deleatur_2015_1

Post on 05-Mar-2016

9 views

Category:

Documents

0 download

DESCRIPTION

Revista UniCo

TRANSCRIPT

  • DELETUR

    PALABRA DE...

    Josep M. Mestres i Serra

    RECURSOS

    Cmo organizar mejor tu trabajo

    INSTITUCIONES

    Una RAE 2.0

    AGENDA

    Conoce las convocatorias ms interesantes

    La revista de UniCo, la Unin de CorrectoresN. 1 FEBRERO 2015

    UNIONDECORRECTORES.ORG

    EN PORTADA3CICTE: Un congreso muy correcto

  • SUMARIO

    NMERO 1 - FEBRERO 2015

    EDITAUniCo, la Unin de CorrectoresGlorieta del Puente de Segovia, 3

    28012 Madrid

    Telfono: 633 431 696

    www.uniondecorrectores.org

    comunicacion@uniondecorrectores.org

    EQUIPOCoordinacinIris Osorio, Jos Manuel Gonzlez, Leticia Robles, M. Jos Garca, Amelia Padilla y lvaro Martn

    RedaccinRoser Snchez, Laura Vera, Marina Mena, Marisa Snchez, Roco Serrano, Jos Manuel Gonzlez, M. Jos Garca y Leticia Robles

    CorreccinAntonio J. Cuevas, Cristina Prez, Jos Mara Bravo, Roser Snchez, Menchu Mnguez, Matas Pardo, Lorena Juan, Myriam Mieres, Mara Nieves Fluet, Marta Escartn, Clara Gonzlez, Raquel Acereda, Marin Senz-Diez, Elena Sopea, Silvia Gonzlez, Marisa Snchez, Rafael Clavijo, Cristina Copete, Juan Miguel de Pablos, Arantza del Barrio, Felipe Contreras, Isabel Daz

    Diseo y MaquetacinBrbara Guirao, Antonio J. Cuevas y Montse Gamero

    La Unin de Correctores no se hace responsable de las opiniones ni comentarios que los colaboradores expresen, en todo momento, de manera individual. Es preciso solicitar autorizacin a UniCo para la reproduccin de contenidos.

    EN PORTADA

    CONCLUSIONES DEL 3.er CONGRESO INTERNACIONAL DE CORRECTORES DE TEXTOS EN ESPAOL

    10

    4EDITORIAL

    6NOTICIAS

    18VIDA SOCIAL

    20INSTITUCIONES

    Una RAE 2.0

    24ENTREVISTA

    Josep M. Mestres i Serra

    30EL MTICO CORRECTOR

    JUSTICIERO

    32CONOCE LA JUNTA

    36SOCIOS DE HONOR Alberto Gmez Font

    38RECURSOS

    Cmo organizar mejor tu trabajo

    40LEGAL Y FISCAL

    42FORMACIN

    44TIPOS DE CORRECCIN

    46TRADUCCIN

    48OPININ

    50LIBROS

    53TIPOGRAFA

    56AGENDA

    57HUMOR

    SUMARIO

    DELETUR

    PALABRA DE...

    Josep M. Mestres i Serra

    RECURSOS

    Cmo organizar mejor tu trabajo

    INSTITUCIONES

    Una RAE 2.0

    AGENDA

    Conoce las convocatorias ms interesantes

    La revista de UniCo, la Unin de CorrectoresN. 1 FEBRERO 2015

    UNIONDECORRECTORES.ORG

    EN PORTADA3CICTE: Un congreso muy correcto

  • editorial

    AmricaGracias a los esfuerzos de nuestros compaeros americanos, se han fortalecido nuestros lazos con las asociaciones de Per, Ecuador, Uruguay, y hemos apoyado las bases para las agrupaciones de correctores que se estn organizando en Argentina, Mxico, Colombia y Venezuela.

    Nuestro primer objetivo es sencillo: conocernos mejor y descubrirnos; reforzar los canales que ya habamos abierto, ya no solo para las entidades, sino tambin para promover la comunicacin entre los socios, dado que cada vez es mayor el flujo de trabajo entre ambos lados del Atlntico y entre los dos hemisferios; compartir recursos, lo que significa conocer, y reconocer, las autoridades manuales y enlaces con los que trabajamos.

    La consolidacin de esta alianza solo redunda en el beneficio de todos los que ejercemos esta profesin. A partir de ahora, cada paso que consiga una asociacin ser un nuevo avance celebrado y compartido entre todos.

    EuropaDel mismo modo que fue excepcional sentir la unin con nuestros compaeros americanos, este primer contacto formal con los correctores de Reino Unido, Francia y pases escandinavos fue un momento simblico, ya que se han sentado las bases para fomentar el encuentro entre los compae-ros europeos. Martine Prosper y Sabine Citron tuvieron claro que este iba a ser el primero de mu-chos encuentros. Tenemos por delante la tarea de descubrir cmo es el trabajo de corrector en los distintos pases europeos: cules son sus condiciones laborales, tipos de clientes y remuneracin, as como sus procedimientos, recursos y organizaciones.

    EspaaAunque en el contexto estatal gozamos de una situacin privilegiada por participar en la Red Vrtice desde su comienzo, en este encuentro tuvimos la oportunidad de tratar de cerca con los correctores de lenguas cooficiales, lo que supuso un descubrimiento mutuo. Pudimos presentarles a UniCo como la asociacin de profesionales de la correccin, a la que no limita el idioma, tal y como hemos demostrado en numerosas ocasiones y seguimos demostrando al colaborar con otras asocia-ciones americanas y europeas. Es necesario profundizar ms en esta relacin con los correctores de cataln, gallego y vasco, ya que queremos que se aprovechen de nuestra estructura ya organizada.

    Nuevos sectores de trabajoTal y como se propuso en el congreso, ya hemos mantenido reuniones con los responsables de la Asociacin de Directivos de Comunicacin y con los de la Academia de la Publicidad. Estamos tra-bajando en acciones que servirn para que las empresas que requieran de los servicios de asesora-miento lingstico se nutran de nuestra base de datos de profesionales de nuestra web. No obstante, tendremos que reforzar la idea de cmo ofrecer nuestros servicios y cmo ofertarlos, pero el paso ms difcil ya est dado.

    El reto digitalTambin en este congreso tuvimos la oportunidad de comprobar en vivo distintos recursos digitales que tenemos a nuestro alcance. El objetivo ahora es domesticar al monstruo para que trabaje para nosotros, para que se encargue de las tareas ms tediosas y, de paso, aumente nuestra productividad y rentabilidad. Como nos recordaba Paul Beverley, en el equipo que formamos con la mquina, la parte tonta, nosotros somos la parte inteligente: nos toca demostrar lo que valemos.

    Despedida, pero no cierreDesde que en 2005 fundamos la Unin de Correctores, he podido comprobar cmo nos hemos ido ganando la confianza entre nuestro sector, cmo hemos conseguido que la figura del corrector sea un elemento presente en los debates, cmo hemos conseguido dignificar nuestro trabajo.

    Ahora, en este 2015, UniCo cumple diez aos y tenemos mucho que celebrar.Por mi parte, solo me queda dar las gracias a quienes han confiado en m para que les represente

    como presidente de esta asociacin. Un trabajo que habra sido imposible sin los que han prestado su apoyo en todos y cada uno de los retos, propuestas y proyectos que nos hemos ido encontrando, tanto en los buenos momentos como en los ms difciles. Y un presidente sin una junta no es nada. Puedo decir con plena satisfaccin que trabajar con las distintas personas que han ido formando las juntas durante todos estos aos ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, en lo profesional y en lo personal, pues hemos estado codo con codo levantando toda esta organizacin desde la nada hasta convertirla en lo que es hoy en da. Veo con orgullo lo que UniCo ha llegado a ser, pero s que este orgullo lo comparto con quienes ms lo merecen: los socios, voluntarios y miembros de la junta. Llega la hora del relevo y solo puede ser para mejor. Ha sido un placer y un honor trabajar para vosotros, para UniCo y para todos los correctores.

    EDITORIALEL 3CICTE: s, un punto de inflexin

    Hemos visto a la Unin de Correctores en su contexto: la confianza y la fortaleza acu-mulada para organizar un congreso con tan buenos resultados. Hay mucho trabajo para organizar un encuentro, y ms an cuando desde el principio consideramos que siempre deberamos trabajar pensando que las tareas de UniCo seguan, que tenamos que tra-bajar para UniCo como si el congreso no existiera, aunque realmente era difcil no verlo. Pero de lo que s que fuimos conscientes era de que despus de un congreso queda algo ms que las fotos: todas las charlas, acuerdos, propuestas y sugerencias que surgen a lo largo del encuentro tienen que ponerse en marcha en cuanto cae el teln. Por eso, ahora es cuando comienza el trabajo de verdad, una sugerente coleccin de retos que todos debemos asumir.

    El primero de todos es reconocer nuestro contexto, tanto por el idioma como por nuestro lugar en Europa; un trabajo identitario que ha tenido sus primeros frutos en el 3CICTE.

    Antonio Martn, presidente de UniCo.

    4 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 5

  • NOTICIASMara Jos Garca Domnguez

    LIBER 2014 REINVIDICA EL PAPEL DE LAS INDUSTRIAS CULTURALES EN LA ECONOMA

    Ms de diez mil profesionales del sec-tor editorial visitaron el pasado octubre la trigsima segunda edicin de la Feria Internacional del Libro celebrada en Bar-celona. Esta feria, promovida por la Fede-racin del Gremio de Editores de Espaa, pretende ser un punto de encuentro del sector editorial en el que poder debatir sobre su situacin actual, y se constituye como el mayor encuentro editorial del li-bro espaol en Europa. El presidente de la Federacin de Gremios de Editores de Es-paa y de Liber, Xavier Mallafr, destac que la feria haba mostrado la importancia

    del sector editorial como motor econmi-co y cultural del pas e insisti en la nece-sidad de una ley de propiedad intelectual que d respuesta a los retos actuales y pro-teja la creacin de la piratera.

    En los tradicionales Premios Liber, obtuvo el galardn este ao Antonio Mu-oz Molina, como autor espaol ms destacado, quien agradeci que el premio viniera de la industria que hace posible la divulgacin de la palabra; tambin fueron galardonados la librera Antonio Machado de Madrid; la serie de televi-sin El tiempo entre costuras, como mejor adaptacin audiovisual de una novela; las bibliotecas municipales de Cartagena, como mejor iniciativa de fomento de la lectura en bibliotecas abiertas al pblico;

    y el programa A vivir que son dos das de la Cadena SER, con el premio al fomento de la lectura en los medios de comunicacin.

    Clausurada con xito esta edicin en Barcelona, ya est en marcha la convoca-toria para el Liber 2015, que se celebrar en Madrid del 30 de septiembre al 2 de octubre.

    Ms informacin en: www.salonliber.es

    MODIFICACIN DE LA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL

    El pasado 1 de enero entr en vigor la nueva Ley de Propiedad Intelectual, que introduce algunas modificaciones respecto a la ley anterior. Las nuevas disposiciones afectarn, por una parte, a los usuarios de la Red en Espaa de diversas maneras, y por otra, a la gestin de los derechos de autor y propiedad intelectual en el mbito del libro

    y de las publicaciones electrnicas.Entre otros asuntos, la nueva ley supo-

    ne aumentar la proteccin de los derechos de autor en la Red, es decir, reforzar la lla-mada ley Sinde. Para ello, pone en mar-cha una importante limitacin de las rese-as, o citas de contenidos de otras fuentes, lo que implica el pago de cuotas por los agregadores de contenidos informativos, concretamente una compensacin por resea. Adems, se introduce el concepto

    de obras hurfanas y se establecen modifi-caciones en torno al llamado canon digital.

    Para ms informacin sobre las reper-cusiones de la nueva ley, se puede visitar el blog del abogado especialista en In-ternet David Maeztu (derechoynormas.blogspot.com) y la entrada del tambin abogado Pascual Barbern (Lo que los editores deben saber sobre la nueva Ley de Propiedad Intelectual), publicada en actualidadeditorial.com.

    EMILIO LLED, PREMIO NACIONAL DE LAS LETRAS 2014

    El filsofo Emilio Lled fue galardo-nado el pasado noviembre con el Premio Nacional de las Letras 2014, el ms im-portante, tras el Premio Cervantes, de los que se dan en Espaa, por haber sabido aunar en su obra la investigacin filosfi-ca y la literatura. Este premio lo concede el Ministerio de Educacin, y el jurado ha destacado su dilatada obra, que armoni-za la filosofa del logos, la hermenutica, el valor esttico y tico de la palabra, la defensa de la libertad, y reivindica la voca-cin docente. Emilio Lled recibi tam-bin el Premio Antonio de Sancha en su 18. edicin, otorgado por la Asociacin de Editores de Madrid. Fue precisamente en

    el discurso pronunciado durante el acto de entrega de este premio, celebrado en la Casa del Lector de Madrid, cuando reci-bi la noticia de que le haban concedido el Premio Nacional de las Letras 2014.

    Emilio Lled (Sevilla, 1927) es licen-ciado en Filosofa y Letras y Filologa Cl-sica por la Universidad de Madrid y doc-tor por la Universidad de Heidelberg. Ha sido catedrtico de instituto en Valladolid y catedrtico de Filosofa en las universi-dades de La Laguna (Tenerife) y Central de Barcelona, y catedrtico de Historia de la Filosofa de la UNED. Es profesor em-rito de la UNED, doctor honoris causa por varias universidades y miembro de la Real Academia desde 1993.

    Ha publicado, entre otras obras, Filo-sofa y lenguaje (1971) y Lenguaje e histo-

    ria (1978), en las que aborda la filosofa a travs de la lengua y la historia; El epicu-resmo (1984); El surco del tiempo (1992); Elogio de la infelicidad (2005) o Los libros y la libertad (2013). Lled ha recibido, en-tre otras distinciones, el Premio Alexan-der von Humboldt (1990); el Premio Na-cional de Ensayo (1992), por El silencio de la escritura; el Internacional Menndez Pelayo (2004); el Fernando Lzaro Carreter (2007); el Mara Zam-brano (2008) y el Jos Luis Sampe-dro (2014).

    Ms informa-cin en: www.rae.es

    noticias

    EN MARCHA EL DICCIONARIO DE TRMINOS JURDICOS, COMPROMISO DE LA RAE Y EL CGPJ

    El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y el ya exdirector de la Real Academia Es-paola (RAE), Jos Manuel Blecua, sus-cribieron el 26 de noviembre un convenio de colaboracin que tiene como objetivo la elaboracin de un diccionario de trmi-nos jurdicos y la preparacin de un libro de estilo de la Justicia.

    El proyecto del diccionario de tr-minos jurdicos ser dirigido por el aca-dmico de nmero y catedrtico de De-recho Administrativo Santiago Muoz Machado, que contar con un equipo de colaboradores formado por al menos cin-cuenta profesores universitarios entre los que habr especialistas en cada una de las ramas principales en que el Derecho se divide acadmicamente. Los lexicgrafos de la RAE prestarn asistencia tcnica al proyecto. El CGPJ, por su parte, podr proponer la incorporacin a los trabajos de magistrados, jueces y letrados que, por razn de sus conocimientos y especializa-cin, contribuyan al desarrollo y ejecucin del diccionario. Mientras tanto, la elabo-racin del libro de estilo corresponder en sus aspectos generales a un equipo de lexicgrafos de la RAE bajo la direccin de uno o varios acadmicos. La Real Aca-demia requerir del CGPJ la colaboracin que precise en relacin con la especializa-cin jurdica que exige la preparacin de esta obra.

    El texto del convenio seala que el CGPJ pretende ayudar a la mejora de la

    calidad expositiva y literaria de las resolu-ciones judiciales, ya que, si bien en Espaa y en otros pases europeos existen inicia-tivas dirigidas a lograr que el lenguaje de las leyes sea claro, el de la jurisprudencia, que tambin es decisivo para la claridad e interpretacin del Derecho, ha sido objeto tradicionalmente de menor atencin. En este sentido, se considera que uno de los instrumentos que podran ayudar al buen uso del espaol por los jueces y tribuna-les es un libro de estilo de la Justicia que contenga normas de escritura, formas de manejar los nombres, las abreviaciones y los signos, reglas gramaticales, errores fre-cuentes, utilizacin de trminos de otros idiomas extranjeros, etc.

    El rgano de gobierno de los jueces ce-der la explotacin de los derechos de au-tor de las dos obras mientras que la RAE se compromete a dar acceso de forma gra-tuita a todos los miembros de la carrera judicial a la edicin electrnica del libro de estilo y del diccionario de trminos jurdicos.

    Ms informacin en: www.rae.es y en www.poderjudicial.es

    II CONGRESO DEL LIBRO ELECTRNICO

    Durante el mes de octubre tuvo lugar en Barbastro (Huesca) el II Congreso del Libro Electrnico, donde se habl de la edicin electrnica, se analiz el mercado y se ofrecieron datos reveladores del sector.

    Mientras las ventas de e-books supo-nen el 5 % del mercado editorial, la mitad de los lectores espaoles ya lean en un dispositivo electrnico en 2014. Tambin las bibliotecas se han subido al carro de las nuevas tecnologas, y durante el con-greso se anunci que ya ha habido ms de 20000 prstamos de obras digitales den-tro del proyecto del Ministerio de Edu-cacin y Cultura espaol eBiblio, que se implant el pasado mes de septiembre en trece comunidades autnomas.

    Asimismo, segn datos de Amazon, aportados por la responsable de Kindle

    en Espaa, Koro Castellano, una persona con un aparato de lectura de la multina-cional norteamericana en nuestro pas compra cuatro veces ms libros que antes de tenerlo.

    La autoedicin por parte de los au-tores supone ya el 40 % de los libros ms vendidos en Espaa a travs de Amazon.es. Todos llevamos una historia dentro que contarles a los dems y muchos tienen ta-lento para convertirla en cuento, novela o poema, y deciden compartirla con los de-ms, apunta Castellano.

    Por su parte, Roger Domingo, director de los sellos de Empresa de Planeta, apun-t hacia cmo est cambiando el mercado editorial. De 2009 a 2013 la facturacin ha cado un 30 % y el nmero de ejem-plares vendidos ha descendido un 35 %, y, aunque augura que en los prximos cinco aos se va a producir un cambio de paradigma en la lectura, aade que no vamos a vender tantos libros como antes, por el cambio del hbito lector tanto en Espaa como en el extranjero.

    El segundo Congreso del Libro Elec-trnico fue un encuentro transversal, que reuni a profesionales de las diferentes reas a las que atae de una manera u otra la aparicin del libro electrnico. Participa-ron ms de 150 congresistas, 43 ponentes y miles de asistentes. Todas las ponencias, vdeos y charlas estn disponibles gratuita-mente en la pgina web oficial del congreso (www.congresolibroelectronico.es).

    AMAZON Y HACHETTE FIRMAN LA PAZ

    Despus de varios meses con fuertes desavenencias, de las que salieron perjudi-cados principalmente cientos de autores, finalmente el gigante de los libros de Inter-net, Amazon, y el gigante editorial interna-cional, Hachette, han llegado a un acuerdo para las ventas de libros. Recordemos que novecientos escritores firmaron un mani-

    fiesto en el que acusaban a Amazon de to-mar a los libros como rehenes.

    El conflicto entre estos gigantes no afectaba solo al precio de los libros, sino al porcentaje del precio que se reparten el vendedor y el editor (en el que se inclu-ye al autor y dems profesionales). Por lo general, suele ser un 70 % para la edi-torial y un 30 % para el distribuidor; sin embargo, segn algunas fuentes del sec-tor (pues las compaas no informaron

    del motivo exacto de la disputa), Amazon reclamaba el 50 % o adquirir los libros a muy bajo precio, lo que supona un des-censo considerable en los beneficios para la editorial.

    Aunque no han informado de los detalles del acuerdo, ambas empresas parecen estar satisfechas de haber dado fin a un conflicto cuyas repercusiones alcanzaban a todo el sector del libro electrnico.

    6 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 7

  • noticias

    DARO VILLANUEVA, ELEGIDO DIRECTOR DE LA RAE

    Daro Villanueva (Villalba, Lugo, 1950) ha sido elegido director de la Real Academia Espaola (RAE). Sucede en el cargo a Jos Manuel Blecua, quien ha re-chazado optar a un posible segundo man-dato. El nuevo director electo, que tom posesin en enero de 2015, se convierte en el trigsimo titular del puesto. La lista de esta treintena de directores la encabeza Juan Manuel Fernndez Pacheco, funda-dor de la institucin en 1713. Junto con Daro Villanueva, hasta ahora secretario de la RAE y coordinador de las activida-des del III Centenario, han sido elegidos tambin Guillermo Rojo como tesorero y Pedro lvarez de Miranda como bibliote-cario. El director de la RAE es tambin el presidente nato de la Asociacin de Aca-demias de la Lengua Espaola (ASALE).

    Daro Villanueva ha sealado que acceder a la direccin de la RAE supone para l, como fillogo, una enorme satis-faccin, un honor, y tambin una gran res-ponsabilidad. A juicio de Daro Villanue-va, la continuidad de la institucin, que desde sus orgenes ha contado con el apo-yo incondicional de la Corona, no corre ningn peligro, si bien tiene conciencia de que la crisis econmica general, la que afecta a todos los ciudadanos, tambin se refleja aqu. Para afrontar ese futuro, el nuevo director pondr en marcha un plan estratgico que se aplicar a lo largo de los prximos cuatro aos.

    PERFIL DEL NUEVO DIRECTOR

    Es licenciado en Filologa Romnica por la Universidad de Santiago de Com-postela y doctor en Filologa Hispnica por la Universidad Autnoma de Madrid. Catedrtico de Teora de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Santiago de Compostela, de cuya facul-tad de Filologa fue decano entre 1987 y 1990, y rector entre 1994 y 2002. Ocupa el silln D de la Real Academia Espao-la (RAE) y su discurso de ingreso vers sobre El Quijote antes del cinema. En diciembre de 2009 fue elegido secreta-rio. Es correspondiente de la Academia

    Argentina de Letras y doctor honoris causa por siete universidades de Argenti-na, Estados Unidos, Per, Reino Unido y Suecia. Ha sido profesor visitante o con-ferenciante en multitud de universidades y ha publicado, en espaol e ingls, ms de tres centenares de artculos de teora, crtica y literatura comparada en revistas espaolas y extranjeras.

    Entre sus libros se cuentan Trayectoria de la novela hispanoamericana actual, es-crito en colaboracin con J. M. Via Liste, y Teoras del realismo literario, finalista del Premio Nacional de Ensayo en 1993. Sus ltimos trabajos se titulan Valle-Incln, novelista del Modernismo (2005), Da pa-labra no tempo. Estudos e ensaios de lite-ratura (2007), La potica de la lectura en Quevedo (2007) y Las fbulas mentirosas. Lectura, realidad, ficcin (segunda edicin, 2011). En diciembre de 2014 ha publicado Introducing Comparative Literature. New Trends and Applications, junto a Csar Do-mnguez y Haun Saussy. A principios de 2015 aparecer una nueva edicin amplia-da de Imgenes de la ciudad. Poesa y cine, de Whitman a Lorca, que recibi el primer Premio Internacional de Investigacin Humanstica de la Sociedad Menndez Pe-layo. Est considerado un gran experto en literatura comparada.

    Ms informacin en: www.rae.es

    JUAN GOYTISOLO, PREMIO CERVANTES 2014

    Despus de varios aos de ser uno de los favoritos a obtener este prestigio-so premio de las letras espaolas, por fin Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) ha sido galardonado con el Cervantes por su tra-yectoria literaria. De familia de escritores (es hermano de Jos Agustn y Luis Goyti-solo), se le considera uno de los miembros ms relevantes de la llamada Generacin de los 50, a la que tambin pertenecen autores destacados como ngel Gonzlez, Jos ngel Valente, Jaime Gil de Biedma,

    Carlos Barral o Carmen Martn Gaite, en-tre otros.

    Autor de una extensa obra, abarca casi todos los gneros: poesa, narrativa, ensayo, memorias, literatura de viajes... Recordamos algunos ttulos: Juegos de manos (1954), Duelo en el paraso (1955), Seas de identidad (1966), Espaa y los espaoles (1979), Paisajes despus de la batalla (1982), Memorias (2002), Teln de boca (2003), Contra las sagradas for-mas (2007), Ensayos escogidos (2007), y destacamos tambin la edicin de Ga-laxia Gutenberg de las Obras completas (2008).

    NACE COLENGUANDO, EL ESPACIO DE TRABAJO COLABORATIVO DE MOLINO DE IDEAS

    La incansable tropa de Molino de Ideas ha puesto en marcha Colenguando, un espacio de trabajo colaborativo pen-sado especficamente para profesionales, amantes y frikis de la lengua. Este punto de encuentro dispone de todo lo necesa-rio para el desarrollo de proyectos rela-

    cionados con la palabra: una biblioteca de libre acceso especializada en edicin y traduccin, wifi, caf, y, para animar ms el cotarro, cuenta con una progra-macin de cursos y talleres que segura-mente ir creciendo en prximas fechas. Y, adems, es de muy fcil acceso: est en el centro de Madrid, en la calle de la En-comienda, 21.

    Ms informacin en: www.colenguando.com

    noticias

    FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA (MXICO)

    Entre los das 29 de noviembre y 7 de diciembre de 2014 tuvo lugar la pres-tigiosa Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en Mxico. Se trata de la reunin editorial ms importante de Latinoamrica. Durante los nueve das que dura la feria, se suceden multitud de even-tos: conferencias, charlas, homenajes, pre-mios, espectculos, foros, encuentros, co-loquios... All, por ejemplo, se celebraron, entre otros, el Tricentenario de la RAE, el Encuentro de Humanistas, el Encuen-tro Internacional de Periodistas, el Foro de Periodismo Cultural, el Foro Interna-cional de Novela Grfica, el Encuentro Internacional de Cuentistas; se rindi ho-

    menaje a Garca Mrquez y a Jos Emilio Pacheco, se conmemor el centenario de Octavio Paz, as como el de Julio Cort-zar y Adolfo Bioy Casares, y se habl de literatura galesa, venezolana, ecuatoriana, gallega o colombiana, por nombrar solo algunas.

    El pas invitado en esta edicin, con ms de sesenta autores desplazados a la feria, ha sido Argentina, que se encarga de presentar un programa especial de ac-tividades relacionadas con su cultura. En total, la FIL la visitaron ms de seiscien-tos escritores, hubo quinientas presenta-ciones de libros, casi dos mil editoriales de decenas de pases estuvieron presentes, y muchsimo pblico visitante, entre ellos muchos nios y estudiantes

    Tambin al comienzo de la feria se hizo entrega del Premio FIL de Literatu-

    ra en Lenguas Romances, que este ao ha recado en Claudio Magris (Trieste, Ita-lia, 1939), autor de obras como Danubio (2004), Microcosmos (2006), El infinito viajar (2008) y Alfabetos (2010). Este premio es un reconocimiento al conjunto de una obra de creacin en cualquier g-nero literario.

    Ms informacin en: www.fil.com

    UN QUIJOTE POPULAR Y ESCOLAR

    El 9 de diciembre se celebr en el sa-ln de actos de la Real Academia Espa-ola (RAE) la presentacin institucional de la edicin escolar y popular del Quijo-te, adaptada por el acadmico y escritor Arturo Prez-Reverte y publicada por la editorial Santillana y la RAE con motivo de su tricentenario. Esta presentacin co-menz con una breve lectura dramatizada de diferentes pasajes de la obra. A conti-nuacin, Daro Villanueva record que se trata de un homenaje a la edicin del Quijote que la Academia public en 1780, de la que se ha partido y sobre la que Artu-ro Prez-Reverte ha trabajado. Adems, aadi Villanueva, esta nueva edicin re-produce por primera vez los dibujos con los cuales se tiraron las planchas de los grabados que se imprimieron en 1780, in-corporando uno que no se incluy en su da de Francisco de Goya. En su prlogo a esta edicin, Daro Villanueva recuerda que la Real Academia Espaola salda de este modo una antigua cuenta pendiente: el encargo recibido mediante una Real Orden de 12 de octubre de 1912, que con-fiaba a la corporacin la direccin de dos ediciones del Quijote, una de carcter po-pular y escolar, y otra crtica y erudita. Esta ltima se public en 2004, a cargo del acadmico Francisco Rico.

    Sin embargo, fue en el marco de la Fe-ria Internacional del Libro de Guadalaja-ra, una semana antes, donde se present a los medios de comunicacin y al pblico general esta nueva edicin popular y es-colar, con la reivindicacin de una vuelta a los planes de enseanza de la lectura del

    Quijote. En dos actos de la FIL, la presen-tacin de la nueva edicin del Quijote y un encuentro multitudinario con el autor de la adaptacin, se habl del texto poda-do, de planes de enseanza, de los jve-nes, de la vigencia del Quijote, de la lengua y de los valores.

    El encargado de adaptar el texto, Prez-Reverte, dej muy claro que la edi-cin popular del Quijote no sustituye a la versin ntegra de esta obra, pero s es una puerta para posteriores lecturas, facilita el trnsito. Para el acadmico, se trata de una novela fundamental para todos los estudiantes de habla hispana, y adems es un factor de unidad a ambas orillas del Atlntico, y, por desgracia, su lectura solo es obligatoria en seis de los pases de habla hispana. Segn advir-ti Arturo Prez-Reverte, el Quijote es un libro complejo. Algunos profesores y alumnos se asustan ante l, pero hay que decirles que puede ser una herramienta formidable para los jvenes. Lo nico que hemos hecho en la RAE es quitar del texto aquellos elementos que lastran la lectura, de forma que facilitamos el acercamiento a la narracin y a la historia.

    Gran parte de las preguntas formula-das a Arturo Prez-Reverte tenan que ver

    con la vigencia y actualidad del Quijote en el mundo de hoy, especialmente en pases como Mxico. Amrica est llena de Qui-jotes y de Sanchos, respondi el escritor espaol, y lanz un mensaje de esperanza: El mundo est en manos de los canallas. Eso ha sido siempre as, pero ahora se nota ms, entre otras razones por el auge de las redes sociales. El canalla tiene miedo de las reacciones de la gente, as que no esta-mos ante una batalla perdida, al menos aqu. Europa es otro asunto. Europa es un cad-ver. Soy mucho ms optimista con el futuro de Mxico que con el de Espaa. La batalla se libra aqu. Ustedes son nuestro futuro.

    En opinin de Prez-Reverte, el Qui-jote puede ser una herramienta til para los jvenes porque su lectura les propor-cionar un esquema ideolgico noble para afrontar los conflictos, ese fuego callejero presente en distintos pases. Quien no vea que este mundo no va a cambiar es que est ciego. El novelista cree que vivimos en un momento en el cual asistimos a una prdida de valores ticos, morales y de todo tipo, que tambin afecta a los planes de enseanza, y en una poca en la que desde la Unin Europea se estn desmantelando tres mil aos de memoria y de cultura europeas. Por eso, considera un crimen que esta obra se vaya alejando del horizonte escolar espaol, porque es el libro que ms posibilidades educativas tiene. El Quijote crea buenos ciudadanos, hombres decentes, asegur Prez-Rever-te. Don Quijote tiene gran dignidad y no-bleza ante el fracaso y la derrota, e hizo una recomendacin: Mi consejo a los j-venes es que se preparen para el fracaso.

    Ms informacin en: www.fil.com y www.rae.es

    8 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 9

  • El 3.er Congreso Internacional de Correctores de Textos en Espa-ol se celebr en Madrid, en el auditorio de La Casa del Lector, los das 24, 25 y 26 de octubre; las anteriores ediciones fueron la de Buenos Aires (Argentina, 2011), organizada por Fundacin Litterae, y la de Guadalajara (Mxico, 2012), organizada por PEAC. Esta nueva edicin corri a cargo de UniCo (la Unin de Correcto-res), la primera asociacin espaola que desde su creacin en 2005 sigue liderando un terreno pro-fesional desconocido, olvidado y poco valorado como lo es el de la profesin del corrector. Desde

    El corrector y la empresa: un nuevo camino hacia el asesor lingstico

    3.er CONGRESO INTERNACIONAL

    DE CORRECTORES DE TEXTOS

    EN ESPAOLLaura Vera

    CONCLUSIONES 3CICTE

    su inicio, sus miembros se han volcado con gran vocacin a reivindicar, a hacer visibles a los que trabajan y se hallan tras cualquier texto, a los que velan por el lenguaje: los correctores y asesores lingsticos.

    Un congreso que trat de recoger los referen-tes de los anteriores, pero, sobre todo, que mir, asumi y analiz la realidad actual para, a partir de ella, abrir otros caminos de la profesin hasta ahora no abordados.

    En este congreso de correctores se lanz una propuesta esencial, sorprendente y original para algunos: hay un nuevo horizonte laboral que est aguardando a todos los correctores y que se en-cuentra ms all del mundo de la edicin. Nos estamos refiriendo al corrector como asesor lin-gstico, un especialista del lenguaje, con cono-cimientos de tipografa, edicin..., que es capaz de adaptar un mensaje a un contexto y pblico

    determinados. Hablamos de su presencia en la empresa y en las instituciones.

    La funcin del asesor lingstico en la empresa se centra en la orientacin: sugerir la mejor expre-sin para dar a conocer sus productos o servicios, o recomendar un tono de comunicacin acorde con el mensaje que desean transmitir. Se trata, en definitiva, de ofrecer un asesoramiento lingstico.

    Con esta nueva carta de presentacin del co-rrector, nos transmitan en el 3CICTE, que nadie crea que desaparece la idea del corrector al uso, ni nadie se ha vuelto loco ni nos hemos desviado del tema. Aun as, a pesar de lo raro y ajeno que pueda resultar, no debe extraar tanto, ya que es un ofi-cio que est estrechamente vinculado a la comu-nicacin; y como en cualquier proceso comunica-tivo, lo importante es que al final el mensaje sea entendido por el pblico al que va dirigido. Este debera ser el objetivo de todo asesor lingstico.

    No se trata tan solo de hacer valer lo que dicta la norma acadmica, la RAE, y unificar el estilo de un texto, sino que ahora vamos ms all del cono-cido debate acerca de si el corrector debe seguir la norma estrictamente o no; vuelve a aparecer esta nueva mirada en la que prima la ptima compren-sin del mensaje. Aqu, tambin, la norma nos proporciona un intento de entenderlo todo, una ayuda, simplemente una gua con las claves para el mejor entendimiento.

    Un nuevo concepto del corrector y una nueva denominacin para designarloEs inevitable afirmar que se est viviendo un pun-to de inflexin en esta profesin, empezando por su denominacin. La palabra corrector puede >>>

    10 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 11

  • echar para atrs a cualquiera que se le proponga una revisin de su texto, suena mal: parece que en vez de ocuparse del texto, un corrector va a rega-arnos y a poner en evidencia nuestros errores. Tendemos a pensar as, no nos gusta que otros nos muestren lo que no hacemos bien. Sin embargo, hay otro trmino que define de la misma manera lo que somos y lo que hacemos, asesor lings-tico, que designa la misma funcin y que suena a los odos ms suave y tolerante con el cliente y sus dudas con la lengua. Con el aadido de que

    este asesor lingstico, adems de corregir, tambin es capaz de adecuar el mensaje que va dirigido a un pblico especfico en un contexto determinado.

    Como ya puntualiz acertadamente Arse-nio Escolar, periodista y director del peridico 20 minutos, sobre este aspecto: Vosotros, que sois creadores de las palabras, inventad esta nue-va denominacin y que sustituya a la de correc-tor, hay un trabajo directo con las empresas, hay que ofrecerles el buen uso del idioma.

    Conquistando otros entornos ms all del mundo de la edicinCuriosamente, el libro qued a un lado en este congreso y sali a la luz una demanda en un te-rreno que, en un futuro nada lejano, puede ser el espacio en el que trabajar asesorando y fomen-tando el cuidado del lenguaje. Aunque es cierto que todava muchas empresas no saben recono-cer en su da a da esta necesidad, y que incluso desconocen esta profesin. Nosotros ahora debe-

    mos aplicarnos a un trabajo aadido, el de germi-nar dudas, crear esas necesidades de una mejor expresin que garantice xitos empresariales a travs de una imagen bien escrita. De hecho, el lema de este congreso lo defina: Tus palabras son tu imagen.

    Este cambio de mirada hacia otro horizonte se debe, en parte, a la crisis que estn sufriendo mu-chas editoriales, y que las ha llevado a prescindir de este profesional de la correccin que controla la calidad de los libros publicados, centralizando en una misma persona varias funciones editoriales. Aunque es cierto que el periodo de crisis econ-

    >>>

    CONCLUSIONES

    mica no afecta solo a las editoriales, sino tambin a los medios de comunicacin, que por el mismo motivo dejan de contratar a los correctores, a pe-sar de que nadie niega que los necesitan y que los salvaran de muchas dudas y errores diarios.

    Para este tema se organiz una mesa redonda, La vida ms all de la editorial: asesores lings-ticos en empresas, en la que participaron Mara Irazusta, de la empresa Irazusta Comunicacin; Cristina Sierra, correctora de una empresa de abogaca; Antn Lado, editor gallego en Reverso

    Servizos Lingsticos, y Antonio Calvo Roy, pe-riodista de la empresa Divulga, dedicada a la ela-boracin de contenidos de comunicacin cientfi-ca y ambiental. Todos ellos se encargan de cuidar el lenguaje que utilizan sus empresas tanto en lo que escriben como en lo que dicen; son asesores lingsticos.

    Cristina Sierra trabaja como correctora y ase-sora lingstica en un despacho de abogados, pres-ta este servicio a toda la empresa. Corrige docu-mentos jurdicos, actas, contratos Y lo que hace

    peridicamente mediante un correo electrnico es dar asesoramiento lingstico, es decir, enva recordatorios, sugerencias, consejos acerca de cmo se escribe correctamente. Pone en prctica la idea de: t sabes esto, pero solo te lo recuer-do, as se va creando una conciencia mayor del cuidado al escribir.

    Antn Lado, procedente de Galicia, particip en el primer encuentro de asesora lingstica en el ao 2006 en Santiago de Compostela. Antn se dedica a esta disciplina en su tierra, donde ase-sora a las personas que trabajan en gallego en el mundo de la comunicacin.

    Mara Irazusta, asesora lingstica en una em-presa de comunicacin, nos cont su experiencia desde el punto de vista de la comunicacin que se da a la empresa. Nos habl de la importancia de la imagen de la empresa y del valor que puede ofrecer a la marca el trabajo como asesores. Afir-m que el poder de la palabra tiene mucha ms fuerza de lo que parece. Ahora, las empresas estn empezando a darse cuenta de esto y demandan este tipo de trabajo. La reputacin de la marca se est cuidando ms: el cmo se dice es importan-te, no solo qu se dice. Les hace falta un asesor lingstico. Pero todava queda mucho por hacer >>>

    12 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 13

    3.er Congreso internacional decorrectores de textos en espaol

  • porque a otras muchas empresas les da igual o no reparan en ello, pero las que s lo estn reclaman-do valoran al asesor como una buena inversin, ya que repercutir en su empresa, es un valor aadi-do. Hay clientes que eso lo valoran.

    Antonio Calvo, periodista de la empresa Divul-ga, es asesor lingstico. Propuso que los correc-tores tomen la iniciativa y llamen a la puerta de las empresas que demuestren una preocupacin por el idioma, que les contagien el gusto por la ca-lidad de sus escritos y les hagan partcipes de la importancia que conlleva dicha calidad. Hay que motivar, concienciar a toda la empresa de que la lengua es un instrumento ms, esencial para el trabajo que llevan a cabo y que, si la emplean bien, pueden ganar mucho. Hay que asegurarles que si se descuida el contenido, se devala mucho su trabajo; y que si pulen a fondo el fondo y la forma, ganan en legibilidad y se proporciona una imagen unificada para la firma. Tanto la forma como el contenido son importantes.

    Esta ponencia se vivi como reveladora y que-daron muchas preguntas en el aire sin contestar. Una nueva expectativa laboral ms all del entor-no de la edicin: ser corrector en una empresa, es decir, asesor lingstico.

    As pues, el concepto de asesor lingstico se ha colado de manera inesperada como una nueva demanda, una necesidad de servicio para las em-presas. A los correctores, nadie les ha enseado esta labor, cmo manejarla, o si deben contar con

    conocimientos de comunicacin e imagen corpo-rativa, pero dado que ya tenemos un pie dentro, nuestro cometido ahora es saber qu labor pode-mos desempear en ese campo.

    Por eso, a los correctores nos toca reinven-tarnos, innovar, crear nuestro propio trabajo..., buscar dnde hay texto; servirnos de los nuevos sistemas de comunicacin surgidos con la Red: blogs, pginas webs personales o empresariales La nueva realidad digital y la autopublicacin tambin nos necesitan.

    En este sentido, nos anim a explorar otros ca-minos de oportunidades Joaqun Mller, director de la Fundu (Fundacin del Espaol Urgente), que habl sobre cmo la Red nos enfrenta a los correctores con algo nuevo: la rapidez, esa inme-diatez que hace que los textos se escriban ms rpido y que las erratas sean las protagonistas. Escribimos ms, con ms frecuencia; ahora hay muchas vas de comunicacin escrita que te per-miten comunicar, y por eso los errores que siem-pre hemos cometido se evidencian ms. Es cierto que escribir en la Red te permite corregir tu error en un momento y que casi pase desapercibido, pero cuando ese error se cuela sin darte cuenta, entonces corres el peligro de que tenga una gran repercusin por la cantidad de ojos que lo leen, con consecuencias graves, como que puedas ser motivo de burla o perder credibilidad. Cualquier persona puede leer un texto, en diferentes lugares del mundo; la Red se convierte en un escaparate

    >>>

    CONCLUSIONES

    que pone en evidencia las faltas de ortografa o los descuidos gramaticales.

    Unidos en la correccinPor otro lado, este 3.er Congreso Internacional de Correctores supuso tambin un enriquecimiento cultural y de conocimiento que nos lleg con la presencia y experiencia de otros correctores pro-cedentes de diferentes pases de Hispanoamrica, que nos contaron cmo es el trabajo del corrector en sus lugares de origen. Por lo general, muy po-cos disponen de una certificacin profesional, son bastante autodidactas, a excepcin de Per, que cuenta con una diplomatura en correccin, y Uru-guay tambin, como nos explic Eliana Lucin; el hecho de tener esta formacin universitaria les da prestigio. En Ecuador, nos comentaban, la mayo-ra de los correctores trabajan en los medios de comunicacin y todava no estn acostumbrados a formar parte de asociaciones.

    En la mesa que representaba a Hispanoamri-ca, pudimos ver a la asociacin AUCE, de Ecuador, representada por M. del Pilar Cobo; a ASCOT, de Per, con Sofa Rodrguez; a CORRECTA, de Colombia, con Jorge Alvis; y a representantes de Mxico (Liliana Calatayud), Argentina (Alicia

    Zorrilla, de Fundacin Litterae), Venezuela (Ri-cardo Tavares) y Estados Unidos (Lilia O Hara).

    A la pregunta de una posible alianza en el futuro entre las distintas asociaciones de correc-tores de un lado y otro del Atlntico, todos han respondido que desean y consideran muy nece-sario vincularse, crear lazos para contar con ms fuerza y criterios en los que sustentarse.

    De la misma manera, la correccin en Europa, en pases como Francia, Noruega, Suecia, est lu-chando por un mayor reconocimiento social. En Francia, el oficio es reconocido en teora, aunque merma la calidad del libro debido a la falta de pre-sencia del corrector, pues en el sector editorial se tiende a suprimir las etapas de la correccin. En Noruega, cuentan con la figura del revisor y la del corrector. El revisor es el que supervisa y mejo-ra el texto y el corrector es ms tcnico, corrige los errores ms graves. Colaboran en casas edi-toriales, son autnomos. En Suecia, hay cuatro universidades que imparten estudios superiores de correccin y existe una asociacin para escri-tores y correctores. Creen que todava hay mucho camino por recorrer y que es importante reunir a los correctores de los diferentes pases para con-seguir este prestigio. >>>

    14 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 15

    3.er Congreso internacional decorrectores de textos en espaol

  • Los recursos que nos da la tecnologaTampoco podan faltar en este congreso la tec-nologa y los recursos que ofrece a la correccin. Esto lo aplica muy bien cada da Molino de Ideas, una empresa de procesamiento de lenguaje na-tural, que pretende reunir los recursos que nos proporciona la tecnologa para la mejora del len-guaje. Nos explicaron cada una de sus herramien-tas lingsticas, cmo fueron sus inicios y cmo han ido creciendo. Molino de Ideas crea herra-mientas lingsticas, recursos educativos y pro-gramas que procesan de forma automtica textos y palabras.

    Stilus (Daedalus), otro gran protagonista del congreso, un corrector automtico (o revisor au-tomtico, como les gusta llamarlo a ellos), es tam-bin una herramienta de ayuda a la correccin. En el congreso, se pudo ver cmo funciona. Sus creadores han desarrollado programas que nos facilitan y agilizan el trabajo previo de correc-

    cin. Se trata, pues, de la tecnologa aplicada a la correccin.

    Y tuvimos el honor de aprender a ahorrar tiempo en nuestro trabajo con las macros que nos present Paul Beverley, tambin llamado el seor de las macros. Nos ense algunas de las 450 ma-cros que ha creado para editores y correctores. Y nos mostr que, con la ayuda de la programacin, el corrector puede transformar su procesador en una herramienta de verificacin que aporta pro-ductividad, seguridad y calidad a su trabajo coti-diano.

    El futuro del corrector: ser mediadores Los que asistimos a este congreso coincidimos en que detrs de un evento como este hay un gran trabajo de organizacin, todo un entramado que funcion muy bien. Predomin una sensacin positiva despus de estos intensos das, ms all de cualquier detalle acerca de, por ejemplo, la

    >>>

    CONCLUSIONES

    brevedad de las ponencias, o la que algunos con-sideraron una idea errnea, como traerlas ledas de casa y que se diera por entendida la mayor parte del tema. A muchos les entusiasm saber que esta profesin se abre a otras posibilidades demandadas en este tiempo, que se abren otros caminos. Sin embargo, otros, sorprendidos, echa-ron en falta precisamente eso, lo clsico: el libro y la edicin.

    Aun as, la mayora se llev grandes dosis de optimismo e ilusiones renovadas para continuar adelante. El corrector, al menos esos tres das, adquiri un poco ms de visibilidad y reconoci-miento ante el mundo.

    La figura del corrector pide a gritos un mayor reconocimiento porque realmente se lo merece. Se amplan los terrenos en los que su presencia no puede ser suplida por otro profesional, porque el asesor lingstico cumple una funcin primordial en cuanto a controlador de la calidad de la lengua y de la imagen de la empresa.

    Hay muchas preguntas que quedaron sin ser respondidas en este congreso, como: a qu nos referimos cuando hablamos de correccin y ase-sora lingstica?, qu significan estas dos cosas hoy en da?, el corrector debe acabar transfor-mndose en asesor lingstico?, o son dos fun-ciones distintas con espacios distintos?, pueden convivir?

    En cualquier caso, nos llamemos asesores lin-gsticos o correctores, lo que s es una realidad es que la lengua est presente en cualquier sitio en que se comunique algo, y esa comunicacin puede entorpecerse o llegar fcilmente, puede estropear nuestra presentacin ante el mundo, aunque la forma sea muy buena; los correctores son los mediadores de esa comunicacin, sensi-bles a la bsqueda de la mejor palabra o matiz que facilite el entender mejor el mensaje expre-sado.

    La prxima cita, el prximo congreso inter-nacional de correctores, dentro de dos aos, en Lima (Per, 2016). Hasta entonces, seguiremos adaptndonos a las nuevas demandas, a la vez que daremos a conocer la necesidad de los asesores lingsticos.

    16 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 17

    3.er Congreso internacional decorrectores de textos en espaol

  • VIDA SOCIAL

    II Congreso del Libro Electrnico

    El pasado mes de octubre se celebr en Barbastro el II Congreso del Libro Electrnico, un foro sobre la edicin electrnica transversal que reuni a todos los actores que intervienen en la cadena del e-book.

    Visita a la RAE

    El 6 de noviembre los socios de UniCo tuvieron la posibilidad de conocer todos los secretos de la Real Academia Espaola de la Lengua gracias a una visita privada a su sede. La treintena de participantes pudo pasear por el saln plenario donde los acadmicos se renen semanal-mente, por las distintas bibliotecas cedidas por personajes como Dma-so Alonso, o por el saln de actos donde los nuevos miembros leen sus discursos de ingreso.

    Lengua & t de octubre (Madrid)

    Socios de UniCo, personajes como Alberto Gmez Font o Jorge de Buen, amigos de Molino de Ideas y amantes de la lengua en general pasaron el pa-sado 29 de octubre un buen rato en el Lengua & t madrileo, que tuvo lugar en el caf Martina Cocina. Quin dijo que hablar de lengua y tipografa es aburrido?

    Lengua & t de noviembre: La edicin en los tiempos del bola (Madrid)

    Aprovechando el simposio internacional El futuro de los diccionarios en la era digital, el 6 de noviembre se reuni un grupo de amantes de la lengua para un Lengua&t titulado Hablemos de diccionarios. En l se habl largo y tendido sobre diccionarios: qu diccionarios se usan, cundo se usan y para qu, cules vale la pena recomendar y a quin, qu se les pide, qu les falta

    Lengua & t de diciembre: El editor de mesa (Madrid)

    El Lengua & t de diciembre estuvo dedicado a la edicin, especialmente al trabajo del editor de mesa. En esta ocasin se cont con la presencia de Marta Cabanillas, editora de las publicaciones en francs de la editorial SM, para hablar del trabajo diario del editor de mesa y conocer a fondo a estos profesionales.

    Homenaje Universal a la Lengua

    Una representacin de la asociacin acudi el pasado mes de noviembre al Club Siglo XXI, en el madrileo hotel NH Collection Eurobuilding, donde la Fundacin Independiente organiz el Home-naje Universal a la Lengua. Este acto cont con ms de una veintena de destacadas personalidades del mundo de los medios de comuni-cacin, la ingeniera, la diplomacia, la informtica, la enseanza y la abogaca, entre otras, que quisieron homenajear y valorar el papel de la lengua espaola en general y de sus disciplinas en particular.

    El futuro de los diccionarios en la era digital

    Con motivo de la celebracin de su tricentenario, la RAE organiz en noviembre el simposio internacional El futuro de los diccionarios en la era digital. En l se abordaron temas como la relacin entre lexicografa y lingstica, o el papel de los editores ante el futuro de los diccionarios en la era digital. Las ponencias y mesas redondas corrieron a cargo de acad-micos de la RAE, profesores universitarios y representantes de la industria editorial y de Internet.

    Tertlia de les Lletres

    No hay nada ms gratificante que reunirte con colegas para charlar en torno a una mesa. Si, adems, podemos sacar algo de provecho de lo hablado, la experiencia se vuelve doblemente gratificante. Una vez cada dos meses se rene en Castelln de la Plana un grupo de traductores, correctores y amantes de la lengua en general para charlar de cualquier tema relacionado con el oficio y compartir platos, vinos y palabras. Este ltimo noviembre contamos con la presencia de Valeria Aliperta, quien habl sobre marca personal y marketing.

    Lengua & t de noviembre: Rompiendo el hielo (Vigo)

    Tambin en noviembre, pero el da 13, se celebr el primer Lengua & t de Vigo. En esta reunin informal se desarrollaron dinmicas para que los lenguantes rompieran el hielo y se presentaran. Despus, se centraron en sealar temas de discusin para las siguientes reuniones.

    Quedada informal navidea en Madrid

    Antes de comenzar con las cenas navideas, el pasado 12 de diciembre se reuni en Madrid un grupo de correctores para charlar tranquilamente des-pus del trasiego y la intensidad del 3CICTE.

    Lengua & t de diciembre (Segovia)

    Tambin los correctores segovianos tenan plan el 12 de diciembre: se reunan en un Lengua & t por primera vez, en el que se habl sobre lengua, periodismo, traduccin, literatura

    18 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 19

    vida social

  • Han pasado ya ms de trescien-tos aos desde que Juan Ma-nuel Fernndez Pacheco, mar-qus de Villena, creara la Real Academia Espaola all por 1713. El principal objetivo que se marc la institucin en aquel entonces fue la elaboracin de un diccionario de la lengua caste-llana, lo que se hizo realidad con el Diccionario de autoridades (1726-1739), la base de nuestro actual diccionario. En la actualidad, los ciuda-danos podemos consultar en lnea ese magnfico diccionario desde nuestro ordenador o nuestro telfono, en cualquier momento y de forma gra-tuita. Ese es precisamente el gran avance que se ha producido en la relacin entre la RAE y los ciudadanos: la capacidad de cualquier usuario de poder acceder fcil y gratuitamente a buena parte del saber acumulado en los libros y documentos de la institucin.

    Diccionarios y manuales electrnicos de uso comnDesde el ao 2004, el elemento estrella de la RAE es la versin digital de la obra de referencia de la Academia: el Diccionario de la lengua espaola (DRAE), de acceso universal y gratuito desde su 22. edicin, con ms de un milln de consultas diarias. Despus se aadi el Diccionario panhis-pnico de dudas (2005), que da respuesta a las

    dudas lingsticas ms habituales (ortogrficas, lxicas y gramaticales) que plantea el uso de la lengua. Con el nuevo portal de la RAE, que se puso en marcha hace ya ms de un ao, se dejan tam-bin al alcance del usuario unas herramientas de gran valor tanto para los que somos profesionales de la lengua como para el pblico en general, entre ellas el Diccionario esencial de la lengua espaola (2006), que es una versin til, sencilla y actua-lizada del DRAE, y el Diccionario de americanis-mos (2010), elaborado por la Asociacin de Aca-demias de la Lengua Espaola (ASALE), al que se puede acceder a travs de la pestaa ASALE del portal de la RAE. Las ltimas incorporaciones ya se han convertido en lugar de paso habitual y he-rramienta fundamental para millones de usuarios: la Ortografa de la lengua espaola (2010), la ms completa de las ortografas acadmicas, y la Nue-

    va gramtica de la lengua espaola (2009-2011), primera gramtica desde 1931 y consensuada adems por todas las academias.

    Diccionarios histricosOtra obra de gran envergadura que ya est en mar-cha, y cuya primera muestra electrnica ya est disponible, es el Nuevo diccionario histrico del espaol, que busca presentar de un modo organi-zado la evolucin del lxico espaol a lo largo del tiempo. Es un trabajo realmente innovador, pues no existe un diccionario de este tipo en el mbi-to de la lexicografa histrica; ser un diccionario que no tendr versin en papel, puesto que se ha concebido desde su origen para formato electr-nico, lo que permite mostrar las relaciones entre las palabras de manera efectiva. Lamentablemen-te, la asignacin que este proyecto de Estado reci-ba de los presupuestos generales se ha suprimido.

    Tambin est al alcance de todos el formato electrnico de los antiguos diccionarios histri-cos de la Academia: el Diccionario histrico de la lengua espaola (1933-1936), del que solo se pu-blicaron dos tomos (de la A a la CE), elaborados con los mtodos de la lexicografa del siglo XIX y con algunos materiales de dudosa fiabilidad. Sin embargo, los ejemplos que contienen estos vo-lmenes fueron decisivos para la confeccin de otras obras y facilitaron el paso adelante que su-puso el Diccionario histrico de la lengua espao-la (1960-1996), para el que se usaron mtodos de la moderna lexicografa. Se llegaron a editar fas-

    cculos hasta la letra B, accesibles en lnea con el motor de bsqueda.

    Diccionarios anteriores (1726-1996) en versin electrnicaDe los diccionarios anteriores a los que estn vi-gentes hoy en da, existen tambin las versiones electrnicas, de gran inters para profesionales y estudiosos de la lengua: el Diccionario de au-toridades, ya comentado antes, y el ambicioso Nuevo tesoro lexicogrfico de la lengua espaola (NTLLE), un autntico diccionario de diccio-narios, pues rene en formato electrnico una amplia seleccin de las obras que han recogido el patrimonio lxico de nuestra lengua para po-nerlas al alcance de todos aquellos que lo deseen; as encontramos los facsmiles digitales de las obras de Antonio de Nebrija, fray Pedro de Alca-l, Sebastin de Covarrubias, Francisco del Rosal, Csar Oudin, Esteban Terreros, Ramn Joaqun Domnguez, Vicente Salv, Elas Zerolo, Aniceto de Pags, adems de toda la lexicografa acad-mica, desde el propio Diccionario de autorida-des hasta la 21. edicin del DRAE. En definitiva, un diccionario que contiene todo el lxico de la lengua espaola desde el siglo XV hasta el XX. La gran ventaja de este formato electrnico es que el NTLLE ofrece al interesado la posibilidad de te-ner juntos cerca de setenta diccionarios, al tiempo que permite, con una nica operacin de consulta, la bsqueda de una o varias palabras de forma si-multnea en la totalidad de los diccionarios que lo integran.

    Mapa de diccionariosPara completar los accesos en lnea a los diferen-tes diccionarios de la Academia, existe un recurso llamado Mapa de diccionarios; es una herramien-ta diseada para consultar simultneamente varias ediciones del DRAE (de momento, las de 1780, 1817, 1884, 1925, 1992 y 2001). Se facilita as una visin evolutiva del lxico moderno. La Academia aspira a introducir en el futuro las edi-ciones restantes. Se podr estudiar de este modo la aparicin y desaparicin de palabras o acepcio-nes, o el paso de una acepcin antes secundaria a principal, o viceversa.

    20 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 21

    LA RAE EN LNEAMara Jos Garca Domnguez

    >>>

    instituciones instituciones

  • Fuera de lneaExisten tambin otros diccionarios y manuales, versiones reducidas o adaptadas de las canni-cas, que no tienen versin electrnica: el Diccio-nario del estudiante, el Diccionario prctico del estudiante, el Manual de la Nueva gramtica, la Nueva gramtica bsica, la Ortografa bsica y la Ortografa escolar, muchas de ellas converti-das tambin en manuales de referencia de estu-diantes y estudiosos de la lengua.

    Bancos de datosLa historia de la lexicografa moderna y de los es-tudios lingsticos es inseparable de la evolucin de los archivos de documentacin lxica, puesto que la nica fuente de que disponemos para co-nocer la historia de una lengua, y por tanto la de su lxico, son los textos escritos en dicha lengua.

    A lo largo de su historia, la Academia ha ido construyendo un fichero que consta de unos diez millones de papeletas, lxicas y lexicogrficas, ac-tualmente digitalizado y disponible para su con-sulta a cualquier usuario.

    La utilizacin de los ordenadores y las tcnicas computacionales originaron un profundo cambio en los modos de trabajo en todas las disciplinas lingsticas. Consciente de la necesidad de incor-porar esas tcnicas a sus sistemas tradicionales, la Academia decidi en 1995 acometer la confec-

    cin de un banco de datos del espaol integrado por dos grandes corpus textuales: el CREA, para el espaol de los ltimos veinticinco aos, y el CORDE, para toda la historia anterior. En los l-timos aos, ha acometido la elaboracin de dos nuevos corpus: el Corpus delNuevo diccionario histrico(CDH), y el Corpus del Espaol del si-gloXXI(CORPES XXI).

    CREA (el Corpus de Referencia del Espaol Actual) es un conjunto de textos de diversa pro-cedencia, almacenados en soporte informtico, del que es posible extraer informacin para estu-diar las palabras, sus significados y sus contextos. Uncorpus de referenciaes aquel que est diseado para proporcionar informacin exhaustiva acerca de una lengua en un momento determinado de su historia y, por tanto, ha de ser lo suficientemen-te extenso para representar todas las variedades relevantes de la lengua en cuestin. Atendiendo a este criterio, el CREA, con algo ms de ciento sesenta millones de formas, se compone de una amplia variedad de textos escritos y orales, produ-cidos en todos los pases de habla hispana desde 1975 hasta 2004.

    CORDE (el Corpus Diacrnico del Espaol) es un corpus textual de todas las pocas y lugares en que se habl espaol, desde los inicios del idioma hasta el ao 1975, en que limita con el CREA. El CORDE est diseado para extraer informacin con la cual estudiar las palabras ysus significados, as como la gramtica y su uso a travs del tiempo.

    Cuenta en la actualidadcondoscientos cincuen-ta millones de registros correspondientes a tex-tos escritos de muy diferente gnero. Se pretende recoger todas las variedades geogrficas, histri-cas y genricas para que el conjunto sea suficien-temente representativo. Hoy es fuente obligada para cualquier estudio diacrnico relacionado con la lengua espaola. La Academia utiliza sistem-ticamente el CORDE para documentar palabras.

    FICHERO GENERAL: Adems del acceso en lnea a los catlogos de los fondos de la biblioteca de la RAE (Catlogo general, el Legado Rodrguez-Moino y el Legado Dmaso Alonso), tambin se puede consultar el Fichero General de la Real Academia Espaola, que consta de ms de diez mi-llones de papeletas, lxicas y lexicogrficas, orde-nadas alfabticamente en gavetas que contienen, cada una, unas dos mil cdulas. Este fichero se fue formando desde una fecha muy temprana, si bien su periodo de mxima expansin se sita entre 1930 y 1996. En los ltimos aos, a instancias de la Fundacin Rafael Lapesa, se ha digitalizado el Fichero General con el objeto de aprovechar esta valiosa informacin para elNuevo diccionario his-trico del espaol(NDHE).

    Espaol al da y UNIDRAEEspaol al da es el nombre de un departamen-to de la Academia, formado por un equipo de fil-logos y creado en 1998 con el objetivo de ampliar y modernizar el servicio de atencin de consultas lingsticas. Su cometido es resolver dudas desde la perspectiva de la norma que regula hoy el uso culto del espaol. Adems, desde 2012, el depar-tamento tambin presta este servicio a travs de la red social Twitter.

    Otra de las novedades que presenta la Aca-demia electrnica es la Unidad Interactiva del DRAE, encargada de canalizar las propuestas y las sugerencias relacionadas con el diccionario.

    La RAE en las redesAdems de Twitter, tambin hay canales oficia-les de la Academia en Facebook y en Youtube, as como los blogs RAEinforma, sobre noticias y ac-tualidad general, y el BCRAEinforma, dedicado a la Biblioteca Clsica de la RAE. Desde estos blogs

    se puede seguir tambin la actividad de la red so-cial Twitter.

    La crisis llega tambin a la RAELa Academia tampoco se libra de la crisis y los recortes. La falta de fondos y de mecenazgo re-querir cambios en su gestin. Daro Villanueva ha afirmado: Mi objetivo es que la Academia sea solvente. En este momento, el presupuesto de la RAE es deficitario por la disminucin en un 60% de la aportacin del Estado. La versin en lnea gratuita de los manuales y diccionarios de la Aca-demia supondr un descenso muy importante en las ventas en papel, aunque el nuevo director se plantea la posibilidad de que este servicio gratuito que ofrece la Academia pueda ser patrocinado por una entidad, y que a travs de la publicidad pueda devolver a la Academia una posicin solvente des-de el punto de vista econmico.

    En definitiva, con su renovado portal electrnico y su firme voluntad de hacer accesibles a los usua-rios la gran mayora de los fondos y documentos que alberga la institucin, la Academia pone a nuestro alcance numerosos recursos y materiales destinados a favorecer un mejor conocimiento del idioma comn, as como a contribuir al intercam-bio entre los hispanohablantes. Solo esperamos que la crisis no suponga una merma en los servi-cios que nos presta y que la Academia pueda sacar adelante todos los proyectos necesarios para pro-piciar un mejor acercamiento a nuestra lengua, patrimonio de todos.

    >>>

    22 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 23

    instituciones instituciones

  • ENTREVISTAJOSEP M.

    MESTRES

    Ser corrector implica solo profesin, o tam-bin profesin y vocacin?

    Los correctores deben ser buenos profesiona-les y dominar todas sus facetas, desde luego; pero la profesin de la correccin de textos tiene un componente vocacional indudable.Considera que existen estudios reglados su-ficientes y adecuados que preparen a los futu-ros correctores para ejercer su profesin? Y en caso afirmativo, cules son? En caso ne-gativo, qu deficiencias resaltara?

    En el caso de la correccin de textos en cata-ln, que es mi mbito de trabajo, los posgrados de correccin y asesoramiento lingstico que orga-nizan las universidades de Catalua ofrecen un nivel aceptable de formacin, excepto en cuanto a la tipografa, que no est suficientemente cubier-ta en este momento.Las nuevas tecnologas y sus nuevos len-guajes complican la labor del corrector o son El entrevistado: su trayectoria hasta llegar

    a ser corrector y jefe de correctores en el IECEn general, y en su caso concreto, cmo nace o se hace un corrector?

    El corrector y la correctora se hacen, pero se requieren aptitudes y actitudes personales que lo faciliten y lo hagan posible: entre otras cua-lidades, es imprescindible que sea detallista y minucioso/a. En mi caso personal, la pasin por la lengua ha existido siempre; recuerdo que mi abuelo, a peticin ma, me regal y dedic a los diecisiete aos un ejemplar del Diccionari de sin-nims i antnims, de Santiago Pey, en una poca en que el cataln an estaba prohibido oficialmente por la dictadura del general Franco.

    Mi relacin con la correccin comenz, como autodidacta, en una imprenta, como componedor de textos en fro; a menudo tena que corregir los textos que nos traan para componer e imprimir y as fui adquiriendo prctica. Tambin traduca al cataln y correga manuales de texto y otros textos menores por mi cuenta. Al cabo de unos aos, entr en el Parlamento de Catalua como transcriptor. Para profesionalizarme en correc-

    cin, curs la carrera de Filologa Catalana en la Universidad de Barcelona (no existan los pos-grados de correccin de textos que hay ahora). Al producirse una baja en la plantilla de correctores-redactores del Parlamento, pude incorporarme provisionalmente a dicho puesto, que gan pos-teriormente en unas oposiciones libres. En 1991 gan las oposiciones para devenir en responsable de la correccin de textos del Institut dEstudis Catalans, y en 2006 obtuve el grado de doctor en Lingstica aplicada por la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.

    simplemente un cambio al que hay que adap-tarse?

    Las nuevas tecnologas pueden ser una ayuda para la consulta y la resolucin de dudas de co-rreccin. Ahora bien, es ciertamente una com-plicacin la correccin de textos codificados de algn modo y la revisin de pginas web, que re-quieren una adaptacin de los sistemas y pautas de trabajo. El dominio de los nuevos lenguajes supone tambin aprendizajes complementarios que requieren dedicacin y un cierto estudio.

    Sin embargo, debo decir que me parece abusivo que se obligue a los correctores a maquetar como sucede en algunas editoriales poco serias a la vez que corrigen; se trata de dos tareas completamente distintas. Y tambin me parece imprudente que no se corrijan las traducciones de libros por el mero hecho de que la misma persona pueda ejercer am-bas profesiones: son funciones complementarias que deben desarrollarse por personas distintas (ya lo dicen: cuatro ojos ven ms que dos).

    Vista del patio de la Casa de Convales-cencia, sede del IEC (foto gentileza de Aina Sendra, julio de 2012).

    >>>

    24 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 25

    entrevista

  • La institucin: IEC, un poco de historiaQu es el IEC?

    El Institut dEstudis Catalans, que se define como la academia de las ciencias y las humanida-des, fue fundado en 1907 por Enric Prat de la Riba y tiene por objeto la alta investigacin cientfica y, principalmente, la de todos los elementos de la cultura catalana; especialmente, es la acade-mia de la lengua catalana desde 1911. Su mbito de actuacin se extiende a las tierras de lengua y cultura catalanas.

    Segn sus estatutos actuales, las finalidades del Institut dEstudis Catalans son: cuidar del es-tudio de la lengua catalana, establecer su norma-tiva y velar por que el proceso de normalizacin lingstica sea coherente en todo el mbito lin-gstico; contribuir a la planificacin, coordina-cin, realizacin y difusin de la investigacin, en las distintas reas de la ciencia y la tecnologa; e impulsar, con las actividades que le son propias, el progreso y el desarrollo generales de la sociedad y realizar, en su caso, labores de asesoramiento de los poderes pblicos y otras instituciones.

    El Institut dEstudis Catalans, como entidad privada de derecho pblico, acoge a una parte de la lite cientfica del mbito lingstico cataln, lo que la configura como una institucin con mucha influencia en la sociedad. Se estructura en cinco secciones (Seccin Histrico-Arqueolgica, Sec-cin de Ciencias Biolgicas, Seccin de Ciencias y Tecnologa, Seccin Filolgica y Seccin de Fi-losofa y Ciencias Sociales), establecidas segn grandes unidades temticas, que organizan la in-vestigacin. Asimismo dispone de veintiocho so-

    ciedades filiales que forman parte integrante de la estructura acadmica y organizativa de la institu-cin como entidades autnomas. Las sociedades tienen una reglamentacin propia, estn regidas por una junta directiva y existe un miembro de la seccin a la que estn adscritas que acta como delegado en la sociedad filial.Qu lugar ocupan los correctores en el IEC?

    El Institut dEstudis Catalans dispone en la ac-tualidad de dos equipos de correccin: el Servicio de Correccin Lingstica, que se ocupa de propo-ner los criterios de correccin que deben seguir-se en todo tipo de publicaciones del IEC, corrige los textos internos y de comunicacin externa y se encarga de la correccin y de la coordinacin de la edicin material de algunas obras especiales (en el sentido de que requieren un tratamiento y una intervencin especficas y, a veces, algn tipo de complecin especial); y la Unidad de Correc-cin del Servicio Editorial, que lleva a cabo la correccin de las publicaciones generales de la institucin (sobre todo, libros y revistas). Entre ambos servicios se acuerdan y se consensan las entradas y los dems contenidos del espacio web de correccin Critria (abierto al pblico desde el 3 de julio de 2014; vase http://criteria.iec.cat).

    Puede un ciudadano normal dirigirse al IEC para consultar dudas lingsticas, por ejemplo?

    Para el pblico en general, existe la pgina web Optimot (http://www14.gencat.cat/llc/AppJava/index.html), que cuenta con una atencin perso-nalizada (http://scl.gencat.cat/scl/AppJava/bus-

    tia/bustiaLogin.do). Tambin para el pblico en general, la Oficina de Onomstica del IEC dispo-ne de un formulario para las consultas relaciona-das con los nombres propios, tanto nombres de persona como topnimos (http://www.iec.cat/Seccions/Filologica/onomastica/ConsultesTo-ponimia.asp). Finalmente, para los estudiosos y profesionales de la lengua catalana, la Seccin Filolgica pone a disposicin de los usuarios un formulario para vehicular sus consultas (http://www.iec.cat/Seccions/Filologica/consultes/con-sultesllengua.asp).Qu recursos ofrece el IEC al corrector?

    El Institut dEstudis Catalans ofrece mlti-ples recursos lingsticos para los correctores de lengua catalana: empezando por el dicciona-rio normativo (Diccionari de la llengua catala-na [DIEC], http://dlc.iec.cat) y terminando por el espacio web de correccin Critria (http://criteria.iec.cat) al que he aludido anteriormen-

    te, pasando por todo tipo de obras de consulta (http://www.iec.cat/coneixement/entrada_c.asp?c_epigraf_num=2). Recomiendo encareci-damente su consulta a todos los profesionales de la correccin.

    La profesin de corrector, en general, y del corrector en lengua catalana, en particularQu consejos dara a aquellos que inician su andadura profesional en la correccin, en ge-neral, y en cataln, en particular?

    En primer lugar, que se formen suficientemente mediante los posgrados y dems cursos de correc-cin y asesoramiento a que puedan acceder, que se doten de una bibliografa de consulta esencial para poder ejercer su trabajo ms cmodamente desde casa o el despacho (manuales y diccionarios), si es

    Clausura del IV Semina-ri de Correcci de Tex-tos, junto a Slvia Lpez y Brauli Montoya (IEC, 3 de julio de 2014).

    >>>

    Los correctores deben ser buenos profesionales y dominar todas sus facetas, desde luego; pero la profesin de la correccin de textos tiene un componente vocacional indudable.

    Las nuevas tecnologas pueden ser una ayuda para la consulta y la resolucin de dudas de correccin.El dominio de los nuevos lenguajes supone tambin aprendizajes complementarios que requieren dedicacin y un cierto estudio.

    >>>

    26 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 27

    entrevista entrevista

  • su caso, y que lean todo lo que puedan sobre co-rreccin y asesoramiento lingstico en publica-ciones de calidad. Tambin puede ser til afiliar-se a alguna asociacin o entidad que pueda velar por sus intereses y por su formacin permanente; se puede afirmar que la formacin del corrector o correctora no termina nunca.

    En qu momento se encuentra la correccin en cataln? Merece la pena apostar por una salida profesional en este campo?

    En este momento de crisis a pesar de lo que afirma algn poltico espaol interesado en hacer creer otra cosa simplemente porque est en el poder, los correctores tienen dificultades para encontrar trabajo o encargos con que mantener-se, y en cataln sucede lo mismo. Pese a todo, mi recomendacin es prepararse a fondo y no des-preciar los encargos que puedan llegar, aunque no sean los que hubiramos deseado, porque hay que practicar y adquirir cuanta ms experiencia mejor para cuando se normalice la situacin eco-nmica. Estoy seguro de que los que se preparen mejor y trabajen ms concienzudamente podrn salir adelante, y que la profesin saldr reforzada de esta situacin de precariedad.Cules son los principales recursos con los que cuenta un corrector en lengua catalana? Considera que son suficientes?

    Actualmente, la lengua catalana dispone de abundantes recursos lingsticos y terminolgi-cos para que los correctores puedan hacer frente a su labor profesional diaria. Asimismo, Internet, si se sabe utilizar con conocimiento y prudencia,

    ofrece tambin enormes fuentes de informacin que pueden ser tiles en un momento dado. En cataln, destacar solo tres de los recursos exis-tentes para no alargarme demasiado: los lingsti-cos y terminolgicos del Institut dEstudis Cata-lans (http://www.iec.cat/coneixement/entrada_c.asp?c_epigraf_num=2 y http://cit.iec.cat), los ter-minolgicos del Termcat (http://www.termcat.cat) y los lingsticos de la Direccin General de Poltica Lingstica de la Generalitat de Cata-lunya (http:// llengua.gencat.cat/ca), adems de los manuales Ortotipografia. Manual de lautor, lautoeditor i el dissenyador grfic (1.a reimpr. de la 3.a ed., Educaula, 2011) y Manual destil. La re-dacci i ledici de textos (4.a ed., Eumo, 2009), sin olvidar el Tipmetre del Institut dEstudis Cata-lans (http://criteria.espais.iec.cat/2014/10/15/3-4-el-tipometre-de-linstitut-destudis-catalans), como instrumento de trabajo para la correccin tipogrfica.El cataln est en contacto con otras lenguas, como el castellano, francs, ingls: cul debe ser la posicin de un corrector ante este con-tacto diario?

    En la medida que sea posible, la lengua utili-zada en los textos debe ser genuina, y la mayora de las veces existe una forma propia equivalen-te a la alctona correspondiente (sea espaola, francesa, inglesa, etc.), aunque hay que saber encontrarla. Si no la hay, depender de la ex-periencia y del saber del corrector o correcto-ra que se atreva a proponer una o a dejarla en cursiva sin traducir; a veces, conviene poner el significado entre parntesis y entre comillas sencillas, o bien escribir la forma propuesta y, entre parntesis y en cursiva, la forma original. En cualquier caso, recomiendo documentarse bien, consultar la duda a alguien ms experto y ser prudente en la decisin final.

    En tono ms desenfadadoTodava tiene que ir explicando a sus amigos, familiares... qu es eso de ser corrector?

    No, pero s que he tenido que aclarar ms de una vez que el Institut no era ningn instituto de enseanza media, sino la academia de la len-gua catalana.Corrector (= cicuta, el malo de la peli...) o asesor lingstico (= coach...)?

    Hay profesionales que padecen el comple-jo de pensar, errneamente, que la correccin es inferior intelectualmente al asesoramiento lingstico. Los asesores lingsticos que no sean correctores expertos nunca podrn asesorar con la competencia suficiente. Por otro lado, aunque la denominacin tradicional es corrector o correc-tora, creo que si nos permiten hacer bien nuestra labor, siempre estamos asesorando, con la finali-dad, en este caso, de mejorar la publicacin que est bajo nuestra responsabilidad. Pero, realmen-te, las veces que me ha sido posible trabajar codo con codo con los autores desde un respeto profe-sional mutuo, ha devenido altamente gratificante el proceso, y el resultado ha sido siempre excelen-te, muy superior al nivel del original presentado para la edicin y no solo en cuanto a la forma. Por desgracia, no siempre es posible dicha colabora-cin, tenindonos que limitar a menudo a evitar las faltas lingsticas y los errores tipogrficos del original.Atrvase a contar una buena ancdota.

    Ser doble con relacin a la misma obra: 1.a)A finales del siglo pasado, durante la co-

    rreccin del diccionario Aportaci a la termino-logia geogrfica catalana (Institut dEstudis Ca-talans, 1998, con 3.664 unidades terminolgicas; tambin puede consultarse en lnea en http://cit.iec.cat/ATGC/default.asp?opcio=1) en estre-cha colaboracin con su casi nonagenario autor, el abogado y gegrafo Marc-Aureli Vila (1908-2001; miembro del IEC entre 1988 y 2001), y en las mltiples reuniones de trabajo que man-tuvimos a lo largo de 1997 y 1998, me tortura-ba amenazndome, en broma, con que, si no lo terminbamos enseguida, se morira antes de que acabase la obra que consideraba que sera la lti-

    ma de su carrera. Cabe decir que tena una mente clarsima y que recordaba todos los detalles de cada trmino y de por qu los haba incluido en el diccionario; adems, soportaba las largas sesio-nes de consultas con paciencia y sin perder nunca el hilo de la conversacin ni quedarse en blanco ante una pregunta ma sobre el original. Afortu-nadamente, ambos pudimos asistir a la presenta-cin oficial de la obra y yo me quit un peso de encima (imagnense mi cargo de conciencia si se llega a morir a media correccin).

    2.a)Con relacin al gran respeto que nos te-namos, autor y corrector, cada uno en su funcin, un da, al llegar para una sesin de consultas so-bre el contenido de la obra, me trajo como haca casi siempre un papelito con trminos nuevos para que los incluyese en el diccionario; entre ellos, uno me llam especialmente la atencin: major (mayor), con la definicin grado militar, superior al de capitn e inferior al de teniente co-ronel, usado por el ejrcito republicano en lugar del de comandante durante la guerra de 1936 a 1939. Me qued muy sorprendido, porque no me pareca en modo alguno un trmino geogr-fico, pero respet su voluntad porque pens que quera que esta palabra no se perdiera con su muerte, repetidamente anunciada en broma en nuestras sesiones, ya que no figuraba en el dic-cionario normativo. El malentendido se aclar cuando, despus de haber presentado la obra, me vino a saludar y me coment que, cuando me libr el papelito, l se refera al diccionario nor-mativo y no al suyo (el autor confundi el Ser-vicio de Correccin Lingstica con las Oficinas Lexicogrficas, que son las que se encargan en exclusiva del DIEC). Actualmente, la acepcin 4.3 del artculo major del DIEC recoge una de-finicin en que se inscribe el sentido del trmino que figura en Laportaci a la terminologia geo-grfica catalana.

    >>>

    Tambin puede ser til afiliarse a alguna asociacin o entidad que pueda velar por sus intereses y por su formacin permanente; se puede afirmar que la formacin del corrector o correctora no termina nunca.

    Estoy seguro de que la profesin saldr reforzada de esta situacin de precariedad.

    Los asesores lingsticos que no sean correctores expertos nunca podrn asesorar con la competencia suficiente.

    28 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 29

    entrevista entrevista

  • Nuestro Mtico Corrector Justiciero, pese a ser un superhroe eminentemente solitario, cuenta en oca-siones con valiosos aliados que alivian parte de su car-ga. Sin duda, uno de los ms insignes es el corrector or-togrfico de Word, que destaca tambin por el poder de revisar la gramtica de los textos a los que se enfrenta.

    Sin embargo, este aliado no es infalible, ni mucho menos. De hecho, podramos describirlo, ms bien, como corto de vista. Son numerosos los aspectos en los que, aunque voluntarioso, el pobre no da ms de s. Cabe destacar los casos en los que no distingue en-tre porque y por que, as como su absoluta incapacidad para diferenciar entre las perfrasis deber y deber de ms infinitivo, o bien entre gira y jira. Por todo ello, hay situaciones en las que su escasa agudeza visual, sumada a la dejadez y al desconocimiento de quienes escriben, da lugar a patinazos notorios.

    Como indicbamos antes, no es muy avispado a la hora de percibir la diferencia entre la g y la j, carencia que afecta especialmente al verbo elegir. En multitud de ocasiones hemos sido testigos de la forma en que eli-je se cuela en nuestras lecturas cotidianas: aparece con frecuencia en los medios de comunicacin y ha sido protagonista absoluta de carteles publicitarios insti-tucionales, por solo mencionar un par de ejemplos. La tercera persona del presente de indicativo de este ver-bo, no obstante, se escribe con g. Qu sucede, pues, para que la jota se cuele con la misma facilidad que en las fiestas del Pilar?

    El verbo elegir, como sucede con otros como coger y sus derivados, tiene la particularidad de que la g de su infinitivo cambia a j cuando precede a o y a a. De no ha-cerlo, la pronunciacin de la palabra se vera afectada y acabaramos diciendo *eligo en lugar de elijo. Por el contrario, aquellos verbos que no incluyen ni g ni j en el

    infinitivo escriben la j delante de e e i (como sucede con decir); esto se aprecia en formas verbales como dijo.

    As pues, si queda claro que, en el caso concreto de elegir, no hay ninguna razn para escribir la j delante de e, por qu el corrector miope de Word es inca-paz de calificar como incorrectos aquellos casos en que se escribe elije? Ha llegado el momento de pre-sentarles al impostor de esta historia: el verbo elijar.

    Este trmino, de uso casi exclusivo en el mbito far-macutico, conjuga su presente del subjuntivo como sigue:

    elijeelijeselijeelijemoselijis/elijenelijen

    De este modo, nuestro particular Rompetechos or-togrfico lo entiende como un trmino completamente vlido, que lo es, por lo que lo deja colarse sin pensarlo dos veces (si bien las construcciones gramaticales pue-den chirriar en un momento dado, por tratarse de un subjuntivo que ocupa el lugar de un indicativo). Esto provoca situaciones de autntica mofa, befa y escar-nio, como dira Pantuflo Zapatilla, por algo tan sencillo como haber confiado en exceso en un corrector que, aun cargado de buenas intenciones, no es lo suficiente-mente perspicaz como para dejar en sus manos nuestra imagen pblica.

    A pesar de todo, hay jotas que s puede detectar a la legua y ni por esas dejan de aparecer como setas en oto-o, como ocurre con el terrible ejemplo de *ciruja.

    En suma, aunque su fama de cegato le precede, que-da patente que l hace lo que puede. Por desgracia, a veces ni siquiera le invitan a pasar.

    El corrector incorrectoEL MITICO CORRECTOR JUSTICIERO presenta...

    Versin original (sin subttulos)MCJ

    30 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 31

  • CONOCELA JUNTA

    Vayamos por partes

    Sera imposible pretender mejorar y dignificar la profesin sin contar con quienes se ocupan de defender los derechos de los correctores ante estamentos p-blicos, nacionales y locales; sin el asesoramiento fiscal y laboral que todos necesitamos, sobre todo los que se inician en la pro-fesin; sin la oferta de formacin especializada para que este tra-bajo nuestro, descontaminador de redundancias, inquietantes dequesmos, lasmos o losmos, profusos y cargantes adjetivos o posibles ambigedades y tergi-versaciones de la norma (por citar alguno de los numerosos ejemplos en los que un texto es susceptible de revisin), consiga la excelencia que pretende. Una

    Quin es quin en la junta de UniCo? Implica-dos, sabedores, imprescindibles, comprometidos con los objetivos que se ha mar-cado la Unin de Correctores. Un trabajo ingente y desinteresado para que esas pretensiones no se queden en papel mojado.

    mejora que quedara en el terre-no de lo irrealizable sin la crea-cin de un entorno, como es la asociacin, UniCo, que favorezca la comunicacin entre profesio-nales, para compartir recursos o intercambiar experiencias, entre otras muchas posibilidades. No podramos conseguir recono-cimiento profesional si la aso-ciacin no negociara con repre-sentantes de los ministerios, las consejeras de Trabajo y Seguri-dad Social para que el corrector forme parte de los listados de profesionales, porque hoy en da, como nos recuerda Amelia Padi-lla, corresponsable de la comi-sin de Comunicacin y Difusin junto a lvaro Martn, formamos parte de Artes Grficas como tc-nicos pero no contamos con un epgrafe que nos defina. Eso s, contina reivindicativa Amelia en YouTube, no debemos preo-

    Marisa Snchez

    cuparnos por Hacienda, a la Administracin parece que solo le interesa que tributemos, da igual si tene-mos nombre, si denominamos nuestro quehacer de un modo u otro o si figuramos en algn listado.

    Tampoco podramos hablar de la presencia de UniCo en las redes sociales sin la labor concienzu-da de Amelia por dar a conocer nuestra profesin en otros mbitos y a travs de otros medios, ms all del mundo editorial, en el que quiz parezcamos demasiado encasillados.

    Hablamos de una junta dinmica, que no solo se ocupa de las tareas propias del mantenimiento de una asociacin: gestin, administracin, relacio-nes, sino que promueve iniciativas, trabaja por los proyectos que proponen los socios, o reacciona ante acontecimientos singulares, como en el VI Con-greso de la Lengua en Panam, en el que UniCo, a travs de Antonio Martn, se dirigi a los represen-tantes del simposio para llamar su atencin sobre la falta de referencia a la actividad de la correccin y para apelar a que subsanaran esta omisin que la junta consider grave en un congreso que pretenda ser foro de reflexin acerca de la situacin, proble-mas y retos del idioma espaol.

    Reforzada por el impulso de los voluntarios, la junta busca cualquier evento para participar, re-suelve propuestas para presentarnos como aso-ciacin en cualquier foro, feria o reunin donde nuestra profesin tenga cabida; trata tambin de favorecer el intercambio de puntos de vista con otros profesionales afines, como Red Vrtice, y de fomentar los nodos especializados en reas tem-ticas. UniCo est todos los aos representada en la asamblea anual de Red Vrtice. en la que se com-parten inquietudes con otros profesionales de la lengua muy cercanos a la labor del corrector y del asesor lingstico.

    Congresos, revista y Libro blanco

    Tras el Congreso de Buenos Aires (Argenti-na, 2011) y el de Guadalajara (Mxico, 2012), se ha celebrado con expectacin el 3.er Congreso In-ternacional de Correctores de Textos en Espaol (3CICTE) en Madrid, que ha supuesto, como nos dice el actual presidente de UniCo, Antonio Mar-tn, un punto de inflexin: cada vez hay ms proyec-tos y ms voluntarios para ayudar en el desarrollo de la asociacin. Funcionar con voluntarios no es

    nuevo en UniCo, aunque s lo es su nmero. Cuan-do en 2005, Antonio logr convencer a un grupo de correctores entusiastas de que UniCo era necesa-ria, llegaron las primeras manos voluntarias: Lau-ra Guilera, Ana Doblado, Jos Luis Urrutikoetxea, Victoria Cendagorta, Joan Gzquez, Ester Carras-co, Olmo Cepero. Todos ellos y otros ms ofrecieron su tiempo y sus conocimientos para que UniCo die-ra sus primeros pasos. Desde entonces Antonio ha sido el presidente de nuestra asociacin y el mejor embajador de UniCo y de la importancia de nues-tra labor de cuidado del lenguaje en todos los foros que se le han puesto a tiro. Y han sido muchos. El colofn de su labor, hasta el momento, ha sido este 3CICTE del pasado octubre.

    Tras el xito del 3CICTE y las buenas vibracio-nes que surgieron de l, el nmero de colaboradores y voluntarios se ha incrementado (de hecho, mu-chos estn participando ya en el Libro blanco de la correccin o en la revista Deletur) y, con ellos, las actividades de cuya organizacin se encarga Marina Mena Guardabrazo.

    Marina, traductora y correctora, es asimismo redactora de esta revista, en concreto se encarga de la seccin de tecnologa, a travs de la cual propor-cionar recursos que puedan facilitar y mejorar el trabajo del corrector y, por tanto, su vida profesio-nal y personal.

    En su ponencia en el congreso, Mara Requena ya nos explic que el Libro blanco es un proyecto para consolidar y dignificar nuestra profesin, un estudio imprescindible para conocer este oficio y descubrir cmo se estructura en realidad. Se basa en la recopilacin de una serie de encuestas que UniCo ha ido realizando, a lo largo de los cinco l-timos aos, sobre la correccin y sus profesionales: formacin, clientes, intervalos de ingresos, edad, tipos de correccin, recursos

    Mara Requena es la responsable de la comi-sin sobre terminologa en la asociacin. UniCo est trabajando para conseguir unificar criterios que podamos consensuar todos los correctores, ya que la profesin sigue padeciendo, lamentable-mente, problemas de terminologa: an hay quien confunde corrector de estilo con ortotipogrfico, y quien no distingue entre corrector de estilo, tipo-grfico y ortotipogrfico.

    Mara se ocupa adems de la secretara de Uni-Co. No doy abasto, nos cuenta, pero ah sigue, sa-tisfechsima a pesar de lo enorme de su tarea. >>>

    32 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 33

    conoce la junta

  • otro lado del charco, con asociaciones constituidas y con otras en vas de implantacin, como las que nos acompaaron en el 3CICTE. Su labor pasa por mantener esos vnculos con vistas a la creacin de una futura Alianza, una plataforma de encuentro de asociaciones de ambos lados del Atlntico.

    De puertas adentroNo queremos dejar de nombrar la dinmica lista

    interna de correo, de la que puede dar fe cualquie-ra de los miembros de la asociacin, a travs de la cual compartimos a diario dudas y noticias, y que convierte nuestra solitaria tarea en un trabajo en equipo. Y ah nos encontramos de nuevo con nues-tra apreciada Amelia, latente y patente en el foro; esta filloga, lexicgrafa y correctora curiosa est siempre pendiente de engrosar nuestras carpetas con recursos en lnea, como la Glosateca o el multi-buscador Hispadic, entre otros muchos.

    Marina Ferrer Calvo se ocupa de la difcil tarea de la tesorera. Economista, filloga, asesora lin-gstica, colabora tambin con UniCo como respon-sable de calidad lingstica desde 2006. Los pape-les de Marina hablan de cuidar del lenguaje cual si de una inversin se tratara, pero ella no se refiere al valor o al coste de las palabras, ni siquiera al princi-pio de economa que restringe a la menor cantidad posible la cantidad de elementos que pueden usarse en la comunicacin, sino que nos recuerda que un texto cuidado siempre hablar bien del profesional que lo emite. Y como bien hicieron notar Antonio Martn y otros profesionales en el ltimo congreso, del papel irreemplazable del asesor lingstico.

    Todo ese entendimiento que intenta proporcio-nar este equipo de expertos, todo este inters que se traduce en competencia, es tan inabarcable en unas pginas como fcil de resumir en unas lneas: la preocupacin por profesionalizarnos y por el re-conocimiento del valor de nuestro trabajo, de los que habla Antonio Martn en una entrevista para Tomlinson Translations.

    La asociacin est llena de nuevos retos, algunos complicados pero abarcables gracias al entusiasmo con el que trabaja la junta, que deja de ser solo un ejemplo para convertirse, al menos as lo quieren los junteros, en el motor que impulse la eficacia, la-boriosidad y ganas de hacer de los socios que, por cierto, somos ya unos muchos.

    conoce la junta

    >>> La revista Deletur acaba de iniciar su andadura, su n. 0 vio la luz, en formato papel, en el 3CICTE y se propone continuar, en versin digital, como bien podis comprobar en esta primera entrega, con colaboraciones desinteresadas de muchos miem-bros de la asociacin dispuestos a participar como correctores, redactores, maquetistas, fotgrafos, asesores lingsticos Y con un objetivo didctico, adems, para que los que se inicien en la profesin puedan realizar sus primeras prcticas como co-rrectores, asesorados por colegas ms veteranos. La publicacin se propone una labor divulgativa de temas relacionados con este oficio nuestro, tan apa-sionante como espinoso.

    Deletur fue presentada en el 3CICTE por An-tonio Martn, uno de los referentes, por excelen-cia, para la asociacin y para cualquier corrector o asesor lingstico que persiga la eficacia en su trabajo. Una eficacia no entendida como alarde de conocimiento u ostentacin de la forma, sino como la asuncin de una responsabilidad que implica co-nocer exhaustivamente la tcnica y la metodologa con las que se ha de trabajar, y contar con la habili-dad necesaria para que el profesional detecte, como primer lector, cada detalle, cada giro o cada conven-cin susceptibles de cambio.

    En su faceta de profesor de correctores, Antonio Martn exige rigor y calidad en el trabajo. No vale con un pamique, sino que es necesario argumen-tar cada sugerencia, en pro de un trabajo instructi-vo, por un lado, y como contribucin, naturalmente, al prestigio de la correccin, por otro.

    VisibilidadInvisibilidad de la correccin versus visibilidad

    del oficio. Puede resultar paradjico, pero si la la-bor del corrector ha de resultar tan invisible en el texto final como un buen maquillaje, la profesin debe hacerse cada vez ms visible, y ese es, recor-demos, uno de los objetivos para los que trabaja la junta, que utiliza todos los recursos a su alcan-ce para dar a conocer nuestro trabajo: Facebook, Twitter, Lectyo, Google+, un blog, un grupo de de-bate en LinkedIn, o el Mtico Corrector Justiciero (MCJ). La junta va ms all de nuestras fronteras geogrficas y se relaciona con otras asociaciones de Europa e Hispanoamrica. En esta lnea, Bea-triz Bentez, correctora y traductora cuatrilinge, vicepresidenta de UniCo desde 2010, se encarga de mantener la relacin con nuestros colegas del

    Pero nosotros ponemos el acentoen lo que a TI te importa:

    Ti no lleva tilde.

    derechos de los correctoresasesoramiento

    cursosactividades

    Da de la Correccin

    socios de honor...

    nete a UniCo.No ests solo (y sin tilde).

    34 DELETUR [N. 1 - 2015]

  • SOCIOS DEHONOR

    Alberto Gmez Font se define en sus redes sociales como fillogo, barman, miembro de la Academia Norteamericana de la Len-gua Espaola, corrector de textos, asesor lingstico y especialista en el buen uso del espaol en los medios de comunicacin. Trabaj como coordinador general de la Fundu y como director del Instituto Cervantes de Rabat, y ha sido profesor invitado en universidades de Espaa, Euro-pa, Marruecos, Hispanoamrica y Estados Unidos. Fue el primer Socio de Honor de UniCo y le hemos preguntado por la correccin en Internet, la RAE o por iniciativas como Palabras Mayores (su nueva aventura). Estas son sus respuestas:

    Los socios de honor de UniCo se caracterizan por su compromiso con el cuidado del lenguaje y son escritores, gramticos, acadmicos, redactores y correctores; en definitiva, profesionales que trabajan con la palabra escrita. Compartiremos con ellos este rincn dedicado a la reflexin.

    La correccin en Internet y la rapidez en la creacin de nuevos trminos

    Debo confesar mi casi total ignorancia en lo que toca a la correccin de publica-ciones en la web, aunque en alguna oca-sin, cuando trabajaba en la Fundacin

    del Espaol Urgente, me toc revisar y pulir el uso del espaol en alguna pgina de Internet y me top con cierto descuido gramatical y ortotipogrfico. Mas al mis-mo tiempo es innegable la creatividad en la mezcla de palabras e imgenes y en la creacin de nuevos tipos de mensajes ju-gando con esa posibilidad de nuevas for-mas de escritura.

    En cuanto a la velocidad con la que apa-recen nuevos trminos, creo que podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que en los ltimos dos decenios han nacido ms palabras nuevas que en los dos siglos an-teriores, y aunque muchas de esas nove-dades lxicas son efmeras y no llegan a quedarse con nosotros, tambin hay bas-tantes que s permanecen y que incluso al-canzan a usarse en el habla cotidiana con sentidos diferentes a los originales.

    La RAE y sus cambios

    Lo primero que conviene aclarar es que la Real Academia Espaola (RAE) es solo una ms entre las veintids que componen la Asociacin de Academias de la Lengua Espaola (ASALE), si bien es la ms an-tigua y la que sirvi de modelo y de inspi-racin para la creacin de las otras. As, cualquier cambio en el Diccionario, en la Gramtica o en la Ortografa (los escribo con mayscula inicial antonomstica) es producto del acuerdo previo de todas las Academias, y la mayor parte de los cam-bios en las dos primeras obras se originan en el uso que los hablantes hacemos de la lengua; no as en la Ortografa, donde las normas son arbitrarias, pues se trata de una convencin necesaria para lograr que todos entendamos los documentos escri-tos en espaol.

    Los cambios en la Gramtica son t-midos, y los del Diccionario son algo ms vistosos, si bien no llegan a la velocidad que nos gustara a muchos usuarios de las obras acadmicas.

    Iniciativas como Palabras Mayores o Lenguando

    Quiero comenzar hablando de inicia-tivas como Clamo&Cran (en Espaa) y la Fundacin Litterae (en la Argentina), donde se ofrece formacin como correc-tores de textos y asesores lingsticos a los que terminan sus carreras de letras. Su funcin es digna de encomio y hacen mucho bien al buen uso del espaol, como tambin son importantes las asociacio-nes de correctores: en Espaa, UniCo, y en Hispanoamrica, muchas otras. Que existan esas escuelas y esas asociaciones es esencial para que nuestra lengua siga gozando de buena salud.

    En cuanto a iniciativas como Lenguan-do, lo nico que se me ocurre es aplaudir su aparicin y sus actividades. Es muy bueno que se organicen actos tan dinmi-cos y tan participativos en los que se rene a la flor y nata del mundo de la lengua. Y de Palabras Mayores no debera hablar, pues formo parte del equipo, pero s pue-do decir que est resultando una expe-riencia muy enriquecedora para los cua-tro miembros fundadores y que nuestras actuaciones (hacemos mucho teatro) son muy bien recibidas en todas las ciudades que hemos visitado.

    socios de honor

    36 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 37

  • RECURSOSrecursos

    Corregir en pantalla no solo cansa la vista ms que corregir pruebas en papel, sino que, adems, se presta a una serie de distracciones a las que no todo el mun-do sabe resistirse: consultar el correo, leer el peridi-co, echar un vistazo a las redes sociales Dichas dis-tracciones, aparte de otros factores, pueden socavar nuestra productividad. A continuacin os propongo una serie de herramientas gratuitas para que no aca-bis como Calvin, terminando vuestros trabajos en el ltimo momento.

    PomodoroEl mejor mtodo para evi-

    tar distracciones a personas con poca fuerza de voluntad se llama tcnica Pomodoro. Este mtodo hace uso de un reloj para dividir el tiempo dedicado

    a un trabajo en intervalos de, en principio, 25 minutos (llamados, como os podris imaginar, pomodoros) separados por pausas de 5 minutos. El mtodo se basa en la idea de que las pausas frecuentes pueden mejo-rar la agilidad mental, algo de extrema importancia en nuestra profesin.

    En Internet se pueden encontrar numerosos com-plementos, o extensiones (add-ons), para todos los navegadores, as como programas independientes.

    Cmo funciona esta tcnica?La caracterstica comn de los complementos de

    Pomodoro para navegadores es el aumento de la pro-ductividad mediante el bloqueo, durante los interva-los de trabajo, de ciertas pginas web, que s estarn

    disponibles para consulta en los descansos. Habitual-mente, estas extensiones aparecen en la parte supe-rior derecha de la barra de mens de los navegadores, se activan mediante un sencillo clic y avisan mediante una alerta sonora del fin del intervalo de trabajo y co-mienzo del periodo de descanso. Asimismo, permiten introducir y modificar las pginas web a las que impi-den el acceso durante los periodos de trabajo. Con un sencillo gesto del ratn, limita tu acceso a Facebook, LinkedIn, el correo, los peridicos digitales y dems tentaciones en lnea.

    Aqu tenis un par de ejemplos de estos comple-mentos para navegadores, pero hay muchsimos ms:

    El complemento pomodoroFox para Firefox tie-ne la ventaja de poder establecer t mismo la longitud de los intervalos de trabajo, adems del strict mode op-cional, que impide al usuario desactivar este comple-mento para consultar las webs prohibidas.

    La extensin Strict Workflow para Chrome no permite personalizar la duracin de los periodos de trabajo, pero el strict mode incorpora una lista predefi-nida de webs prohibidas, a la que podrs aadir las que quieras; incluso es posible crear una lista propia de las pginas a las que tendrs acceso durante los intervalos de trabajo, con lo que se bloquear cualquier otra p-gina web a la que intentes echar un vistazo. Este modo estricto funciona mucho mejor que en pomodoroFox, ya que no podrs detener el contador ni consultar nin-guna web de la lista.

    Existen tambin numerosos programas que apli-can la tcnica Pomodoro. El ms recomendable de

    ellos es, segn mi experiencia, Focus Booster, com-patible con Windows y Mac. Focus Booster tiene una interfaz sencilla y permite configurar la duracin de las sesiones de trabajo y descansos, as como las alertas sonoras. Puedes minimizarlo en el Escritorio; de esta manera solo ser visible una pequea barra indicadora de la cuenta atrs, que podrs colocar en cualquier lugar de la pantalla. El mayor inconvenien-te de este y otros programas de Pomodoro es que no bloquea ninguna pgina web; no caer en la tentacin durante los intervalos de trabajo depende solo de ti, as que quin vigila al vigilante? No te preocupes: la respuesta la encontrars en la siguiente herramienta.

    Limitadores de navegacinLos limitadores de navegacin son complementos

    para los navegadores que, como su propio nombre in-dica, restringen el tiempo que puedes pasar en pginas web que pueden hacerte perder el tiempo. Se permite al usuario asignar un tiempo mximo de navegacin a las pginas de su eleccin y, una vez acabado este tiempo, la pgina es bloqueada por la extensin.

    Stay Focusd es una extensin para Chrome. Una de sus mayores ventajas es que es muy configurable: el usuario puede definir la lista de pginas web per-mitidas y no permitidas; los minutos al da que puede navegar por ellas; qu das y qu horas del da son de trabajo, para la aplicacin de las restricciones, y cules no lo son; cundo se resetean los minutos de nave-gacin permitidos, etc. Incluye una opcin nuclear, que bloquear las pginas de las listas que especifi-ques (todas las pginas web, todas las no incluidas en la lista de permitidas o solo las no permitidas) durante las horas que especifiques (en ese mismo momento, cuando se acabe el tiempo de navegacin o a una hora concreta). Y no hay forma de desactivarla hasta que se acabe el tiempo: una extensin a prueba de bombas antiproductivas.

    LeechBlock es una extensin para Firefox muy similar a Stay Focusd. Te permite elaborar hasta seis listas de pginas para bloquear, con sus correspon-dientes horas y das. Se pueden vetar webs durante periodos determinados, despus de que se haya acaba-do el tiempo asignado de navegacin o mediante una combinacin de ambos. Tambin se puede proteger con contrasea el acceso a las opciones, para evitar la tentacin de, en un momento de debilidad, reconfigu-rar los ajustes de la extensin. Tambin lleva un re-gistro del tiempo de navegacin dedicado a cada lista.

    WasteNoTime es la versin para Safari de estos complementos. Adems de ofrecer informes diarios, semanales o mensuales sobre las pginas web en las que pasas ms tiempo, bloquea las pginas web de la

    lista negra una vez que has superado el lmite de tiempo que podas pasar en ella, y el modo instant loc-kdown restringe el acceso a Internet durante un perio-do determinado de tiempo.

    Rescue Time: control de tus hbitos de navegacinRescue Time es una herramienta que mide cunto

    tiempo inviertes haciendo qu en el ordenador. No se limita a la navegacin; tambin controla cunto tiem-po pasas jugando a video-juegos, trabajando en Word, viendo pelculas, cotillean-do en las redes sociales Es ideal para identificar tus hbitos perjudiciales frente a la pantalla y para hacer propsito de enmienda. Su versin gratuita ofrece al usuario la posibilidad de es-tablecer objetivos en el programa (por ejemplo, pasar menos de cuatro horas semanales en redes sociales); al final de la semana, este recibe por correo electrni-co un informe semanal en el que se muestra el tiempo pasado haciendo cada cosa y si ha cumplido o no sus objetivos.

    Unroll.meUnroll.me es una aplicacin web que te permite

    organizar el correo. Todos sabemos que, a pesar de que Gmail separa los correos prioritarios de los dems por categoras, ms de una y ms de dos veces se nos va la mano a la pestaa equivocada y nos ponemos a leer en horario de trabajo, por ejemplo, los apasionantes debates del grupo de LinkedIn de UniCo.

    Unroll.me detecta automticamente todas las sus-cripciones de tu correo (a los mensajes de los grupos de LinkedIn, al boletn de la Fnac) y las recoge en una lista. Desde esta lista podrs cancelar autom-ticamente tu suscripcin a esos boletines digitales (newsletters) si ya no te interesan, as como organizar las suscripciones restantes por categoras para reci-birlas en un nico mensaje en el momento del da que elijas. As evitars perder el tiempo leyendo correos poco tiles durante la jornada laboral, pero seguirn llegando a tu bandeja de entrada para que puedas consultarlos a gusto una vez cumplido tu horario de trabajo. Por supuesto, las suscripciones que excluyas de este correo diario las seguirs recibiendo instant-neamente. Unroll.me es una herramienta eficaz para gestionar y limpiar tu correo electrnico y as ahorrar tiempo, que a los correctores no suele sobrarles.

    Ao nuevo, mtodo de trabajo nuevo y ms productivo

    Marina Mena

    38 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 39

  • IRPF en 2015 Cunto?

    La Agencia Tributaria puso en marcha en octubre en todo el territorio nacional un siste-ma de cita previa para la mayo-ra de trmites y gestiones que deben realizar los contribuyen-tes en una oficina de la Agencia en cualquier momento del ao. As, y como ya es habitual en las campaas de declaracin del IRPF, los ciudadanos podremos elegir da, hora y lugar, dentro de la disponibilidad del servicio, para realizar consultas y trmi-tes en las oficinas de la Agencia Tributaria. Es decir, que a partir de ahora, antes de ir a la Delega-cin de Hacienda, hay que pedir

    cita previa por Internet o telfo-no (un 901).

    La implantacin del sistema de cita previa est siendo gra-dual. En una primera fase, has-ta este mes de enero de 2015, se han ofrecido con cita previa, entre otros, los servicios gene- rales de informacin y asisten-cia, los de recaudacin y los relacionados con las campaas peridicas de comprobacin de IRPF, IVA e impuesto sobre sociedades. A partir de ahora la atencin con cita se extiende a la mayora de los servicios, caso de la informacin y asistencia relacionada con declaraciones informativas, o la tramitacin

    de sanciones, recargos y recur-sos relacionados con actuacio-nes del rea de Gestin Tribu-taria.

    Se mantendrn fuera del sistema de cita previa servicios muy puntuales, como las pre-sentaciones de documentacin por registro y las inscripcio-nes en el PIN 24 horas. Igual-mente, no seguirn el mismo modelo de cita previa selec-cionada por el contribuyente el conjunto de gestiones que afectan al rea de Inspeccin, al tratarse de actuaciones que ya llevan implcita la citacin al contribuyente para una fecha determinada.

    Y ahora, todo con cita previa en Hacienda

    Aunque debera haberse aplicado durante todo el pasado ao, no ha sido hasta este 1 de enero cuando ha entrado en vigor la Reforma Fiscal 2014, concretamente en lo que se refiere a retenciones de IRPF para los profesionales autnomos. En trminos generales, la reten-cin del 21% que se aplicaba hasta ahora pasa desde el primer da del ao al 19%.

    Este porcentaje sigue sin aplicarse a los nuevos profesionales autnomos. A estos, du-rante el ao en el que se dan de alta y los dos siguientes, se les aplica un 9% (hasta el 1 de septiembre era del 7%). Una vez transcurrido

    ese perodo de tres aos, el porcentaje sube al mencionado 19%.

    Ahora bien, desde el 4 de julio de 2014 existe otro porcentaje, en este caso del 15%, que se aplica a aquellos profesionales autno-mos cuyo rendimiento ntegro no supere los 15000euros anuales.

    Adems, desde el portal especializado In-foautnomos recuerdan que, si de las facturas que emite un profesional autnomo ms del 70% llevan retenciones, entonces no es nece-sario hacer la declaracin trimestral del IRPF, el conocido modelo 130.

    40 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 41

    Lmite a los gastos deducibles

    Otra de las consecuencias de la re-forma fiscal que ya ha entrado en vigor es un cambio en el concepto de gastos deducibles. Hasta la fecha, el lmite de este tipo de gastos (comidas, gasolina, telfono, taxis) no dependa de una

    cifra inamovible, sino que poda ser de hasta el 5% de los rendimientos netos obtenidos por el profesional. Pues esto se ha acabado, ya que la reforma fiscal establece un lmite fijo en 2000 euros al ao. Qu significa esto? Pues que cuanto mayores sean los rendimientos netos de los profesionales, menos po-drn deducirse en este tipo de gastos.

    legal y fiscal

    Quin dijo que el caso de la multa a UniCo por atentar contra la libre competencia de mer-cado fue un caso aislado? La Comisin Nacio-nal de la Competencia (CNC), rgano que de-cidi castigar a UniCo con una multa de 2500 euros simplemente por ofrecer a sus asociados una recomendacin de tarifas, orientadas es-pecialmente a aquellos que se iniciaban en el mundo de la correccin, permanece siempre vigilante a este tipo de prcticas.

    Como decamos, UniCo pag 2500 euros de multa, pero es que, poco despus, Eizie, el colectivo que agrupa a los traductores vascos, tuvo que hacer frente a un castigo de 8500eu-ros por motivos similares. Puede parecer mu-cho, pero no lo es si lo comparamos con las sanciones impuestas por este organismo a la Asociacin Nacional de Informadores Grfi-cos de Prensa y Televisin (ANIGP-TV), por un importe de 61403 euros, y a la Uni de Pro-fessionals de la Imatge i la Fotografia de Cata-lunya Sindicat de la Imatge (UPIFC Sindicat de la Imatge), con 39321 euros, por acordar la aplicacin en todo el territorio nacional de un tarifario de precios mnimos recomenda-dos y otras condiciones de comercializacin de los servicios prestados por los informado-res grficos a empresas y particulares.

    Pero no se centra solo en asociaciones rela-cionadas con el mundo de la cultura. La Aso-ciacin Profesional de Sociedades de Valora-

    cin (ATASA) tuvo el ao pasado que abonar 200000 euros por elaborar un listado de ta-rifas mnimas en el perodo 2005-2009 y un baremo de honorarios orientativos mnimos en el perodo 2010-2011 para prestar servicios de tasacin solicitados por administraciones tributarias, juzgados y registros mercantiles. Y lo mismo le sucedi a la Asociacin Empre-sarial de Peritaje y Valoraciones Judiciales (AEPVJ), que por recomendar a sus asocia-dos los honorarios profesionales que deban cobrar por la actividad pericial (tasaciones y valoraciones), tuvo que pagar 30 000 euros a la CNC. Un vistazo al archivo de notas de prensa de esta institucin deja claro su ince-sante trabajo de control de la normativa de la competencia.

    Pero en el Estado de las autonomas hay adems otros reguladores, como la Autoridad Catalana de la Competencia, que, por ejemplo, en el marco de sus competencias sancion a la asociacin sin nimo de lucro Guionistes Associats de Catalunya (GAC) por considerar que haba incurrido desde el ao 2000 y al me-nos hasta 2012 en una conducta continuada de restriccin de la competencia. Su delito: la publicacin en su pgina web de recomenda-ciones sobre los honorarios que deban cobrar los profesionales a las empresas que los con-trataban.

    LEGAL Y FISCAL

    La normativa de competencia penaliza a varias asociaciones profesionales

  • FORMACIN

    MSTERES

    Mster en Edicin Lugar: Universidad Pompeu Fabra (Barcelona)Convocatoria: Septiembre 2015-julio 2016Modalidad: PresencialPrograma: - Desarrolla todas las etapas del proceso de publicacin de un libro.- Tiene un acuerdo de colaboracin con la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.- Incluye: Visita de trabajo a CAYFOSA, talleres, bolsa de trabajo, mesas redondas, programa de prcticas en empresas y pases de profesional para LIBER y GRAPHISPAG.- Los participantes pueden optar a una beca del The Frankfurt Book Fair Fellowship Programme.

    Enlace: http://www.idec.upf.edu/master-en-edicion/contenidos-academicos

    Mster en EdicinLugar: Universidad Autnoma de BarcelonaConvocatoria: Octubre 2015-mayo 2016Modalidad: PresencialPrograma: - Profundiza en las oportunidades comerciales.- Utiliza las herramientas ms punteras del sector.- Trabaja la lectura y evaluacin de manuscritos, la preimpresin, correccin de estilo y ortotipogrfica, diseo y maquetacin, etc.

    Mster Universitario en Anlisis Gramatical y Estilstico del EspaolLugar: UNEDConvocatoria: 2014-2015Modalidad: No presencialPrograma: - Especializacin acadmica.- Investigacin gramatical.

    Enlace: http://goo.gl/l6lVAJ

    CURSOS

    Curso de Especializacin en Correccin de EspaolLugar: Universidad de ValenciaConvocatoria: 2014-2015Modalidad: No presencialPrograma: - Los principales criterios de correccin de estilo y tipogrficos.- Las normas de composicin de una publicacin.- Las normas gramaticales.- Las distintas fases del proceso de edicin de una publicacin.- Los criterios de intervencin en los textos.- El estilo editorial (libro de estilo).

    Enlace: http://goo.gl/411oHq

    Curso de EdicinLugar: Hotel Kafka (Madrid)Convocatoria: Febrero-diciembre 2015Modalidad: PresencialPrograma: - Los procesos de edicin del libro.- Concepcin.- Venta.- Publicacin.- Promocin. Enlace: http://hotelkafka.com/curso/curso-edicion-0

    Edicin IndependienteLugar: Clamo&CranConvocatoria: Abril 2015Modalidad: No presencialPrograma: este curso es un taller prctico de edicin que ofrece todas las herramientas clave para aquellos que deseen emprender un negocio editorial propio o trabajar como pequeos editores. Profundiza en:- El proceso de edicin y los problemas a los que se enfrentan los pequeos editores del sector.- Recursos y mtodos de trabajo ms eficaces.- El editor y el trabajo editorial.- La empresa editorial, los contenidos editoriales, los costes, el sello y su autor, la edicin de los textos, la preimpresin y la impresin, distribuir y comercializar nuestro producto.

    Enlace: http://www.calamoycran.com/nuestros-cursos/ver/27-edicion-independiente

    formacin

    42 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 43

  • Juan Ignacio Prez Alcalde, Unidad de Apoyo a la Edicin de Revistas del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS), del CSIC.

    En esta seccin abordaremos la especializacin existente en nuestra profesin con testimo-nios de profesionales que se desenvuelven en trabajos muy concretos y que pueden aportar distintos puntos de vista pro-fesionales y laborales. En esta ocasin nos centraremos en la correccin de tipo cientfico. Y nada mejor que hacerlo con Juan Ignacio Prez Alcalde, que desarrolla su labor en la Unidad de Apoyo a la Edicin de Revis-tas del Centro de Ciencias Hu-manas y Sociales (CCHS), per-teneciente al CSIC.

    1) Cules son los principales recursos de consulta especficos que utiliza?

    Los habituales para cualquier corrector en espaol: DRAE, Nue-va gramtica de la lengua espao-la, Martnez de Sousa Tambin uso algunos especializados, ya que el tipo de publicaciones con las que trabajo son muy especficas. Como editor tcnico de Al-Qantara, re-vista cientfica de Estudios rabes, necesito consultar frecuentemen-te obras como el Index Islamicus o la Enciclopedia del Islam, ambas editadas por Brill. Adems, utilizo mucho los catlogos electrnicos de bibliotecas de referencia (BNE, Library of Congress) para cote-

    jar bibliografa, as como catlogos de editoriales. Para finalizar, tengo que aadir que cada vez uso ms recursos electrnicos online.

    2) Qu hace diferente la correccin que desarrolla de la, digamos, convencional para editoriales?

    Nosotros somos tambin una editorial, pblica, pero editorial como otra cualquiera. Publicamos monografas y revistas en forma-to impreso, electrnico y mixto. Lo que nos diferencia de otras es que solo publicamos literatura cientfica y, en menor medida, alta divulgacin. En el mbito de la li-teratura cientfica hay grandes edi-toriales privadas como Elsevier, por ejemplo, y especializadas en humanidades y ciencias sociales, como Brill, Harrassowitz Verlag, pero son tambin muy importan-tes las editoriales universitarias (Oxford o Cambridge University Press) y las de entidades investi-gadoras como la Editorial CSIC.

    Las editoriales de entidades pblicas buscan ms el prestigio que los ingresos por ventas, y esto, asociado a que es una literatura cientfica, de y para cientficos, hace que trabajemos con un vo-cabulario muy tcnico que debe seguir unas normas muy estric-tas (especiales en cada campo de investigacin), por lo que queda poco margen para la creatividad tanto del autor como del corrector.

    El corrector debe conocer ese lenguaje y debe asumir que el que firma el artculo, el investigador, se

    est jugando su prestigio acadmi-co con cada publicacin.

    3) Es un buen cliente una entidad pblica? Qu la dife-rencia de una entidad privada en lo que a su trabajo se refiere?

    Aunque existen correctores autnomos contratados por las administraciones pblicas, no es ese mi caso, as que no podra de-cir si son o no buenos clientes.

    Yo soy funcionario de carrera, y lo que puedo aportar ante esta pregunta es el ejemplo de que existe otro punto de vista: el de incorporar a los correctores a la estructura frente a la externaliza-cin de servicios. La unidad de la que soy responsable naci con esa intencin.

    En el CCHS se publican ac-tualmente veintiuna revistas cien-tficas de diversas materias (de humanidades y ciencias sociales), todas ellas con impacto interna-cional. La calidad de sus conteni-dos est supervisada por la direc-cin de cada revista, integrada por investigadores del CSIC y pro-fesores de universidad, y adems todos los contenidos se someten a una evaluacin externa. No obs-tante, hace aos se decidi crear la Unidad de Apoyo a la Edicin de Revistas en el CCHS para mejorar la calidad formal y la de gestin de los procesos de produccin de las mismas. La Unidad se dot para ello de personal que desarrolla diversas labores, entre ellas la de correccin de textos, pero no solo esa.

    TIPOS DE CORRECCIN

    Textos cientficos

    La Unidad ha buscado desde entonces la incorporacin de per-sonal con formacin en materia de edicin (mster sobre todo), filo-loga, y algunos perfiles especficos que se adapten a los contenidos de las revistas que publicamos (rabe, hebreo, griego clsico, arqueolo-ga, historia). Lo que se consigue con esta estructura es tener una mayor estabilidad del personal, y se fomenta que el editor tcnico sienta que forma parte de un pro-yecto, su revista, integrado en la estructura de una institucin p-blica. Esa institucin tiene como principal objetivo la investigacin, generar conocimiento, pero tam-bin transmitirlo, y en esa trans-misin el principal medio hoy en da son las revistas cientficas.

    4) Son amplios los plazos que tiene para realizar el traba-jo o son siempre insuficientes?

    S, lo son en comparacin con el mbito laboral privado. En el centro donde trabajo, los respon-sables cientficos de una revista deben entregarnos a los editores tcnicos (correctores) los conte-nidos de un nmero al menos un par de meses antes de enviarlos a imprenta. Hablamos de una media de trescientas pginas, que debe-mos editar en ese tiempo y ajus-tar a los parmetros de la revista (citas, referencias bibliogrficas, revisin ortotipogrfica y de estilo, estandarizacin de firmas, DOI y otros cdigos de identificacin). Es un plazo amplio, pero durante ese tiempo no solo estamos traba-jando con los textos, ya que tam-bin nos encargamos de la comu-nicacin de la revista (con autores y evaluadores) y otras labores de gestin de la misma.

    5) Qu es lo ms importante para su cliente? Correccin, rapidez, exactitud...? Qu hace

    que una correccin de un texto institucional sea perfecta?

    Es importante sealar que nosotros no tenemos clientes, tenemos usuarios. Somos fun-cionarios adscritos a una unidad de apoyo que solo presta servicio a usuarios internos, investigado-res del propio CSIC, que son los responsables de la direccin cien-tfica de las revistas. Nos paga la misma institucin por desarrollar distintas labores que conforman un mismo proyecto: una revista. Los compradores de esa revista s que seran clientes, pero de la ins-titucin, no nuestros directamen-te, y lo que buscan es correccin y exactitud antes que rapidez.

    La periodicidad de nuestras re-vistas es fija, por lo que podemos planificar los procesos con ante-lacin. Es importante cumplir esa periodicidad, transmitir la serie-dad de la publicacin (en cuanto a su gestin) y la fiabilidad y exacti-tud de sus contenidos, que deben ser innovadores en su disciplina, y que han sido evaluados previa-mente por pares externos a la editorial segn el sistema de do-ble ciego.

    Sobre la segunda pregunta cabe sealar que, como bien sabr, no existe la correccin perfecta de ningn tipo de texto. Si atendemos a la calificacin que hace de tex-to institucional, podramos decir que todas nuestras publicaciones llevan, efectivamente, una clara identificacin mediante diversos elementos: logotipos, membretes y elementos grficos que confor-man la imagen de marca de la Edi-torial CSIC, adscrita al Ministerio de Economa y Competitividad. Todas estas cuestiones estn re-guladas, y en nuestra correccin se incluye el cotejar que todo est en su lugar y segn indica la nor-ma. Como cualquier publicacin, tenemos un ISSN impreso y otro

    electrnico, por supuesto, un depsito legal, pero por ser una publicacin de un organismo p-blico, contamos tambin con un NIPO (nmero de identificacin de publicaciones oficiales) que tambin est regulado.

    En cuanto al contenido, no po-dramos calificar los textos que editamos como institucionales; son textos cientficos y, desde esa perspectiva, la mejor correccin posible es la que minimiza las erratas y se ajusta al mximo a la estructura del texto cientfico de la materia que trabajamos. Es funda-mental facilitar la transmisin de la informacin, pero hay que res-petar tambin el estilo del autor y estar en contacto con l para que nos aclare cualquier mnima duda.

    6) Cul es el texto o tipo de texto ms difcil que le toca corregir?

    La bibliografa es un elemen-to fundamental en un artculo cientfico, y hay varias normas de estandarizacin. Revisar que el autor se ajusta a la que exige mi re-vista es una de las tareas que ms tiempo me ocupa. No obstante, la mayor complejidad la encuentro en los textos que mezclan varios idiomas, algo que es muy habitual porque encontramos gran canti-dad de citas (a veces muy largas) en espaol, ingls y francs, y cada idioma tiene sus normas de edi-cin que hay que respetar (comi-llas altas o bajas, simples o dobles, con espacio despus en francs, la llamada de la nota antes o despus de la puntuacin). Por supuesto, la edicin en rabe no es sencilla, pero es ms compleja an la trans-cripcin del rabe (el mtodo que ms usamos), que tiene ciertos smbolos diferentes para repre-sentar un mismo fonema en espa-ol, ingls y francs.

    tipos de correccin

    44 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 45

  • TRADUCCINtraduccin

    Hace unos meses estuve char-lando con unos colegas tra-ductores sobre el futuro de la Directiva 2010/64/UE relativa al derecho a la inter-pretacin y a la traduccin en los procesos penales. Hablamos sobre la inde-fensin que supone no poder comunicarte en un idioma que desconoces, sobre no entender qu est pasando y sobre la problemtica que aparece cuando el intrprete que te acompaa no es pro-fesional. Pensamos en casos de violencia de gne-ro, de extorsin y explotacin, de trata de blancas y de asilo poltico.

    La Directiva 2010/64/UE, publicada en 2010, garantiza, entre otras cosas, la calidad de la tra-duccin y de la interpretacin en los procesos en los que haya un acusado extranjero y aconseja el establecimiento de uno o varios registros de traductores e intrpretes independientes debi-damente cualificados. Se cre, segn recoge la propia Directiva, para reforzar los derechos procesales de sospechosos o acusados en los pro-cesos penales.

    En Espaa, el servicio de interpretacin en juzgados y comisaras est gestionado por gran-des empresas que han ganado licitaciones y que ofrecen los servicios de personas que no estn capacitadas para realizar esta tarea, ya que cual-quier intrprete profesional no aceptara nunca trabajar por las irrisorias tarifas que ofrecen. El problema que supone que las personas que par-ticipan en un juicio no puedan ser asistidas por profesionales no se limita a una mera razn prc-tica: el Convenio Europeo de Derechos Humanos recoge que la persona debe ser asistida gratui-tamente de un intrprete, si no comprende o no habla la lengua empleada en la Audiencia. A la

    vista de los hechos, dado que ofrecen traductores e intrpretes que no son profesionales, se est ne-gando este derecho.

    La Red Vrtice (red de asociaciones de profe-sionales de la traduccin, interpretacin y correc-cin con presencia en Espaa) propuso muchas de las enmiendas presentadas y posteriormente rechazadas. Estas modificaciones tenan como objetivos, entre otros:

    La creacin de un Registro Oficial de Tra-ductores e Intrpretes judiciales para la inscrip-cin de todos aquellos profesionales que cuenten con la debida formacin y titulacin, as como la habilitacin y cualificacin obtenida mediante una prueba objetiva, vlida y fiable acreditada mediante un procedimiento contrastado.

    El derecho a traduccin e interpretacin para aquellas personas que no hablan o no entien-den la lengua del procedimiento y para las perso-nas con discapacidad auditiva y sordociegas.

    La creacin de un Registro Oficial para con-seguir la desambiguacin del trmino listado.

    La sustitucin del trmino resumen oral por traduccin a vista, que supone una refor-mulacin oral completa y fiel de un documento escrito, y no un resumen a criterio del intrprete.

    El Gobierno espaol deba transponer la Di-rectiva 2010/64/UE antes del 27 de octubre de 2013. Sin embargo, el pasado mes de diciembre, el Partido Popular rechaz con su mayora las refor-mas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal plan-teadas por los partidos de la oposicin, con ayu-da de la Red Vrtice, para la transposicin de la Directiva. En la reforma propuesta por el partido del gobierno no se recogen las recomendaciones

    de la UE para garantizar la calidad de los intr-pretes y traductores que trabajan en comisaras y juzgados. Ahora, el Gobierno quiere aprobar el Proyecto de Ley Orgnica y, nuevamente gracias a su mayora parlamentaria, no necesita el con-senso de los otros grupos.

    Espaa, junto con Reino Unido, se sita as en

    el grupo de pases de la Unin Europea que apar-tan la mirada de las personas extranjeras inmer-sas en un procedimiento penal que no entienden o hablan espaol. Tal vez deberamos inspirarnos en otros estados como Finlandia, Francia o Aus-tria, que s protegen y respetan los Derechos Hu-manos sin ambigedad.

    BIBLIOGRAFA

    Espaa. Proyecto de Ley 121/000114. Proyecto de Ley Orgnica por la que se modifica la Ley de Enjuiciamiento Criminal para transponer la Directiva 2010/64/UE, de 20 de octubre de 2010, relativa al derecho a interpretacin y a traduccin en los procesos penales, y la Directiva 2012/13/UE, de 22 de mayo de 2012, relativa al derecho a la informacin en los procesos penales. Boletn Oficial de las Cortes Generales, 5 de septiembre de 2014, nm. 114-1, pp. 1-10.

    Espaa. ENMIENDAS E NDICE DE ENMIENDAS AL ARTICULADO. Proyecto de Ley 121/000114. Proyecto de Ley Orgnica por la que se modifica la Ley de Enjuiciamiento Criminal para transponer la Directiva 2010/64/UE, de 20 de octubre de 2010, relativa al derecho a inter-pretacin y a traduccin en los procesos penales y la Directiva 2012/13/UE, de 22 de mayo de 2012, relativa al derecho a la informacin en los procesos penales. Boletn Oficial de las Cortes Generales, 4 de noviembre de 2014, nm. 114-1, pp. 1-10.

    Cuado de Castro, Fernando: El derecho al intrprete ante los tribunales: por fin! [en l-nea], 27/08/2014, . [Consulta: 18/12/2014]. Lawyerpress.

    VV. aa.: El gobierno de Espaa no quiere traductores ni intrpretes profesionales [en lnea], 15/12/2014 . [Consulta: 18/12/2014]. Asociacin Pro-fesional de Traductores e Intrpretes Judiciales y Jurados (APTIJ).

    Cuado de Castro, Fernando: rase una vez el derecho a interpretacin y a traduccin en los procesos penales: la historia de una Directiva que ni est, ni se la espera. [en lnea], . [Consulta: 18/12/2014]. Traduccin jurdica.

    red VrtiCe y CCduti: El PP hurta el debate parlamentario en la tramitacin del Pro-yecto de Ley Orgnica para transponer la Directiva sobre la traduccin y la interpretacin en los procesos penales. [en lnea], 19/11/2014 . [Consulta: 18/12/2014]. Red Vrtice.

    Leticia Robles SoneiraRoser Snchez Castany

    46 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 47

  • Si a cualquier nio le hacemos la recu-rrente pregunta del ttulo, es muy poco probable por no decir imposible que responda que quiere ser corrector. De he-cho, dudo mucho que ningn nio sepa qu es eso. Ni ningn nio, ni la mayora de los adultos.

    La crisis, sin embargo, est producien-do eso que llaman movilidad laboral y necesidad de reinvencin. Si a muchos mayores les preguntas hoy qu quieren ser de mayor (aqu s que sera apropiado decir de ms mayor, verdad?), puede que muchos afirmen (afirmemos) que quieren (que queremos) ser correctores.

    Tal vez sea tambin tu caso. En el 3.er Congreso Internacional de Correc-tores de Textos en Espaol pudiste com-probar que no eras el nico adulto que ha descubierto que su obsesin por que todo lo escrito est ordenado, legible y sin erra-tas se puede transformar en una nueva sa-lida laboral.

    OPININLa correccin es una profesin invi-

    sible, desconocida e incluso misteriosa. Para la mayora de los mortales los tex-tos aparecen perfectos porque los autores escriben as. Y t vas y piensas que vas a ayudar a que esos textos sigan brillando. Has encontrado un nuevo mundo que ex-plorar.

    Cuando empiezas a formarte con cur-sos, lecturas y conversaciones, comienzas a darte cuenta de que esto es ms compli-cado de lo que creas, que no existen blan-cos ni negros, que la formacin constante es imprescindible, pero tambin descu-bres que no ests solo, que existen cami-nos y que hoy ms que nunca el contenido importa. Y el contenido, sin forma, no es nada.

    Antonio J. Cuevas

    Qu quieres ser de mayor?

    El rincn del asociado

    Una de las ventajas de vivir en el cam-po es que se puede salir a correr a gusto mientras se disfruta del aire casi limpio, sin los inconvenientes de la ciudad, como los semforos, que obligan a detener la marcha. Yo no corro porque hace muchos aos que me lo prohibi mi traumatlogo, aunque s me doy unas buenas caminatas a paso ligero para contrarrestar las horas que me paso sentada, trabajando frente al ordenador.

    A cuntos de vosotros os gusta echar una carrera con frecuencia? Podis co-rrer al aire libre, en algn parque cercano?

    Da la impresin de que muchas per-sonas tienen reparos a la hora de usar el verbo correr. Creo que se sale a pasear, a caminar o a correr segn las preferencias o la salud de cada cual. Dnde est el in-conveniente?

    Antao se haca footing, trmino que es un falso anglicismo (palabra o giro in-gls), pero que fue muy popular. Desde hace un tiempo, muchos corredores no corren ni se echan una carrera, sea un encuentro deportivo o no, sino que los runners hacen running. Puede que crean que haciendo running van ms rpido, as que alguien debe decirles que no: usar estos trminos ingleses no garantiza una buena carrera, oigan. Que running, ade-ms, vaya acompaado del verbo hacer, cuyo uso no se censura pero evita que se empleen otros verbos ms precisos en determinados contextos, tampoco em-bellece esta expresin.El ingls ha enri-

    quecido nuestro idioma con prstamos necesarios que hemos adaptado al espa-ol, como lder, de leader; tuit, tuitero/a, tuitear, con su origen en Twitter; wasap, wasapear, de WhatsApp, etc. Otras pa-labras las hemos incorporado tal cual, como web, blog y chat, por tratarse de trminos que no presentan problemas de pronunciacin en espaol. La lengua evo-luciona y hay que dar la bienvenida a los neologismos (palabras nuevas). Ningn idioma es totalmente puro: todas las len-guas han tomado prestado algo de otras lenguas. Sin embargo, parece que la gente se avergenza de usar su propio idioma o pretende ser muy moderna; por eso em-plean tantos anglicismos, sobre todo. Ha-cer running es esnob (trmino admitido, del ingls snob), se mire como se mire. Lo absurdo es que se empleen anglicismos crudos (palabras o expresiones en ingls que no han sido adaptadas a nuestro idio-ma) en los casos en que se dispone de un trmino exacto en espaol. A veces, inclu-so hay ms de uno. Nuestro idioma es rico y variado, ah est la gracia.

    Extranjerismos? S, gracias, pero solo cuando estn justificados y si su empleo no empobrece nuestro lenguaje. Llame-mos a las cosas por su nombre.

    Manuela Mangas

    Sals a correr o hacis running?

    opinin

    48 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 49

  • LIBROS

    Tras una espera que se ha alargado desde 2001, aparece por fin una nueva edicin del dicciona-rio por antonomasia, el Diccionario de la lengua espaola de la RAe, que alcanza su entrega nmero 23 en coincidencia con el 300 aniversario de la institucin. Esta llamada Edicin del Tricentenario, que bien podra ser, segn se dice, la ltima en papel (que nadie se lo crea: el negocio es el negocio), presenta unos nmeros apabullantes: por encima de las 2400 pginas; 93000 artcu-los, en torno a 6000 ms que los incluidos en la anterior; un total de 200000 acepciones (entre ellas, 19000 americanismos), y unos 6000 artculos nuevos. Las enmiendas superan las 100000, sobre 43500 entradas, con aproximadamente 1350 artculos suprimidos.

    Tras la frialdad de los nmeros, las siempre clidas palabras. Algunas de las nuevas entradas son: birra, blaugrana, mileurista, precuela, tunear, tuit o wifi; y se aaden acepciones en palabras como botelln, cague, cagaprisas, hbrido, lorza o pantallazo. Tambin estn las que dejan de estar y que, tras ms de cien o ciento cincuenta aos sin documentacin de su uso, pasan al Diccionario histrico: acuperar, bajotraer, bigorrella o fenicar, entre otras.

    Y hasta aqu, muy bien. Ahora, las polmicas, que siempre las hay; casi se dira que debe haberlas, dada la materia de que se trata. Tirios y troyanos tirndose los trastos a la cabeza: por qu han entra-do unas y otras no? Como siempre, en la RAe no llueve a gusto de todos, aunque la inclusin de una palabra como amigovio, que en nuestra piel de toro sentimos como usurpadora de follamigo, pero que es de uso muy comn en amplias zonas del otro lado del charco, nos da cuenta del loable esfuerzo de los acadmicos por desarrollar una mentalidad panhispnica y una cada vez mayor sensibilidad ante

    NO FICCIN

    Materia: conocimiento Ttulo: Diccionario de la lengua espaola (23. ed.)Autor: Real Academia EspaolaEditorial: S. L. U. Espasa LibrosAo de publicacin: 2014Pginas: 2432Encuadernacin: tapa duraIdioma: espaol

    el hecho incontrovertible de que los espaoles somos una cada vez ms pequea parte del total de hablantes de nuestra lengua. A la fuerza, ahorcan.

    Pero, amn de generar batallitas ms o menos superficiales, como la inclusin de unas palabras y no de otras, o ms o menos mediticas, como la manifestacin del colectivo gitano a las puertas de la Academia, o, precisamente, por generarlas, la nueva edicin del diccionario vuelve a plantear el papel de la institucin y, por ende, de la propia obra acadmica, con el teln de fondo de la correccin polti-ca: se pueden prohibir palabras o se deben censurar significados por el simple hecho de que reflejan realidades socialmente poco aceptables?

    Por ltimo, una mencin a algunas quejas menos visibles, aunque acaso ms profundas, como las expresadas en foros especializados, como el de UniCo, referentes a la escasa o nula actualizacin de ciertas definiciones, ancladas, o ms bien encalladas, en primitivas ediciones del diccionario. Las palabras feminela o u ilustran a la perfeccin estas carencias.

    En cualquier caso, demos la bienvenida al DRAE 23. Vayamos disfrutando de todo lo que tiene de bueno (que es mucho) y pensando, mientras tanto, en lo que nos deparar la siguiente edicin.

    libros

    Materia: guaTtulo: Autnomos. La gua definitivaAutor: Toni Garca RamnEditorial: Blackie BooksAo de publicacin: 2014Pginas: 176Encuadernacin: cartonIdioma: espaol

    Aparece en las libreras un divertido libro especialmente dirigido a esos trabajadores por cuenta propia que luchan diariamente contra viento y marea. Se trata de una gua elaborada por Toni Garca Ramn que incluye consejos, testimonios, ancdotas y explicaciones sobre este tema con un gran sentido del humor, acompaados de las ilustraciones de Cristbal Fortnez. Editado por Blackie Books, aporta aire fresco a un colectivo que se presupone permanentemente cabreado.

    Sus pginas explican desde cmo hacerse trabajador por cuenta propia, enumerando incluso los formularios que son de lo ms normal en la vida laboral de estos trabajadores, hasta cmo es enfermar, facturar o no llegar a tiempo a entregar un trabajo. Su tono de humor y su curiosa manera de afrontar los problemas diarios del trabajador autnomo pueden hacer que esta gua parezca poco seria, pero para eso estn las oficiales del Ministerio de Hacienda o de la Consejera de Empleo de turno. Lo importante es que intenta echar una mano a todos aquellos que libran una continua batalla con la bs-queda de clientes, los impresos, las nuevas legislaciones, los impuestos, los lo quiero cuanto antes y dems escalones rutinarios. Y, adems, de vez en cuando es bueno rerse de uno mismo.

    50 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 51

  • FICCIN

    Materia: narrativaTtulo: Breve enciclopedia de la infanciaAutor: Emilio GavilanesEditorial: Castalia / EdhasaAo de publicacin: 2014Pginas: 256Encuadernacin: tapa duraIdioma: espaol

    Materia: narrativaTtulo: Claus y LucasAutor: Agota KristofEditorial: BooketAo de publicacin: 2014Pginas: 446Encuadernacin: rsticaIdioma: espaol

    Internet era todava un sueo, los ordenado-res solo estaban en el Pentgono, no haba te-lfono en casa y la televisin era un lujo que casi nadie poda permitirse, pero la infancia era el mismo territorio mtico que es ahora. En una ciu-dad que bien pudiera ser Madrid, en un barrio de extrarradio colindante con la nada, en un tiempo que parece ser los ltimos aos sesenta o los pri-meros setenta sita Emilio Gavilanes su historia, una historia que, pgina a pgina, se convierte en la de todos nosotros.

    A travs de una acertada estructura de enciclo-pedia, los variados textos que componen la obra (relatos ms o menos breves, reflexiones, poemas en prosa, evocaciones) van tejiendo una red de sentimientos y emociones que recupera de ma-nera magistral la mirada de la niez. Crueldad y ternura, humor y tragedia, aventura y decepcin, alegra y miedo o situaciones y personajes reco-nocibles alientan una trama sin trama, detenida sobre s misma, suspendida en el tiempo: un pai-saje de la memoria, que se torna en protagonista absoluta y que hace de la materia narrada una vi-vencia perdurable, imposible de olvidar.

    Ganadora del XVI Premio Tiflos de Novela, esta peculiar enciclopedia enganchar del cora-zn a cualquier lector sensible, pero, sobre todo, a los bien entrados en la cuarentena.

    Felizmente recuperada en edicin de bolsi-llo por Booket, Claus y Lucas rene en un solo volumen tres novelas, El gran cuader-no (1987), La prueba (1988) y La tercera menti-ra (1991), que en realidad conforman una nica historia, ambientada en algn pas de la Europa del Este durante la Segunda Guerra Mundial y los sombros aos posteriores, caracterizados por la opresin, el oscurantismo y la arbitrariedad.

    Con un estilo seco, desnudo, implacable e in-cluso cruel, la autora construye una especie de cuento de hadas que comienza con las andan-zas de dos hermanos gemelos que sobreviven al conflicto armado y al despotismo de una abuela inculta y amargada, a travs de la escritura de un diario en el que van anotando sus progresos en el aprendizaje de la vida. Despus, los hermanos se separan: uno cruza la frontera y el otro se queda en un pas libre ya de la guerra, pero dominado por un rgimen totalitario, solo y privado de una parte de su identidad. Cuando finalmente los ge-melos se renen, nada es lo que era, ni siquiera ellos mismos.

    Bajo una sencillez solo aparente, reforzada por una estructura lineal, Claus y Lucas esconde una trama compleja y turbia que constituye una pro-funda reflexin sobre la ficcin y la memoria, con un final que nos hace cuestionarnos todo lo ledo y nos enfrenta a la imposibilidad de una verdad absoluta. Recomendabilsima lectura.

    libros

    TIPOgrafaComo a cualquier disciplina, a la tipografa hay

    que acercarse centrndose en las nociones bsi-cas, para ms adelante ir profundizando y disfru-tando de sus misterios. Y una buena opcin es hacerlo con Unostiposduros (www.unostipos-duros.com). Se trata de un espacio creado por un grupo de profesionales que comparten su inters por el diseo grfico en general y por la tipografa, como herramienta bsica de este, en particular.

    Para todos aquellos que quieren iniciarse en el mundo de la tipografa desde el punto de vis-ta acadmico o personal, por estudio u ocio, este

    colectivo considera que lo primero es servirse de una bibliografa que permita obtener una visin lo ms amplia posible del contenido de la asigna-tura o de la tipografa como aficin y que se configure adems como una herramienta bsica de consulta.

    Para ello, en un artculo publicado hace ya tiempo, pero plenamente vigente, nos proponen diez manuales de referencia para iniciarse en los secretos tipogrficos. A continuacin los deta-llamos con los comentarios realizados por ellos mismos:

    Diez manuales para sumergirse en la tipografa

    Manual de tipografa: Del plomo a la era digitalJos Luis Martn y Montse Mas Hurtuna

    Un manual que trata los principales aspectos que tienen que ver con la tipografa, tanto en su parte terica como prc-tica. Con unas buenas ilustraciones y de lectura amena, el li-bro nos acompaa a travs de la historia de la tipografa y nos muestra, entre otros temas, las diferentes familias de tipos, su clasificacin y las distintas formas de composicin.

    Typo (When, Who, How)Friedrich Friedl, Nicolaus Ott y Bernard Stein

    Constituye el ms completo diccionario enciclopdico sobre tipografas y sus creadores. Una labor enorme de recoleccin de datos, fechas, nombres y ejemplos grficos en una edicin real-mente asequible para su volumen de contenido.

    52 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 53

  • tipografa

    The Elements of Typographic StyleRobert Bringhurst

    De este libro podemos deciros que nos cambi la vida, y no solamente por su contenido, sino tambin por el camino que nos mostr de cmo se poda reconciliar el pasado con el presente de la tipografa. As de contundentes se muestran los autores de este artculo. El poeta y diseador Ro-bert Bringhurst aplica ambos campos de su actividad en sus pginas y, a travs de una prosa profundamente evocadora, ana la historia de la tipografa con el presente, los tipos de plomo con sus versiones digitales, los conocimientos clsicos y su aplicacin en la actualidad, de una manera magistral y muy didctica. Cargado, adems, con mu-cha informacin prctica, hay un antes y un despus para toda la gente que, intere-sada por la tipografa, se adentra en las p-ginas de esta gran obra. Y adems est a punto de aparecer la edicin en castellano

    Manual de diseo editorialJorge de Buen

    La especialidad del diseo editorial es aquella en la que los recursos tipogrficos encuentran sus ms amplias posibilidades de utilizacin. Jorge de Buen proporciona con su obra una preciada herramienta en la que tienen cabida todos aquellos aspectos que intervienen en la creacin de una p-gina impresa y que descubren su mxima expresin en el producto editorial por ex-celencia: el libro.

    Stop Stealing Sheep & find out how type worksEric Spiekermann y E. M. Ginger

    De una forma coloquial, educativa y, sobre todo, muy amena, utilizando analo-gas de la vida diaria, se explica qu es la tipografa y cmo usarla de la manera ms eficiente. Un recorrido divertido y vistoso que proporciona unos conocimientos bsi-cos imprescindibles. Si no sabes nada sobre tipografa, deberas empezar por este ttulo.

    Tipografa: funcin, forma y diseoPhil Baines y Andrew Haslam

    Se trata de una obra en la que las ilustra-ciones ocupan un papel muy importante en el propio diseo del libro y como apoyo in-formativo al texto. Se estructura de acuer-do con los siguientes contenidos: la historia del lenguaje y la escritura; las diferentes tecnologas empleadas en la creacin de tipografas, y su uso tanto en papel como en el cine y los nuevos medios. Tambin propone una nueva clasificacin tipogrfi-ca atendiendo a los orgenes y evolucin de las caractersticas principales de las letras.

    En torno a la tipografaAdrian Frutiger

    Como bien indica en su introduccin, es una charla entre amigos con el tema de la tipografa como principal protagonista. El autor repasa al-gunos temas bsicos de la disciplina de una for-ma fundamentalmente visual y educativa. Su fcil accesibilidad para todo tipo de pblicos no se trata de un manual exhaustivo lo convierte en una lectura idnea para introducirse sin mucho esfuerzo en el mundo de la tipografa de la mano de un gran diseador de tipos.

    Tipografa del siglo xx. RemixLewis Blackwell

    Sirvindose de una profusa ilus-tracin, Lewis Blackwell nos acom-paa a travs de las creaciones ti-pogrficas del siglo xx. Mediante la divisin en dcadas de cada uno de los captulos, hace un repaso del es-tado de la tipografa, el arte y la socie-dad de cada poca. El siglo xx, testigo de un buen nmero de cambios tec-nolgicos y posicionamientos ideo-lgicos que afectaron al mundo de la imprenta, merece un estudio singu-lar, para el que este libro supone un buen acercamiento.

    Thinking with Type, a Critical GuideEllen Lupton

    Pensado como apoyo para sus propios cursos de tipografa en el Maryland Institute College of Art, destaca por un acercamiento a la tipografa sumamente didctico en el que multitud de ejem-plos e ilustraciones apoyan los conceptos que se exponen. Dividido en tres secciones principales, cada una de ellas comienza con un ensayo intro-ductorio que da paso a la parte prctica, todo ello aderezado de un fino sentido del humor. Es un buen manual general de tipografa, accesible y con unos contenidos imprescindibles.

    Manual de tipografaJohn Kane

    Destinado a estudiantes de dise-o grfico, aborda materias como la historia de la tipografa, clasificacin y composicin, que se acompaan de multitud de imgenes e incluso una serie de ejercicios prcticos que sir-ven de ayuda al lector.

    A estas obras, claves para la inicia-cin tipogrfica, habra que aadir una undcima a modo de guinda: Fuente de letras, de Joep Pohlen, que, adems de analizar pormenorizadamente la anato-ma de cada letra del alfabeto, hace refe-rencias cruzadas entre diseos de tipos

    y movimientos artsticos a lo largo de la historia. Adems, incide en la esttica de la era digital y ayuda a la seleccin del tipo ms adecuado para la realizacin de cada proyecto.

    Ms informacin:www.unostiposduros.com

    tipografa

    54 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 55

  • VII Congreso Internacional de Lingstica de CorpusOrganizado por: Asociacin Espaola de Lingstica de Corpus (AELINCO). Lugar: Palacio de congresos Conde Ansrez (Valladolid). Fecha: 5-7 de marzo de 2015.

    La lingstica del corpus y los grandes datos: convergencias y divergencias es el eje de discusin de este encuentro responsabilidad de AELINCO y organizado por el Departamento de Filologa Inglesa de la Universidad de Valladolid y el Centro Internacional de Lexicografa. Los retos de la era digital en relacin con esta materia sern uno de los ms importantes temas de discusin por parte de los profesionales y acadmicos asistentes.

    GalenguandoOrganizado por: Molino de Ideas, Apicultur, Clamo&Cran y Xos Castro. Lugar: Plaza de Amrica, 7. Vigo. Fecha: 7-8 de febrero de 2015.

    Los organizadores coordinan este Lenguando a la gallega, en el que los amantes de la lengua tendrn una nueva ocasin para disfrutar y aprender. Todo el mundo est invitado a este autntico laboratorio de ideas.

    I Congreso Internacional Virtual: Traduccin de Lenguas para Fines EspecficosOrganizado por: Universidades de Sevilla, Mlaga y Valencia. Lugar: Facultad de Filologa de la Universidad de Sevilla (Sevilla). Fecha: 9-13 de marzo de 2015.

    Este evento tiene los siguientes objetivos: proporcionar un punto de encuentro e intercambio de ideas a la comunidad cientfica internacional que desarrolla su actividad investigadora sobre la traduccin de lenguas para fines especficos; incentivar el intercambio de experiencias entre la comunidad cientfica internacional en torno a la traduccin de lenguas para fines especficos; divulgar los resultados de investigacin que versan sobre este tipo de traduccin, y promover la actualizacin cientfica de estos investigadores.

    Foro Internacional del Espaol 2.0Organizado por: Ifema, en colaboracin con la Comunidad de Madrid a travs de la agrupacin empre-sarial Plataforma del Espaol Madrid Network y con el apoyo de las principales instituciones que velan por la promocin, preservacin e internacionalizacin del espaol, como la RAE, la Universidad de Alcal, la Fundacin General CSIC, y el Centro Regional para el Fomento del Libro en Amrica Latina y el Caribe (CERLALC), bajo los auspicios de la UNESCO. Lugar: Ifema. Madrid. Fecha: 23-26 de abril de 2015.

    El lema de su primera edicin es La industria del espaol como herramienta generadora de negocio. Este encuentro se articular en un espacio de exposicin comercial, segmentado inicialmente en cinco reas: traduccin, consultora y tecnologa lingstica; contenidos e industrias culturales en espaol; enseanza, formacin y turismo idiomtico; oficinas, agencias de marcas y sociedades de gestin de derechos, y entidades, instituciones y asociaciones impulsoras del espaol y de la sociedad de la informacin.

    Congresos y reuniones

    UMORHAHORAVUELVO Divertimentos

    incorrectospor El Cazador Sinnimo

    LOS INTRUSOS

    Aferrndome al arns, torturado por el dolor, le grit desde lo alto:Ms te vale huir! Te van a sacar los ojos, estpido Dejars que te esclavicen, te humillen y te derroten?Antes de eso, tal vez me mate, o mejor: tal vez pase a alguno por mi hierro; manda y obedecer, no importa cundo o dnde

    En esta aventura pica se han colado sin invitacin nada menos que nueve intrusos, varones todos ellos, cuyos nombres aparecen en el texto. Sabras decirnos quines son y dnde estn?

    56 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 57

    AGENDA

  • MICCIONARIO

    AABSBURGO, GA. adj. En el espaol de los

    siglos xvi y xvii, algo extravagante, irregu-lar, contrario a la razn y sin sentido.

    ACOJONGOJAR. tr. Entristecer o afligir hasta el puro miedo. U. t. c. prnl.

    ANABOLENIZANTE. m. Biol. Producto qumico utilizado para incrementar la masa muscular, cuyo abuso provoca en el usua-rio una paulatina conversin en segunda esposa de Enrique VIII.

    CCRIPTICAR. tr. Juzgar, censurar o vitu-

    perar acciones o conductas de manera oscu-ra, enigmtica, difcil de entender.

    EESCUALMETRO. Regla especial que con-

    tiene diferentes escalas a la vez y que se usa generalmente para medir tiburones.

    ESQUILMAL. En la cultura inuit, indivi-duo que caza por encima de sus necesida-des materiales, poniendo en peligro los re-cursos de la comunidad.

    EUSKALOPE. m. Loncha gruesa de carne empanada y frita que se consume en el Pas Vasco.

    IIGNONIMIA. f. Afrenta pblica de escasa

    o nula importancia. INMIGRAA. f. Jaqueca, cefalea recu-

    rrente e intensa que se sufre en un pas que no es el propio.

    LLAVERDAQUE. Vocablo que precede a la

    afirmacin o la negacin en los parlamentos y declaraciones de futbolistas y otros profe-sionales del deporte.

    NNIONERA. f. Cartera pequea que se

    lleva sujeta a la cintura y que sirve para transportar bebs y nios de teta.

    TTUTERE. m. Persona que firma y se atri-

    buye tuits al mandado de otra que los es-cribe.

    humor

    1. D _ _ _ U R _ I _ _ . Accin en la que se alegan razones y se contiende contra el parecer de alguien o se examina atentamente entre dos o ms personas una materia.

    1. _ N _ _ R _ E _ I _ . Desigualdad del tiempo. Usada en locucin adverbial: sin techo ni proteccin.

    1. I _ _ R _ N _ I _ . Causar dao. Imponer un castigo.

    CO__PLETAE__RATASRMLas palabras semiocultas del siguiente listado pueden, en algn caso, tener un significado propio, pero en general se presentan aqu como erratas o incorrecciones. Las definiciones que se entregan para poder completarlas se refieren al trmino correcto al que estas sustituyen.

    PARTICIPA( Y SI TE DA LA GANA, GANA)

    humor

    Nuestro Miccionario es una puerta abierta. Si crees que puedes igualar o incluso superar sus tontunas, El Cazador Sinnimo estar encantado de publicarlas. Solo tienes que enviar tus propuestas a elcazadorsinonimo@gmail.com, con la palabra Miccionario como asunto de tu correo.

    Y si eres todava ms chulo (o chula) y resuelves correctamente los juegos de este nmero, manda un correo con las respuestas a elcazadorsinonimo@gmail.com (asunto: Soluciones) y podrs llevarte una fantstica taza del Mtico Corrector Justiciero, ilustrada con el logo del gran Forges, que sortearemos entre los acertantes.

    58 DELETUR [N. 1 - 2015] DELETUR [N. 1 - 2015] 59