lapalombara y weiner

Download LaPalombara y Weiner

Post on 30-Jun-2015

1.076 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

ORIGEN Y DESARROLLO DE LOS PARTIDOS POLTICOS

Joseph LaPalombara Myron Weiner

El partido poltico es una creacin de los sistemas polticos modernos y de los que se encuentran en proceso de modernizacin. Si se piensa en las democracias angloamericanas o en los sistemas totalitarios como la Unin Sovitica, la Italia fascista y la Alemania nazi; en los recientemente formados Estados africanos durante sus primeros aos de evolucin independiente o en las repblicas latinoamericanas que han caminado lentamente durante todo un siglo; o un territorio enorme antes colonizado como el de la India, en su avance a tientas hacia la democracia; o en un Estado comunista, igualmente enorme, como China, en su bsqueda de movilizar a una poblacin mediante mtodos totalitarios, de una u otra manera el partido poltico es omnipresente. Dondequiera que ha surgido un partido poltico parece desempear algunas funciones comunes en una amplia variedad de sistemas polticos y en diversas etapas del desarrollo social, poltico y econmico. Ya sea en una sociedad libre o en un rgimen totalitario, se espera que la organizacin denominada partido organice la opinin pblica y comunique las demandas al centro del poder y de la toma de decisiones gubernamentales. De alguna manera, el partido tambin debe comunicar a sus seguidores el concepto y sentido de la comunidad ms amplia, aun cuando el objetivo de la direccin del partido sea modificar profundamente, o incluso destruir, a la comunidad

Tomado de Joseph LaPalombara y Myron Weiner (comps.), Political Parties and Political Development, Princeton University Press, Princeton, Nueva Jersey, 1966, pp. 3-42. La traduccin es de Leticia Garca Urriza.

1

ms amplia y remplazarla por otra. Por otra parte, trtese de un pas relativamente democrtico como la India o relativamente no democrtico como Ghana, de una democracia de larga historia como la de Gran Bretaa o de un prspero Estado totalitario como la Unin Sovitica, es probable que el partido se encuentre estrechamente vinculado al reclutamiento poltico: la seleccin de los lderes polticos en cuyas manos estarn en gran medida el poder y las decisiones. Estas similitudes de funcin las cuales podran multiplicarse todava ms sugieren que el partido poltico surge dondequiera que las actividades de un sistema poltico alcanzan un cierto grado de complejidad, o siempre que la nocin de poder poltico llega a incluir la idea de que las masas deben participar o ser controladas. Por consiguiente, podra argumentarse que, as como la burocracia surgi cuando la administracin pblica ya no pudo ser manejada por la casa del prncipe, el partido poltico se materializ cuando las tareas de reclutamiento de lderes polticos y de creacin de polticas pblicas no pudieron ser ya manejadas por una pequea camarilla de hombres a los que no les interesaba el sentir pblico. El surgimiento del partido poltico claramente implica que las masas deben ser tomadas en cuenta por la lite poltica, ya sea por un compromiso con la nocin ideolgica de que las masas tienen derecho a participar en la determinacin de la poltica pblica o en la seleccin de los dirigentes, o bien por la conciencia de que incluso una lite de rigidez dictatorial debe encontrar los medios de organizacin que le aseguren una conformidad y un control estables. No es una casualidad histrica el que los regmenes dictatoriales del mundo moderno hayan tenido un fuerte sustento en el partido poltico. Si las presas o las fbricas de acero son concebidas por las lites polticas como smbolos de modernidad econmica en las reas de desarrollo, de igual manera al partido se le ve popularmente como smbolo de modernidad2

poltica. De modo que las lites polticas posiblemente crean partidos (o dan tal nombre a alguna otra agrupacin poltica) cuando de hecho no existen las condiciones para el establecimiento y mantenimiento de los partidos polticos y cuando lo que se ha creado no es de hecho un partido poltico. El desarrollo poltico implica, entre otras cosas, una cierta participacin poltica por parte del gran nmero de personas que no pertenecen a la lite poltica dominante. En el sentido ms amplio, la participacin puede significar slo una participacin psicolgica en el proceso poltico: una cierta identificacin con el Estado-nacin como algo distinto de las agrupaciones localistas, una capacidad de experimentar empata con aquellos que toman las decisiones polticas,1 una disposicin a dar apoyo al sistema poltico y quizs incluso a las polticas seguidas.2 Puede ser que una parte de la poblacin se encuentre alienada, pero la alienacin implica desviaciones de una norma o de una identificacin que se dio en el pasado. En algunos sistemas polticos, en particular en aquellos que son autoritarios o totalitarios, la participacin puede ser sobre todo psicolgica y slo en grado mnimo sustancial. Pero en todos los regmenes democrticos, e incluso en algunos sistemas totalitarios, la participacin es con frecuencia tambin sustancial. Los individuos pueden votar, participar en asociaciones voluntarias con miras a influir en la poltica pblica, o ser miembros de partidos polticos interesados en tener ingerencia en la seleccin de los candidatos a cargos pblicos.3 En regmenes no democrticos de naturaleza plebiscitaria puede haber asistencia a reuniones y

En cuanto al concepto de empata como rasgo de modernidad, vase Daniel Lerner, The Passing of Traditional Society, The Free Press, Glencoe, Illinois, 1958, pp. 47-54. 2 Sobre la importancia del apoyo al sistema en los sistemas polticos modernos, vase Gabriel A. Almond y Sidney Verba, The Civic Culture, Princeton University Press, Princeton, 1963, cap. 4. 3 Esta funcin o actividad, sin embargo, a menudo es artificial cuando es desempeada por los partidos. Un buen ejemplo puede verse en Leonard Binder, Iran: Political Development in a Changing Society, University of California Press, Berkeley y Los ngeles, 1962, pp. 221-226.

1

3

movilizaciones polticas para fines relacionados con el sistema tales como el desarrollo econmico o la conduccin de la guerra.4 El desarrollo poltico tambin implica una complejidad poltica que requiere un grado alto de organizacin. De hecho, una visin del desarrollo sugiere que en una sociedad moderna la gente tiene la capacidad de establecer y mantener formas de organizacin de gran alcance y muy complejas pero flexibles, capaces de llevar a cabo las funciones nuevas y ampliadas que las sociedades modernas requieren. Por tanto, la capacidad de utilizar la energa y la tecnologa para ejercer un control sobre la naturaleza no slo implica habilidades tcnicas, sino tambin la capacidad de crear formas corporativas para la administracin a gran escala de hombres y materiales en industrias modernas. De igual manera, una sociedad moderna requiere un sistema escolar complejo y universidades capaces de innovar o de adaptarse a la innovacin; burocracias capaces de realizar las tareas complejas de los gobiernos modernos; e instituciones intrincadas para manejar los medios masivos de comunicacin y las redes de transporte para facilitar el flujo de ideas, informacin y personal.5 Estos desarrollos sugieren no slo que el hombre es capaz de crear organizaciones complejas para determinado propsito, sino tambin que en ciertas etapas del desarrollo histrico el hombre de hecho se ve obligado a formar tales organizaciones. Debe quedar claro, pues, que cuando hablamos de partidos no nos referimos a esas camarillas, clubes y pequeos grupos de personajes importantes que pueden identificarse como los antecedentes del modernoEs bien conocido el uso plebiscitario de los partidos en los sistemas totalitarios como el de la Alemania nazi, la Italia fascista y la Unin Sovitica. Vase, por ejemplo, William Ebenstein, The Nazi State, Farrar and Rinehart, Nueva York, 1943, pp. 43-44; Denis Mack Smith, Italy: A Modern History, University of Michigan Press, Ann Arbor, 1959, pp. 389-402; y Merle Fainsod, How Russia is Ruled, ed. revisada, Harvard University Press, Cambridge, 1963, parte II y pp. 381-382. 5 Otros autores de esta coleccin publicada por Princeton University Press tratan el problema de la definicin de la modernidad. Vase, por ejemplo, Lucian W. Pye (comp.), Communications and Political Development, 1963, pp. 14-20; Joseph LaPalombara (comp.), Bureaucracy and Political Development, 1963, pp. 9-14, 3548; Robert E. Ward y Dankwart A. Rustow (comps.), Political Modernization in Japan and Turkey, 1964, pp. 3-13.4

4

partido poltico en la mayora de los pases occidentales. En Inglaterra, por ejemplo, es posible rastrear el origen de los partidos a principios del sigloXVII;

en Francia, el desarrollo de pequeos grupos que eran partidos

embrionarios se materializ tiempo despus, pero con toda claridad previamente a la Revolucin de 1789. Desde luego, las camarillas, clubes y grupos de personajes importantes buscaban acaparar y controlar el ejercicio del poder poltico y en este sentido evidenciaban una de las caractersticas principales de los partidos polticos. Sin embargo, cuando hablamos de partidos polticos en este ensayo, no nos referimos al grupo de personajes importantes unido superficialmente y con relaciones limitadas e intermitentes con sus contrapartes locales. Nuestra definicin requiere, ms bien, 1) continuidad en la organizacin es decir, una organizacin cuya vida previsible no dependa de lo que dure la de los lderes actuales; 2) una organizacin clara y permanente en el nivel local, con comunicaciones establecidas y otras relaciones entre unidades locales y nacionales; 3) una determinacin consciente de los lderes tanto en el nivel nacional como el local para conseguir y mantener el poder de tomar las decisiones solos o en coalicin con otros, no simplemente para influir en el ejercicio del poder; y 4) inters de la organizacin por buscar seguidores en las urnas o luchar de alguna manera por el apoyo popular. Dada esta definicin, es obvio q