incubando nº1

Download INCUBANDO Nº1

Post on 22-Mar-2016

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Número 1 de la publicación de Viento de Abajo (colectivo de estudiantes y trabajadorxs de la salud).

TRANSCRIPT

  • 13

    enfermedad de martinLa expresin descontrolada por mutacin de la protena FACHITOSINA generara cambios en

    la plasticidad neuronal de los afectados, provocando conductas caractersticas en este grupo

    de personas.

    El paciente concurre a la consulta y comenta: hace ya un par de meses que me vengo

    sintiendo un sorete. Dice creerse superior a los dems, es incapaz de escuchar opiniones

    contrarias a las suyas y el poder propio y el sometimiento ajeno le proporcionan un extrao

    placer. Luego al interrogatorio, se encuentran cuestiones como la intolerancia a los hijos de

    zapateros, inmigrantes de pases limtrofes y ms tarde, a cualquier persona no profesional

    trminos como igualdad, tolerancia, libertad y amor. Pacientes en estados avanzados

    agudizan el olfato y la vista en extraas direcciones. Se han reportado casos de personas que

    pueden oler un billete de cien dlares a dos cuadras de distancia.

    An no se ha encontrado un tratamiento efectivo, pero una vacuna de anticuerpos monoclo-

    nales, desarrollada a partir del propio suero de Martn y denominada ANTIMILICOR-X podra

    llegar a atenuar algunos de los sntomas ms molestos.

    Si bien se han reportado raras excepciones; una vez diagnosticada la enfermedad los

    sntomas no remiten y, sorprendentemente, la expectativa de vida se alarga entre 10 y 20

    aos por sobre el resto de la poblacin.

    Con el correr del tiempo sus toscas ideas se hacen cada vez mas impenetrables y cuesta

    mantener un dilogo coherente por ms de unos minutos sin que el enfermo comience a

    gritar cosas del estilo de hay que matarlos a todos! o bien callate negro de mierda!.

    PATO

    GENIA

    TRAT

    AMIEN

    TOEV

    OLUC

    IN

    MANIFESTAC

    IONE

    S CLIN

    ICAS

    Desde Incubando sacamos una sana conclusin

    de este informe, y confirmamos cientficamente

    una ya vieja creencia:

    FACHO NO SE NACE,SE HACE Por eso, tambin, tenemos esperanza...

  • los talleres de plantas medicinales que empezaban al da siguiente en sus instalaciones.

    Primer da: iban llegando lxs asistentes, Don Pepe (el coordinador) y las yerbateras instructoras, doa Matilde y doa Ins. Mientras, charlaba con mis compas saragurxs, de mirada amable y sonrisa fcil, modales corteses y atuendo impecable. Don Pepe remarc el valor de los saberes ancestrales que la cultura occidental siempre deslegitim y de dar los primeros pasos en la recuperacin de la memoria indgena para que no se pierda con lxs ms viejitxs. Nos dividieron en grupos para ir a recolectar a distintas zonas, en camionetas con choferes que pona el hospital. Ya en el monte, a cada paso haba un nuevo remedio, y cuando no estbamos segurxs de algo, una mamita (ancianita) justo pasaba y nos sacaba la duda.

    las recetas, viendo las afecciones ms frecuentes, cmo se diagnosticaban y trataban. Aparecieron enfermedades desconocidas para m y la ciencia hegemnica, como el vaho de aire, la cada de shunku en los nixs, el espanto. Las mamitas instructoras saban muchsimo, pero todxs aportaban algo, y no pocos contaban la discriminacin o la falta de respuesta del sistema de salud.

    Guardo especial recuerdo del tratamiento del espanto, que es cuando tenemos mala energa o vimos un espritu y eso nos tiene mal. Se pasan dos manojos de unas veinte

    cabeza a los pies, y despus ambos se dejan en un cruce de caminos, y hay que alejarse sin mirar atrs. Tambin pueden hacerse soplas de aguardiente alcanforado por todo el cuerpo.

    Otra cura sorprendente fue la de un seor con calambres en el gemelo, al que le frotaron aguardiente con marihuana y luego, ante mi atnita mirada, le prendieron fuego la pierna (un fuego azul que dur pocos segundos, y sin secuelas, claro); todo con mucha naturalidad de parte de yerbatero y paciente.

    La medicina quichua incluye yerbateros, sobadores, parteras y chamanes y, como la agricultura y arquitectura andinas, es un aspecto ms de su cosmovivencia. Son saberes antiguos, de la Tierra, cosas que tal vez nosotrxs alguna vez supimos y no nos acordamos. Pero es un tesoro que todava vive, y esta ac, no muy lejos, en nuestro continente.

    19