expresión artística para diseñadores gráficos

Download Expresión artística para diseñadores gráficos

If you can't read please download the document

Post on 08-Jul-2016

218 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

e

TRANSCRIPT

HISTORIA DE LA CARICATURAJ. Enrique Pelez Malagn

La caricatura ha sido desde el comienzo de la historia un tipo de representacin exagerada de unos personajes o de unos hechos con el fin de poder trasmitir un mensaje, una idea, la mayora de veces sarcstica sobre una cuestin determinada.Es por este motivo que desde siempre, el hombre recurri a realizar una serie de trazos bien expresivos, bien simblicos, pero tremendamente simples con los que trasmitir ideas por medio de las imgenes y as llegar a un mayor nmero posible de espectadores a los que convencer de tales ideas.

La caricatura es un tema ms interesante de lo que a primera vista pueda parecer. Ya Azorn escriba en 1913 a propsito del humorismo: El captulo de eutrapelia, del divertimento espiritual es sumamente importante en la historia del desenvolvimiento humano; haciendo la historia de la irona y del humor, tendramos hecha la sensibilidad humana y consiguientemente la del progreso, la de la civilizacin. La marcha de un pueblo est en la marcha de sus humoristas.[1]Baudelaire por su parte opinaba: Sin duda alguna, una historia general de la caricatura en sus relaciones con todos los hechos polticos y religiosos, graves o frvolos, relativos al espritu nacional o a la moda, y que han agitado a la humanidad, resultara una obra gloriosa e importante.[2]Por su parte Gombrich pona de manifiesto la trascendencia de la labor del dibujante cmico: El dibujante por desdeable que sea su calidad artstica, tienen ms probabilidades de impresionar en una campaa de odio que el orador de masas y el periodista.[3]Su inters radica, no ya slo en la calidad de las obras (quienes siguen los vaivenes estilsticos del momento) sino en la enorme cantidad de informacin que estas humildes obras pueden proporcionarnos pudiendo asistir y revivir todos los acontecimientos, desde los ms triviales a los ms importantes y adems podemos hacernos una idea perfectamente clara de la forma de pensar de aquellos individuos en aquellos momentos. Por todo ello el humor grfico nos proporcionaba informacin en tres aspectos importantsimos: el cultural, el estilstico y el sociopoltico.

Los primeros ejemplos que encontramos son los del antiguo Egipto. Todos los autores que se han encargado de estudiar el tema, coinciden en remontar sus orgenes hasta las culturas Mesopotmicas, Precolombinas, egipcias...;[4]as Gaya Nuo seala por lo que se refiere a Egipto[5]que en diferentes papiros como el del British Museum, el del MuseoArqueolgico del Cairo o el Museo de Egiptologa de Turn (todos pertenecientes a la XX dinasta), aparecen representados varios animales como el asno, el len, el cocodrilo o el mono, tocando instrumentos dentro de un lujoso ambiente, o incluso una escena en la que una rata sentada en un trono recibe como ofrenda una flor de loto por parte de un gato, escena que es contemplada por otras ratas que portan atributos reales.[6]

Otro de los periodos en donde ms florecer la caricatura del Antiguo Egipto, es en el de la XVIII dinasta, fundamentalmente en el periodo Amarniense, momentos en los que tras la reforma de Amenofis IV (Akenaton) se produce una fuerte crtica a toda su poltica de cambios, en este sentido son famosos los "graffiti" encontrados en las antiguas murallas de Tebas representando de manera muchas veces soez a Nefertiti y Akenaton.

Pasando a otra cultura la poca griega es rica en representaciones caricaturescas, cuya evolucin va respondiendo a los diversos conceptos que sobre el tema de lo "cmico" aparecen en su filosofa, as desde un punto de vista terico esta ciencia se preocupaba por indagar la esencia y el valor moral de lo cmico analizando su aspecto esttico, ejemplo de toda esta preocupacin lo encontramos en Platn quien no contempla nada bueno en la hilaridad,[7]o de Aristteles quien la considera de escaso inters, motivo por el cual no se le ataca directamente, ms bien se la elude,[8]sin embargo una generacin posterior con Teofrasto (discpulo de ste ltimo) se empieza a ver ya lo cmico como algo positivo;[9]y de esta forma es cuando la literatura y el Arte nos empezarn a mostrar los ms claros y ricos ejemplos de caricaturas.

De entre los cuales y a modo de ilustracin se podran citar los siguientes:

Cermica griega del siglo V a.c. que se conserva en el museo de Florencia, y representa a la figura de Eneas con Aquiles y Ascanio, todos ellos con cabezas de animales. nfora Pntica del Museo de Munich representando una parodia del Juicio de Pars Kylix tico del Museo del Vaticano del siglo V a.c. en la que serepresenta a Esopo aprendiendo de una zorra, muy en la lnea de la stira aristofanesca "Las Nubes". Por otro lado existen un buen nmero de figurillas ridculas de poca helenstica que nos recuerdan ms a las mscaras y a los tipos de la farsa griega y de la comedia nueva. Cermicas ticas del siglo V a.c. en donde se dibujan los aspectos ms embarazosos de la vida fisiolgica del individuo. Diversas parodias de la Iliada o de escenas dionisiacas representadas en la cermica en donde lo cmico encuentra un terreno abonado.

En todos estos ejemplos como se puede apreciar, encontramos su fuente recurrente o bien en los poemas homricos o bien en el teatro, sobre todo del de gnero popular del siglo IV a.c.; siendo realmente escasas cualquier otro tipo de representaciones, a no ser, claro est, de las exageraciones y deformaciones que con carcter intencionado se introducen en la pintura o en la escultura de un personaje.

De esta forma encontramos en Grecia el nacimiento de las dos fuentes principales de la caricatura que se darn a lo largo de toda la historia, esto es:

1. Escenas que conducen a la hilaridad por su tema, tal y como aparece en la literatura (por su contenido)2. Escenas que conducen a la hilaridad por su representacin grotesca y deforme (por su forma)

Por lo que se refiere a los artistas-caricaturistas del momento, pocas son las noticias que tenemos, tan slo alguna referencia ms o menos explcita, citada por algunos escritores as Aristteles cita a un tal Poson, calificndolo de "pintor malvolo", al igual que Aristfanes quien se refiere a l en estos trminos: "... No volvers a ser el juguete del infame Poson..."[10]o Luciano en su obra El Elogio de Demstenes, quien tambin lo menciona. En cuanto a otros artistas, Champfleury[11]cita segn recoge Plinio, a Pirlicus, Clates, Bupalus, Ctsicolo, Atenis, Clesides, Antfilo y Galatn. Todos ellos pintores de cermica y por lo tanto alejados del "Arte Oficial", teniendo de esta forma una mayor libertad para mostrar su ingenio. Caracterstica esta ltima inherente al caricaturista de todos los tiempos.En Roma el bagaje filosfico sobre lo cmico no ser tan extenso como en el caso de Grecia, pero s importante, de esta forma es interesante sealar las opiniones reflejadas por Dionisio de Prusa, reivindicando el valor moral de la risa y de la stira de costumbres; Plutarco, estableciendo en la risa una funcin tica y transformando la esttica de lo cmico en rgido moralismo; Plinio, teorizando sobre lo cmico;[12]Fabio, siguiendo y completando el discurso anterior;[13]y Cicern, recogiendo en esencia todo lo anteriormente apuntado, entre otros.[14]

Por lo que respecta a las obras caricaturescas del momento, se podran sealar varias, las cuales se podran agrupar del siguiente modo:1- Pinturas cermicas2- Estatuillas grotescas3- Frescos4- Los Graffiti4.1.- En Roma y otras partes del imperio4.2.- En Pompeya y Herculano

Dentro del primer grupo encontraramos diversos tipos de jarrones etruscos que se hacen eco de esta temtica cmica respondiendo fundamentalmente a personajes ridculos en cuanto a forma. En el segundo grupo existiran una serie de representaciones escultricas grotescas, tal es el caso de la estatuilla deforme de Caracalla que se conserva en el museo de Avignon, otras seran del tipo "Maccus" (antecesor del polichinela) y otras finalmente de carcter pornogrfico con sentido caricaturesco (Como las estatuillas del Dios Prapo).

Dentro del tercer grupo destacaran los frescos de Grannano (cerca de Herculano) sobre monos, de los que Champfleury escribi que: "...Es probable que el autor de esta obra se propusiese en ella representar en figuras de monos a determinados sujetos con sus propios gestos y maneras, poniendo en ridculo costumbres de su tiempo que hoy no conocemos ..."[15]Por lo que hace referencia al cuarto grupo, tendramos en primer lugar los graffiti encontrados en las antiguas murallas de Roma en donde la crtica al poder por parte de las diversas facciones hostiles del momento es el recurrente general.

Pero donde ms restos se han encontrado han sido en las ruinas de Pompeya y Herculano, tanto es as, que incluso, dado el material existente, podramos establecer varios subgrupos diferentes, no obstante y por no alargar de manera excesiva este artculo, slo haremos referencia a la temtica original que se est gestando: la caricatura de Religin, bien sea sta contra paganos o contra cristianos, que se nutre de unos ricos y valiosos ejemplos que nos acercan a comprender el sentir religioso popular de estos momentos: por un lado los graffiti cristianos que atacan satirizando el culto a los dioses paganos, stas estn en la lnea de algunos vasos cermicos que se han encontrado, muchos de ellos realizados por el cristiano Annio Serapiodoro; en el lado opuesto encontramos unos graffiti bastante curiosos de carcter annimo que representan la ridiculizacin del culto cristiano, un ejemplo de todo esto lo encontraramos en el sarcstico "Juicio de Salomn" (Pompeya) y sobretodo el"Asno Crucificado" del siglo III d.c. descubierto por Garucci en la Domus Gelotiana, que lleva inscrita la frase en griego "Alexamenos adora a Dios", tipo de imagen que debi de ser ms o menos frecuente a tenor de los ejemplos encontrados, hasta tal punto que Tertuliano se hace eco de esta calumnia para criticarla .[16]

Otro de los puntos al que tendramos que hacer referencia,