Edición Junio - Julio 2014

Download Edición Junio - Julio 2014

Post on 01-Apr-2016

224 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

<ul><li><p>Edic</p><p>in </p><p>Juni</p><p>o - j</p><p>ulio</p><p> 201</p><p>4</p><p>Premiacin aPepe Torres</p><p>Un Per con...</p><p>Carlos Postigo:45 aos de CriollismoMsica para una vida Mejor</p><p>!Nazca enPeligro!</p><p>criollismo, gastronoma y culturacriollismo, gastronoma y cultura</p></li><li><p>EDITORIALJunio - Julio 2014</p><p>Director GeneralCarlos Postigo</p><p>Consejo EditorialArq. Javier Luna ElasTeresa Fuller Granda</p><p>Fred RohnerElena Bustamante</p><p>Jaime Marimn</p><p>ColaboradoresDaro Meja (Sydney)Ana Charn (Madrid)</p><p>Billy Castillo (Washington D.C.)Renzo Chvez Lescano</p><p>Christophe Bernard RicaudGermn Snico Bazn</p><p>Ricardo Riera LunaAddhemar Sierralta Nez</p><p>Jos Carlos ServnLaly Cruz MerinoMirian Livandro</p><p>Lourdes Medina MontoyaEnrique Bravo Castrilln</p><p>Redaccin: Maria Eugenia Riera C.</p><p>Diseo Manuel Andre Mirez V.</p><p>Contacto2612303 / 993749899</p><p>cpm@revistadecajon.comwww.revistadecajon.com</p></li><li><p>EDITORIALJunio - Julio 2014</p><p>Director GeneralCarlos Postigo</p><p>Consejo EditorialArq. Javier Luna ElasTeresa Fuller Granda</p><p>Fred RohnerElena Bustamante</p><p>Jaime Marimn</p><p>ColaboradoresDaro Meja (Sydney)Ana Charn (Madrid)</p><p>Billy Castillo (Washington D.C.)Renzo Chvez Lescano</p><p>Christophe Bernard RicaudGermn Snico Bazn</p><p>Ricardo Riera LunaAddhemar Sierralta Nez</p><p>Jos Carlos ServnLaly Cruz MerinoMirian Livandro</p><p>Lourdes Medina MontoyaEnrique Bravo Castrilln</p><p>Redaccin: Maria Eugenia Riera C.</p><p>Diseo Manuel Andre Mirez V.</p><p>Contacto2612303 / 993749899</p><p>cpm@revistadecajon.comwww.revistadecajon.com</p><p>Impreso por Grfica Tcnica</p><p>Hecho el Depsito Legal en la Biblioteca Nacional del Per</p><p>N 2012-02436</p><p>16</p><p>Quiero, a travs de esta editorial, agradecer a todas las personas que asistieron al homenaje por mis 45 aos de carrera artstica; a mis her-manos artistas que, en forma totalmente desin-teresada, me acompaaron ese da; a mi institu-cin SONIEM, por el reconocimiento que me hizo y a todos mis familiares y amigos por su presencia tan importante.</p><p>Entre las cosas que me ensearon mis padres, una de las ms importantes fue que me siempre deba ser agradecido, algo que se ha perdido en muchas personas. Es por eso que de todo cora-zn aprecio la presencia de quienes estuvieron conmigo ese da.</p><p>Los hermanos Zaartu, glorias vivientes de nuestro cantar popular, cerraron la noche en forma brillante. Ellos este ao cumplen 50 aos de actividad artstica ininterrumpida, caso ni-co en el mundo.</p><p>Quiero nuevamente invocar al gobierno que no se olvide de los artistas en desgracias, estos ar-tistas que brindaron sus mejores aos a difundir lo nuestro, brindndonos alegras y emociones.En estos das de celebracin por el 193 aniversa-rio de nuestra independencia, les envo a todos un fuerte abrazo y le pido al Todopoderoso que nuestra patria siga creciendo y desaparezcan las diferencias sociales entre nosotros, solo unidos sacaremos al Per adelante.</p><p>FELIZ 28!</p><p>Carlos Postigo - Director General</p><p>Msica parauna vida mejor</p><p>1421El DesfileMilitar</p><p>Homenajea Carlos Postigo</p><p>criollismo, gastronoma y culturacriollismo, gastronoma y cultura</p></li><li><p>4Yo no nac sabio, yo aprend todo, con esta frase se puede resumir la lar-ga trayectoria musical del compositor Jos Pepe Villalobos Cavero, perso-naje que ha dedicado toda su vida a este arte, codendose con eminencias de la msica criolla. La humildad y su pasin por lo que hace son su mejor carta de presentacin. En su casa, que tambin es una pequea pea, ubica-da en el Jr. Canta 758 de La Victoria, nos ha contado grandes experiencias para conocerlo mejor.</p><p>Su gran maestro, a los 10 aos, fue el cajonero de la agrupacin Ricardo Palma, Vctor Arciniega, al que vea tocar desde la puerta de la habitacin. Tuve la suerte de ver como ensaya-ba a diario el conjunto Ricardo Pal-ma (). De verlo tocar el cajn, yo descuidaba los juegos infantiles de nios propios de mi edad.Mientras mis compaeros jugaban a la pelota, al bolero, al cuc, yo estaba paradito y </p><p>escuchaba como ejecutaba los instru-mentos, dice recordando esos mara-villosos aos para l.</p><p>Desde el ao 45 hasta el da de hoy, no he parado en la msica, asevera Villalobos.Su vocacin musical, y, so-bre todo, su amor por lo nuestro, na-cen a partir de gratas experiencias que tuvo con diferentes conjuntos criollos de esa poca. Todo eso despert con ms ganas, mi aficin, cario y admi-racin por ser parte de nuestra iden-tidad que es nuestra msica criolla, complementa para entender mejor su sentir por nuestro patrimonio musi-cal.</p><p>Fund la agrupacin Tradicin Li-mea hacia el ao 1960, con la que ha obtenido distintos reconocimientos. Sin embargo, el gran impulso para su fructfera carrera fue el cercano tra-bajo que realiz con su primo herma-no Arturo Zambo Cavero, menor </p><p>que l por diez aos.Todo inici con el primer disco que grabaron junto a Oscar Avils, por el ao 1974, cuan-do le sugiri agregar dos canciones de ritmo negro a los diez valses que ya tena en esa recopilacin, para la cual, Pepe toc el cajn.</p><p>Adems de cajonero, maestro eba-nista, ha confeccionado todos los ca-jones que su primo hermano llev al extranjero. Artista nato, tiene grandes aportes en nuestra msica criolla, el principal, incluir el cajn en este rit-mo. Su pea funciona los fines de se-mana abriendo para brindar funcio-nes especiales en fechas significativas como fiestas patrias o el da de la can-cin criolla, dejando una invitacin abierta para este prximo 28 de julio a partir de las 10 de la noche.</p><p>Por: Renzo Chvez Lescano</p><p>Don Pepe VillalobosEl Seor del Criollismo</p></li><li><p>5Con ms de 600 conciertos realiza-dos en el extranjero, mltiples reco-nocimientos realizados por parte de diversas instituciones y casi 60 aos de vida artstica, Jos Arturo Pepe Torres Ventocilla ha recibido un di-ploma de honor del Ministerio de Cultura en reconocimiento a su des-tacada trayectoria como concertista de guitarra, compositor y profesor, y por la loable labor que realiza al ser-vicio de la Nacin en la difusin de la msica peruana.</p><p>En una entrevista realizada por esta revista, pudimos entender el motivo por el que a sus 72 aos tiene el m-rito de haber llevado nuestra msica </p><p>nacional mediante diferentes giras con la agrupacin que l fund, jun-to con Esmila Zevallos, en 1975: Per folclrico. Se cre como un progra-ma de radio en que invitbamos a los cantantes () y muchos artistas del gnero folclrico, y yo tuve que aprender cmo se toca la msica del centro, mejor dicho, me nutr de casi dos aos de aprender la forma rt-mica de todos esos huaynos, afirma Torres.</p><p>En el ao 1977 cuando llega una de-legacin de Austria, por recomen-dacin del embajador de Per en Espaa, lo buscan exclusivamente a l para participar en un festival que </p><p>estaban realizando en Hamburgo. Yo ya tena mi programa de radio y solo tena que juntarle la danza; bus-camos a los mejores msicos, que ya los tenamos, asevera Pepe. Luego de dos meses de ensayo se encontraban listos para participar entre 60 pases, de los que resultaron ganadores.</p><p>Llevamos incluso la diablada pune-a, que es bien grande en cuestin de ornamentacin y vestuario, pero lo hicimos con mucho esfuerzo e impactamos con el Huaylas, la m-sica punea y la msica folclrica ancestral, y algo de msica criolla, cuenta entusiasmado. Despus de este triunfo, regresaron al Per; sin embargo, residieron poco tiempo en tierras peruanas, porque despus de que grabaran su videoclip, diferentes agentes europeos, buscaban contratar sus servicios.</p><p>Pepe Torres,una vida al servicio de la msica criolla</p></li><li><p>6Como buen egresado de adminis-tracin de empresas, con especia-lidad en marketing, supo nego-ciar con la empresa alemana De Franka para obtener un generoso porcentaje de las entradas de sus conciertos, en ese contrato por diez aos. Esa fue una etapa de gloria, una etapa para llevar el folclore pe-ruano a grandes teatros, y todos llenos, relata con un brillo en sus ojos que permite imaginar el gran xito que tuvo en esos aos.</p><p>Sin embargo, el xito que tuvo por esos aos, no fue impedimento para compartir el sentimiento de tristeza que asalt a todos los pe-</p><p>ruanos por el terrorismo. Para m fue muy doloroso saber lo que su-cedi en Uchuraccay, en Ayacucho y los ataques con bombas que ha-ban ac; y all se escuchaba en las noticias, expresa con melancola.</p><p>Ya de regreso al Per, la vida tuvo que continuar para todos los in-tegrantes de Per folclrico. Yo regres cansado despus de 652 espectculos dados en 5 aos; le ped a mi empresaria que me d un relax. Y ese descanso que iba a ser de 5 meses, gracias a unos trabajos que consigui, se prolongaron has-ta que la empresa dej de insistir por su retorno a Europa.</p><p>Consultado sobre el problema de la falta de identidad nacional en nuestro pas, Pepe Torres mani-fest: La formacin debe venir del colegio, que debe revalorar el contenido del folklore, as como de las costumbres y ensear al alum-no todas las riquezas que tenemos (), que den un repaso de la rique-za que hay en cada zona y como es su msica, para que cuando crez-can la conozcan, compren un disco o lean un libro que les fortalecer la autoestima al saber que somos po-seedores de una riqueza ancestral.</p><p>La vida de Jos Arturo Torres Ven-tocilla es el reflejo de todo el es-fuerzo que una persona es capaz de realizar para difundir nuestro arte por amor al Per. Su gran aporte a nuestra msica permite concederle el ttulo de ser uno de los mejores guitarristas peruanos, que el 23 de setiembre celebrar sus 60 aos de vida artstica en un concierto muy especial en el gran teatro nacional con la colaboracin de una diver-sidad de reconocidos artistas invi-tados.</p><p>Por: Renzo Chvez Lescano</p></li><li><p>7Fotografa por: Anita Kalikies</p><p>Desde Argentina, nos llega una propues-ta de msica tradicional, fresca y llena de vida, canciones latinoamericanas inter-pretadas por un joven de apenas 21 aos que ya es considerado uno de los guita-rristas ms virtuosos de argentina. Dedi-cado desde su infancia a sus dos pasiones la guitarra y por ende, la msica.</p><p>Marcelo Dellamea comenz con una vieja guitarra en su ciudad Resistencia, provincia de Chaco. Le pidi a su padre que le ensee a tocar y desde ah no hubo quien lo detenga. l y su hermano mayor, Hugo, comenzaron aprender y a enamo-rarse ms de este instrumento; llegaron a tal punto que el mismo Marcelo cuenta que su padre al ver lo buenos y creativos que eran por s mismos, pens que un maestro solo les cortara las alas. Fue as como, de manera autodidacta, Marcelo y Hugo empezaron. Aunque en su casa se escuchaba chamam, un gnero musical </p><p>del folklore argentino bailable y muy po-pular en ese pas, Marcelo no se limita a un gnero. Entre amigos toca de todo un poco desde bossa nova, blues y por supuesto tambin el chamam.</p><p>Como discpulo del guitarrista, cantante y compositor argentino Luis Salinas, se inspir de sus enseanzas para apren-der a no encasillarse en un solo gnero, a improvisar y tener esa conexin especial con la msica que hace que al orlo las notas fluyan y se sienta que tanto su gui-tarra como su voz surgen sin esfuerzo.</p><p>De hecho, los hermanos Dellamea coin-ciden en que la improvisacin es una de las cosas que mas disfrutan a la hora de cantar a tal punto que tienen una cancin que naci de la improvisacin mientras grababan. Claro que donde ms lo dis-frutan es al cantar en vivo, ya que segn Marcelo este es un momento nico que </p><p>jams se repetir. </p><p>Para la grabacin de su ms reciente produccin discogrfica Dos Ms Uno, Marcelo se une a su hermano Hugo y al percusionista Ariel Snchez, para traer-nos un cancionero popular inspirado en canciones latinoamericanos. Donde ms que seguro encontrars una cancin de la que sepas la letra. Con ello pretenden dar un sonido espontneo a estas can-ciones, donde tambin nos encontramos con el vals criollo Amarraditos, escrito all en los aos 30 por los argentinos Be-lisario Prez y Margarita Durand, pero que ha sido interpretado por grupos y cantantes tan peruanos como Los Moro-chucos.</p><p>Entre sus proyectos artsticos esta la po-sibilidad e venir a Per a dar a conoce su msica de la mano de el msico Carlos postigo y CAPO Estudios.</p><p>Por: Mirian Livandro</p><p>Marcelo Dellamea</p></li><li><p>8El chef del mesLos cocineros detrs de Doomo Saltadode los peruanos. Cada vez es ms fre-cuente encontrar un lugar donde degus-tar platillos como el Ramen o los Makis, que aos atrs eran muy poco comunes. Unos de los encargados de llevar la co-mida japonesa al alcance de todos son Csar y Fernando Hayashida, que con-juntamente han logrado unir el sabor de la comida criolla con las recetas japone-sas. </p><p>Durante mucho tiempo, los Hayashida-tuvieron la idea de formar un restauran-te en base a sus experiencias en la cocina y sazn familiar. Despus de hacer algu-nas investigaciones sobre los diferentes saltados que se preparaban en la cocina limea, crearon las recetas con las que luego abriran su restaurante. Con es-fuerzo y dedicacin, comenzaron a ven-der sus platos en su local de Jess Mara; y fue as como naci Doomo Saltado, que en japons significa Muchos Salta-dos.</p><p>Al inicio, ellos empezaron en la cocina, creando y recreando deliciosos platos como la causa con lomo saltado o los fetuccinis a la huancana; esto, tomando en cuenta el gusto y las recomendacio-nes de los clientes.Siempre atento a lo que pedan los comensales,incorpora-ron tambin a la carta las famosas so-pas Ramen, de origen chino pero muy popular y consumido por la cultura ja-ponesa. Poco a poco perfeccionaron sus recetas, propias de la cocina nikkei, y tambin las familiares. Lo importante es la receta, nos comenta Csar.</p><p>Apuntando siempre a la innovacin, apareci en ellos la idea de contar con una mquina para preparar fideos, pues para ellos, lo ms importante en el Ra-men es la calidad del fideo, el que debe ser elstico para garantizar que est bien hecho. Otras de sus creaciones para co-cinar, es la mquina especial para hacer arroz chaufa, que cuenta con un sistema de motor giratorio y un gratinador que le da un sabor nico, que solo encontra-mos aqu.</p><p>Actualmente cuentan con la ayuda de Roberto Sasaki, quien a sus 23 aos ya es el jefe de cocina del Doomo Saltado.Roberto nos comenta que desde pe-queo se sinti atrado por la cocina, y fue en su madre en quien encontrun ejemplo de vida en la cocina. Por otro lado, el sabor de la comida japonesa y los saltados criollos los aprendi de C-sar y Fernando en el restaurante. Y fue as cmo lo que empez como un traba-jo, se convirti su pasin y su profesin, puesto que Roberto se est especializan-do en cocina japonesa.</p><p>En el mes de Julio, Csar y Fernando abrirn un nuevo local en Lince ubica-do en Ignacio Merino 2501, donde pla-nean agregar a su carta los makis, nue-vamente dando gusto a los deseos de sus comensales. Ahora mismo pueden visitarlos en Arnaldo Mrquez 1536, Je-ss Mara y probar el sabor de sus plati-llos japoneses y criollos.</p></li><li><p>9Para muchas personas es difcil estar lejos de su tierra natal, del lugar que los vio crecer, ya sea que tuvieron que irse por trabajo, estudios o a buscar un mejor futuro. Quienes se ven en esta situacin, suelen buscar alguna forma de recrear un espacio que los haga sentir como en casa.</p><p>Hace 11 aos, los hermanos Palacios, funda-ron un pequeo restaurante llamado Huanca-huasi, donde anunciaban con un cartel Hoy pachamanca.Poco a poco, la gente se fue enamorando de la comida que all ofrecan, comida tpica de nuestra sierra.El restaurante fue creciendo,a...</p></li></ul>