¡Libertad! nro. 65

Download ¡Libertad! nro. 65

Post on 25-Dec-2015

13 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Publicacin N65 del grupo anarquista Libertad! de la regin argentina(Febrero del 2015).

TRANSCRIPT

  • N 65 Edicin Digital FEBRERO 2015

  • Durante semanas los medios masivosde informacin, no slo norteamerica-nos, sino de cualquier rincn de estemundo globalizado por el discurso me-ditico, se dedicaron casi en exclusividada tratar lo que superficialmente denomi-naron fenmeno Ferguson a raz de lamuerte en manos de la polica de MichaelBrown. Sin pausa, el bombardeo medi-tico al que nos acostumbran los massmedia puso el foco en este tema, y en unsantiamn la cuestin negra con susmuertos, las marchas, la ira, el desen-canto, la justicia/injusticia, se convirtie-ron en el epicentro de los anlisissociales para entender lo que estabasucediendo. Vaya paradoja, o no tanto enrealidad, ningn abordaje periodsticoargument desde aspectos ms profun-dos que atraviesan este asesinato en par-ticular, como lo son el racismo, ladiscriminacin o la segregacin socialtan arraigada en sociedades como la nor-teamericana. Aunque sta no es ms queun fiel reflejo de lo que ocurre en cual-quier rincn del mundo, lo que las dife-rencia es simplemente la resonanciameditica.A la luz de la opinin pblica, y de lo

    que de ella construye el discurso de losmedios, lo acontecido en Ferguson es unaccionar violento, desmedido y criminal,pero no una metodologa policial, res-guardando de esa forma a la institucinen su conjunto (por estos lados lo llama-ran gatillo fcil, como si en realidadexistiera un gatillo difcil para la poli-ca y dems fuerzas represivas). O sea,que la muerte de Michel Brown, enagosto, baleado al salir de una licorera;o la de Tamir Rice, acribillado por un po-lica mientras jugaba con un arma de ju-guete o la de Eric Garner, sometido porvarios policas por vender cigarrillossueltos y muerto por estrangulamiento,son simples contingencias, evitables s,pero para nada acciones necesarias de lametodologa institucional policial. Deesa forma, se vaca de contenido el datoirrefutable de que, por ejemplo, en 2012,414 personas fueron asesinadas por lapolica en EE.UU.De fragmentos pretendidamente inco-

    nexos se construye la realidad mediticaque los medios de informacin nosmuestran minuto a minuto. Como si losasesinatos a manos de la polica fueranhechos aislados unos de otros, historiasirrelevantes e individuales entre las quese intenta borrar el hilo conductor quelas cohesiona y familiariza: la violenciainstitucional, social y policial. En ese as-pecto, la realidad de Ferguson a partir delasesinato de Michel Brown en nada se di-ferencia de lo que sucede a menudo enBuenos Aires, San Pablo o Mxico, porcitar algunos ejemplos.El estallido social que se vivi en Fer-

    guson tard poco tiempo en contagiarsea lo largo y ancho de Estados Unidos. Enms de 170 ciudades se multiplicaron lasmanifestaciones callejeras y los piquetes.El odio, muchas veces camuflado, a todolo que representa la polica pronto semanifest en luchas callejeras y saqueos.El miedo al accionar policial dio lugar alprotagonismo en la calle en todas susvertientes, desde manifestaciones pa-cficas y ciudadanas a enfrentamientosdirectos con las fuerzas del orden.Lo paradigmtico de lo sucedido en Fer-guson es que algunas cuestiones que secrean superadas, siguen vigentes en elimaginario colectivo, y son estos hechosde relevancia meditica quienes lo ponenen la discusin social para que no olvide-mos que en realidad siguen ah, tan ac-tuales hoy como hace 60 aos: ser negroen Estados Unidos te convierte inevita-blemente en peligroso para una sociedaddonde las diferencias estn a flor de piel.Para algunos analistas en temas de im-plicancias sociales, como Jelani Cobb delThe New Yorker el espectro del lincha-miento sigue muy presente en el imagi-nario de la gente negra. Los negros,asegura Cobb, conocen de manera in-tuitivay no abstractala intencionali-dad teatral del terrorismo: Verseobligados a mirar el cuerpo de MichaelBrown durante cuatro horas sobre el pa-vimento ardiente, bajo el sol de agosto,muerto a manos de un polica blancocuyo nombre fue ocultado durante todauna semana, evoc esa memoria. Tuvo elefecto de recordarle a la multitud de do-

    lientes espontneos que su humanidades refutada. Una sola muerte puede sercomprendida como una amenaza colec-tiva. Los medios no han sido los que des-pertaron estas preocupaciones; ha sido lahistoria.

    Otro aspecto que se puede resaltar,como resultante de las manifestaciones yel protagonismo de la gente en la calle esque, a partir de los disturbios se genera-ron lazos directos de solidaridad. Pormuy rudimentarios y especficos questos sean, a partir de lo de Ferguson, sefue construyendo poco a poco un senti-miento de identidad comn entre losdesplazados y marginados de la zona. Loque previamente apareci como unamasa iracunda que acta por reflejo, sefue transformando en una multitud desensibilidades, intentando traspasar lospropios lmites del fenmeno Fergu-son, aprovechando la oportunidad parahacer visibles otras necesidades msamplias como la vivienda y la oportuni-dad laboral.Por ltimo, resaltar que el asesinato de

    Brown a manos de la polica local de Fer-guson ha servido para no olvidar que lastensiones raciales estn presentes en elda a da. Que lo negro y lo blancocontinan siendo caras antagnicas de lasociedad norteamericana. Sociedaddonde se estn implementando polticasde corte racial neutrales para mantenerla explotacin de clase y diferenciacinsocial. En relacin al asesinato de Mi-chael Brown, una encuesta del Huffing-ton Post resalta que la muerte de Brownfue un incidente aislado (35%) o parte deuna tendencia generalizada en la maneraen que la polica trata a los jvenes ne-gros (39%). Pero este balance de opinio-nes se desvanece si aislamos lasreacciones por grupo racial: el 76% delos negros opinan que es parte de un pa-trn generalizado, mientras que sola-mente el 40% de los blancos cree lomismo.

    Gastn

    FENMENO FERGUSON

    Pgina 2 - Febrero 2015Peridico Libertad!

  • Pgina 3 / Febrero 2015Peridico Libertad!

    NIKOS ROMANOSLa nota que compartimos a continuacin no

    es de propia autora, sino que son extractos

    de diferentes crnicas.

    El grupo editor de Libertad!

    Nikos Romanos, anarquista preso en Gre-cia, estuvo en huelga de hambre desde el 10de noviembre hasta el 10 de diciembre de2014. Los aparatos jurdicos rechazaron susolicitud de salidas educativas de prisin.En respuesta a esto, se realizaron accionessolidarias multiformes dentro y fuera de lasprisiones de la democracia griega y a nivelinternacional.

    Acept parar la huelga de hambre solocuando el parlamento griego vot de formacasi unnime a favor de la enmienda pro-puesta por el ministro de justicia. Esta en-mienda se refiere a los presos convictos(sentenciados por un tribunal) e imputados(a la espera de juicio) que tienen el derechoa estudiar en una institucin educativa su-perior, disponible en la misma regin quela institucin estatal donde estn encarce-lados , pero que no se les han concedido lassalidas educativas para poder asistir a clasede forma regular.

    La enmienda sostiene que estos presosdeben concurrir satisfactoriamente a untercio de las clases y sesiones de laboratoriode un semestre de un ao acadmico, com-pletando cursos a distancia y, solo entonces,se les permitira acceder a las salidas edu-

    cativas usando el brazalete de monitoreoelectrnico para asistir a clase fsicamente.El ministro de justicia incluy la clusula delmonitoreo electrnico en el ltimo minuto,asegurndose de aadir que el Consejo Aca-dmico (el carcelario) an pueda rechazarla peticin de salidas educativas de un re-cluso si presenta una justificacin espe-cial.Pocos ejemplos similares pueden encon-

    trarse si es que hay alguno que pueda enca-sillarse como similar al movimientosolidario que ha habido con esta huelga dehambre. En Grecia ms de 30 edificios p-blicos, entre ellos varios ayuntamientos,han sido ocupados a lo largo del mes dehuelga en solidaridad con Nikos, adems delos disturbios constantes desde el pasado 2de diciembre, las manifestaciones multitu-

    dinarias por toda Grecia, y un sinfn de ac-ciones solidarias a lo largo de todo el estadogriego.Sin embargo esto no se qued en Grecia.

    La solidaridad con Nikos se ha extendidopor todo el mundo y ha contado con mani-festaciones de apoyo por toda la geografamundial que se han saldado con disturbiosen Pars y Estambul, adems de coches deeurodiputados quemados en Blgica y lasparedes y calles de todo el mundo repletasde lemas en apoyo a la huelga de hambre.

    El estado no ha podido controlar el poderde la solidaridad anarquista que ha hecho dela huelga de hambre de un preso ms en lalucha de toda una sociedad harta de las de-rivas del autoritarismo estatal. Han hechovivo el lema de si nos tocan a uno, nostocan a todos.

    OPERACIN PANDORA

    El 16 de diciembre pasado el aparato judicial espaol y sus fuerzas represivas, le propinaron un nuevo golpe al movimientoanarquista de Barcelona. Los Mossos dEscuadra, como se conoce a la polica por aquellos lados, llevaron adelante unaoperacin con el objetivo de, segn sus palabras, desarticular una organizacin anarquista a la cual se le atribuyen in-numerables y diversos atentados con artefactos explosivos.El accionar policial se centr en la conocida casa okupa Kasa de la Muntanya, en el distrito barcelons de Grcia, aunque

    tambin se registraron requisas policiales en Madrid, Sabadell y Manresa. Durante la denominada Operacin Pandora,11 anarquistas fueron detenidos, acusados de pertenecer a una organizacin criminal, con finalidad terrorista. Losarrestados fueron siete compaeras y cuatro compaeros, de entre 30 y 36 aos, de nacionalidades espaola, uruguaya,italiana y austraca.Como parte del plan poltico, tambin fueron violentados el Ateneu Llibertari Sant Andreu y el Ateneu Poble Sec. El

    accionar policial no es algo aislado o fortuito, sino parte de una escalada represiva contra el movimiento anarquista enBarcelona ya que esta ha sido la segunda vez que los Mossos dEscuadra asaltan con el beneplcito