revista aurora nro 3

Download Revista Aurora Nro 3

Post on 25-Feb-2018

217 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 7/25/2019 Revista Aurora Nro 3

    1/16

    Sxeolfdflq Q6 0 Hqhur 5349 0 Vdq Vdoydgru/ Ho Vdoydgru1 F1D1

  • 7/25/2019 Revista Aurora Nro 3

    2/162

    revistaanarquistaaurora@gmail.com

    Enva tu colaboracin

    Si ests interesado/a en enviarnos algn articulo deopinin, investigativo, relato, poes a o alguna(s) ima-gen(es), dibujos o fotograf as, de tu autor a, puedeshacerlo a la siguiente direcci n de correo electr nico:

    Editorial

    Enero es un mes muy importante para la memoriahistrica de los pueblos originarios de El Salva-dor, que constituyen alrededor del 10% de la po-blacin, al igual que el ao 19 32, pues en ese mes

    y en ese a o se dio la rebeli n ind gena contra los amos quelos manten an en situaciones infrahumanas y que desde a fi-nales del siglo XIX hab an venido siendo despose dos/as desus tierras comunales.

    Se recuerda el 22 de enero de 1932 como el inicio de lainsurrecci n ind gena, campesina y obrera, el cual ahoratambi n es un d a de conmemoraci n por parte de las nuevasgeneraciones que se identifican con esos grupos hist rica-mente oprimidos por la clase capitalista ladina.

    El dictador de turno, el General Maximiliano HernndezMart nez quien lleg a la presidencia por medio de un golpede Estado, junto a sus camarillas militares y polic as, fueront teres al servicio de la oligarqu a terrateniente, masacrandoalrededor de 30,000 ind genas Nahua-pipiles, campesinos/asy al incipiente movimiento obrero de aquel entonces.

    Muchos/as anarquistas salvadore os/as sufrieron tambi nla represi n; fueron asesinados/as, como el compa ero anar-co-sindicalista Gerardo El as Rivas alias cafecito que fuefusilado en el pared n. Se ocultaron de las autoridades paraevitar la muerte y reaperecer mas tarde y otros/as salierondel pa s a buscar refugio a las tierras vecinas.

    Actualmente, hay familias campesinas, obreras e ind ge-nas que viven en tierras que son propiedad del Estado o dealg n otro capitalista, viven en la inseguridad y el temor deser despojados/as alg n d a y sin saber adonde ir. Ademspor no poseer t tulos de propiedad sobre la tierra, las familiascampesinas las alquilan para trabajarlas a manera de subsis-tencia.

    La lucha por una posesi n equitativa y colectiva de la tie-rra sigue aun en pie.

    Todos/as nacimos medio muertos/as en el 32!Quien niega sus ra ces lleva un Maximiliano dentro!La rebeld a libertaria sigue viva!Viva la resistencia ind gena y popular!

    Acerca de Aurora

    La revista AURORA es editada por la gente de la Agrupaci n Conciencia Anarquista. Los contenidosde la revista estn bajo una licencia libre de copiar,compartir y distribuir. Las ideas expresadas en lostextos son responsabilidad de su autor/a.Para consultar la edici n digital visita nuestro blog:

    http://concienciaanarquista.noblogs.org/

    La rebelin del 32-La rebeli n del 32 2

    -Extractos sobre la anarqu a 3

    -La escuela no es iglesiapara ir a leer la biblia 5

    -Manifiesto corto e instructivopara la Anarqu a Relacional 6-Mesoam rica Resiste! 7-El bienestar social en la modernizaci ndel Estado Salvadore o 1950-1960 8-Una militante de la Comuna de Pars:Nathalie Lemel 12-El Estado y el gobierno turcos lanzan una

    guerra total contra los/as kurdos/as 13-Resistencia Fest VI 14-La democracia y las rosas marchitas 15-Gracias 15-Los jornaleros 16-Dos plumas de chiltota 16

    Contenido

  • 7/25/2019 Revista Aurora Nro 3

    3/16

    PG. PENSAMIENTO LIBERTARIO

    Hay quienes afirman que laAnarqu a es la palabrams tergiversada y sobre

    la cual se han vertido lasmayores mentiras e infamias. En efecto,se dice que la anarqu a es caos, guerrainsensata, todos contra todos, etc. Novamos a hablar ni prestar atenci n aesas mentes energ menas, Mefist felesinfames por lo menos no por ahora.

    Recuerdo haber le do una frase deVolin en una portada del libro La trai-ci n de la hoz y el martillo de Erick Ben tez Mart nez, la frase reza: Que ellector no se haga anarquista jams: noes obligatorio serlo. Pero lo que deber aser verdaderamente un deber de todoses conocer el anarquismo. Y la saco ala palestra precisamente porque muchaspersonas sin ni siquiera una pizca dehonradez intelectual hablan y vocife-ran contra el anarquismo sin conocersus distintos planteamientos y prcti-cas. Podr a aprovechar el momento pa-

    ra decirte amigo lector mis concepcio-nes sobre el anarquismo o losanarquismos, pero hay infinidad depersonas anarquistas que han escritosobre la anarqu a mucho antes que yo;permitmosles a lxs anarquistas quenos hablen sobre qu es el anarquismo.Los libros y autorxs que cito a conti-nuaci n no son los nicos que han es-crito sobre el anarquismo, solo es unamuestra; los cito esperando que se mo-tiven a leer esos libros, u otros, de esosautorxs.

    Hay quienes de forma po tica nospueden decir que ANARQUISMO esPintar una escalera, subir por ella, bo-rrar sin titubeos todos los pelda os.

    Emma Goldman en el libro La pa-labra como arma plasma: ANAR-QUISMO: La filosof a de un nuevo or-den social basado en la libertad sin

    restricciones de leyes artificiales; la

    teor a es que todas las formas de go-biernos descansan sobre la violencia y,por tanto, son err neos y peligrosos, eigualmente innecesarios. El nuevo or-den social se apoya, por supuesto, sobre

    las bases materialistas de la vida; aun-que todos lxs anarquistas estn deacuerdo en que el principal mal en laactualidad es el econ mico, mantienenque la soluci n a esa maldad s lo pue-de alcanzarse si consideramos cada fa-se de la vida, tanto individual, comocolectiva; las fases internas tanto comolas externas.

    El franc s Anselme Bellegarrigue,quien falleci en El Salvador, en suManifiesto de la anarqu a; el primer

    manifiesto del anarquismo, una conde-na inexorable y definitiva del poder yde la pol tica (en el cual podemos leeren el ndice de contenidos los siguien-tes: La anarqu a es el orden; el poder esel enemigo; El pueblo no tiene nadaque esperar de ning n partido pol tico;desenmascarar la pol tica es destruirla;entre otros) dice: Anarqu a es una vie- ja palabra, pero esta palabra expresapara nosotros una idea moderna, o msbien un inter s moderno, porque la ideaes hija del inter s. La historia ha califi-cado de "anrquico" el estado de unpueblo en cuyo seno se encuentran va-rios gobiernos en competici n; perouna cosa es el estado de un pueblo que,queriendo ser gobernado, carece de go-bierno precisamente porque tiene de-masiados, y otra el de un pueblo que,queriendo gobernarse a s mismo, care-

    ce de gobierno precisamente porque no

    lo quiere. De igual manera defineanarqu a como orden y al gobierno co-mo guerra civil.

    Alfredo M. Bonnano en La tensi nanarquista se plantea lo siguiente:

    Pero mira, los anarquistas sin embargose plantean siempre el problema: qu

    es el anarquismo? Qu significa seranarquistas? Por qu ? Porque no esuna definici n que una vez conseguidase pueda conservar en caja fuerte, po-ner a parte, y considerar como un pa-trimonio al que sacar poco a poco. Seranarquista no es el haber logrado unacerteza, el haber dicho de una vez portodas: Ya est, yo, finalmente, desdeeste mismo instante, estoy en posesi nde la verdad, y como tal, por lo menosdesde el punto de vista de la idea, soyun privilegiado. Quien razona as esanarquista s lo de boca. Mientras quees realmente anarquista quien se cues-tiona a s mismo como anarquista, co-mo persona, y quien se pregunta: qu

    es mi vida en funci n de lo que hago yen relaci n a lo que pienso? Qu rela-

    ci n alcanzo a mantener diariamente,cotidianamente, en todas las cosas quehago, es una manera de ser a n enacuerdos, peque os compromisos coti-dianos, etc.?

    Alexander Berkman en su libro ElABC del comunismo libertario dice losiguiente en el prefacio del libro:Considero el anarquismo como laconcepci n ms racional y prctica deuna vida social en libertad y en ar-mon a. Estoy convencido de que surealizaci n es una certeza en el cursodel desarrollo humano. Y ya en sutexto expresa: En una palabra, anar-quismo significa una condici n o so-ciedad donde todos los hombres y mu- jeres son libres, y donde todosdisfrutan igualmente los beneficios deuna vida ordenada y sensata.

    El poeta peruano Manuel Gonzlez

    Prada en su libro p

    stumo titulado La

    Extractos sobre la anarqua Jos Olmos

  • 7/25/2019 Revista Aurora Nro 3

    4/16

    PG. 4 PENSAMIENTO LIBERTARIO

    anarqu a nos ilustra en el texto que lle-va el mismo nombre que el libro:Anarqu a y anarquista encierran locontrario de lo que pretenden sus de-tractores. El ideal anrquico se pudieraresumir en dos l neas: la libertad ilimi-tada y el mayor bienestar posible delindividuo, con la abolici n del Estado

    y la propiedad individual. Si ha de cen-surarse algo al anarquista, cens reselesu optimismo y la confianza en la bon-dad ing nita del hombre. El anarquista,ensanchando la idea cristiana, mira encada hombre un hermano; pero no unhermano inferior y desvalido a quienotorga caridad, sino un hermano igual aquien debe justicia, protecci n y defen-sa. Rechaza la caridad como una falsi-ficaci n hip crita de la justicia, comouna iron a sangrienta, como el don nfi-mo y vejatorio del usurpador al usurpa-do. No admite soberan a de ninguna es-pecie ni bajo ninguna forma, sin excluirla ms absurda de todas: la del pueblo.Niega leyes, religiones y nacionalida-des, para reconocer una sola potestad:el individuo. Tan esclavo es el someti-do a la voluntad de un rey o de unpont fice, como el enfeudado a la tur-

    bamulta de los plebiscitos, o a la ma-yor a de los parlamentos. Autoridadimplica abuso, obediencia denuncia ab-yecci n, que el hombre verdaderamenteemancipado no ambiciona el dominiosobre sus iguales ni acepta m