moisés, silvina. trabajo agro

Download Moisés, Silvina. Trabajo Agro

Post on 24-Dec-2015

13 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Trabajadores agrarios. Trabajo temporario. Legislación

TRANSCRIPT

  • 1

    Universidad de Buenos Aires

    Facultad de Ciencias Sociales - Carrera Sociologa

    Seminario de Investigacin Trabajo y trabajadores/as en el agro argentino

    Ctedra: Susana Aparicio

    Segundo Cuatrimestre 2008

    Rgimen de trabajo transitorio en el agro rgentino. Un abordaje sobre su

    caracterizacin, legislacin vigente y proyectos de reforma

    Alumna: Moiss, Mara Silvina DNI: 30.960.625 E-mail: silvina_moises@yahoo.com.ar

  • 2

    Introduccin

    El presente trabajo monogrfico se propone centralmente realizar un anlisis de

    la legislacin actual que regula el trabajo agrario, prestando especial atencin al

    tratamiento del trabajo temporal. Para ello, se presentar una caracterizacin de la

    normativa vigente, el Rgimen Nacional de Trabajo Agrario (RNTA), y de los

    proyectos de reforma de aquel. Uno, presentado en junio de 2010 por el Poder Ejecutivo

    Nacional, y otro, en agosto del mismo ao por representantes de la Unin Cvica

    Radical y el Peronismo Federal.

    A los efectos de lograr un anlisis ms complejo que de cuenta de la realidad de

    los asalariados agrarios en general y de los trabajadores temporales agrarios en

    particular, se han incluido un recorrido histrico de los cambios estructurales de la

    produccin agropecuaria y de la evolucin de los mercados laborales correspondientes.

    Asimismo, se ha introducido una breve reflexin acerca de la relevancia de la

    conflictividad obrera rural, en tanto se considera un factor interviniente en la conquista

    y cumplimiento de los derechos laborales.

    Con la finalidad de comprender los alcances y limitaciones de la actual

    legislacin, y la emergencia de nuevas alternativas se realizado una caracterizacin de

    las condiciones socioeconmicas y culturales de los trabajadores agrarias, haciendo

    hincapi en los trabajadores transitorios agrarios. Es importante mencionar que existen

    dificultades para abordar este sector de trabajos agrarios, que deviene, por un lado, por

    la amplia condicin de informalidad de trabajo, que comnmente llamado trabajo en

    negro, y por otro lado, la reiterada deficiencia de los instrumentos censales para

    registrar trabajos de temporada.

    Retomando a Rau (2004), la invisibilizacin de los asalariados agrcolas se

    manifiesta en que ocasionalmente cuando se analiza las clases o fracciones de clase se

    percibe a la clase obrera industrial o de servicios, o en el agro a los productores y a los

    campesinos. Esto se refuerza por el hecho que son subregistrados por los censos

    nacionales, que en historia en general no se relata su experiencias de lucha, y

    generalmente no se tiene presente que el trabajo agrario es creador de valor.

    Los elementos mencionados cristalizan la existencia de una legislacin que no

    protege a los trabajadores agrcolas que deberan ser igualados a todos los trabajadores

    de las actividades productivas.

  • 3

    El trabajo agropecuario en la Argentina del siglo XX y primera dcada del siglo

    XXI

    En el caso argentino, el sector agrario cumpli un rol fundamental en el

    crecimiento econmico en las ltimas dcadas del siglo XIX y primera parte del siglo

    XX, actualmente bajo la lgica de funcionamiento del modelo del agronegocio el

    pretendido crecimiento econmico adquiere caractersticas excluyentes de diversos

    sectores subalternos del campo argentino (Aparicio 2995). En sentido, adquiere especial

    importancia pensar el trabajo rural, y cmo los diferentes modelos transformaron los

    mercados de trabajo en el agro argentino.

    El modelo agroindustrial tiene larga data en el pas, comienza en la etapa

    agroexportadora (1880-1930) y recibe un fuerte impulso durante el proceso de la

    industrializacin sustitutiva de importaciones, ISI, (1930-1970). Durante este ltimo

    perodo, se fortalece el mercado interno en el marco de una mejora en la distribucin de

    los ingresos y un aumento de los salarios (directos e indirectos). Lo caracterstico del

    modelo consista en que el excedente de los sistemas agroindustriales era apropiado de

    modo desigual por los distintos agentes dentro del espacio general (industrias,

    agricultores, distribuidores, etc.) y en el espacio agrario particular (entre los

    agricultores). Con estas expansiones, se beneficiaron los productores grandes, medianos

    y la agricultura familiar. Por ende, era un sistema de integracin pero desigual; ya que

    se daba la convivencia de actores muy distintos en un mismo espacio econmico;

    condicionado, a su vez, por relaciones sociales asimtricas. Esta coexistencia era posible

    por la intervencin reguladora del Estado. Por consiguiente, las condiciones de

    reproduccin social de los sectores subordinados como los trabajadores, los campesinos,

    los medianos y los pequeos productores estaban implcitos en la lgica capitalista,

    pues el Estado se presentaba como el entramado del inters general.

    La conformacin de los mercados de trabajo agropecuarios en la Argentina, est

    ntimamente relacionada con la incorporacin de las materias primas producidas en el

    pas a los mercados mundiales. La denominacin de la argentina como granero del

    mundo tiene que ver con la demanda de alimentos por parte de los pases del norte.

    As, la expansin de la frontera agropecuaria sobre territorios que empezaron a ser

    escasamente poblados (puesto que la poblacin nativa fue aniquilada) dio origen a un

    mercado de trabajo agrario que inclua inmigrantes provenientes de un campesinado

  • 4

    europeo que no fue absorbido por el crecimiento industrial. De modo que italianos y

    espaoles se desplazaban anualmente a travs del ocano, en bsqueda de trabajo en las

    cosechas y en las ciudades que se desarrollaban alrededor de las reas cerealeras

    pampeanas. El resto del pas, marginado del crecimiento y con poblaciones originarias,

    se constituye como subordinado al granero mundial a travs de proveer productos

    madereros necesarios para la expansin ferroviaria y el alambrado de campos

    pampeanos. De esta manera empiezan a constituirse los mercados de trabajo regionales,

    que absorben la mano de obra local. Pero es durante la etapa del ISI que se desarrollaron

    polticas regulatorias que facilitaron el crecimiento de producciones orientadas a los

    mercados internos, y cuando los mercados de trabajo regionales adquirieren relevancia

    en la generacin de empleos transitorios para las principales cosechas. De esta manera,

    adems de las demandas de los trabajadores agrcolas locales, se dieron movimientos

    migratorios que dominaron la escena nacional hasta finales de la dcada del setenta;

    muchas poblaciones se desplazaban de una provincia a otra en busca de trabajo agrario,

    e incluso poblaciones de pases limtrofes. Muchas pudieran asentarse y comenzar a

    conformar pequeos bolsones de campesinos pobres, que entregaban la produccin a

    empresas agroindustriales. El caso ms paradigmtico es el de la caa de azcar en

    Tucumn, pues produca una combinacin e integracin entre campesinos y productores

    campesinos de todos los tamaos.1 As se fue configurando el territorio nacional en

    regiones homogneas basadas en producciones claves, adecuadas a sus condiciones

    ecolgicas; que produca productos para el consumo popular masivo del pas. De esta

    manera se puede mencionar las distintas producciones: el algodn en Chaco, Corrientes

    y Santiago del Estero; el tabaco en Corrientes y en el NOA; la yerba mate en Misiones;

    la esquila lanera en la Patagonia; la vid en Cuyo; la caa de azcar en Tucumn, Salta y

    Jujuy; las peras y manzanas en el Alto Valle de Ro Negro; las naranjas en Corrientes,

    que identificaban y organizaban los mercados de trabajo de las distintas regiones.

    Tambin participaban en la cosecha de la caa y en el cultivo de tabaco trabajadores

    bolivianos, trabajadores paraguayos en la cosecha de la yerba, y trabajadores chilenos

    en la cosecha de peras, manzanas y en la zafra lanera. De esta manera se generaba era

    una asociacin entre trabajo temporario con la migracin estacional. Teniendo en cuenta

    1 Esto fue posible por la presencia directa del Estado, a travs de la generacin de polticas pblicas para regular la actividad, como proteger a la industria de la competencia internacional con tarifas aduaneras, y la creacin de organismos como la Comisin Nacional Azucarera en 1970 para nuclear a los ingenios con dificultades financieras.

  • 5

    que el contrato de trabajo se daba entre trabajadores generalmente con orgenes

    campesinos y empleadores con capacidad negociacin y contratacin, incluso ms all

    de los lmites geogrficos.

    Pues se estimaba, segn el trabajo realizado por Reboratti y Sabalain (1981) un

    total de 224.000 trabajadores temporarios en los cultivos que ellos estudiaron: caa, vid,

    peras y manzanas, tabaco y vid. De este total, slo el 35 % era mano de obra local, el

    resto provena de otras provincias y de pases limtrofes. (Aparicio, 2005:194). Con

    respecto a las regulaciones del trabajo en el agro se puede nombrar medidas tales como

    el Estatuto del Pen, de 1944 o el Estatuto del Tambero-Mediero, que funcionaron

    como disposiciones tendientes a la sindicalizacin de los peones estacionales. No

    obstante, los marcos regulatorios del trabajo agrario tuvieron siempre escaso

    cumplimiento, ms bien se presentan como una constante, as como una baja

    sindicalizacin. En este sentido, los con