Libro Curso Economia Ecologica Martinez Alier

Download Libro Curso Economia Ecologica Martinez Alier

Post on 22-Oct-2015

15 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>Curso de economa ecolgica 1 </p><p> Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Oficina Regional para Amrica Latina y el Caribe </p><p>CURSO DE ECONOMA ECOLGICA </p><p>Juan Martnez Alier </p><p>con la colaboracin de </p><p>Jordi Roca y Jeannette Snchez </p><p> 1998 </p><p>Serie Textos Bsicos para la Formacin Ambiental N 1</p></li><li><p>2 Textos bsicos para la formacin ambiental </p><p>Primera edicin: 1995, versin corregida 1998 </p><p> Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente </p><p>Oficina Regional para Amrica Latina y el Caribe </p><p>Red de Formacin Ambiental para Amrica Latina y el Caribe </p><p>Boulevard de los Virreyes N 155, Colonia Lomas de Virreyes </p><p>11000 Mxico, D.F. Mxico </p><p>ISBN 968-7913-03-7 </p></li><li><p>Curso de economa ecolgica 3 </p><p>CONTENIDO </p><p>PRESENTACIN 7 </p><p>MDULO I. El flujo de la energa y de materiales en la economa 9 </p><p>I.1 El consumo endosomtico y el uso exosomtico de energa por los humanos. La intensidad energtica de la economa: la elasticidad-ingreso del uso de energa </p><p>9 </p><p>I.2 Fuentes de energa preindustriales e industriales. Dos visiones de la economa: la economa neoclsica y la economa ecolgica. El principio de Podolinsky </p><p>12 </p><p>I.3 Antropologa ecolgico-energtica y antropologa econmica. Rappaport en Nueva Guinea y Brooke Thomas en los Andes. La productividad de la agricul-tura moderna </p><p>17 </p><p>MDULO II. La contabilidad macroeconmica y el medio ambiente </p><p>23 </p><p>II.1 Qu es le PIB? Algunas crticas ya conocidas 23 </p><p>II.2 La contabilidad nacional y la prdida de patrimonio natural, sin amortizacin. Otra crtica ecolgica de la contabilidad nacional: los gastos defensivos o compensatorios </p><p>25 </p><p>II.3 Corregir monetariamente el PIB o suplementarlo con cuentas satlites en uni-dades fsicas? El Serafy y los recursos no renovables: sembrando petrleo? Los criterios de Roefie Hueting </p><p>30 </p><p>MDULO III. Valoracin de externalidades y de bienes ambientales. Internalizacin de externalidades </p><p>35 </p><p>III.1 Una negociacin coasiana 35 </p><p>III.2 Un impuesto piguviano 40 </p><p>III.3 Impuestos o normas cuantitativas? Descontaminacin: su costo marginal. Comparacin de un impuesto sobre la contaminacin y de un standard comn para todas las empresas </p><p>43 </p></li><li><p>4 Textos bsicos para la formacin ambiental </p><p>III.4 Premisos de contaminacin negociables 49 </p><p>III.5 Valoracin de bienes ambientales: el mtodo del costo viaje </p><p> 53 </p><p>III.6 La valoracin de contingencias 59 </p><p>III.7 La economa ambiental y la internalizacin de externalidades 63 </p><p>MDULO IV. El anlisis costo-beneficio y la evaluacin ambiental. </p><p>69 </p><p>IV.1 Una introduccin al anlisis costo-beneficio. Las necesidades de las generacio-nes futuras y de los animales que no son humanos. </p><p>69 </p><p>IV.2 El descuento del futuro en el anlisis costo-beneficio 75 </p><p>IV.3 El criterio de Krutilla. 81 </p><p>IV.4 Pluralismo de valores en la evaluacin ambiental 84 </p><p>IV.5 La inconmensurabilidad de valores en la evaluacin ambiental. 90 </p><p>IV.6 La disposicin a pagar: consumidores en un mercado ficticio o ciudadanos. 98 </p><p>MDULO V. La asignacin intergeneracional de recursos agotables y la economa de los recursos renovables. </p><p>103 </p><p>V.1 La explotacin de recursos agotables. La regla de Gray-Hotelling </p><p> 103 </p><p>V.2 La economa forestal y de la pesca 109 </p><p>MDULO VI. Formas de propiedad su influencia en la gestin de los recursos natura-les. </p><p> 115 </p><p> MDULO VII. Indicadores monetarios y biofsicos de sustentabilidad. </p><p> 119 </p><p>VII.1 La llamada sustentabilidad dbil 119 </p></li><li><p>Curso de economa ecolgica 5 </p><p>VII.2 La relacin entre pobreza y degradacin ambiental 124 </p><p>VII.3 La tasa de descuento de una economa sustentable y la explotacin de recursos agotables como descapitalizacin </p><p> 129 </p><p>MDULO VIII. Economa ecolgica, ecologa poltica e inconmensurabilidad. </p><p>137 </p><p>MDULO IX. Algunas cuestiones internacionales. </p><p> 143 </p><p>IX.1 Comercio internacional y medio ambiente. La deuda ecolgica. </p><p>143 </p><p>IX.2 La internacionalizacin de la internalizacin de externalidades. </p><p> 148 </p><p>IX.3 La discusin actual sobre el aumento del efecto invernadero. Propuestas para la reduccin de emisiones de dixido de carbono. </p><p>152 </p><p>IX.4 La conservacin de la biodiversidad silvestre y agrcola. Los derechos de los agricultores. </p><p>158 </p></li><li><p>6 Textos bsicos para la formacin ambiental </p></li><li><p>Curso de economa ecolgica 7 </p><p>PRESENTACIN </p><p> La formacin ambiental es un proceso que depende de la construccin de nuevos acerca-mientos que ayuden a comprender y resolver los problemas socioambientales que crecen en com-plejidad y para los cuales los conocimientos actuales son insuficientes. En este sentido, la forma-cin ambiental implica la elaboracin de nuevas teoras, mtodos y tcnicas, su incorporacin en los programas curriculares en la educacin formal, y su difusin a un amplio grupo de actores, que tanto en el campo acadmico como en el de la gestin pblica y privada, son responsables de la gestin ambiental del desarrollo sustentable. </p><p>Los cambios ambientales de nuestro tiempo han adquirido una dimensin global. Sin embargo, los problemas socioambientales se caracterizan por su especificidad regional y local, ecolgica y cultu-ral, econmica y poltica. La contribucin ms amplia al tratamiento de estos problemas est sien-do generada en los pases industrializados del Norte y transferidos a los pases del Sur. La mayor parte de esta nueva literatura no est disponible y su traduccin e incorporacin a los programas educativos se da con retrasos que implican un rezago en la actualizacin de los programas de for-macin ambiental de la regin. Ejemplo de ello es la incipiente oferta de cursos y medios de capa-citacin en temas tan importantes como la economa ecolgica, la economa y el manejo sustenta-ble de la biodiversidad, o el cambio climtico. </p><p>Respondiendo a este reto, la Red de Formacin Ambiental para Amrica Latina y el Caribe del PNUMA ha iniciado un programa editorial, orientado a construir y difundir un conjunto de cono-cimientos como apoyo a los programas de formacin ambiental de la regin. Estos textos buscan sistematizar el conocimiento actual disponible y estimular una produccin de conocimientos, que respondan a la especificidad de los problemas socioambientales de la regin. Estos textos no slo podrn servir como materiales de apoyo a cursos formales, sino tambin como textos de referencia para las instancias de administracin y gestin ambiental del desarrollo de nuestros pases, tanto gubernamentales como no gubernamentales. La organizacin modular de estos textos habr de facilitar la programacin de cursos a distancia, para generar un proceso ms flexible y amplio de capacitacin que el que permiten los programas educativos formales. Asimismo, ofrecen una base para inducir procesos de autoformacin del pblico en general interesado en esta problemtica emergente. </p><p>En este primer ttulo de la serie Textos Bsicos para la Formacin Ambiental, ofrecemos el "Texto de Economa Ecolgica", preparado por Juan Martnez-Alier, en colaboracin con Jordi Roca y Jeanette Snchez, cuya primera versin fue publicada por el PNUMA en 1995. Este texto aborda de manera al mismo tiempo rigurosa y didctica las contribuciones ms importantes al campo emergente de la economa ecolgica, cubriendo un amplio espectro de teoras y mtodos que van desde la economa ambiental (la economa neoclsica de los recursos naturales y de la contaminacin) y la economa ecolgica, hasta la ecologa poltica. </p></li><li><p>8 Textos bsicos para la formacin ambiental </p><p> Enrique Leff </p></li><li><p>Curso de economa ecolgica 9 </p><p>MDULO I </p><p> EL FLUJO DE ENERGA Y DE MATERIALES EN LA ECONOMA </p><p>I.1. El consumo endosomtico y el uso exosomtico de energa por los humanos. La in-tensidad energtica de la economa; la elasticidad- ingreso del uso de energa. </p><p> La economa humana est abierta a la entrada de energa. En los sistemas econmicos preindustriales, la fuente ms importante de energa es la energa solar directa convertida por la fotosntesis en productos para la comida, el vestido, la vivienda. Por la fotosntesis, la energa solar que cae sobre la Tierra acta sobre el dixido de carbono y el agua, que forman los carbohidratos de las plantas, fuente directa de nuestra alimentacin, o fuente indirecta (si somos carnvoros o comemos peces que a su vez dependen del plancton del mar). El insumo de energa en la alimenta-cin se suele medir en kilocaloras, y desde hace unos ciento cincuenta aos se conoce que la ali-mentacin diaria de una persona adulta es equivalente a dos o tres mil kilocaloras (una kilocalora = la cantidad de calor necesaria para elevar un grado centgrado la temperatura de un litro de agua), dependiendo del tamao de la persona y del esfuerzo que haga al trabajar o moverse. Algo as como una quinta parte de ese consumo endosomtico (es decir, interior al cuerpo) de energa, se puede convertir en trabajo, es decir, el trabajo humano en un da equivale a 400 o 600 kcal. El resto de la energa alimenticia se gasta en mantener la temperatura del cuerpo y en el metabolismo, de manera que incluso una persona que apenas se mueva, necesita un suministro diario de energa endosomtica superior a las mil kcal. </p><p>Es importante darse cuenta que el consumo endosomtico de energa obedece a instrucciones gen-ticas. As, si el consumo de alimentos est por debajo de ese mnimo de caloras, se muere lenta-mente de inanicin, mientras que los ricos, por ricos que sean, no consumen directamente en su alimentacin ms caloras que las que necesitan. De hecho, en los pases ricos a menudo los pa-quetes de alimentos contienen su contenido calrico, no para facilitar el clculo de una dieta con suficientes caloras al mnimo costo, sino al revs, para facilitar la extravagancia de gastar bastante dinero comprando pocas caloras, para no engordar. El tipo de alimentacin, la cuisine es por su-puesto un producto de cada cultura humana y estrato social, siempre que suministre las caloras, protenas y otros elementos necesarios; as, observamos con frecuencia tanto histrica como ac-tualmente, combinaciones de un cereal y una leguminosa (arroz y frijoles; arroz y soja; maz y frijo-les), o de tubrculos (yuca, papas) junto con algn alimento rico en protenas, como bases de la alimentacin popular, mientras los ricos consumen por lo general mayores cantidades de carne (y por tanto, indirectamente, mayores cantidades de productos vegetales, o incluso harina de pescado, que sirven para alimentar los animales). La cultura, la economa, y la poltica influyen en la ali-mentacin (por ejemplo, las polticas neoliberales que favorecen la importacin de alimentos bsi-cos como harina de trigo en pases tropicales). Sin embargo, el hecho bsico es que la energa en-dosomtica de la alimentacin (las 2000 o 3000 kcal diarias) viene determinada por la biologa </p></li><li><p>10 Textos bsicos para la formacin ambiental </p><p>humana. Podemos elegir (si tenemos plata) entre ir a trabajar en bicicleta, en transporte pblico o en automvil (que gaste veinte mil kcal al da de petrleo para un viaje de ida y vuelta de quince kms hasta el trabajo), pero no podemos preferir seis mil kcal al da de consumo directo de alimen-tos a dos mil kcal, por ricos que seamos. </p><p>En cambio, en la situacin actual de la humanidad, el uso exosomtico de energa no tiene nada que ver con instrucciones genticas. Es sumamente distinto entre grupos humanos, oscilando, por da entre menos de cinco mil kcal para quienes son pobres y viven en climas clidos y slo gastan un poco de energa para cocinar los alimentos y para fabricar sus pobres vestidos y viviendas, y ms de cien mil kcal diarias para los ricos del mundo (independientemente del clima, pues si algu-nos ricos gastan energa para la calefaccin, otros o los mismos la gastan para la refrigeracin). El uso exosomtico de energa (directamente en los hogares y el transporte, e indirectamente a travs de la energa gastada en la produccin) no puede ser explicado por la biologa humana sino que depende de la economa, la cultura, la poltica, y las diferencias sociales. La humanidad es una especie animal que carece de instrucciones genticas que determinen su uso exosomtico de ener-ga. Este es un punto de partida para analizar toda la historia econmica de la humanidad, hasta el presente. </p><p>La influencia de la riqueza se hace notar en todas las pautas de consumo exosomtico de energa. En general, a ms riqueza, ms dispendio de energa, aunque existe discusin y mucha investiga-cin sobre la intensidad energtica de las economas de distintos pases (es decir, el gasto de ener-ga por unidad de produccin), y hay quienes sostienen que la produccin de la economa (tal como se mide convencionalmente) puede crecer sin aumentar ya el gasto de energa, sino aumentando la eficiencia en el uso de energa. Hay sectores de la economa donde efectivamente sucede as. Por ejemplo, el uso de energa para cocinar en familias pobres de lugares pobres (donde no hay gas licuado de petrleo o keroseno disponibles o son productos demasiado caros), es superior al uso de familias que cocinen con gas o keroseno, ya que las familias pobres (que usan lea o carbn de lea o bosta) habitualmente queman esos combustibles en fuegos de hogar muy ineficientes ener-gticamente. As se da esa situacin excepcional y hasta paradjica, que al aumentar el ingreso puede ocurrir que disminuya el uso exosomtico de energa para cocinar. Pero no sucede as, sino al contrario, con el uso exosomtico de energa para transportes, o en la forma de otros productos o servicios de la economa. </p><p>En los pases ricos est aumentando la eficiencia del uso de energa en los procesos industriales (especialmente tras los aumentos de precios de la energa en 1973 y 1979), pero ha aumentado la demanda de energa en el sector domstico y en el transporte. Las diferencias en el uso exosomti-co de energa en pases ricos y pobres continan siendo muy grandes. Por ejemplo, por dar una ilustracin, un viaje por avin entre Buenos Aires y Pars consume unas 70 toneladas de combusti-ble, y aunque el avin vaya bien lleno y lleve 350 pasajeros, eso representa media tonelada por persona, es decir, 500 kgs x 10,000 kcal = 2,000,000 kcal, por tanto unas dos veces ms que el consumo endosomtico de energa en todo un ao de una persona. </p><p>En las averiguaciones sobre la intensidad energtica de la economa, a menudo se calcula la elasti-cidad-ingreso del consumo de energa, es decir, la relacin entre el aumento porcentual del consu-mo de energa y el aumento porcentual del ingreso. As, podemos expresar lo dicho hasta ahora con </p></li><li><p>Curso de economa ecolgica...</p></li></ul>