proudhon ante sus calumniadores

Download Proudhon ante sus calumniadores

Post on 08-Mar-2016

214 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Proudhon ante sus calumniadores

TRANSCRIPT

  • 1

    Proudhon ante sus calumniadores

    Condenado

    Pero he ah que apareci Proudhon: hijo de un campesino, y por naturaleza e instinto cien veces ms revolucionario que todos los

    socialistas doctrinarios y burgueses, se arm de una crtica tan profunda y penetrante como despiadada, para destruir todos sus

    sistemas. Oponiendo la libertad a la autoridad contra esos socialistas de Estado, se proclam atrevidamente anarquista, y, en las barbas de

    su desmo o de su pantesmo, tuvo el valor de proclamarse sencillamente ateo, o ms bien, con Augusto Comte, positivista. Su

    socialismo, fundado en la libertad tanto individual como colectiva, en la accin espontnea de las asociaciones libres, no obedeciendo a

    otras leyes que a las generales de la economa social, descubiertas o a descubrir por la ciencia, al margen de toda reglamentacin

    gubernamental y de toda proteccin de Estado, subordinando, por otra parte, la poltica a los intereses econmicos, intelectuales y

    morales de la sociedad, deba ms tarde, y por una consecuencia necesaria, llegar al federalismo.

    Mijail A. Bakunin, Federalismo, Socialismo y Antiteologismo

    Este ao se cumplen dos siglos del nacimiento del que fuera el primer revolucionario en emplear el trmino anarquista para referirse a s mismo, y para hacerlo adems en un sentido positivo [1]; hablamos de Pierre Joseph Proudhon. Observamos con cierta preocupacin que su obra resulta hoy desconocida para muchos, cuando no tergiversada por otros para servir a propsitos capitalistas, y especialmente grave ha sido, en el contexto de esta manipulacin, el vilipendio a que ha sido histricamente sometido por Karl Marx y sus posteriores adlteres. As pues, al objeto de clarificar ciertos aspectos de la obra proudhoniana, as como el por qu de su ruptura con Marx y su influencia en el movimiento libertario posterior, presentamos el siguiente artculo, no con el deseo de encumbrar al francs a un trono similar al de Marx, cosa a evitar por los anarquistas, sino en el afn de hacer justicia a un terico y militante que, como decamos, resulta en exceso desconocido, y de quien, fruto de este desconocimiento, muchas veces se aceptan las crticas que le dirigieron quienes pretendieron hundirlo por intereses polticos o patentes sobre el movimiento obrero. Proudhon nace en Besanon en 1809, fruto de la unin entre un tonelero y una sirvienta, lo que le valdr la amable consideracin del historiador Edouard Dollans como gran filsofo y tribuno plebeyo. Tambin Marx expresara su reconocimiento en este sentido en La Sagrada Familia (1845), aunque abordaremos esta cuestin ms

  • 2

    adelante, y debiendo tener en cuenta que pronto cambiara su juicio respecto al socialista francs. Ya desde muy pequeo se revelar Proudhon como un nio de notable inteligencia, lo cual, y pese a lo humilde de sus orgenes, le permitir acceder a cursar estudios secundarios a travs de una beca, que no obstante se vera obligado a abandonar a la edad de diecisis aos por tener que ayudar a sus padres. A partir de entonces, convertido ya en obrero tipgrafo, que fue su primer oficio, encontramos a un Proudhon autodidacta que deber compaginar su propio mantenimiento econmico con la profundizacin en aquellos campos del saber que ms le interesan, y que son los que se plasman en sus libros. Pese a que sus primeras obras impresionaran a la Academia de Besanon, de modo que le sera concedida una segunda beca para acceder a estudios superiores, sta le sera retirada por un tribunal a comienzos de la dcada de los 40 tras el escndalo que suscitan obras como Qu es la Propiedad? (1840) o Advertencia a los Propietarios (1842). A partir de este momento, la vida de Proudhon se convierte en un torbellino militante, que lo llevar a las calles en 1848, a prisin en otras ocasiones, e incluso a la Asamblea Nacional (Parlamento francs) en el mismo ao de 1848, periplo del cual podemos sealar el nada despreciable logro de haber conseguido que 691 diputados de los 693 que componan el total aprobasen una mocin de condena contra l tras la cual abandonara la Cmara, llevando en ella apenas meses. No debe entenderse su breve aventura parlamentaria como una incoherencia, al menos en mi opinin, sino como un experimento. No debemos olvidar en ningn momento que Proudhon fue pionero en innumerables mbitos, y que, con aciertos y errores, su vida la pas buscando de modo incesante la va adecuada para que los trabajadores, entre los que se contaba, alcanzasen su emancipacin. As, el discurso que motivara su expulsin de la Asamblea Nacional (sesin del 31 de julio de 1848), sera expresado por l en estos trminos: en caso de negativa a la abolicin de las rentas, a la reduccin de la propiedad a la simple posesin, nosotros mismos procederemos a la liquidacin sin vosotros, y preguntado por quines eran, respectivamente, ese nosotros y ese vosotros: Nosotros somos el proletariado al que pertenezco, vosotros sois la clase burguesa. Esta afirmacin escandalizara incluso a los diputados socialistas, y a partir de esta comprobacin prctica de que es imposible defender con honestidad la causa obrera en el Parlamento, ya que si se es honesto acaba uno expulsado, y si se quiere mantener el escao es preciso pervertir el programa socialista, se convertira Proudhon, y tras l el anarquismo entero, en antiparlamentario irreconciliable con la poltica institucional. En este sentido, y tan solo un ao despus, escribe en Confesiones de un Revolucionario (1849), que La esperanza de llegar pacficamente a la abolicin del proletariado es una utopa, que Pertenezco al partido del trabajo contra el del capital y tambin que

  • 3

    Una vez que hube puesto los pies en el Sina parlamentario haba dejado de estar en relacin con las masas: a fuerza de absorberme en mis trabajos legislativos, acab por perder enteramente de vista las cosas corrientes... Es necesario haber vivido en ese aislador llamado Asamblea Nacional para llegar a concebir cmo los hombres que ignoran de forma ms absoluta el estado de un pas son casi siempre los que lo representan. Incluso el propio Marx, en el epitafio que escribi a la muerte de Proudhon (1865), y en el que por norma general no dedica precisamente palabras amables al recin fallecido adversario, reconoce no obstante que Su actitud en la Asamblea Nacional no merece sino elogios. Despus de la insurreccin de junio significaba un acto de gran valor. Muy poco tiempo despus, y tras defenestrar al prncipe y presidente Luis Napolen Bonaparte como el peor enemigo del socialismo y del proletariado, sera condenado a tres aos de crcel. Tras su excarcelacin, hacia 1853, Proudhon es ya un luchador veterano y admirado por sus compaeros de clase en Francia (no olvidemos que La Capacidad Poltica de la Clase Obrera, publicada a ttulo pstumo en 1865, es en realidad una respuesta a consultas que le haban hecho grupos de obreros). Aparte de lo reseado, cabe recordar tambin otras experiencias de Proudhon, como su adhesin en 1848 a la clandestina asociacin obrera Sociedad Secreta de los Mutualistas (no es el trmino mutualismo de cuo proudhoniano, sino que lo adoptara para s en este momento, al conocerlo de otros obreros; el propio Kropotkin explica que Proudhon conoci el mutualismo a travs de otros), agrupacin que abandonara al ser encarcelado y que nunca retomara por las disputas internas que presenci en su seno y que tan frecuentes eran en las organizaciones clandestinas, que en adelante no gozaran especialmente de las simpatas del francs (siendo, en esto, diferente de Bakunin). De esta breve exposicin biogrfica de Proudhon, nicamente espero que se me permita la afirmacin de que no nos hallamos ante un diletante, ni mucho menos ante un liberal en economa. Cierto que Proudhon no es comunista, y que en no pocas ocasiones se manifiesta contrario a esta doctrina, pero es de justicia aclarar que el trmino comunismo, en su poca, hace alusin al blanquismo, a los seguidores de Babeuf, a Buonarroti... en fin, a toda una serie de pensadores destacados por su autoritarismo. De esta forma, y manifestando que tan nociva es la libertad auspiciada en la propiedad privada como el socialismo defendido por el Estado (que es lo que l identifica como comunismo), en una apreciacin que recuerda a Bakunin [2], Proudhon aporta una solucin acorde con su visin antinmica de la realidad: la Anarqua, que en economa se llama mutualismo y en poltica federalismo (llega a establecer una relacin de ambivalencia entre ambos trminos, mutualismo y federalismo, y no puede por menos que resultar chocante que se niegue la influencia

  • 4

    de Proudhon en el Movimiento Obrero posterior cuando es este federalismo, idea proudhoniana por antonomasia, el dominante en lo ms activo del proletariado de las dcadas siguientes). Sobre su pretendido carcter pequeoburgus, l mismo habla claro, en estos dos ejemplos que no son sino parte de los innumerables que podramos alegar: El Capital, cuyo anlogo en el dominio poltico es el gobierno, tiene por sinnimo en la religin el catolicismo. La idea econmica del Capital, la poltica del gobierno o de la autoridad y la idea teolgica de la Iglesia son tres ideas idnticas y variablemente ligadas; atacar a una significa atacarlas todas, como saben hoy exactamente todos los filsofos. Lo que el Capital hace al trabajo, y el Estado a la libertad, lo hace la Iglesia, por su parte, al espritu. Esa trinidad del absolutismo es en la prctica tan funesta como en la filosofa. Para oprimir eficazmente al pueblo hay que encadenar simultneamente su cuerpo, su voluntad y su razn. Cuando el socialismo quiera mostrarse de un modo completo, positivo, libre de todo misticismo no tiene ms que hacer una cosa, poner en circulacin espiritual la idea de esa trinidad. Confesiones de un Revolucionario (1849) Quienquiera que para utilizar y organizar el trabajo acuda a los conceptos de poder y de capital, miente porque no hay nada ms que orga