Propuesta de una política pública de la rumba

Download Propuesta de una política pública de la rumba

Post on 08-Apr-2016

214 views

Category:

Documents

2 download

DESCRIPTION

Documento base para un debate sano sobre como solucionar los problemas asociados a la rumba.

TRANSCRIPT

PROPUESTA DE UNA POLTICA PBLICA DE ...

PROPUESTA DE UNA POLTICA PBLICA DE RUMBA EN BOGOT

ANTECEDENTES

A pesar de ser una industria importante para las grandes ciudades y de la gran cantidad de personas que se emplean en este sector, la rumba sigue siendo estigmatizada y generalmente asociada a problemas de seguridad, consumos excesivo de alcohol, rias y por supuesto, problemas de convivencia.

Hasta ahora el anlisis de ha sido muy segmentado y simplificado, concentrado toda la atencin en los problemas que esta industria genera. Con la propuesta de una poltica pblica de la rumba, no se busca defender a este sector de la economa o negar los problemas que genera, se busca aadir ms variables a una anlisis que estamos en mora de hacer si queremos solucionar los problemas que produce.

PROBLEMTICA A RESOLVERLa rumba se asocia con consumo indiscriminado de alcohol, con venta de licor a menores y con inseguridad, buscando resolver esos problemas se han propuesto soluciones restrictivas como la reduccin del horario de funcionamiento de los establecimientos de venta y consumo de licor (sin hacer diferencias entre ellos), la restriccin de la circulacin de los menores de edad (llamados por algunos toques de queda para menores), la restriccin de la venta de licor en licoreras hasta las 11:00 p.m. entre otras.

Esa creciente restriccin a la actividad de la rumba en Bogot, especialmente al horario, est generando problemas de seguridad y convivencia que como autoridades debemos reconocer y afrontar. El primero es el incremento de sitios clandestinos, ilegales o los famosos amanecederos. Estos lugares, adems de romper la norma de horario, no brindan las condiciones de seguridad a los clientes y generalmente estn asociados a otros delitos como venta de droga, bandas de escopolamina, licor adulterado, entre otras cosas. El segundo es la congestin y el riesgo que genera la salida masiva de personas a las 3:00 a.m. actualmente, ms de 15.000 personas salen de los establecimientos de la zona rosa, a buscar un taxi, a buscar un amanecedero o a quedarse en la calle esperando que amanezca, estas personas salen en estado de embriaguez, razn por la cual pueden ser vctimas fciles de robos o atracos. Adicionalmente, los taxis no pueden dar abasto y tratan de hacer rapidamente los recorridos, incrementando los riesgos de accidentes. Por ms presencia policial que tengamos, no sern suficientes para cubrir esta cantidad de personas.

PROPUESTA DE UNA POLTICA PBLICA DE LA RUMBA

Para establecer una poltica pblica es necesario conocer bien la problemtica asociada, sin generalizaciones y con mayor complejizacin, por ejemplo, si se asume que la rumba genera problemas de seguridad, es necesario analizar que tipo de problemas genera, es decir, desagregar el concepto seguridad en sus diferentes variables y establecer cuales de ellas se afectan con la rumba, especialmente con el horario de la rumba.

La seguridad en Bogot se mide a partir de 10 tipos de delitos: Homicidio, homicidio en accidente de trnsito, Lesiones comunes, lesiones en accidentes de trnsito, Hurto a vehculos, hurto a motos, hurto a bancos, hurto a residencias, hurto a personas y hurto a comercio. Es de esperar que algunos de ellos no se vean afectados en ninguna medida por la rumba, como es el caso del hurto a residencias o el hurto a bancos, a menos que se establezcan causas ms complejas como que los bancos los roban en la noche o que la gente sale a rumbear y deja las casas solas.

Por eso es primordial que se dejen de utilizar lugares comunes como que al aumentar el horario de la rumba se aumenta la inseguridad y se ample el anlisis.

El otro aspecto necesario para establecer una poltica pblica de la rumba es verificar si aumentar el horario genera un incremento en el consumo de licor. En este caso lo primero que se debe establecer es que hay diferentes establecimientos de venta de licor y no todos son sitios de rumba, por ejemplo, los supermercados, las tiendas de barrios, las cigarrerias, las licoreras y hasta las estaciones de gasolina, venden licor, en principio no lo deben vender para consumo en el lugar sino para llevar pero muchos de ellos no lo hacen, pero por definicin estos sitios no se consideran sitios de rumba, si descartamos estos lugares slo nos quedan los restaurantes, los bares y las discotecas, el primero no se considera un sitio de rumba puesto que el licor slo sirve de acompaamiento de la actividad principal que es la comida, as que sitios de rumba como tal solamente nos quedan los bares y las discotecas.

Analizando el tipo de consumo y la cantidad consumida se puede verificar que la mayor cantidad de licor no se vende en los sitios de rumba, puesto que son sitios ms costosos y con mayores restricciones para la venta, especialmente para los menores de edad, mientras que las tiendas, supermercados, etc. son los responsables de la mayora de las ventas, esto valdra la pena verificarlo con cifras de empresas como Bavaria y las licoreras departamentales, as como importadoras como Diagio, pero en general es cierto.

Si son los sitios que no son de rumba los que ms licor venden, por qu se le atribuye a la rumba el incremento en el consumo de licor, no ser necesario analizar otros factores en este tema. Sera necesario analizar por ejemplo, por qu no existen en Colombia las licencias de licor, es decir, permisos que autorizan la venta de licor y que establecen seguros de responsabilidad civil en caso de daos a terceros. Tambin sera importante preguntarse por qu los impuestos al licor en el pas no le cobran ms a los tragos con mayores grados de alcohol, de forma que se promueva el consumo de los licores suaves y por el contrario los licores importados gozan de bajos aranceles (supuestamente para evitar el contrabando) En resumen, la problemtica del consumo excesivo de alcohol es mucho ms compleja que el horario de la rumba, incluye temas de salud pblica que es necesario tratar.

Teniendo el panorama ms completo se pueden proponer medidas de corto, mediano y largo plazo que permitan resolver las problemticas asociadas a la rumba y el licor, por ejemplo:

En el corto plazo se puede pensar en el sistema de certificaciones que ha venido funcionando en Medelln y que premia los valores agregados que un establecimiento le da a la ciudad, por ejemplo, sistemas de emergencia (salidas, sealizacin, personal preparado para atender primeros auxilios), instalaciones adecuadas (baos suficientes, espacio para salidas, no ocupacin del espacio pblico), seguridad para sus clientes (convenios con taxis seguros, personal de logstica entrenado y que sepa manejar rias, cmaras), campaas de consumo responsable (apoyar las campaas del Distrito, crear campaas propias, dar capacitacin al personal del bar y a los meseros para identificar seales de intoxicacin) Estos tems le otorgaran un puntaje y de acuerdo al mismo se puede permitir que funcionen una hora ms o dos o ms. La certificacin no la dara ninguna entidad del Distrito, en el caso de Medelln lo hace el Icontec y eso garantizara su objetividad y es muy probable que no distorsione el mercado porque precisamente lo que estn ofreciendo es mayor calidad y eso siempre tiene unas ventajas (los amanecederos cobran ms pero no garantizan nada). Nuevamente volviendo a los ejemplos internacionales, en Estados Unidos las licencias de licor son ms costosas a medida que se busca vender durante ms tiempo, por ejemplo, las licoreras tienen licencias ms econmicas que los bares pero slo pueden funcionar hasta las 12 p.m. los bares pueden funcionar ms tiempo pero deben pagar ms y una discoteca tiene la licencia ms cara de todas y funciona hasta la maana siguiente, eso no significa distorsionar el mercado sino segmentarlo.

En el mediano plazo es necesario pensar en las licencias de funcionamiento para los establecimientos que venden licor, no es posible que seamos de los pocos pases en el mundo que permitan que abrir una licorera, un bar o una discoteca sea tan fcil como abrir una papelera o una tienda de barrio, claramente un establecimiento de este tipo est generando unas externalidades negativas, dichas externalidades deben ser cubiertas por un seguro (similar al SOAT que pagan los automviles) que cubra esos posibles riesgos. Las licencias son una manera de controlar los problemas generados por el consumo de licor y reducir el nmero de negocios irresponsables que aumentan sus ganancias a costa de venderle licor a menores, venderle a conductores o incluso vender licor adulterado.

En el largo plazo se puede pensar en medidas que incluyan impuestos especiales para los establecimientos que vendan licor cuya destinacin sea el pago de una polica especial dedicada al tema, de esa manera no ocupamos a los policas regulares en este tipo de problemticas y los mismos sitios pagan los efectos negativos que generan. Tambin se debe pensar en campaas masivas de reduccin del consumo del licor, campaas que logren cambios de hbitos similares a los que se lograron con el cigarrillo y de esta manera cambiar la cultura actual que premia al bebedor y lo hace ver como un superheroe (incluso hay publicidad que muestra el alcohol como el premio al trabajo). Los problemas en el consumo del alcohol no se reducen al horario de la rumba sino a una cultura permisiva en la cual los padres les "ensean" a tomar a sus hijos desde los 12 o 13 aos y se festeja su primera borrachera, as que dichas campaas son indispensables.

Todos estos aspectos merecen un debate amplo que ponga a pensar al pas y de eso se trata esta propuesta, de generar una sana polmica que permita en el mediano plazo encontrar soluciones consensuadas a un tema comn y que de una u otra manera nos afecta a todos y a todas.

Recommended

View more >