Larva migrans cutánea: diagnóstico de ... - ?· L a r va migrans cutánea es un término clínico…

Download Larva migrans cutánea: diagnóstico de ... - ?· L a r va migrans cutánea es un término clínico…

Post on 18-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 655

    Vol. 12 Nm. 10 Diciembre 2002

    MEDIFAM 2002; 12: 655-657NOTA CLNICA

    Larva migrans cutnea: diagnstico de sospechay tratamiento en Atencin Primaria

    C. S. VARELA CASTRO, M. VARELA CERDEIRA, M. L. PASCUAL MARTN*Residente de Medicina Familiar y Comunitaria. *Especialista Medicina Familiar y

    Comunitaria. Centro de Salud Universitario de la UAM Chopera 1. Alcobendas.Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria rea 5. Madrid

    Cutaneous larva migrans: diagnosis and treatmentin Primary Health Care

    Impar

    RESUMEN

    L a rva migrans cutnea es un trmino clnicoque designa una erupcin drmica de carcter li -neal y serpiginoso, producida por larvas de gusa -nos nematelmintos. Algunos autores lo hacen sin -nimo de erupcin serpiginosa (creeping eruption).

    El Ancylostoma Braziliense es origen de la msf recuente y clnicamente ms caracterstica larv amigrans. Se observa, principalmente, en AmricaCentral y Sur, y en los estados sureos de EstadosUnidos. Dado el apogeo y la alta incidencia deviajes de ocio en nuestro medio, la frecuencia deeste tipo de parasitosis se ha incrementado ennuestras consultas y puesto que su diagnstico esfundamentalmente clnico, es recomendable su co -nocimiento en Atencin Primaria.

    Palabras clave: Parasitosis. Larva migrans cutnea. Tratamiento. Prurito.

    ABSTRACT

    Cutaneous larva migrans is a clinical term thatdesignates a dermal eruption of lineal and serpigi -nous character, caused by larvas of nematelmintosworms. Some authors make it synonymous of serpi -ginous eruption (creeping eruption). The A n c y l o s-toma Braziliense is the origin of the most fre q u e n tand the most clinically characteristic larva mi -grans. It is observed, mainly, in central and SouthAmerica, and in the southern states of United Sta -tes. Given the high incidence of leisure trips in oure n v i ronment, the frequency of this parasitic diseasehas been increased in our consultations and sinceits diagnosis is fundamentally clinical, it is advisa -ble its knowledge in Primary Health Care.

    Key words: Parasitic skin diseases. Cutaneouslarva migrans. Treatment. Pruritus.

    INTRODUCCIN

    La larva migrans cutnea (LMC) es una parasi-tosis, caracterizada por lesiones cutneas serpigi-nosas, endmica en climas clidos y hmedos dereas tropicales y subtropicales, pero cada vez msevidente en otras reas dada la frecuencia de turis-tas y viajes de placer a pases exticos.

    El agente etiolgico ms frecuente es el A n c y -lostoma Braziliense, un helminto que como gusano

    adulto, vive en el intestino de gatos, perros y feli-nos salvajes. Por sus heces se eliminan numerososhuevos que sobreviven en terreno hmedo y areno-so (playas, jardines), donde se convierten en larvascon capacidad infectante. Al contacto con la piel, lapenetran y se alojan en ella. Inicialmente dan lugara una lesin papular eritematosa, ms frecuente-mente localizada en los pies. Despus de un tiempovariable, la larva emigra labrando un trayecto intra-epidrmico, que se manifiesta como lesin eritema-

    77

    Recepcin: 13-02-02Aceptacin: 24-06-02

  • tosa, pruriginosa, que sobreeleva la piel, y crecedesde algunos milmetros a 2-5 centmetros al da,localizada sobre todo en los pies, nalgas y muslos.Algn caso clnico se ha manifestado slo en formade foliculitis1.

    La erupcin cutnea puede acompaarse de eosi-nofilia, elevacin de la IgE e incluso infiltradospulmonares eosinoflicos (sndrome de Loefller).

    Es una enfermedad autolimitada, el ser humanoes husped terminal, donde la larva no puede llegara adulto, termina muriendo y desapareciendo en 1 a6 meses2.

    CASO CLNICO

    Presentamos el caso de un varn de 21 aos deedad, sin antecedentes clnicos de inters, queconsult a su mdico de Atencin Primaria por in-tenso prurito en la zona interdigital y cara plantarde ambos pies, de 4 das de evolucin. No referafiebre ni ninguna otra manifestacin sistmica.Seis das antes haba regresado a Espaa tras unviaje a Amrica Central de dos semanas de dura-c i n .

    En la primera exploracin fsica que realizamospresentaba en las zonas interdigitales y planta deambos pies varias lesiones ppulo-eritematosas,con superficie excoriada y costrosa, y otras en for-ma de surcos serpiginosos intraepidrmicos de30 mm de longitud (Figs. 1 y 2 ).

    Pruebas complementarias: hemograma, funcinheptica y radiografa de trax, sin alteraciones.

    Se procedi a tratamiento con albendazol 200 m gcada 12 horas durante cinco das, con evolucin fa-vorable, ya que desaparecieron progresivamentelas lesiones en el transcurso de diez das.

    DISCUSIN

    Las enfermedades exticas importadas de tipo in-feccioso y parasitario estn adquiriendo una prevalen-cia creciente en los pases europeos debido a los mo-vimientos migratorios y al aumento del turismo. Lamayor parte de estas enfermedades cursan con snto-mas cutneos y entre ellas se encuentra la larva mi-grans cutnea. Por ello, recomendamos conocer lasformas de diagnstico y tratamiento de este helminto.

    Su diagnstico es fundamentalmente clnico, ba-sado en la evidencia de las lesiones cutneas con t-picos trayectos serpiginosos y muy pruriginosos.Localizados fundamentalmente en zonas donde elgrosor de la piel es ms delgado como los espaciosinterdigitales de los pies, nalgas y muslos. Unaanamnesis orientada a preguntar al paciente sobreviajes recientes a pases tropicales nos ayudar enel diagnstico.

    La biopsia de la lesin es extremadamente difcilpues con frecuencia, el parsito se localiza ms allde las lesiones visibles. Las pruebas hematolgicaspueden, en algunas ocasiones, revelar eosinofilia odiscreto incremento de la IgE2,3.

    Algunos autores proponen la epiluminiscenciamicroscpica como diagnstico de confirmacin yotros ELISA para detectar IgG especfica4.

    Esta dermatosis plantea diagnstico diferencialcon otras parasitosis: larva migrans viscerale, e r u p-ciones por S t rongyloides Stercolaris, ndulos sub-cutneos o granulomas debidos a otras especies ycuadros clnicos de miasis y con otras enfermedadesms comunes como dermatitis alrgicas de contac-to, sarna, pioderma o urticaria facticia2.

    Aunque normalmente la larva desaparece por ssola en uno a seis meses, el intenso prurito y la sen-

    Larva migrans cutnea: diagnstico de sospecha y tratamiento en Atencin Primaria VOL. 12 NM. 10 / 2002

    656 MEDIFAM 2002; 12 (10): 655-657 78

    Figura 1

    Figura 2

  • sacin desagradable que tiene el paciente de la lar-va arrastrndose a travs de la piel, nos obligan aprescribir un tratamiento adecuado.

    Existen varias opciones teraputicas tpicas ysistmicas. Clsicamente se han venido utilizandola crioterapia en el extremo de la lesin que progre-sa, pero con el inconveniente de la dificultad deidentificar la posicin exacta del parsito5. El tia-bendazol tpico al 10% puede utilizarse en algunaslesiones no muy extendidas, debe administrarse re-petidamente a lo largo del da y exige especial se-guimiento para evitar recurrencias. Algunos auto-res sugieren el uso tpico de crema con 2% degammexano; ungento con 25% de piperazina ometrifonato. El uso sistmico de tiabendazol 50 mgal da, durante dos a cinco das, podra ser utiliza-do en el caso de lesiones extensas, pero est con-traindicado por una baja tolerabilidad de sus efec-tos secundarios. Flubendazol 200 mg al da,durante cinco das, est actualmente en fase experi-mental, y podra presentarse como una posibilidadde futuro6.

    Actualmente, una alternativa vlida al trata-miento convencional es el uso de albendazol 400-800 mg/da, durante un periodo que puede variarentre dos y siete das, y segn los ltimos estudiosparece alzarse como la droga de primera eleccin6.

    Como medidas preventivas en Atencin Prima-ria debemos recomendar a nuestros pacientes uncalzado adecuado para evitar el contacto con la lar-va en playas tropicales.

    Por ser una enfermedad poco habitual en nuestromedio, no debemos perder la capacidad de sospe-cha y debe estar presente en los diagnsticos dife-renciales en Atencin Primaria.

    MEDIFAM S. VARELA CASTRO ET AL

    MEDIFAM 2002; 12 (10): 655-657 65781

    CORRESPONDENCIA: C. Sylvia Varela Castro C/ Santiago de Compostela n 84, 9G28035 Madrid

    1. Caumes E. Treatment of cutaneous larva migrans. Clin InfectDis 2000; 30: 811-4.

    2 . Dandn Tello E, Oate Cuchet MJ. Dermatosis causadaspor artrpodos, helmintos y protozoos. En: Iglesias Dez L.Tratado de Dermatologa. 1 ed. Madrid: Luzn, 1994. p.5 5 - 9 0 .

    3. Garca Prez A. Dermatosis por parsitos metazoos. En: Gar-ca Prez A. Dermatologa clnica. 4 ed. Salamanca: GrficasCervantes, 1987. p. 31-8.

    4. Veraldi S, Schianchi R, Carrera C. Epiluminiscence micros-

    copy in cutaneous larva migrans. Acta Derm Venereol 2000;80 (3): 233.

    5. Bouchaud O, Houz S, Schiemann R, Durand R, Ralaimaza-va P, Ruggeri C, et al. Cutaneous larva migrans in travelers;a prospective study, with Assessment of therapy with Iver-mectin. Clin Infect Dis 2000; 31: 493-8.

    6. Albanese G, Venturi C, Galbiati G. Treatment of cutaneouslarva migrans (creeping eruption): a comparison betweenalbendazole and traditional therapy. Intern J Dermatol 2001;40: 67-71.

    Bibliografa

Recommended

View more >