Entrevista con roberta alexander panteras negras

Download Entrevista con roberta alexander panteras negras

Post on 02-Jul-2015

840 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li> 1. Entrevista con Roberta Alexander, historia viva de la militancia en EE.UU. (I)Tenamos sobre todo un aprecio, un respeto profundo y una afinidad con la clase obrera de todoslos colores y grupos tnicosA menudo las noticias que recibimos de Estados Unidos tienen que ver con los mltiples frentesde guerra abiertos por el imperio, el fanatismo religioso de la derecha evanglica, la comidabasura, los escndalos sexuales de la vida pblica, su puritanismo regresivo, la estulticia de susseries de televisin, su papel autoasignado de polica global o su insistencia en perpetuar unsistema capitalista global de explotacin y destruccin del planeta. Fuera de Estados Unidos,incluso grandes sectores de la izquierda, cuando piensan en las entraas del monstruo como lollam Mart, se imaginan a americanos blancos de clase media alta, obesos, ignorantes de todo loque acontece fuera de su pas, preocupados nicamente de seguir llenando sus neveras decomida y los tanques de gasolina de sus camionetas, ajenos del todo al sangriento origen delpetrleo que sostiene su American way of life.No hay ninguna duda de que esta realidad existe, pero el pas es mucho ms heterogneo de loque nos lo imaginamos fuera de sus fronteras. Adems de la autocomplaciente clase mediablanca y de la plutocracia en el poder, en Estados Unidos hay otras realidades, las que aquellos yaquellas que sufren en sus carnes las polticas opresivas y explotadoras de los Estados Unidos, lavoz de los de abajo, la dignidad rebelde de las y los que resisten y pelean desde dentro paraderribar un sistema fundamentalmente injusto, estructuralmente racista, compulsivamenteexplotador e irremediablemente opresivo. El objeto de esta serie de entrevistas es justamente dara conocer ms all de las fronteras de los Estados Unidos las subjetividades polticas de quienesluchamos desde dentro sabiendo que un mundo mejor y ms justo es imposible sin un cambioradical dentro de Estados Unidos.Nadie mejor para inaugurar esta serie de entrevistas desde el corazn de la bestia que RobertaAlexander. Roberta Alexander es hija de una pareja de comunistas, producto de una relacininterracial cuando los matrimonios entre blancos y afroamericanos estaban prohibidos, militanteella misma del Partido Comunista de los Estados Unidos, miembro del Club W.E. Dubois, de losPanteras Negras, activista en el movimiento estudiantil en Berkeley, profesora de ingls en losbarrios ms desfavorecidos, Directora del Departamento de Ingls en una de las EscuelasUniversitarias ms combativas del distrito de San Diego, historia viva de la militancia en Californiay en los Estados Unidos. Si no fuera muy irrespetuoso hasta dira que leer estas entrevistas y,ojal que en un futuro muy cercano, las memorias que est escribiendo, se aproxima mucho a unaversin revolucionaria de la pelcula Forrest Gump, excepto que aqu Roberta Alexander no esslo testigo pasivo o inconsciente, sino participante activa de un tiempo convulso y esperanzador.Las conversaciones con Roberta Alexander se extienden por varias sesiones y las horas parecenminutos, porque vienen preadas de innumerables ancdotas y de momentos que transmiten larabia y la dignidad de la lucha compartida; por sus palabras hablan otras voces, los afanes y lasesperanzas de los ms humildes, los corazones ms oprimidos que no aparecen en los libros dehistoria, pero que han abierto ms caminos que ningn prcer de la patria o titn de la industria.Como muchos de los militantes ms entregados, Roberta Alexander no tiene la sensacin de quesu vida o su militancia sean particularmente importantes. Las lectoras y lectores de estas</li></ul><p> 2. entrevistas podrn comprobar hasta que punto, en esto, est equivocada. Una vez que unoempieza a tirar del hilo de la historia, su locuacidaz incontenible, su irremediable sentido del humorante las circunstancias ms adversas (no he sido capaz de transcribir todas las risas quepuntuaron nuestras conversaciones), y su coraje poltico se quedan para siempre con nosotros.Espero que al menos un poso de esa intensidad quede en estas entrevistas.Luis Martn-Cabrera En las memorias que ests escribiendo afirmas que el hecho de que tuspadres fueran comunistas hizo que tuvieras una infancia muy peculiar y describes concretamentea tu padre de la siguiente manera: era un hombre fuerte, de piel cobriza, era de Nebraska y orledar un discurso frente a un grupo de trabajadores o de viejos judos, haca que se te encogiera elcorazn o haca que te agarraras un enfado de mil demonios con las injusticias del sistema o tehaca llorar, o incluso mejor, te haca simplemente rer con las ironas del sistema, abandonartecompletamente a la risa porque los patronos estaran completamente paralizados si lostrabajadores no hicieran su trabajo. En qu sentido fue diferente crecer en una hogar as?Roberta Alexander Hay dos cosas diferentes que me marcaron mucho en mi infancia y miadolescencia. Una era que mi familia era comunista y la otra era que ramos una familiaracialmente mixta, porque ser mezclados racialmente lo poda ver todo el mundo, mientras que sercomunistas quiz era una cuestin privada, aunque en el caso de mi familia no era tan privado. Meacuerdo que en 1950, cuando tena tres aos, mi padre no estaba con nosotros. En aquella pocami madre cuidaba sola de nosotros, bien trabajando a tiempo completo por su cuenta o biencuando vivimos en la finca de mi to Mark en Perris, California, uno de los pocos lugares en quelos negros poda comprar tierra. Era una tierra, por supuesto pobre y no muy buena para laagricultura.Toda mi infancia se vio afectada porque mi padre estaba ausente, estaba en la clandestinidad.Incluso en aquella poca me daba cuenta de que muchas cosas no respondan a nuestros hbitosfamiliares. Por ejemplo, mi ta era muy religiosa, era feligresa de una iglesia afroamericana;tenamos que ir a la iglesia los domingos y los mircoles por la noche, yo era pequea para darmecuenta, pero entend rpidamente que mis padres no compartan esas creencias. Otro ejemplo: mimadre era juda y haba terminado el bachillerato y mi padre haba llegado hasta el cuarto grado,pero era autodidacta, podran haber tenido una vida ms de clase media por la gente queconocan y por su educacin, pero escogieron deliberadamente vivir la misma vida que la clasetrabajadora y la gente pobre y eso hizo que muchas veces nuestra vida fuera ms difcil.No siento que hayamos sufrido, pero durante nuestra estancia en la finca trabajamos muy duro,tenamos animales, plantamos verduras en un pequeo huerto y recogamos la comida a punto depodrirse que tiraban los supermercados, la que estaba bien nos la comamos y la otra se laechbamos a los cerdos. Mi to slo pona el agua caliente una vez a la semana, los sbados, yse era el da que podamos baarnos compartiendo el agua mis hermanos y yo. Una vez mihermano perdi el autobs para volver a la finca y tuvo que caminar cinco millas para volver. Mi tole ech un bronca increble, no por perder el autobs, sino por haber gastado los zapatos.Me acuerdo tambin de que los agentes del FBI nos seguan frecuentemente, sabamos que nosseguan y veamos muy raramente a mi padre y cuando lo veamos siempre nos decan que no selo dijramos a nadie, que dijramos que nos bamos de viaje. Mi primo se acuerda de haber visto 3. a mi madre quemando cartas de mi padre. Al final, mi padre tuvo un ataque al corazn, con lo cualya no pudo seguir en la clandestinidad. Hubo un mdico comunista que lo ayud a recuperarse ypoco tiempo despus empez a trabajar de aprendiz de zapatero, sin cobrar, para aprender eloficio. Al poco rato abri su propio taller para reparar zapatos que es dnde crec yo leyendo ytrabajando en la parte de atrs de la tienda (ver foto).LMC. Por qu y cundo se afiliaron tus padres al Partido Comunista de los Estados Unidos?RA. Deben de haberse afiliado en los aos 30; A mi padre probablemente lo reclutaron cuandoempez a trabajar en los mataderos industriales de Sioux City en Iowa. Nunca me dijo la fechaexacta, pero era claro que deba de ser en aquella poca, porque nos habl de haber conocido enaquella poca a trabajadores sociales como Malvina Reynolds [1]. Por su condicin y por suhistoria mi padre sospechaba de los trabajadores sociales, pensaba que su trabajo era preservarel sistema capitalista que l odiaba.LMC. Qu tipo de visin del mundo te transmitieron tus padres estando como estaban tancomprometidos con las luchas sociales? En qu se diferenciaba de otras familias?RA. Bueno, bueno, tengo que decirte que hace poco me reun con unas amigas mas, las hijas deBess Hawes [2], que eran mis mejores amigas y me dijeron, Roberta, nuestra familia era rarsima,tu eras la nica amiga que se poda quedar en nuestra casa. Solamos hablar de fulano omengano como un pequeoburgus, porque tenamos esta idea de que no queramos vivir conprivilegios y los que lo hacan pues eran pequeoburgueses y esa era nuestra manera deningunear a esa gente rpidamente. Una vez estbamos practicando como deletrear palabras conestas amigas y una de las palabras era burgus Ni siquiera reconoc la palabra a pesar de quedecamos todo el tiempo pequeoburgus! [3] Otros ejemplos de nuestra infancia. Cuando estaba en el grado noveno fui la nica estudiante que recibi el premio de la Legin Americana. La Legin Americana era una organizacin nacionalista y super- patritica. Mis padres se enteraron antes que yo, porque les pidieron que estuvieran presentes en la ceremonia. Despus me enter de que mi padre dud mucho si me iba a dejar subir al escenario a recoger el premio o si me iba a hacer subir y decir No acepto este premio porque la Legin Americana es una organizacin parafascistaetc [risas], pero al final decidi no hacerlo y me dieron el premio. En otra ocasin fuerona la escuela a defendernos, porque el director no quera dejar a mi hermano tomar la clase delgebra, deca que no tena madera de universitario. Fueron a la escuela y le dijeron vas a dejar aeste chico que tome las clases que quiera, no le vas a negar esa oportunidad. Al final mi hermanotom la clase y acab siendo mdico y director de un hospital. 4. Aprend tambin de mi padre como hablar en pblico, aunque nunca me acerqu a su brillantezcomo orador, pero aprend un poco; en el penltimo ao del bachillerato fui elegida delegada y lme ayud a entender como dar un discurso, con quin y cmo hablar, pero sobre todo, creo quetenamos un aprecio, un respeto profundo y una afinidad con la gente, con el pueblo, de todos loscolores y grupos tnicos y eso ya en los aos cincuenta. Cuando digo todos los grupos tnicos merefiero, por ejemplo, a los japoneses, tena un montn de amigos japoneses nacidos en loscampos de concentracin [4]. En mi lbum del bachillerato haba una chica japonesa de Hawaiique hablaba un ingls dialectal e incluso en aquella poca le dije tu ingls no tiene nada de malo,no te avergences, ya aprenders el otro. Tena amigos blancos, negros, amigos de todas partesdel mundo: de Colombia, Mxico, Filipinas y de buena parte de Centroamrica. Hered esteaprecio por las gentes ms diversas de mi familia y del barrio en el que viv.LMC. Esto me llama mucho la atencin porque mucha gente en Estados Unidos, que no conoce lahistoria de las relaciones del Partido Comunista con la comunidad Afroamericana, identifica elcomunismo con una poltica de clase, pero no con polticas raciales, de gnero o con cualquierotra forma de opresin, as que quera preguntarte si tu padre en algn momento experimentoalgn tipo de tensin siendo comunista y a la vez una persona de color.RA. Ya, un montn de gente negra, se march del Partido Comunista antes que l. No creo que lsintiera esas tensiones, experiment ms bien conflictos de clase dentro del Partido. Deca cosascomo esa persona que est en el partido era un trabajador social, no puedo confiar en l o en ellapor que los trabajadores sociales dividen a las familias. Al mismo tiempo, cruz un montn defronteras sociales. Cuando era Director, por ejemplo, del Congreso de Derechos Civiles deOakland, trabaj para l nada menos que Jessica Miltford. Jessica Miltford vena de una familiade aristcratas britnicos! Su familia era particularmente interesante, porque tena cuatrohermanas, una de ellas se cas con un alemn y se hizo nazi, otra sigui siendo aristcrata,mientras que Jessica Miltford se hizo radical, estuvo en Espaa durante la guerra y all se hizocomunista. Despus vino a los Estados Unidos y se cas con un abogado que trabajaba para elCongreso de los Derechos Civiles. Mi padre la influy mucho para que se hiciera escritora y apartir de entonces escribi muchos libros como The American Way of Death (sobre la industriafuneraria) y otros similares. Me acuerdo que Miltford vena a mi casa a algunas fiestas, aquello erauna instancia en la que definitivamente se cruzaban las fronteras de clase, pero mi padre siempretuvo una profunda conciencia de clase que le haca sospechar de la gente con dinero o de la quegente que se aprovechaba de sus conexiones. Hasta dnde yo me acuerdo la mayora de la gentedel Partido viva mejor que nosotros, para mi padre era un principio tico no aceptar cargos deliberado en los sindicatos y cosas as. Era un hombre de principios y de cierta forma pag por ello.As que no creo que se sintiera traicionado como negro por el Partido (revisando los archivos desu padre y algunas entrevistas Roberta Alexander aclara que no est segura de que la situacinfuera del todo as). Se march del Partido porque pens que se haban vendido. Empez a leer aMao y cosas de China y, al final se march en los sesenta, porque pensaba que se habanvendido, ni siquiera se march por lo de Checoslovaquia, que es cuando se march su hermano.Esa es otra, la familia estaba dividida por quien se haba afiliado o marchado del Partido cundo.LMC. Cmo fueron las cosas para tu madre, fue ella tambin miembro del Partido? 5. RA. S, ella estaba afiliada tambin, pero era una persona silenciosa, siempre en un segundoplano, lamento mucho no haberle preguntado ms por sus experiencias de estos aos, esestpido, pero nunca trate de averiguarlo.LMC. Qu signific para ti crecer en una familia biracial? Cmo negociaste tus identidadesmltiples?RA. Nuestra familia es complicada, porque mi padre como hombre negro al casarse con mi madre,mejor dicho, al vivir en pareja con mi madre, porque hasta los aos sesenta no pudieron casarse,ya que los matrimonios mixtos eran ilegales en California, pues no les invitaban a algunas bodasen el lado judo de la familia. De hecho el padre de mi madre la deshered cuando se junt con mipadre, aunque mi abuela siempre la apoy.LMC. Nos puedes hablar un poco de tu experiencia en la universidad viniendo de una familia comola tuya en un momento en el que las universidades no eran particularmente diversas nicompletamente desegregadas.RA. Decid ir a Berkeley porque all estaban pasando muchas cosas interesantes. En 1963 huboun montn de manifestaciones contra el Comit de Actividades Antiamericanas, entonces quera ira Berkeley, pero no me aceptaron, porque mis notas no eranbuenas, sobre todo porque estaba en las clases msavanzadas con los mejores estudiantes, pero al final en elver...</p>