traduccidncomo una prcticaconcretamentekrcalizadaen el sentido arribamencionado.Pinsesepor ejemplo en la teoria y la prctica de traducci6n de los pioneros.'lelsiglo xlx. Andrs Bello explica, pensandoen Horacio, Homero y la Biblia,cul es el mejor modo de traducir textos provenientesde "edadesremotas".No interesaaqu el hecho de que con estasreflexionesintervengaen el debateinternacionalsobre las traducciones"fieles" e "infieles" tomando en definitivalrartido por la exactitudfilolgica, sino elhechode que se inscriba consurrrgumentacidneneldiscurso de su tiempo,queconcibe latraducci6ndeBrncrrScHeRreumodo abstracroy sisremtico,desligadadel momento y del lugar en que oculre(in uacuo), ysiempre privilegiandolacomparacin coneloriginal.Si bienello formula susobservacionesdesdeAmrica Latina erincorpora con ellas suvoz latinoamericana en la discusi6n, o permite incluso intuirsu latinoameri-canidad allldonde se distancia explicitamente de la tarea de ciertos traduc-tores espafloles,Amrica Latinanoes para l un espacio en elque situarseconcferamenre parapensarl a traducci fn (Bel l o,1979 II827,1831'18451)'Las posibilid"des disc,rrsivasde semejante concretizacidn son en el siglo xix-" i^oyorrolado del Atlntico-casi nulas. Tmbin MiguelA.Caro yBartolom Mitreadhieren endefinitiva,a pesar de laprofundidad crtica yfiloldgica de susreflexiones,a una concepci6n universalistay no situada de latraducci6n (Caro, 1889;Mitre,1889).Estatendenciasecontinria tambinenel siglo XX, donde la encontramos -2[61xpor supuestoconacentos menn"filolgicos que lingisticos,semi6ticos o esttico'literarios- en trabajoscor'los de Zierer (lg7g) o Plaza(1985), y tambinen lasconocidascontribucioneode Borges, Paz y otros escritores.sibien aqui la traduccidn va_abandonandopoco a poco su posici6n secundaria ysubordinadarespecto del original paraadquirir una I r{revacentralidad, todavfa sigueprimando un concepto abstractode traduccin.Offaacentuacidn del tema -que tampoco implica un acercamientomayoralobjetodeinvestigacin Traducir en Amrica Indna-se observa enIp"rror"*",o en los registrosde traducciones publicadasen AmricaLatinaen.iertos paisesde Aericaen una determinada poca.Si bien juntocon lafechas depublicacidn delas traducciones se mencionan lugares concreto(con frecuer:tia tambin en el tftulo),la referenciaes externa y en ningrin case convierte en punro de partida para situar la traducci6n. As( por ejemplo,mencinde chile en el tfiulo de la bibliograftade traductoresde J. TMeditnotiene elobjetivo deapelar alcontexto nacional para situar all Iffaduccionesen el sentidoairiba indicado,sinoel de agruparlasbajo el punde vista de la filologia nacional (Medina,1926). Una orientaci6nsimilarobservaen el trabajo de Grases (1961) sobrelas traduccionesen el periodoemancipaci6n en Venezuelacomoas tambin en la sinopsisde( 1e96) .Es solamenreen el panorama de Baitin (1998) donde se perftla comonovedad su intento de presentar las traducciones ponindolasen relacinz0posiciones dc la teorial l l s sl l "' " l ()nesconcretas en l as que fueronreal i zadas: eldescubri mi ento; l a con(rrr\r''| en Amrica cenrral, las Antillas y perri; i";oi;, ra indepen_tlen' r'' ' r' Argendna, chile,c"f",'v"..r"ela. Asi por ejempro Bastinno s6lo l)rerl(r"rr,rlastraducciones de los misioneros sino que, en lineasgenerales, las 'rcatr"''r'rrel contexro derprovecto .r""g.rr"a..;;l;;;;i; rorru., de las "len;1rr.,' ricerales".De moori....</p>