lingüística descriptiva

Download Lingüística Descriptiva

Post on 19-Mar-2016

249 views

Category:

Documents

8 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Documento escrito por Stephen A. Marlett y Gastón Salamanca sobre la lingüística descriptiva

TRANSCRIPT

  • 1

    Introduccin a la lingstica descriptiva: una visin panormica

    Stephen A. Marlett y Gastn Salamanca

    Introduccin Algunas propiedades del lenguaje humano Niveles de anlisis en lingstica descriptiva Sociolingstica Fontica Fonologa Morfologa Sintaxis Discurso Semntica y pragmtica Lingstica histrica

    "Las culturas, los rasgos fsicos del hombre, los idiomas, as como su estrecha interrelacin y la relacin entre stos y la vida en sociedad, son el objeto de estudio de las ciencias antropolgicas. Una de ellas es la lingstica, dedicada al estudio de la facultad o rasgo esencialmente humano que es el lenguaje." (Manrique Castaeda 1988, p. 5)

    A. Introduccin

    La lingstica, lejos de ser un tema esotrico que pertenece slo a los estudiosos, debe considerarse uno de los campos de investigacin ms centrales para la humanidad, esto porque todas las culturas humanas tienen y utilizan alguna lengua, y porque la lengua es una de las caractersticas ms sobresalientes del ser humano. La lingstica puede definirse, en consecuencia, como la disciplina cientfica que se ocupa del estudio de la facultad universal y privativa que es el lenguaje humano. Decimos que la capacidad de interactuar por va oral-auditiva a travs del lenguaje es una capacidad universal de ser humano, porque, tal como hemos sugerido hasta aqu, todas y cada una de las culturas humanas que conocemos, poseen una lengua y son capaces de comunicarse a travs de ella. Por cierto, al decir esto, no desconocemos que existan ciertas patologas que impiden hacer uso de esta facultad, pero claramente estos casos deben considerarse excepciones a la regla general que hemos mencionado. Por otro lado, decimos que esta facultad es privativa del ser humano, porque slo a esta especie le atribuimos tal capacidad. Con esto no negamos que muchas otras

  • 2

    especies posean la capacidad de comunicarse. De hecho, los gritos de los gibones, la danza de las abejas, etc., muestran claramente que estas especies s se comunican, pero estos sistemas de comunicacin son sustantivamente distintos de la capacidad que posee el ser humano.

    Ahora bien, aunque las culturas y sociedades humanas varan en muchos aspectos, y a pesar de que existen muchas diferencias entre los idiomas que se han estudiado por la historia, todas las lenguas humanas tienen rasgos en comunes y comparten ciertas caractersticas importantes. Parte de la investigacin lingstica se dedica a encontrar cmo son similares, y cmo son diferentes, cules son rasgos sus invariables, y cules son sus rasgos variables.

    Algo que sabemos bien ahora es que la complejidad de una lengua no vara segn el desarrollo de la cultura material de la sociedad que la utiliza. No hay lenguas humanas "primitivas". No hay ninguna razn para creer que la lengua hablada por una sociedad que construye pirmides es ms desarrollada que la lengua hablada por una sociedad que busca su comida en la selva. Adems, todas las lenguas humanas tienen gramtica (estructura definida), aunque sta no est escrita. Las reglas gramaticales que existen en una lengua no escrita no son ms ni menos que las que existen en una lengua con una larga tradicin literaria.

    B. Algunas propiedades del lenguaje humano

    Como hemos dicho, aunque las lenguas humanas pueden variar en muchos aspectos (piense, por ejemplo, en las diferencias que muestran el espaol y el quechua en el inventario de sonidos, en la manera cmo se forman las palabras o las oraciones, etc.) stas muestran que en la facultad misma del lenguaje existen ciertas propiedades comunes, las cuales son fundamentales para permitir la comunicacin de la manera eficiente que conocemos. Algunas de estas propiedades son:

    a. Arbitrariedad o convencionalidad

    Esta propiedad se vincula con el hecho de que no existe un nexo natural (motivado) entre una secuencia de sonidos que utilizamos para referirnos a un determinado concepto, y el concepto mismo. Por ejemplo, no hay "nada" en la idea que tenemos del "Astro Rey" que nos indique que debemos utilizar una determinada secuencia de sonidos para denominarlo (por ejemplo, "s-o-l"). De hecho, este mismo objeto recibe mltiples denominaciones en diferentes lenguas: "sun", en ingls; "ant", en mapuche; "aurinko", en finlands, etc. Ahora, no es menos cierto que existe un conjunto de palabras cuya secuencia de sonidos de alguna forma nos remiten a su referente. Son las llamadas palabras onomatopyicas, pero stas son siempre escasas en las lenguas y, cual ms cual menos, son objeto de los mismo procesos que afectan a las dems palabras de la lengua. En semiologa, a aquellas unidades que establecen una relacin arbitraria

  • 3

    o convencional entre forma y contenido se las denomina "signos" y aquellas que, tal como los mapas o seales del trnsito, nos entregan informacin motivada, cuyo contenido podemos deducir de su forma o propiedades, se denominan "conos". Por cierto, las palabras de una lengua se constituyen en este sentido en "signos lingsticos".

    b. Productividad o creatividad

    Las lenguas humanas son productivas en el sentido de que nos permiten construir enunciados nuevos y, a la vez, entender enunciados que no hemos escuchado antes. Por ejemplo, yo puedo decir en estos momentos "Vi marcianos ayer". Puede que esta oracin no la haya dicho nunca antes y que mis interlocutores no la hayan escuchado antes, pero somos capaces de construirla y decodificarla porque el lenguaje humano es esencialmente creativo. Por cierto, esta misma capacidad es la que nos permite construir enunciados falsos, absurdos, hipotticos, etc.; todo ello, hasta donde sabemos, fuera de la capacidad de otras especies.

    c. Dualidad

    Decimos que el lenguaje humano posee una dualidad por cuanto posee un inventario relativamente pequeo de sonidos carentes de significado, los cuales al combinarse de acuerdo a ciertas reglas producen una infinidad de unidades significativas. As, una pauta est constituida por el conjunto de unidades sin significado (los fonemas) y su combinatoria; y la otra pauta est constituida por las unidades significativas (morfemas, palabras). A la primera la denominamos pauta fonmica; a la segunda, pauta gramatical.

    Una consecuencia de esta propiedad del lenguaje humano es que permite que los enunciados construidos sean potencialmente infinitos. En consecuencia, este sistema es altamente eficiente y productivo, pues tal como sucede con los nmeros, con escasas unidades que carecen de significado podemos formar infinitos enunciados significativos. A modo de ejemplo, piense que el espaol latinoamericano posee slo 22 fonemas (5 vocales y 17 consonantes), con los cuales podemos construir todo lo que decimos en esta en esta variante del castellano. No sucede as con otras especies, cuyos sistemas de comunicacin poseen una sola pauta. El gibn, por ejemplo, posee una cantidad limitada de ruidos, pero cada uno de estos gritos est asociados a un determinado contenido (hambre, peligro, etc.). La consecuencia es inmediata: este sistema es poco eficiente, pues dado que cada unidad est asociada con un contenido, si las seales fueran en aumento, este sistema terminara agotndose pues los sonidos se haran cada vez menos discriminables entre s.

  • 4

    d. Carcter discreto

    Podemos exponer esta propiedad mediante un ejemplo. Cuando hablamos una lengua humana, sea el espaol, utilizamos secuencias de sonidos cuyos lmites no son precisos entre unos y otros, lo cual puede comprobarse observando la imagen de un espectrograma. Decimos que la cadena hablada es una secuencia continua en la realidad. Sin embargo, en un nivel terico, postulamos que estas unidades son discretas y funcionan como totalidades distinguibles perfectamente unas de otras. As, por ejemplo, cuando enunciamos la palabra "no", el paso de "n" a "o" no es con lmites precisos, sin embargo, proponemos que cognitivamente interpretamos estas unidades sonoras como si fueran dos unidades claramente distinguibles unas de otras. Cabe hacer presente que este carcter discreto no slo lo postulamos en el nivel de las secuencias de sonidos, sino tambin en el plano de los significados.

    Lo que hemos dicho hasta aqu referente a las propiedades del lenguaje humano no es todo lo transparente y definitivo que pareciera. Hay, en efecto, mucho campo para problematizar. Bstennos, sin embargo, estas breves notas como un buen punto de partida para futuras conversaciones respecto del tema.

    C. Niveles de anlisis en lingstica descriptiva

    La lingstica, como hemos dicho, es la ciencia que estudia el lenguaje humano. Como disciplina cientfica que es, ha sistematizado el estudio de este objeto distinguiendo diferentes niveles de anlisis. Aunque hay algunas diferencias entre los autores, existe consenso en distinguir a lo menos seis niveles focales: fontico, fonolgico, morfolgico, sintctico, semntico y discursivo. Conviene advertir que estos no son niveles ntidamente diferenciados unos de otros. Existen, en efecto, zonas de traslape donde se intersectan los dominios de unos y otros (hay traslape entre fontica y la fonologa; morfologa y sintaxis, etc.). Tampoco debemos pensar que la distincin de estos niveles obliga al estudio de una lengua desde las unidades ms pequeas (el sonido) hasta las ms complejas (unidades del nivel discursivo). Es lo habitual, pero muchas veces ocurre que las claves para describir adecuadamente un nivel ms bsico estn presentes en los niveles ms complejos.

    Hoy en da tambin los estudios del lenguaje estn enfatizando la importancia de establecer un dilogo con otras disciplinas como la neurologa, informtica, etnografa, sociologa, psicologa etc. De este modo han surgido estudios interdisciplinarios que han dado un impulso valioso a los estudios del lenguaje. Son notables, por ejemplo, los aportes que interdisciplinas como la psicolingstica o la etonolingstica han dado a los estudi