¡libertad! nro. 65

of 12 /12
N° 65 Edición Digital FEBRERO 2015

Upload: antonio-quimera

Post on 25-Dec-2015

27 views

Category:

Documents


6 download

DESCRIPTION

Publicación N°65 del grupo anarquista Libertad! de la región argentina(Febrero del 2015).

TRANSCRIPT

Page 1: ¡Libertad! nro. 65

N° 65 Edición Digital FEBRERO 2015

Page 2: ¡Libertad! nro. 65

Durante semanas los medios masivosde información, no sólo norteamerica-nos, sino de cualquier rincón de estemundo globalizado por el discurso me-diático, se dedicaron casi en exclusividada tratar lo que superficialmente denomi-naron “fenómeno Ferguson” a raíz de lamuerte en manos de la policía de MichaelBrown. Sin pausa, el bombardeo mediá-tico al que nos acostumbran los massmedia puso el foco en este tema, y en unsantiamén la “cuestión negra” con susmuertos, las marchas, la ira, el desen-canto, la justicia/injusticia, se convirtie-ron en el epicentro de los análisissociales para “entender” lo que estabasucediendo. Vaya paradoja, o no tanto enrealidad, ningún abordaje periodísticoargumentó desde aspectos más profun-dos que atraviesan este asesinato en par-ticular, como lo son el racismo, ladiscriminación o la segregación socialtan arraigada en sociedades como la nor-teamericana. Aunque ésta no es más queun fiel reflejo de lo que ocurre en cual-quier rincón del mundo, lo que las dife-rencia es simplemente la resonanciamediática.A la luz de la “opinión pública”, y de lo

que de ella construye el discurso de losmedios, lo acontecido en Ferguson es unaccionar violento, desmedido y criminal,pero no una metodología policial, res-guardando de esa forma a la “institución”en su conjunto (por estos lados lo llama-rían “gatillo fácil”, como si en realidadexistiera un “gatillo difícil” para la poli-cía y demás fuerzas represivas). O sea,que la muerte de Michel Brown, enagosto, baleado al salir de una licorería;o la de Tamir Rice, acribillado por un po-licía mientras jugaba con un arma de ju-guete o la de Eric Garner, sometido porvarios policías por vender cigarrillossueltos y muerto por estrangulamiento,son simples contingencias, evitables sí,pero para nada acciones necesarias de lametodología institucional policial. Deesa forma, se vacía de contenido el datoirrefutable de que, por ejemplo, en 2012,414 personas fueron asesinadas por lapolicía en EE.UU.De fragmentos pretendidamente inco-

nexos se construye la realidad mediáticaque los medios de información nosmuestran minuto a minuto. Como si losasesinatos a manos de la policía fueranhechos aislados unos de otros, historiasirrelevantes e individuales entre las quese intenta borrar el hilo conductor quelas cohesiona y familiariza: la violenciainstitucional, social y policial. En ese as-pecto, la realidad de Ferguson a partir delasesinato de Michel Brown en nada se di-ferencia de lo que sucede a menudo enBuenos Aires, San Pablo o México, porcitar algunos ejemplos.El estallido social que se vivió en Fer-

guson tardó poco tiempo en contagiarsea lo largo y ancho de Estados Unidos. Enmás de 170 ciudades se multiplicaron lasmanifestaciones callejeras y los piquetes.El odio, muchas veces camuflado, a todolo que representa la policía pronto semanifestó en luchas callejeras y saqueos.El miedo al accionar policial dio lugar alprotagonismo en la calle en todas susvertientes, desde manifestaciones “pa-cíficas y ciudadanas” a enfrentamientosdirectos con las “fuerzas del orden”.Lo paradigmático de lo sucedido en Fer-guson es que algunas cuestiones que secreían superadas, siguen vigentes en elimaginario colectivo, y son estos hechosde relevancia mediática quienes lo ponenen la discusión social para que no olvide-mos que en realidad siguen ahí, tan ac-tuales hoy como hace 60 años: ser negroen Estados Unidos te convierte inevita-blemente en peligroso para una sociedaddonde las diferencias están a flor de piel.Para algunos analistas en temas de im-plicancias sociales, como Jelani Cobb delThe New Yorker “el espectro del lincha-miento sigue muy presente en el imagi-nario de la gente negra”. Los negros,asegura Cobb, “conocen de manera in-tuitiva—y no abstracta—la intencionali-dad teatral del terrorismo: Verseobligados a mirar el cuerpo de MichaelBrown durante cuatro horas sobre el pa-vimento ardiente, bajo el sol de agosto,muerto a manos de un policía blancocuyo nombre fue ocultado durante todauna semana, evocó esa memoria. Tuvo elefecto de recordarle a la multitud de do-

lientes espontáneos que su humanidades refutada. Una sola muerte puede sercomprendida como una amenaza colec-tiva. Los medios no han sido los que des-pertaron estas preocupaciones; ha sido lahistoria”.

Otro aspecto que se puede resaltar,como resultante de las manifestaciones yel protagonismo de la gente en la calle esque, a partir de los disturbios se genera-ron lazos directos de solidaridad. Pormuy rudimentarios y específicos queéstos sean, a partir de lo de Ferguson, sefue construyendo poco a poco un senti-miento de identidad común entre losdesplazados y marginados de la zona. Loque previamente apareció como unamasa iracunda que actúa por reflejo, sefue transformando en una multitud desensibilidades, intentando traspasar lospropios límites del “fenómeno Fergu-son”, aprovechando la oportunidad parahacer visibles otras “necesidades” másamplias como la vivienda y la oportuni-dad laboral.Por último, resaltar que el asesinato de

Brown a manos de la policía local de Fer-guson ha servido para no olvidar que lastensiones raciales están presentes en eldía a día. Que “lo negro” y “lo blanco”continúan siendo caras antagónicas de lasociedad norteamericana. Sociedaddonde se están implementando políticasde corte racial neutrales para mantenerla explotación de clase y diferenciaciónsocial. En relación al asesinato de Mi-chael Brown, una encuesta del Huffing-ton Post resalta que la muerte de Brownfue un incidente aislado (35%) o parte deuna tendencia generalizada en la maneraen que la policía trata a los jóvenes ne-gros (39%). Pero este balance de opinio-nes se desvanece si aislamos lasreacciones por grupo racial: el 76% delos negros opinan que es parte de un pa-trón generalizado, mientras que sola-mente el 40% de los blancos cree lomismo.

Gastón

FENÓMENO FERGUSON

Página 2 - Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

Page 3: ¡Libertad! nro. 65

Página 3 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

NIKOS ROMANOSLa nota que compartimos a continuación no

es de propia autoría, sino que son extractos

de diferentes crónicas.

El grupo editor de ¡Libertad!

Nikos Romanos, anarquista preso en Gre-cia, estuvo en huelga de hambre desde el 10de noviembre hasta el 10 de diciembre de2014. Los aparatos jurídicos rechazaron susolicitud de salidas educativas de prisión.En respuesta a esto, se realizaron accionessolidarias multiformes dentro y fuera de lasprisiones de la democracia griega y a nivelinternacional.

Aceptó parar la huelga de hambre solocuando el parlamento griego votó de formacasi unánime a favor de la enmienda pro-puesta por el ministro de justicia. Esta en-mienda se refiere a los presos convictos(sentenciados por un tribunal) e imputados(a la espera de juicio) que tienen el derechoa estudiar en una institución educativa su-perior, disponible en la misma región quela institución estatal donde están encarce-lados , pero que no se les han concedido lassalidas educativas para poder asistir a clasede forma regular.

La enmienda sostiene que estos presosdeben concurrir satisfactoriamente a untercio de las clases y sesiones de laboratoriode un semestre de un año académico, com-pletando cursos a distancia y, solo entonces,se les permitiría acceder a las salidas edu-

cativas usando el brazalete de monitoreoelectrónico para asistir a clase físicamente.El ministro de justicia incluyó la cláusula delmonitoreo electrónico en el último minuto,asegurándose de añadir que el Consejo Aca-démico (el carcelario) aún pueda rechazarla petición de salidas educativas de un re-cluso si presenta una “justificación espe-cial”.Pocos ejemplos similares pueden encon-

trarse si es que hay alguno que pueda enca-sillarse como similar al movimientosolidario que ha habido con esta huelga dehambre. En Grecia más de 30 edificios pú-blicos, entre ellos varios ayuntamientos,han sido ocupados a lo largo del mes dehuelga en solidaridad con Nikos, además delos disturbios constantes desde el pasado 2de diciembre, las manifestaciones multitu-

dinarias por toda Grecia, y un sinfín de ac-ciones solidarias a lo largo de todo el estadogriego.Sin embargo esto no se quedó en Grecia.

La solidaridad con Nikos se ha extendidopor todo el mundo y ha contado con mani-festaciones de apoyo por toda la geografíamundial que se han saldado con disturbiosen París y Estambul, además de coches deeurodiputados quemados en Bélgica y lasparedes y calles de todo el mundo repletasde lemas en apoyo a la huelga de hambre.

El estado no ha podido controlar el poderde la solidaridad anarquista que ha hecho dela huelga de hambre de un preso más en lalucha de toda una sociedad harta de las de-rivas del autoritarismo estatal. Han hechovivo el lema de “si nos tocan a uno, nostocan a todos”.

OPERACIÓN PANDORAEl 16 de diciembre pasado el aparato judicial español y sus fuerzas represivas, le propinaron un nuevo golpe al movimientoanarquista de Barcelona. Los Mossos d´Escuadra, como se conoce a la policía por aquellos lados, llevaron adelante unaoperación con el objetivo de, según sus palabras, “desarticular una organización anarquista” a la cual se le atribuyen “in-numerables y diversos atentados con artefactos explosivos”.El accionar policial se centró en la conocida casa okupa “Kasa de la Muntanya”, en el distrito barcelonés de Grácia, aunque

también se registraron requisas policiales en Madrid, Sabadell y Manresa. Durante la denominada “Operación Pandora”,11 anarquistas fueron detenidos, acusados de pertenecer a una “organización criminal”, con “finalidad terrorista”. Losarrestados fueron siete compañeras y cuatro compañeros, de entre 30 y 36 años, de nacionalidades española, uruguaya,italiana y austríaca.Como parte del plan político, también fueron violentados el “Ateneu Llibertari Sant Andreu” y el “Ateneu Poble Sec”. El

accionar policial no es algo aislado o fortuito, sino parte de una escalada represiva contra el movimiento anarquista enBarcelona ya que esta ha sido la segunda vez que los Mossos d´Escuadra asaltan con el beneplácito judicial la Kasa de la

Muntanya. La primera de ellas fue en julio de 2001.Según las últimas informaciones recibidas, todos los detenidos fueron liberados bajo fianza el 31 de enero. Aún así, nos

mantenemos atentos al desarrollo de las causas abiertas.

El Grupo Editor.

Page 4: ¡Libertad! nro. 65

A LAS PUERTAS DEL POST-ANARQUISMO

Leyendo algunos trabajos sobre elpost-anarquismo no deja de llamar laatención el uso de ciertos términos quegeneran problemas a la hora de las de-finiciones, por lo que implican y, sobretodo, por lo que se puede llegar a inferira partir de esos planteos. Saul Newmanes considerado el principal teórico delpost-anarquismo, -junto con otro pro-fesor universitario estadounidense-, ya él debemos esta definición: “No setrata de sustituir el anarquismo por elpost-anarquismo, sino de volver a pen-sar el anarquismo a la luz del post-es-tructuralismo. El prefijo «post» nosignifica «después» o «más allá», sinotrabajar en los límites de la conceptua-lización anarquista para radicalizarla,revisarla y renovarla.” A mi entender yaarranca mal la cosa cuando nos sugiereque «post» no quiere decir «despuésde» cuando eso es lo que significa. Perono hay que enroscarse mucho en eso.Siguiendo con la definición quizá seesté cometiendo otro error, quizás conbuenas intenciones, al pretender ana-lizar el anarquismo desde los límites(¿más allá o más acá?) Para ello se hechamano al post-estructuralismo, queviene a ser la crítica al estructuralismodentro de las ciencias sociales y huma-nas, etc., con el fin de radicalizar, revi-sar y renovar el anarquismo.¿Por esecamino no se estará cometiendo el errorde encasillar el anarquismo dentro delcorsé científico y universitario? Si al es-tructuralismo le cabe la crítica post-es-tructuralista, al anarquismo lecorresponde entonces la crítica post-anarquista. A mi modo de entender lascosas esta es una forma de reducir elanarquismo. No está demás recordar que hace más

de un siglo que los anarquistas vienendiscutiendo que el anarquismo no esuna ciencia, ni mucho menos monopo-lio de filósofos, sabios y científicos. Alos fines prácticos, tendríamos losanarquistas que conocer el estructura-lismo, el post-estructuralismo; la Mo-dernidad, para llegar a lapost-modernidad y recién ahí poder

analizar los planteos post-anarquis-tas… todo un viaje. Un buen aporte di-dáctico en ese sentido llevó a caboTomás Ibáñez en su reciente libro (1) ,porque de otro modo se quedaríanafuera tres cuartas partes de los anar-quistas y el noventa y pico por ciento delpueblo al que se quiere hacer llegar laidea anarquista.Quizá lo que más deberíamos tener en

cuenta los anarquistas es ese diagnós-tico que el anarquismo necesita ser ra-dicalizado, revisado y renovado. Algoque se considera que no puede hacerlosólo el anarquismo y para ello necesitaun pensamiento postizo. Dudo por miparte que el autodenominado post-anarquismo esté a la altura de tamañodesafío, se nota a simple vista que elanarquismo les incomoda, es un es-torbo que hay que superar, no importasi la crítica es justa o no, tampoco vamosa hacernos problemas por ser justos a lahora de definirlo, lo tornamos maleablepara llevarlo a donde nos quede más có-modo. Entiendo los problemas quepuede implicar decirse para unomismo: “soy anarquista” y luego estar ala altura de ello, pero, ¿con qué caradu-réz un tipo puede mirarse al espejo conaire superador y decirse: “soy post-anarquista”? Supongo que en el fondono conoce a los anarquistas.

Radicalizar significa ir a las raíces ycreo que es una característica que vienecon los anarquistas desde siempre y va

a continuar así, eso espero. Que se re-vise todo lo que haga falta y se renuevelo que haya que renovar. Renovación:¿cuántas publicaciones y agrupamien-tos se denominaron de esta manera a lolargo de la historia del anarquismo?Pero, ¿cuántos apuraron también a losanarquistas a la “renovación” -llenandoel cielo de agravios- y a la vuelta de laesquina lo llevaban al furgón de cola deltren de la izquierda política o sindical;a las elecciones sindicales; a las muni-cipales y al punterismo político popu-lista?Volviendo al principio, me parece que

no es muy acertada la denominaciónpost-anarquismo, la cosa viene malbautizada.

(1) “Anarquismo es movimiento” Viruseditorial. Barcelona.2014. “Anar-quismo en movimiento” Utopía Liber-taria. Buenos Aires. 2014.

M.S.C.

Periódico ¡Libertad! Página 4 / Febrero 2015

Page 5: ¡Libertad! nro. 65

CONTACTOS:

[email protected]

Periodico Libertad (Facebook)

Periódico ¡Libertad! Página 5 / Febrero 2015

ÉTICA Y REGRESIÓN

A PROPÓSITO DE ISIS¿Se puede hablar de Ética en la polí-

tica internacional actual? No, y justa-mente porque estamos en un procesode Regresión y afirmación de la des-esperanza occidental.Las sociedades modernas miran ex-

cesivamente al pasado, esa intenciónde conservar y temer a lo desconocidoha vulnerado Occidente mismo. ElIslam aun anclado en la Sharia, se haconstruido como dogma de valores -no técnicos solo morales-que se cons-tituyen en la otra visión de dosnefastas, de lo que podría ser el des-tino de la humanidad. Un destino ma-nejado por el lento suicidio deoccidente y el otro en regresión haciael Islam más brutal. En el triste panorama que contempla

el mundo occidental para sí, la éticasolo es estéticamente construida, suuso es quimérico y es destrozada portoda forma dogmática y autoritaria.Sin embargo, la ética -como acto dereflexión del ¿cómo? construir lo másvalioso para que la vida sea más dignade ser vivida- mantiene su fuerza y es-peranza. La ética no contrapone el co-lectivo al individuo, dado que elindividuo actúa como ser social para elbien de sí mismo, pero para ello re-quiere actuar como si sus accionesfueran a ser aplicadas por otro hacia elprimero. Así, la acción no es pensadaen términos de superior/inferior, o deun juego de posiciones, sino consti-tuida como forma de reciprocidad yequivalencias mutuas.La ética procede en la conducción de

la reflexión sobre ¿Cómo llegar a sermás justos? y ¿Cómo llegar a ser máslibres? Es así que en la historia no en-contramos grupos humanos del pa-sado o del presente, que hayandespreciado: la valentía, la generosi-

dad, la honestidad y el amor. No haypueblos que hayan venerado: la cobar-día, la mentira y la arrogancia entre símismos, para ellos mismos.Pero dentro de una Ética aplicada, la

guerra de ideas es constante, fluyen yafectan la realidad, y dentro de ella nohay lugar para cualquier acción contrael cuerpo del otro. No puede ser casti-gado, encarcelado, perseguido, tortu-rado, humillado y asesinado. Si la éticano estuviera erróneamente relacio-nada a la moralidad occidental quetanto criticó Nietzsche, los hombrescomprenderían que: el homosexual, elateo, el incivilizado, y el hombre re-belde (en el sentido que da Camus),no pueden ser juzgados bajo cualquierideario metafísico unilateral. Actuaréticamente, lo es respecto a los otrosque nos son equivalentes, porqueestán en nuestra especie, porque sien-ten, aman, lloran, ríen, gritan, sue-ñan, odian, desean y mueren comotodos lo haremos en algún momento,es esa la muerte propia postergada quenos hace comunes a todo ser viviente.Esto, no existe en todo el mundo islá-mico.Pero la moralidad nos afirma un ren-

cor y un temor al otro, al hereje nocristianizado, al infiel no islamizado.Los dogmas morales occidentales en-señan un temor a otras posibilidadesde existencia que podrían ser mejoresa las nuestras, lo que constituye aisla-miento. Además la posibilidad demultiplicidad en las formas de ser,implican la impureza de la identidad,donde nosotros nos impregnamos detodos los otros, porque nuestra huma-nidad está construida por nuestro en-torno. La ética filosófica preguntaconstantemente el ¿por qué de lascosas? en la vida de un individuo. La

moralidad islámica puede imponerburkas a las mujeres, siendo ellas mo-rales; pero no existe ninguna relacióncon la ética que cuestionaría: ¿por quéusarla?

Comprendemos al “otro” ética-mente, desde la inviolabilidad de supersona, desde su autonomía, desdesu dignidad. No lo calificamos por susantecedentes socio-culturales, sinoque los calificamos por sus actos paracon los demás. No sucede esto con lasideas, porque existen ideas tontas encomparación a otras, y hay ideas queterminan en fascismos, totalitaris-mos, sectarismos y fundamentalis-mos. Todas las ideas deben estar endebate y juzgarlas por su prácticasobre el individuo/colectivo.Desafortunadamente, nada de lo an-

terior entienden ni norteamericanos,ni los seguidores de ISIS (IslamicState of Irak and Syria). En ambos susVerdades unilaterales son mantenidasde forma incuestionable. No es unpretendido “Choque de Civilizacio-nes”, no. Es un choque de fundamen-talismos, es un choque de verdadesunilaterales y es un choque de barba-ries. Estados Unidos alimento a losMuyahidines –con Stingers– en sulucha contra el enemigo común, losrusos soviéticos en Afganistán hasta1989 y lo hicieron nuevamente con losrebeldes sirios contra Bashar al-Asaden la Guerra Civil Siria. Solo que enesta última ocasión alimentaron laconstrucción de un enemigo formida-ble, totalmente distinto de Al-Qaeda.Estados Unidos no peleo contra lasideas, solo peleo contra los cuerpos, yhoy las ideas se han extendido alrede-dor del mundo, enviando voluntariosde distintas nacionalidades a pelearpor el Califato Islámico, a realizar la

Page 6: ¡Libertad! nro. 65

Página 6 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

Jihad. Si las ideas fundamentalistas is-lámicas no estaban en cuestionamientoy no eran objetivo de Estados Unidos,entonces solo eran un pretexto discur-sivo para la afirmación del Bien -occi-dental de la modernidad-, contra elMal -bárbaro y fuera de la historia-, deun mal necesario para la justificaciónde una sola historia posible –en sen-tido hegeliano–, la del Occidente Capi-talista.Ahora el mundo tienen un proyecto

serio de lo que puede ser un efectivo“Estado Terrorista”, es evidente que laestructura de ISIS dentro de la ‘Wilayat’o mandato, ha significado la imposi-ción del ‘al-Ta’lim’ o educación enfo-cada en el Corán para las nuevasgeneraciones de ISIS, en todo el terri-torio ocupado, esto mediante la ‘al-Da’wa’ o el llamado que se hace a todomusulmán en los ‘Da’wa’ o eventos deinstrucción y enseñanza de los princi-pios fundamentales de ISIS. Efectiva-mente ISIS tiene toda una maquinaria

engranada para el funcionamiento desu proyecto, y está abriéndose al ma-nejo técnico, necesario para manteneren funcionamiento las ciudades ocupa-das. Su proyecto de sociedad tienepuntos frágiles (la ciencia y técnica),pero su ideario se ancla cada vez más enel siglo XII, cobra fuerza y occidentefortalece más y más el atractivo de ISIS-bombardeando y creando mártires deAla- para las vidas vacías y nihilistas demiles de jóvenes que quieren darle unsentido a sus existencias occidentalesposmodernas.Al final, no superamos nada del siglo

pasado, éste siglo concentra: el totali-tarismo, la vigilancia orwelliana, la ma-sacre, la tortura, la explotación global,la guerra, el fundamentalismo, la inva-sión, la ignorancia, y el odio por losotros (como en los momentos más os-curos del siglo pasado), pero en unaforma comprimida y de progresión-aceleración, en tan solo 14 años.

¿ Cuántas cosas más debemos volver aver para aprender? ¿Sobreviviremos atodo lo que se avecina o pereceremoscomo civilización en el último tramomanifiesto? Albert Camus nos decía enel Prólogo a sus Crónicas: “La verdaderadesesperación no nace frente a unaterca adversidad, ni en el agotamientode una lucha desigual. Proviene de queya no conocemos las razones para lucharni si, cabalmente, es preciso luchar (…) aunque la lucha sea difícil, las razonespara luchar, al menos, continúan es-tando claras”.El futuro va presentándose como una

incógnita de inmediatez respondida ala regresión.

“Facit Omnia Voluntas”

Iván Mérida

Abogado internacionalista, socialistalibertario y ateo.

LA BATALLA DE LAS PANTALLASEl sol será un recuerdo, la lluvia siempre fue ácida, pen-

saremos. Algunos recuerdos se colarán en nuestros cere-bros, pero ya no sabremos si son nuestros o implantados, silo vivimos o sólo lo vimos en una pantalla, ya que estamosrodeados de pantallas. O creemos que existimos en las pan-tallas. Las prótesis audiovisuales se habrán adherido alcuerpo irremediablemente, lo han prolongado, insensibi-lizado, hasta hacerlo desaparecer. El hombre multimedialenvuelto en luces y sonidos, fundido en sutiles experienciastáctiles y electrónicas fragancias, ha sido finalmente anes-tesiado para su atomización.La niebla producida por las emisiones tóxicas impide ver

el amanecer. La solución es retransmitir el amanecer enpantallas gigantes distribuidas por la ciudad. El amanecerrojo es un fragmento rectangular, entre la niebla gris. Sólounos segundos para mirarlo, mientras nos encaminamos aser desmantelados.¿Se reduce lo virtual únicamente a los mecanismos de si-

mulación impuestos desde los centros de poder en la per-mutación de signos o hubo una condición propia del arteque estimuló la convivencia entre lo real y lo ficticio? ¿Exis-tieron relaciones de connivencia y complicidad entre estemundo de simulacros amnésicos, las prácticas artísticas ylos modos que importó el consumo global? ¿Habrá contri-buido a la mistificación y destrucción de la memoria?Todos tuvimos pantallas para olvidar. Una vez olvidadas,

fue ya imposible, la posibilidad de experimentar esas sen-

saciones que nos daban la vida y que justificaban nuestraexperiencia como humanos. Una vez aceptada la vida en redy la cultura entretenimiento, todo fue más fácil.

LAS PRÓTESIS AUDIOVISUALES SE ADHIEREN AL

CUERPO, LO PROLONGAN, LO HACEN DESAPARECER, LO

INSENSIBILIZAN.

EL HOMBRE MEDIÁTICO ENVUELTO EN LUCES Y SO-

NIDO ES FINALMENTE ANESTESIADO PARA IMPRIMIRLE

CONFORMISMO, INDIFERENCIA Y ATOMIZACIÓN

(Texto extraído del libro: ROCAMBOLE. Arte, diseño y con-tracultura. Troupe Comunicación, 2014)

Page 7: ¡Libertad! nro. 65

LLEGÓ MALATESTA, SE ARMÓ EL CARNAVALEn el año 1874, luego de salir de la cárcel de Trani, en Italia, Errico

Malatesta buscó reincorporarse a las actividades revolucionarias delos internacionalistas tras seis meses de encierro, pero su deterio-rada salud no le dejó más opción que tomarse unas obligadas vaca-ciones. En los años previos, la labor de Malatesta había sido ininterrum-

pida. Ya en 1871 junto a Carlo Cafiero participó en la publicaciónL´Ordine y en La Campana, ambas de Nápoles, siendo esta últimauna de las más importantes publicaciones internacionalistas. En1872 se realizó la Conferencia de Rímini donde se fundó la Federa-ción Italiana de la Asociación Internacional de los Trabajadores quereúne a las ya existentes sociedades de resistencia y diversos fascios(1) . Malatesta era secretario de la Federación Obrera Napolitana.La sección italiana de la Internacional, de tendencia anarquista,participó en el Congreso Internacional Socialista antiautoritario deSaint Imier realizado también en 1872, siendo Malatesta parte delmismo. Durante quince días vivió en la casa de Bakunin y se vinculóa las actividades de la Alianza Socialista Revolucionaria que fundarael mismo Bakunin.Para 1873 planeó salir en gira de propaganda junto con Cafiero por

España, pero fue detenido y llevado a la cárcel. Durante los mesesque duró su cautiverio un guardia y el mismo director de la prisiónse hicieron amigos del anarquista.Luigi Fabbri, compañero de muchos años de Malatesta, nos cuentacomo fueron esas vacaciones a comienzos de 1874:“Un poco por la prisión sufrida, y mayormente por el gran desgaste

de su vida agitada –apenas salió de la cárcel de Trani, se había de-dicado al trabajo para contribuir a la preparación del Mediodía deItalia del próximo movimiento insurreccional, combinado en Lo-carno por Bakunin, Costa, Cafiero y otros-, su salud se hallaba muyafectada. Los médicos le ordenaron un período de absoluto reposo;y el, a invitación de Carmelo Paladino, fue a pasar unos días de va-caciones a casa de éste en Cagnano Varano durante el carnaval de1874. En aquel pueblecito, Malatesta entró en contacto con la planamayor del lugar, que se reunía por la noche en una farmacia, y enpoco tiempo consiguió meter el diablo en el cuerpo hasta al alcalde,al cura y al jefe de los carabineros, además del farmacéutico. Y todoscombinaron, para el último día de carnaval, una mascarada política:“La muerte de la Burguesía”; y se vio, en efecto, desfilar por las ca-lles del pueblo el funeral de la burguesía muerta, con los cuatro,disfrazados en torno al féretro del modo más cómico. Después de

partir Malatesta, debió de trascender algo a las alturas, pues dichojefe fue trasladado, el cura llamado por el obispo y el alcalde cen-surado por el prefecto.” (2)La anécdota carnavalesca y la nota daban para terminarla acá, pero

al producirse el movimiento insurreccional, en parte abortado porhaber llegado a oídos de la policía que llevó a cabo detenciones. Sólose produjeron hechos aislados de grupos armados por la banda deCaprara y la banda de Castel del Monte “donde Malatesta y otroscinco enarbolaron en 1874 los colores rojo y negro de la Interna-cional” (3) . Cuenta Luigi Fabbri: “(…) en una de aquellas correrías,un día, de madrugada, al volver un camino de campaña, el pequeñonúcleo vio venir hacia sí una patrulla de soldados guiada por un ca-rabinero. Se decidió luchar y se aprestaron las armas; pero cuandose estuvo a una distancia bastante para distinguirse unos a otros, elcarabinero hizo un signo a Malatesta, como si éste fuese un funcio-nario superior, detuvo a los soldados y les ordenó media vuelta, yluego volvieron atrás. Malatesta había reconocido en el carabineroal jefe amigo, de la mascarada de Cagnano Varano.” El mismo Ma-latesta resume los hechos de la frustrada insurrección: “Varios cen-tenares de conjurados habían prometido hallarse en Castel delMonte; me dirijo a la reunión, pero, en el lugar de la cita de los cen-tenares que se habían juramentado, nos encontramos seis. No im-porta; se abre la caja de las armas…; está llena de fusiles de pistón.Como si nada. Nos armamos y declaramos la guerra al ejército ita-liano. Recorrimos la campiña varios días, tratando de arrastrar alos campesinos, pero sin hallar eco. El segundo día, tuvimos un en-cuentro con ocho carabineros, que no nos hacen fuego creyéndonosmuchísimos. Tres días después nos dimos cuenta de que estábamosrodeados de soldados. No había más que hacer; enterramos los fu-siles y decidimos dispersarnos; yo me escondo en un carro dehierba, y así consigo salir de la zona peligrosa” Se va Malatesta… quedamos acá; con o sin carnaval; con el rostro

cubierto o no.

Dejó un lindo legado: La muerte de la Burguesía…

1- El término originalmente se refería a una “Liga” o “Unión”.2-Luis Fabbri. MALATESTA. Pags.66 y 67. Ed. Americalee. Buenos Aires.1945.3- Max Nettlau. Errico Malatesta. La vida de un anarquista. p. 244. Ed. LaProtesta. Buenos Aires. 1923.

M.S.C

Página 7 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

Page 8: ¡Libertad! nro. 65

IN MEMORIAN DE CANEK: el nieto libertario del Che

La noticia me llegó por vía telefónica:“Te has enterado”, me dijo Jorge. Yo lecontesté: “¿De qué…?” Jorge agregó:“Canek ha muerto…” Luego he visto yleído, a través de Google, la noticia y al-gunos comentarios en diversos medios.El diario La Jornada, de México, da lanoticia con este título: Muere CanekSánchez Guevara, nieto del ‘Che’, y ter-mina la nota así: “Su muerte, que coin-cide con el inicio de un histórico dialogodiplomático entre Estados Unidos yCuba en La Habana, fue resultado decomplicaciones de una cirugía cardio-vascular, de acuerdo con el portal CaféFuerte.”La palabra “complicaciones” me hizo

recordar de inmediato lo que había sido–sobre todo en estos últimos tiempos-la vida de Canek (“serpiente emplu-mada negra”). Su último e-mail era para decirme que

estaba en Marsella y que tenía la inten-ción de venir a vernos… Ariane y yo loesperamos… pero no llegó, las “com-plicaciones”... No nos sorprendió. Esohabía ocurrido ya varias veces desde quea principios del 2000 vino, con su com-pañera e hijo o hija (no recuerdo bien),a quedarse unos días con nosotros en elpiso del barrio de Belville, París, en elque vivíamos.Las “complicaciones” en su vida hicie-

ron también que quedaran en suspensoalgunos de los proyectos que nos pro-puso para llevarlos adelante desde elentorno del boletín CUBA libertaria…Las “complicaciones” le llevaron a in-

terrumpir su periplo por Europa y a vol-ver a México, de donde de tanto en tantonos llegaban noticias sobre él y los pro-yectos literarios que trataba de reali-zar…Ahora, la noticia de su muerte me ha

llegado por Jorge Masetti, hijo de otro“héroe” de la Revolución cubana”, y,después de pensarlo un buen rato, meha parecido que lo más indicado era, demi parte, concluir estas líneas sobreCanek con la reseña que en 2008 hice ala ocasión de la publicación del libroque él y Jorge Masetti habían escritopara una editorial francesa interesadaen editar un libro en el año del cuarenta

aniversario de la muerte del “Che”.Libro que aceptaron escribir forzadospor las “complicaciones” (sobre todomateriales) en las que se encontrabandesde que asumieron públicamente sucondición de “disidentes” de izquierdaabsolutamente independientes.

Los “herederos” del Che : Mito y reali-

dad de una leyenda

En ocasión del 40 aniversario de lamuerte de Ernesto Guevara, más cono-cido por el Che, la editorial francesaPresses de la Cité, ha publicado unlibro, Les héritiers du Che, de CanekSánchez y Jorge Masetti, que se ha agre-gado a la larga lista de los editados esteaño con ese pretexto. Unas efeméridesque, paradójicamente -por lo que pre-tendidamente representaba el Che- seha convertido en una de las más comer-ciales del mundo.El presidente boliviano René Barrien-

tos debía estar muy lejos de imaginarque, al ordenar la ejecución del Che yhacerlo enterrar secretamente el 8 deoctubre de 1967 en los alrededores deun pueblito de la sierra boliviana, loconvertía en mártir y contribuía decisi-vamente a forjar una de las leyendasmás mediatizadas y mundializadas delsiglo XX. Una leyenda transformada rá-pidamente en mito y culto ideológico

entre los jóvenes en rebeldía de loscinco continentes; pero también en unafuente inagotable de explotación mer-cantil de la idolatría juvenil por los ico-nos mediáticos que la sociedad deconsumo ha extendido por todo el pla-neta globalizado.El hecho es que, mientras los home-

najes al célebre guerrillero, “heraldo dela lucha contra el capitalismo y el impe-rialismo”, se han quedado reducidos alos actos que ritualmente organizan losCastro, Chávez y compañía para hacercreer que siguen su senda, la efigie delChe está cada vez más presente en loscomercios y mercados del mundo en-tero, adornando toda clase de objetos yvestimentas : desde pañuelos, bufan-das, camisetas, playeras y prendas di-versas de los grandes costureros, hastamecheros, cartas postales, etiquetas devino y artículos de uso corriente, comoplatos, cafeteras, bandejas, hueveras,etc.La paradoja de esta leyenda no es sólo

el haberse quedado reducida a una au-reola mesiánica sino que, además, elmito es interpretado de mil maneras di-ferentes y en la mayoría de los casosúnicamente por interés partidista o co-dicia mercantilista. No obstante es ver-dad también que, para algunos sectoresde las nuevas generaciones con con-ciencia política, el nombre del Che les

Página 8 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

Page 9: ¡Libertad! nro. 65

Página 9 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

suena y recuerda un rebelde contra lasinjusticias de este mundo, y que por ellolo reivindican en sus protestas contra lamundialización capitalista. Inclusiveentre los sectores más alérgicos al me-sianismo y al dogmatismo marxistasuele aún manifestarse esta simpatíahacia el rebelde que, abandonando losprivilegios y vanidades del poder insti-tuido en Cuba, fue a morir luchando enlos Andes bolivianos para “liberar elcontinente americano de las garras delimperialismo yanqui”.Pues bien, aunque ya en algunos libros

dedicados anteriormente al Che ha sidopuesta en evidencia la personalidadprofunda de este icono revolucionario,los testimonios de Canek Sánchez Gue-vara, nieto del Che, y de Jorge Masetti,hijo de uno de los compañeros de armasmás cercano al Che y ex agente de losservicios conspirativos cubanos, apor-tan informaciones sorprendentes y en-

foques muy valiosos sobre este arcángela doble cara. Sobre todo para no olvidarsu rigidez ideológica y una severidad in-sospechable tras su cara de ángel; perotambién para comprender la verdaderanaturaleza del régimen dictatorial cu-bano, que también era el modelo del ré-gimen que el Che quería instalar en elresto del continente.En diferentes periodos, Canek y Jorge

vivieron en Cuba cuando eran jóvenes ysaben por experiencia propia cómovivía la juventud cubana la realidad co-tidiana de esa Revolución impuestadesde arriba, que rápidamente quedóreducida a lemas publicitarios y desfilespara aclamar a sus jefes y a los mártiresde la lucha revolucionaria. Lejos de lavisión mitológica del Che y del régimencubano, Canek Sánchez Guevara y JorgeMasetti esbozan una imagen muy dife-rente de la mitificada por los serviciosde propaganda pro castristas, mos-

trando la dureza implacable de los jefesrevolucionarios, las mentiras y timos dela casta de privilegiados y los brutalescomportamientos de un mundo poli-ciaco omnipresente y represivo. Sustestimonios revelan la existencia de unasociedad petrificada en un apartheidsocial y de un sorprendente “under-ground” en el que los jóvenes rebeldesse identifican más a la cultura rock,punk o hippie que al martirologio oficialy a los códigos de la burguesía castrista.Una juventud que aspira a la libertad y ala que hace reír la gesta guevarista pro-mocionada y explotada por la oligarquíarevolucionara para su provecho exclu-sivo. Estos testimonios hacen caer lasmáscaras y desmitifican la leyenda delChe y su guerrilla, pero sobre todo la dela Revolución cubana.

Octavio Alberola

EL AUTOR

Gregori Petrovich Maximoff nació el10 de noviembre de 1893 en la villa rusade Mitushino, provincia de Smolensk.Luego de estudiar para el sacerdocio, sedio cuenta de que esta no era su voca-ción y viajó a San Petersburgo donde segraduó como agrónomo en la Academiade Agricultura en 1915. Se unió al mo-vimiento revolucionario siendo estu-diante y se convirtió en un activopropagandista, incorporándose al Ejér-cito Rojo luego de la revolución de 1917.Cuando los bolcheviques comenzaron autilizar al ejército en actividades de po-licía y a desarmar a los trabajadores, serehusó a obedecer las órdenes y fuesentenciado a pena de muerte. La soli-daridad de los trabajadores metalúrgi-cos salvo su vida. Editó los periódicos anarco-sindica-

listas Golos Truda (Voz del Trabajo) yNovy Golos Truda (La Nueva Voz delTrabajo). Arrestado el 8 de marzo de1921, durante la revuelta de Kronstadt,

fue detenido con otros compañeros enla cárcel de Taganka, Moscú. Cuatromeses más tarde estuvo en huelga dehambre durante diez días y medio, laque finalizó sólo cuando la intervenciónde los sindicalistas europeos, asis-tiendo a un congreso de la Internacio-nal Sindical Roja, les garantizó a él y asus compañeros la posibilidad de exi-liarse en el extranjero.

Viajó a Berlín, donde fue editor de Ra-botchi Put (El camino del trabajo), unperiódico de los sindicalistas rusos enel exilio. Tres años más tarde se tras-ladó a París, y luego a los EE.UU., dondese radicó en Chicago. Allí editó GolosTruzhenika (La Voz de los Trabajadores)y posteriormente Dielo Truda-Pro-buzhdenie (El Despertar de La CausadelTrabajo), hasta su muerte el 16 demarzo de 1950.

Maximoff murió aún en la flor de lavida, como resultado de problemas del

corazón, y fue llorado por todos los quetuvimos la suerte de conocerlo. No sólofue un lúcido pensador, sino un hom-bre de carácter de acero y amplia com-prensión humana. Y fue una personacompleta, en que la claridad del pensa-miento y el sentimiento cálido se unie-ron de la forma más feliz. Vivió como unanarquista, no porque sintiese una es-pecie de obligación impuesta desdefuera, sino porque no podía hacerlo deotro modo, ya que su ser interior siem-pre le llevó a actuar como sentía y pen-saba.

RUDOLF ROCKER

La sociedad moderna a la luz de las

ideas anarquistas

(…) El capitalismo en su estadio actual haalcanzado la plena madurez del impe-rialismo, ya que el capital financiero haocupado la mayoría de sus puestos demando. Más allá de este punto, el ca-mino del capitalismo es el camino deldeterioro, proceso que se refleja dolo-

EL PROGRAMA DEL ANARCOSINDICALISMO

Primera edición en ruso por Golos Truzhenika Group en U.S.A en 1927. Traducido al inglés por Ada Siegel,apareció publicado en el libro CONSTRUCTIVE ANARCHISM de Maximoff, editado por el 'Maximoff Memorial

Publishing Committee', Chicago, 1952. Traducción al castellano Patrick Rossineri

Page 10: ¡Libertad! nro. 65

Página 10 / Febrero 2015Periódico ¡Libertad!

rosamente en la vida de la poblaciónobrera. Las características específicasdel imperialismo son, como he dicho,la concentración y la centralización decapital en los consorcios, trusts y cár-teles, que en la actualidad tienen unavoz decisiva, no sólo en la vida econó-mica y política de sus países, sino tam-bién en el conjunto de la vida de lasnaciones del mundo. La exportación intensiva del capital fi-

nanciero a otros países, la organizaciónallí de las empresas industriales, el graninterés en la explotación de los recursosnaturales y de la fuerza laboral, estántodos tan estrechamente vinculadoscon los intereses nacional imperialis-tas, que han abandonado la idea de "pa-tria" como un mero prejuicio dejándolapara aquellos a quienes explotan, tor-nando a los explotadores en internacio-nalistas.El capital no tiene patria. En nuestros

días gigantescos trusts llegan a abarcara un gran número de Estados. Todasestas asociaciones tienen un mismopropósito - la dominación del mundo -y se encuentran en conflicto mortalentre sí. Esa condición de la sociedadcapitalista trae consigo una amargalucha por apoderarse de los mercados.Esta lucha mantiene a los países en unestado de "paz armada", convirtiéndoseperiódicamente en guerra, como lo hizoentre 1914 y 1918. Esta guerra imperia-lista ha dado como resultado una des-igual división del mundo entre losvencedores y una nueva y más intensacompetencia, que inevitablemente nosdirigirá a una segunda y aún más ate-rradora guerra mundial a expensas delproletariado y el campesinado. El im-perialismo es la causa de las guerras, yla humanidad las padecerá mientras elcapitalismo exista.El crecimiento del imperialismo es-

tabiliza el desempleo, del cual se ali-menta, y aumenta la opresión de lostrusts, que es santificado por la religióny apoyado por el Estado y por la ley. A suvez, esto hace que la lucha del proleta-riado sea aún más difícil y más compli-cada. Sin embargo, debido alcrecimiento de la conciencia de clasepor parte de los explotados, esa lucha sevuelve cada día más intensa. Todo estohace absolutamente inevitable la des-

trucción de las formas existentes de lasociedad y su transformación en unaforma de organización más perfecta.El mayor intento en la historia de lo-

grar una transición hacia una nuevaforma social, han sido las revolucionesde 1917 a 1921 en Europa Central, y enparticular en Rusia, la que fueron el re-sultado del desarrollo capitalista y laguerra imperialista. Ni la Revoluciónrusa ni la alemana alcanzaron los obje-tivos fijados por la historia; pero en sufracaso, la revolución rusa puso de ma-nifiesto la naturaleza del socialismo deEstado y sus mecanismos, demostrandoque no hay gran diferencia, en princi-pio, entre un Estado socialista y una so-ciedad burguesa. Ambos luchan por lasolución de tareas insolubles: para ar-monizar la libertad y el poder, la igual-dad y la explotación, la prosperidad y lapobreza. Mostró que entre estas socie-dades, aparentemente irreconciliablesy de formas tan antagónicas entre sí, ladiferencia es sólo cuantitativa, no cua-litativa. Y el intento de resolver el pro-blema social mediante la utilización demétodos inherentemente rígidos, con-sistentes con la lógica del poder comu-nista, como en la Revolución Rusa,demuestra que incluso lo cuantitativono siempre está del lado de comunismoautoritario y que, por el contrario,cuando lógicamente es llevado hasta susúltimas consecuencias, se asemeja enmuchos aspectos al despotismo.

La experiencia del desarrollo delpoder comunista en Rusia nos da laoportunidad de analizar y explicar suestructura. La principal peculiaridad dela economía del comunismo de Estadoes la producción para el uso (en la quelos productos no se convierten en mer-cancías) sobre la base de las relacionesburocráticas, en donde todos los me-dios de producción, la distribución detodos los bienes, toda la mano de obra,y el propio individuo, pertenecen ple-namente al Estado, que a su vez está enmanos de una pequeña clase burocrá-tica. El resto de la población se com-pone de los trabajadores, obligados aentregar su fuerza de trabajo para el Es-tado Corporativo y contribuir así a supoder corporativo y, al mismo tiempo,aumentar el nivel económico de la claseadministrativa.

La red de relaciones burocráticas in-dustriales abarca toda la vida econó-mica de la sociedad, forzando a la claseobrera a una completa dependencia delEstado, que divide a la población segúnsu ocupación, subordinándola al impe-rio de la burocracia, obligándola a tra-bajar bajo el control directo de losfuncionarios, que consideran a la per-sona humana tan sólo como "mano deobra". El Estado moviliza a su mano deobra como estima conveniente, te-niendo en cuenta únicamente sus pro-pios intereses, aplicando la disciplinamilitar al mundo laboral. De esta ma-nera, el estado comunista convierte alos trabajadores en los engranajes sinalma de una máquina centralizada, de-dicando su vida entera al máximo cum-plimiento de las cuotas de producción,sometidos a la voluntad del Estado,permitiéndoseles apenas un mínimo deactividad, iniciativa y voluntad indivi-duales. Esta situación crea desigualdadsocial, fortalece la estructura de clasesde la sociedad, y solidifica al imperio dela burocracia.Resultado inevitable de esa organiza-

ción social es el poderoso estado poli-cial, que subordina a todas las fases dela vida del ciudadano. Mediante unafuerte centralización del poder, el es-tado comunista somete a todo su puebloa un régimen integral, lo mantiene vi-gilado por medio del espionaje organi-zado. Este sistema destruye la libertadde circulación, de asociación y de reu-nión, de expresión y de prensa, de lasluchas gremiales, de la educación, dedomicilio y de desarrollo personal. In-cluso hasta invade las relaciones másíntimas entre sus ciudadanos.La evolución de esa sociedad condu-

cirá inevitablemente a una intensifica-ción de sus contradicciones internas y,al igual que en el capitalismo, a unalucha de clases más ardua y cruel comonunca antes. La experiencia rusa ha de-mostrado la imposibilidad de una es-tructura social de este tipo. Sus artíficesestán obligados a renunciar al comu-nismo autoritario, ya sea a favor del co-munismo libre, que requiere para surealización de la liberación del pueblode la tutela policial, o de un capitalismoestatal que puede conservar esta tutela.Los bolcheviques, para mantener su

Page 11: ¡Libertad! nro. 65

poder, optaron por la segunda salida: ladel capitalismo de Estado.La revolución rusa, que comenzó en la

libertad y la liquidación de la sociedadburguesa, dio una vuelta completa y, alaceptar el principio aristocrático de ladictadura, regresó a través del "comu-nismo de guerra" a su punto de origen:el Capitalismo. Sin embargo, como lagran Revolución Francesa, dejó almundo una idea que a partir de ese mo-mento se ha convertido en la aspiraciónfundamental del siglo XX, el objetivopara los movimientos revolucionariosde las masas trabajadoras de todos lospaíses, razas y pueblos. (…)NACIONALIDADES Y RELACIONES

INTERNACIONALES

Los derechos nacionales no son unprincipio en sí mismos, sino una con-secuencia del principio de la libertad.Ninguna nación o nacionalidad, comouna asociación natural de individuossobre la base de un lenguaje común,puede encontrar las condiciones ade-cuadas para su desarrollo normal den-tro de los límites de un entornocapitalista y de organización estatal. Lasnaciones más fuertes conquistan a lasmás débiles y hacen todo lo posible paradesmembrarlas por medio de la asimi-lación artificial. Por esa razón, la domi-nación nacional es una compañeraconstante del Estado y del capitalismo.Los mercenarios intereses criminalesde las clases dominantes las impulsan asembrar el odio y la hostilidad entre lasnaciones, dos emociones que están enla raíz del patriotismo, que a su vez estan esencial para el Estado y al capita-lismo.Los llamados intereses nacionales, que

siempre forman parte de las actividadespolíticas y económicas desde el puntode vista estatal, de hecho, son el interésde las clases dominantes. Así las cosas,son contrarios a las necesidades delpueblo y conducen a la hostilidad entrelas naciones y a la guerra. Por lo tanto,en una sociedad estatal capitalista, elproblema nacional es un aspecto parcialde un problema general, es decir, delproblema de la libertad, y que no puedeser resuelto en interés del pueblo tra-bajador.

"El derecho de una nación a la libre

determinación" y a una existencia inde-pendiente y soberana, no es sino el de-recho de la burguesía nacional a laexplotación ilimitada de su proleta-riado; la realización de este derecho enun país multinacional que levanta labandera de la revolución social y que seencuentra rodeado por el capitalismo,en realidad se convierte en el derecho ala autodefensa de la burguesía nacionalcontra la revolución, y un arma de laburguesía internacional. Esto fue de-mostrado de manera convincente por laexperiencia rusa entre los años 1917 y1922. La obtención del "derecho a la au-todeterminación nacional" es entonces,sólo un logro superficial de la libertad -el de las nacionalidades- del cual lasclases explotadas ganarán muy poco, onada en absoluto. Además, el slogan que propone "el de-

recho de cada nación a la autodetermi-nación", si se llevase a su conclusiónlógica, se convertiría en un absurdo. Sise llevase a cabo en el territorio de laUnión de Repúblicas Socialistas Sovié-ticas, por ejemplo, llevaría a la creaciónde una multitud de Estados, lo que seríainadmisible desde el punto de vistatanto de los intereses del proletariado,de la libertad y de la revolución social.Esto tampoco significa que los anar-quistas se oponen a la libertad nacional.Por el contrario, siempre han defen-dido los derechos de todas las naciona-lidades oprimidas. La nacionalidad,como la muerte individual, es un hechosocial, histórico y natural, y su recono-cimiento es un principio vital. Toda na-ción, grande o pequeña y en cualquiernivel cultural que sea, tiene el derecho,al igual que un individuo, de pensar,sentir, desear, hablar y actuar según supropio modo. De hecho, esto es lo querealmente significa el derecho nacional-el derecho a ser uno mismo; este de-recho es una consecuencia natural delos principios de libertad e igualdad.La nacionalidad misma, sin embargo,

no es un principio sino un hecho. Pro-moverla a un ideal para todos los movi-mientos de las clases explotadas seríacriminal. Los anarquistas están por en-cima de las estrechas y mezquinas am-biciones nacionales "por las cuales elpaís de uno es el centro del mundo, queve grandeza en su capacidad de aterro-

rizar a sus vecinos". La libertad e igual-dad internacional, la justicia mundial,son más altas que todos los interesesnacionales. Los derechos nacionalesdejan de ser una consecuencia de estosprincipios superiores si, y cuando, secolocan contra la libertad e incluso porfuera de la libertad. Todo Estado es unenemigo de la libertad y la igualdad. Lasnaciones que logran su derecho a lalibre determinación y se convierten enestados, a su vez, comienzan a negar losderechos nacionales de sus propias mi-norías subordinadas, a proscribir suslenguas, sus deseos y su derecho a serellos mismos. De esta manera, la "auto-determinación" no aporta nada a la na-ción en lo que respecta a la libertadinterior en la que el proletariado es elmás interesado, y tampoco resuelve elproblema nacional. Por el contrario, seconvierte en una amenaza para elmundo, ya que los Estados siempredeben aspirar a expandirse a expensasde sus vecinos más débiles.Por esta razón los anarquistas, al re-

chazar el Estado, también rechazan susformas y medios de resolver el pro-blema nacional; una solución real ycompleta sólo será posible en condicio-nes de Anarquía, en un comunismo queemane de la libertad del individuo, al-canzado por la libre asociación de indi-viduos en las comunas, de las comunasen las regiones, y de las regiones en lasnaciones -asociaciones fundadas en lalibertad y en la igualdad- y creando unaunidad nacional natural en la plurali-dad.

La Confederación Internacional, li-bremente establecida por la federaciónvoluntaria de instituciones autónomascomo las partes en un todo, va a resolverpor completo el problema nacionalsobre la base de la plena libertad eigualdad, sin la cual cualquier solucióndel problema tomará necesariamenteun carácter burgués, y por lo tanto, de-vendrá en belicosa tanto secreta comoabiertamente. Sólo la ConfederaciónComunal determinará el orden mundialen las relaciones internacionales, la eli-minación de todas las causas de la gue-rra y la opresión. La ConfederaciónInternacional no podrá estar integradapor Estados, ya que una asociación deEstados, como la Liga de las Naciones

Periódico ¡Libertad! Página 11 / Febrero 2015

Page 12: ¡Libertad! nro. 65

contemporánea, no es más que una aso-ciación internacional de las clases ex-plotadoras contra el proletariadointernacional, y son utilizadas como unaherramienta para la negación de la li-bertad y la constante amenaza de la gue-rra.La organización de la Confederación

Internacional deberá estar precedidapor la Revolución Comunal, sustitu-yendo al Estado por los municipios y lossindicatos que, uniéndose librementedesde abajo, son las únicas organizacio-nes capaces de establecer una unidadinternacional efectiva basada en el re-conocimiento del derecho a la autode-terminación no sólo de cada nación(independientemente de su tamaño),sino también para todos los municipiosy provincias dentro de las naciones.Sólo habrá dos condiciones a tal auto-determinación: que su estructura in-terna no amenace a la libertad y laautodeterminación de sus vecinos y queel hecho de la asociación voluntaria nola obligue como un miembro perma-

nente. Sobre la base de los puntos antes se-

ñalados, y a la luz de su objetivo final, laactual política de los anarquistas en laesfera de los problemas nacionales y lasrelaciones internacionales está dirigidaa cohesionar al proletariado internacio-nal y al campesinado de todas las nacio-nes, en una lucha común por laabolición de la propiedad privada (lalucha por el comunismo), en una luchacomún por la destrucción del Estado (lalucha por la Anarquía), en una luchacomún por la destrucción de todos losprejuicios nacionales, las fronteras yprivilegios, para la igualdad y la libredeterminación para todas las Naciones.Por lo tanto, la propaganda en favor dela idea de una Asociación Internacionalde los Trabajadores, la cooperación ac-tiva en sus esfuerzos de organización yparticipación en sus trabajos, son unaobligación para todos los anarquistas.En cuanto al derecho a la "autodetermi-nación nacional", los anarquistas noniegan el derecho de una nación a la in-

dependencia, ya que es parte del prin-cipio de libertad que reconocen. Niegansólo su utilidad para el proletariado, node la libre determinación en cuanto tal,sino de la libre determinación deacuerdo a los conceptos de Estado. Re-conociendo que entre las naciones es-clavizadas se desarrolla un patriotismofuerte y, con él, una desconfianza delproletariado hacia las nacionalidadesdominantes (un hecho que tiene unefecto pernicioso en la lucha del prole-tariado internacional por la liberaciónplena y universal), los anarquistas de-mandan la liberación de todas las colo-nias y apoyan toda lucha por laindependencia nacional, siempre quesea una expresión de la voluntad revo-lucionaria del proletariado y los traba-jadores del campo de dicha nación.

Patrick Rossineri (Traducción)

Periódico ¡Libertad! Página 12 / Febrero 2015

PERIÓDICO ¡LIBERTAD!

BUENOS AIRES

1996 - 2015