metodologia sociolinguistica txt

Download Metodologia Sociolinguistica Txt

Post on 13-Jun-2015

927 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

SOCIOLINGUSTICA ESPAOLA

metodologaJos ANTONIO GONZLEZ SALGADOMadrid

Manuel Alvar, en su trabajo sobre los niveles socioculturales en el habla de Las Palmas de Gran Canaria1, se lamentaba de la escasa atencin que han dedicado los dialectlogos al estudio de las hablas urbanas. Once aos ms tarde, Martnez Martn se haca eco de la misma afirmacin en su tesis sobre fontica y sociolingstica en la ciudad de Burgos2.Desde entonces, se han llevado a cabo diversos proyectos que han contribuido a aumentar la nmina de publicaciones que tienen como objeto el estudio del habla de las ciudades. Pero, a pesar de todo, el panorama sociolingstico espaol sigue siendo precario; an quedan multitud de comunidades que necesitan una investigacin exhaustiva para conocer la estructura y caractersticas de su habla. La sociolingstica - q u e se ha ido haciendo con un mtodo riguroso- est poco desarrollada en nuestro pas. Para Martnez Martn, cuatro son las causas por las que no se ha prestado inters en los estudios dialectolgicos a las hablas urbanas3: la complejidad delM. Alvar, Niveles socioculturales en el habla de Las Palmas de Gran Canaria, Cabildo Insular, Las Palmas de Gran Canaria, 1972, pg. 15 F. M. Martnez Martn, Fontica y sociolingstica en la ciudad de Burgos, CSIC, Madrid, 1983, pg. 30. F. M. Martnez Martn, loc. cit., pgs. 31-32.

'

AnMal, XXVI, 2,2003, pgs, 549-560.

550

AnMal, XXVI, 2,2003

JOS ANTONIO GONZLEZ SALGADO

habla de las ciudades, la imposibilidad de cartografiar los materiales, el tiempo que se invertira en las encuestas en una gran ciudad y la inadecuacin entre mtodo y finalidad de la dialectologa tradicional cuando se aplica a ncleos urbanos. Para Etxebarra Arostegui, el motivo por el que las hablas urbanas no han despertado inters dentro de la dialectologa hispnica es distinto4. Segn esta autora, los estudiosos consideraban que la ciudad careca de diversidad al tratarse de un ncleo centralizador. Sin embargo, el problema no es que no se investigara el habla urbana, sino que cuando se haca no se utilizaba la metodologa adecuada. Otro asunto distinto es que no se estudiaran las ciudades por considerarlas menos conservadoras que los ncleos rurales. Como afirman Chambers y Trudgill, los dialectos urbanos atendan a ser relativamente nuevos, a menudo surgan de la inmigracin de las reas rurales adyacentes, y eran, por tanto, menos interesantes para los fillogo~>~. Este ser menos interesante para los Jillogos hay que entenderlo en su dimensin histrica: la dialectologa naci para la investigacin de las variedades lingsticas rurales, y la geografa lingstica se dedic a elaborar atlas que permitieran el estudio conjunto de las hablas populares. En el presente artculo revisaremos la metodologa aplicada en una seleccin de obras de sociolingstica espaola publicadas desde 1972, atendiendo tanto a la descripcin social de la lengua urbana como a la de la rural. Aunque con anterioridad a 1972 ya se haba presentado algn estudio bajo el rtulo de Sociolingstica6, consideramos que es con la publicacin, por parte de Manuel Alvar, de los Niveles socioculturales en el habla de Las Palmas de Gran Canaria cuando las investigaciones de la lengua en la sociedad cobran una especial relevancia en el mundo hispnico. Los problemas de orden metodolgico que vamos a tratar son los que ataen a la seleccin de las variables lingsticas y de las variables sociales, el tamao de la muestra, la utilizacin de instrumentos para recopilar materiales (entrevista, cuestionarios...), las tcnicas de muestre0 y el anlisis estadstico.

Una variable lingstica se define como cada unidad que posee dos o ms variantes condicionadas socialmente. En palabras de Chambers y Trudgill, podemos considerar a las variables lingsticas frecuentemente como modos socialmente diferentes, pero lingsticamente equivalentes de hacer o de decir lo mismo, y se dan en todos los niveles del anlisis lingstico'.M. Etxebarra Arostegui, Sociolingstica urbana: El habla de Bilbao, Universidad de Salamanca, 1985, pg. 68. J. K. Chambers y P. Trudgill, La dialectologa, Visor, Madrid, 1994, pg. 83. Vase, por ejemplo, M. Alvar, Sociologa en un microcosmos lingstico (El Roque de las Bodegas, Tenenfe), Prohemio, 11, 1, 1971, pgs. 5-24. J. K. Chambers y P. Trudgill, op. cit., pg. 88.

'

Pese a que la variabilidad se puede estudiar tericamente en todos los niveles, en el mbito hispnico los que ms rendimiento estn ofreciendo son el nivel fnico y el nivel lxico, siendo casi inexistentes los trabajos que se refieren a variables sintcticas, y poco numerosos los dedicados a las morfolgicas. Las tres propiedades que debe presentar una variable lingstica para que logre ser objeto de estudio en una comunidad de habla son, segn Labovs: presentar una elevada frecuencia, ser una unidad estructural y denotar una distfibucin estratificada. Estas tres propiedades se cumplen, en mayor o menor medida, en las variables que se estudian en nuestro corpus. En los trabajos de carcter lxico se han seguido diversas motivaciones para su estudio: Borrego Nieto evala el alcance general de la penetracin de la lengua estndar en la modalidad lingstica de Villadepera de Sayago9.Azurmendi Ayerbe utiliza el lxico para establecer el grado de bilingismo existente en la comarca de San Sebastinl0. Aguado Candanedo, Etxebarra Arostegui, Gonzlez Ferrero y Morn Rodrguez realizan una descripcin del lxico para comprobar las diferencias sociales existentes en sus respectivas comunidadesll. Salvador Salvador se limita a recoger el caudal onomasiolgico de un determinado grupo social: la clase culta granadinaL2. El resto de los autores que han investigado sociolingsticamente algn punto de nuestra geografa se ha centrado con mayor atencin en los dems niveles del anlisis lingstico: Labrador Gutirrez, en uno de los primeros estudios realizados en Espaa sobre un ncleo serniurbano con la aplicacin de nuevas metodologa~, analiza el fenmeno del yesmo en Lepe (Huelva)13.Martnez Martn asla dos variables fonticas en Burgos: el yesmo y los grupos cultos en posicin silbica implosiva14. Lynn Williams, en sus Aspectos sociolingsticos del habla de la ciudad de Valladolid, trabaja con siete variables, seis de carcter fontico y una de carcter sintctico: la terminacin -ado en participios y sustantivos, la reduccin de los grupos cultos xCons, -x-,-cc- y -ct-, la aspiracin de -S implosiva en vocablos como asco, esclavo y esquina, y el adverbio muy en expresionesW. Labov, Modelos sociolingsticos, Ctedra, Madrid, 1983, pg. 36. J. Borrego Nieto, Sociolingstica rural: Investigacin en Villadepera de Sayago, Universidad de Salamanca, 1981. ' M. J. Azurrnendi Ayerbe, Elaboracin de un modelo para la descripcin sociolingstica O del bilingismo y su aplicacin parcial en la comarca de San Sebastin, Caja de Ahorros Provincial de Guipzcoa, San Sebastin, 1983. " D. Aguado Candanedo, El habla de Bercianos de[ Real Camino (Len), Diputacin Provincial de Len, 1984; M. Etxebarra Arostegui, op. cit.; J. C. Gonzlez Ferrero, La estratificacin sociolingstica de una comunidadsemiurbana: Toro (Zamora), Universidad de Salamanca, 1991; A. Morn Rodrguez, Actitudes sociolingsticas en el lxico de Vegueta (Las Palmas de Gran Canaria), Universidad de Las Palmas, 1993. l 2 F. Salvador Salvador, Lxico del habla culta de Granada, Universidad de Granada, 1991. l 3 T. Labrador Gutirrez, Sociolingstica andaluza: LL-Y en Lepe (Huelva), Diputacin Provincial de Huelva, 1975. l4 F. M. Martnez Martn, op. cit., pgs. 75-200.

552

AnMal,

XXVI, 2,2003

los6 ANTONIO GONZLEZ SALGADO

como muy bueno o muy grandP. Fernndez Juncal se detiene en el estudio de dos interesantes variables en el oriente de Cantabria: la metafona y el neutra de materiai6. En Quintana de la Orden (Toledo), Moreno Fernndezl7 seleccion ocho aspectos de la lengua hablada coloquial para analizar el grado de determinacin que emisor, receptor y mensaje ejercen en varios actos de conducta lingstica y social18;los ocho actos de habla a que se refiere el autor son: tratamiento, expresiones vocativas, excusas, ofrecimientos, peticiones, respuesta a agradecimientos, presentaciones y saludo. Trigo Cutio describe y analiza cuatro configuraciones discursivas en el habla de los nios sevillanos: parntesis o inc i s o ~factor comn, enumeraciones y simetraslg.Por ltimo, Samper Padilla es, tudia cinco variables fonolgicas en el espaol hablado en la capital de la isla de Gran Canaria20: segmentos fonolgicos /S, r, 1, n/ en posicin silbica implosiva y Id/ en el contexto intervoclico.

Como se ha afirmado en numerosas ocasiones, la diversificacin lingstica existe hasta en la ms pequea comunidad. Todos los asentarnientos poblacionales (aldeas, pueblos, barrios o ciudades) contienen una diversidad social que condiciona el comportamiento lingstico de los habitantes. Por todos es conocido el hecho de que no siempre hablan igual los hombres y las mujeres, pero esa diferencia bsica se complica extremadamente si observamos. las divergencias que se producen entre los hablantes de distintas generaciones, y ms an si nos fijamos en la categora social (nivel cultural+nivel econmico) de esos hablantes. Las variables sociolgicas con las que suelen trabajar los investigadores espaoles son: sexo, edad, nivel educativo (estudios) y nivel econbrnico (profesin). Las dos primeras se pueden considerar ms variables biolgicas que sociales, ya que no estn condicionadas por el ambiente, sino por la propia naturaleza de la persona.

l5 Williams, Aspectos sociolingisticos del habla de la ciudad de Valladolid, Universidad L. de Valladolid, 1987. C. Fernndez Juncal, Variaciny prestigio: Estudio sociolingistico en el oriente de Cantabria, csrc, Madrid, 1998. l7 F. Moreno Fernndez, Anlisis sociolingstico de actos de habla coloquiales, Espaol Actual, 51, 1989, pgs. 5-51. l8F. Moreno Fernndez, loc. cit., pg. 5. l9 J. M. Trigo Cutio, El habla de los nios de Sevilla