relaciones signitficativas relaciones semantic as y relaciones lexicas

Download Relaciones Signitficativas Relaciones Semantic As y Relaciones Lexicas

Post on 07-Jun-2015

2.013 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

RELACIONES SIGNIFICATIVAS, RELACIONES SEMNTICAS Y RELACIONES LXICAS

MIGUEL CASAS GMEZUniversidad de Cdiz

The main aim of this paper is to consider the need to describe semantics starting from the point of view of forms of content rather thanforms of expression. In this sense, the characterization of semantics facts analyzed from the signifier and not from the signified has been considered incorrect. Approaching the issue in this way, as the instances of linguistic relationships belonging to different levels of semantic analysis exposed illustrate, implies an inadequate mode of setting out the problem. From this starting point, it is proposed that a semantic theory ought to start from its object of study which is the linguistic meaning of its constitutive units. Therefore the true semantic relationships need to be established between single meanings of linguistic signs rather than between signs as a whole. Starting from these epistemological presuppositions, a typology of semantic relationships outline has been put forward in which a basic dinstinction is made between a semiotic dimension constituted by what we have generically denominated significative relationships, which in turn can also be subdivided in linguistic and designative relationships (each of them includes different subtypes), and the genuine significative ones which only start from the content and only establish connexions between the meaning of linguistics signs. The former makes up the true semantic relationships which we have respectively labelled, in accordance with linguistic level where it works, morphological relationships, lexical relationships, subsentential relationships and sentential relationships.

1. INTRODUCCIN La semntica en cuanto disciplina cientfica no debe, por un lado, utilizar una perspectiva que parta de la expresin o significante, lo que nos llevara a una errnea metodolgicamente semntica de formas materiales, sino del contenido o significado, en cuanto objeto propio del anlisis especfico de una semntica de formas de contenido, estableciendo exclusivamenteLEA, XXVII/1, 2005

6

LEA

XXVII, 2005

las relaciones entre significados de signos, y, por otro, tiene que apartarse de hacer un estudio del significado con presupuestos extralingsticos, si no quiere quedarse en meras disquisiciones nocionales y filosficas. No es el objeto de una semntica lingstica describir cmo es la realidad designada por las formas de contenido (lo cual correspondera a la lgica, a la filosofa y a cada una de las ciencias de la naturaleza y de la cultura distintas a la lingstica). Lo importante es reconocer que la realidad es mltiple y diversa y que cada lengua particular manifiesta una cosmovisin de esa realidad, no slo a travs de distintas relaciones asociativas y de diversa reparticin de los hechos de polisemia, sino mediante una peculiar estructuracin interna de su vocabulario y de otras unidades de niveles lingsticos superiores. De cualquier forma, es evidente que no podemos obviar la dificultad que, para la descripcin de una semntica lingstica, entraan las implicaciones relativas al conocimiento extralingstico, de los hechos de la realidad que exceden los lmites semnticos, pero que, indiscutiblemente, contribuyen a la actividad de hablar, problema ste que emana, como es lgico, de las relaciones tan diversas que mantienen los signos con todos los dems del sistema, que pueden irradiar en varias direcciones y complicarse, adems, con significados mltiples, con lo que se tendr una idea de la gran complejidad de las relaciones de contenido, siendo preciso distinguir en este mbito, como explicaremos en este artculo, entre relaciones significativas, relaciones semnticas y relaciones lxicas. Principalmente por los problemas que acarrea tanto el concepto de relacin en semntica como la variada naturaleza de sus tipos, emprendimos, hace ya algn tiempo, un proyecto de enorme envergadura sobre las relaciones lxicas, cuyos principios conceptuales y caracterizacin funcional de cada uno de estos fenmenos aparecieron recogidos en diversos artculos nuestros (cfr. M. Casas Gmez y M D. Muoz Nez, 1992: 145152 y M. Casas Gmez, 2002a: 21-47), su planteamiento general y sus bases metodolgicas las expusimos en el Congreso Internacional de Semntica celebrado en La Laguna (cfr. M. Casas Gmez, 2000: 1277-1290) y sus fundamentos tericos se publicaron en nuestra monografa especfica sobre el tema (cfr. M. Casas Gmez, 1999a). En los ltimos aos han proliferado las investigaciones terico-prcticas enmarcadas dentro de la mencionada lnea, reflejadas especialmente en una serie de trabajos ya publicados o en vas de publicacin, entre los que destacan los logros y resultados obtenidos por M D. Muoz Nez (1993, 1996a, 1996b y 1999), fundamentalmente en su tesis doctoral, donde lleva a cabo una propuesta de delimitacin de los significados de palabras polismicas, centrada en una extensa serie de sustantivos polismicos concretos, y de su posterior identificacin funcional; los estudios de I. Penads Martnez (1997: 349-360, 2000 y

RELACIONES SIGNIFICATIVAS RELACIONES SEMNTICAS Y RELACIONES

7

2001), en los que se abordan con carcter general las relaciones semnticas en el mbito de la fraseologa y, de manera especfica, la antonimia y, sobre todo, la hiponimia en estas unidades; el trabajo de M T. Daz Hormigo (2004) sobre los fenmenos de la homonimia y, fundamentalmente, el sincretismo en la morfologa nominal, o las tesis doctorales ms recientes de L. Escoriza Morera (2002), sobre la delimitacin, mediante tcnicas y procedimientos sociolingsticos, de la variacin sinonmica en el nivel lxico, de C. Varo Varo (2002), sobre la antonimia lxica1 y los criterios de clasificacin tipolgica, de M J. Paredes Duarte (2002) sobre la elipsis originada en combinatoria lxica y sus repercusiones en este mbito o la tesis de licenciatura y tesis doctoral de A. I. Rodrguez-Piero Alcal (2002 y 2003) en torno a la caracterizacin lingstica de la parasinonimia y su estatus en el marco de las relaciones lxicas. Todos estos trabajos de investigacin han abierto, sin duda, nuevas perspectivas para aspirar a la descripcin de la semntica particular de una lengua concreta2, aplicacin que, como sabemos, no se ha llevado a cabo hasta el momento en ninguna lengua histrica3. Realmente resulta desalentador que la semntica, en lo esencial, no haya avanzado mucho desde su existencia como rama de la descripcin cientfica. Las contribuciones serias y rigurosas dada la abundancia de estudios anecdticos en este dominio no1 Un primer acercamiento a este tema, en concreto a su definicin, fue iniciado por E. Lpez Hurtado (1994: 301-318) con la revisin que realiza de este concepto en algunos diccionarios de lingstica. 2 Usando un estilo hipottico, R. Trujillo declaraba crticamente en 1976 que la semntica est an por hacer y apostaba por la posibilidad de una semntica de las lenguas concretas que significara pasar de la etapa, en la cual an estamos, de la semntica como captulo, muchas veces sospechoso, de la lingstica general (1976: 116, n. 9). De esta manera, conclua sus Elementos de semntica lingstica (p. 255) con el siguiente prrafo: Hace tiempo, sin embargo, que trabajamos en un esquema de este tipo de sntesis para el espaol, porque creemos que no podr hacerse semntica de verdad, sin partir de las unidades bsicas, como hemos dicho repetidamente, y sin determinarlas exhaustivamente; pero esta tarea preliminar es inviable, para cualquier lengua, sin una enumeracin de los rasgos semnticos, cuyo nmero me atrevo a decir que no es ilimitado, y sin un estudio complementario de la naturaleza de las oposiciones y dems relaciones semnticas, hasta la fecha no muy bien conocidas. Han pasado ms de veinte aos y este mismo sentir ha sido expresado nuevamente por este autor (1997: 32) de forma clara y contundente: Pero el objeto cientfico de la semntica tampoco puede limitarse a la crtica metodolgica de toda la lingstica del contenido, con ser esto ya mucho: ha de aspirar a describir la semntica particular de cada lengua concreta. Y mientras que esto no suceda, se seguir moviendo en el terreno de generalidades como las de las discusiones acerca de la naturaleza del signo lingstico, las cuestiones de la polisemia, la homonimia o la sinonimia, los problemas del cambio semntico, y otros asuntos por el estilo, sobre los que o todo est ya dicho, o carece de inters cuanto se dice. 3 Como bien dice R. Trujillo en el artculo citado anteriormente (1997: 32 n. 3): No se ha hecho an la semntica del espaol, ni la del italiano, ni la de ninguna lengua particular: el Prcis de smantique franaise, de S. Ullmann, no es, pese al ttulo, una semntica francesa.

8

LEA

XXVII, 2005

han pasado de los postulados tericos, de ciertos estudios prcticos sobre determinadas parcelas lxicas o de meras introducciones con variados ejemplos en diversas lenguas. Es ms, algunas de las recientes tendencias de la semntica, cuyos resultados deberan suponer un progreso para esta ciencia, estn llegando, sin embargo, en los aspectos fundamentales a consideraciones semnticas superadas, con viejos planteamientos que ya estaban presentes en la misma semntica histrica o tradicional. De ah que la semntica necesite, de una vez por todas, pasar de las especulaciones tericas al anlisis prctico de los datos semnticos y dar, de esta forma, un paso decisivo en su constitucin como ciencia. Y este avance no se conseguir plenamente hasta que no se cumpla el objetivo de realizar, al menos en una lengua concreta, la investigacin exhaustiva de las relaciones semnticas que conforman sus unidades bsicas.

2. RELACIN SEMNTICA VS. RELACIN LXICA En esta lnea, M D. Muoz Nez (2001: 463, n. 9), en su resea a nuestra monografa sobre las relaciones lxicas antes citada, esboza la conveniencia de distinguir entre relacin semntica, susceptible de abarcar relaciones entre signos tanto desde el punto de vista lingstic

Recommended

View more >