Danza de salón y popular pag 3. 35 - 45

Download Danza de salón y popular pag 3. 35 - 45

Post on 25-Jul-2015

482 views

Category:

Art & Photos

3 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>34 LA DANZA EN MXICO DURANTE LA POCA COLONIAL</p><p>eran cortesanas, populares espaolas, y una que otra "del pas".A fines del siglo hay menciones de compaas profesionales, co-</p><p>mo la de Juan de la Cruz y Francisco Manuel de Villa Fuerte, y debailarines y maestros de danza como Jusepe de Aspilla, originariode la ciudad de Mxico y que actu tambin en Per, y Melchor delos Reyes Palacios y su hijo, ambos espaoles que, hacia 1605,viajaron al Per.</p><p>(;"</p><p>/rl</p><p>1111</p><p>'11</p><p>Captulo II</p><p>DANZA DE SALN Y POPULAREN LOS SIGLOS XVII Y XVIII</p><p>LA DANZA DE SALN</p><p>Una vez conquistada y pacificada, la Nueva Espaa se convirti,junto con el Per, en la colonia ms prspera del vasto imperio es-paol. Pronto se estableci, alrededor de la corte virreinal, unaaristocracia que alcanz grandes riquezas y se distingui por la sun-tuosidad de sus fiestas. Los virreyes y altos dignatario s llegaban deEspaa con gran aparato y numeroso squito, y traan consigo lasmodas de la pennsula, iniciando en la aristocracia novohispanauna poca de imitacin. europea en todos los rdenes.Adems de las fiestas privadas en el palacio virreinal y en las ca-</p><p>sas de los ricos espaoles y criollos, los acontecimientos Cvicosmssealados -cumpleaos de los reyes, sus bodas o el nacimiento desus herederos, llegadas de virreyes y autoridades- se festejabanpblicamente con gran brillantez. Haba desfiles, mascaradas, ar-cos triunfales, comedias, danzas y certmenes literarios, todo elloen un estilo que iba dejando atrs las tradiciones medievales paraparticipar del fasto renacentista y barroco.En el siglo XVII Europa recibi, especialmente en literatura, tea-</p><p>tro y danza cortesana, la influencia del siglo de oro espaol, y, a suvez, Espaa recibi y difundi formas musicales y danzas de sus co-lonias.En Nueva Espaa se bail lo que llegaba de la metrpoli, junto</p><p>35</p></li><li><p>36 LA DANZA EN MXICO DURANTE LA POCA COLONIAL</p><p>I11</p><p>I</p><p>Irj</p><p>con formas originales o de las colonias vecinas. Los maestros si-guieron activos, y quedan algunas noticias de ellos. Entre 1601 y1616 son mencionados Florin de Vargas, Francisco de Morales y elnovohispano Pedro Moral. En las fiestas del corpus en Puebla ac-tuaron en 1652, al frente de un grupo de once individuos, los maes-tros y bailarines Gregorio Garca y Alfonso de Pineda, y en 1698Antn de Luna enseaba a danzar en la ciudad de Mxico. Para en-tonces eran ya muy numerosos los msicos y maestros negros, co-mo Joseph Chamorro, que en 1681 enseaba a taer y danzar en laciudad de Oaxaca. Estos maestros llevaban una vida muy activa: seencargaban, ao por 'ao, de poner las danzas para la fiesta delcorpus, y enseaban bailes populares y de saln. A sus casas acu-da gente de las clases bajas' para aprender a bailar, mientras que losricos que deseaban brillar en los salones en minuetos y alemandaseran enseados a domicilio.</p><p>Sobre su repertorio nos ilustra una coleccin dejnsica de la po-ca, el Mtodo de Ctara de Sebastin de Aguirre.! En l aparecenmuchas formas bailables, europeas y americanas: tocotines, elhuasteco, panam, puertorrico de los negros, puertorrico de laPuebla, chiqueador de la Puebla, zarabanda, pavana francesa,gallarda portuguesa, vacas, balonas, canarios, folias, branles,chamberga, hachas, jcaras, marionas, marizpalos, morisca, pa-sacalles, torbellinos y villanos.Dos danzas americanas, nacidas entre los negros de Nueva Espa-</p><p>a o del Caribe, fueron muy difundidas y dieron mucho de quhablar en su momento: la chacona y la zarabanda, ambas de origenpopular, que despus de escandalizar a Amrica y Europa llegarona ser importantes danzas cortesanas y distinguidos miembros de lasuite. Ambas eran danzas alegres y sensuales, que se cantaban conatrevidas coplas y se acompaaban con panderetas, castauelas ycascabeles en los tobillos. Aunque mucho se ha especulado sobre sunacimiento, todas las menciones contemporneas concuerdan enatribuirles origen americano y en considerarlas danzas escandalo-sas, con movimientos y pantomima de carcter ertico.</p><p>La primera mencin conocida de la chacona se encuentra en elEntrems del platillo (1599), de Simn Aguado, quien, en su estri-billo, hace una invitacin para ir a Tampico, en la Nueva Espaa, abailarla:</p><p>Chiqui, chiqu, morena ma;si es de noche o si es de da;</p><p>, Puebla, hacia 1650. Tablatura de la Coleccin Gabriel Saldvar; Stevenson,Music in Aztec and Inca Territory, parte 1, p. 235.</p><p>DANZA DE SALN Y POPULAR EN LOS SIGLOS XVII Y XVIII</p><p>vmonos, vida, a Tampico,antes que lo entienda el mico;que alguien mira la Chacona,que ha de quedar hecho mona.?</p><p>Lope de Vega tambin menciona al puerto de Tampico en rela-cin con la chacona, y dice de ella:</p><p>Vida bona, vida bona:esta vieja es la Chacona.De las Indias a Sevillaha venido por la posta ... 3</p><p>El DIccionario de autoridades (1737) la defini as:</p><p>Son o taido que se toca en varios instrumentos, al cual se baila una dan-za de cuenta con las castaetas, muy airosa y vistosa, que no slo se bailaen Espaa en los festines, sino que de ella la han tomado otras naciones,y le dan este mismo nombre."</p><p>Algunos autores espaoles la consideraban como de origennegro. Cervantes la defini como una forma mulata originaria de</p><p>, las Indias, e indicaba que era ejecutada por negros llevados a la cor-te de Francia. Quevedo, por su parte, la llam tambin "chaconamulata" .5</p><p>Por otra parte, tambin se ha pensado que su origen puede seritaliano (ciaccona), y hasta ha sido atribuida a los vascos. Lo ciertoes que, despus de haber sido practicada en el bajo mundo del M-xico colonial, se difundi por la Amrica hispana. A principios delsiglo XVII era ya bastante conocida en Espaa, y Lope de Vega sequejaba de que, por su causa, se empezaban a olvidar "los instru-mentos nobles, como las danzas antiguas, con estas acciones gesti-culares y movimientos lascivos de las chaconas ... "6 Su msica lle-g a penetrar en la iglesia, donde se tocaban y se cantaban chaconas"a lo divino". Posteriormente pas a Francia, donde fue adoptadacomo final de la suite de danzas de la corte, ya refinada y converti-da en una danza muy elegante.</p><p>2 Simn Aguado, "Entrems del platillo", Coleccin de entremeses, loas, bailes,jcaras y mojigangas desde fines del siglo XVI a mediados del XVIII, Madrid, 1911,vol. 1, p. 229.</p><p>3 Ibid., p. 240, Lope de Vega, El amante agradecido.4 Diccionario de autoridades, Madrid, 1737, vol. 1, pp. 9, 298.5 Coleccin de entremeses ... , vol. 1, p. 240.6 Lope de Vega, La Dorotea, acto 1, escena VII.</p><p>37</p></li><li><p>111</p><p>38 LA DANZA EN MXICO DURANTE LA POCA COLONIAL</p><p>Algunas autoridades han atribuido a la zarabanda, basndose enla etimologa de su nombre, origen rabe o moro. Se ha dicho tam-bin que se bailaba ya en Espaa desde el siglo XII, siendo una dan-za de carcter sensual, con sinuosos movimientos de cadera, que seacompaaba con castauelas. Sin embargo, segn algunos autoresdel siglo XVII, esta danza no era ni muy antigua ni espaola. Cer-vantes coment, en El celoso extremeo (1613), que "el endemo-niado son de la zarabanda era entonces nuevo en Espaa"; el padreJuan de Mariana escribi que, aunque l la crea de origen sevilla-no, "otros le hacen cosa venida de las Indias", y Jernimo de laHuerta la llam "ramera pblica del Guayacn". 7Las primeras menciones de esta danza provienen de Mxico, y la</p><p>ms antigua letra que se conserva es la de una zarabanda "a lo divi-no" compuesta por Pedro de Trejo en 1556, cuyo estribillo dice as:</p><p>\</p><p>Zarabanda ven ventura eZarabanda ven y dura." '.</p><p>Tambin en Mxico escribi fray Diego Durn, hacia 1579, quela danza india llamada cuecuechcucatl era tan lasciva y ofensiva"como la que nuestros naturales usan", llamada zarabanda. 9 Para1598, la chacona y la zarabanda haban llegado al Per. All, entrelas gentes "de mal vivir", gozaban de gran popularidad, ademsdel puertorrico, "la zarabanda y balona, el churumba y el tapar-que, la chacona y el totarque". 10En Europa, la "terrible zarabanda", ejecutada por bailarinas</p><p>con escotados vestidos, panderetas y castauelas, escandaliz pro-fundamente a los moralistas. Uno de sus ms duros crticos fue elpadre Juan de Mariana, quien escribi: "Entre otros ha salido es-tos aos un baile o cantar, tan lascivo en las palabras, tan feo enlos meneos, que basta para pegar fuego a las personas muy ho-nestas." II Hacia 1583, en Espaa, se amenazaba con doscientosazotes y seis aos en las galeras o el exilio a quien la bailase. Quizspor ello, en 1589, dijo de ella el Cancionero Classence:</p><p>7 "La terrible zarabanda", Vida teatral en el siglo de oro, p. 98.8 Ms. "Obras de Pedro de Trejo", en expediente "Contra Pedro de Trejo, por</p><p>proposiciones herticas", marzo 1572, Archivo General de la Nacin, Ramo de In-quisicin, vol. 113, ff. 9-10.</p><p>9 Fray Diego Durn, Historia de las Indias de Nueva Espaa; Stevenson, Musicin Mexico, a Historical Survey, cap. 2, p. 95.</p><p>10 "Stira hecha por Mateo Rosas de Oquendo a las cosas que pasan en el Pir,ao de 1598"; Stevenson, Music in Aztec and Inca Territory, parte 1, p. 228.</p><p>I1 Juan de Mariana, "Del baile y cantar llamado zarabanda", Tratado contra losjuegos pblicos. Obras, Madrid, 1950, vol. II, p. 433.</p><p>DANZA DE SALN Y POPULAR EN LOS SIGLOS XVll y xvrn</p><p>La Zarabanda est presaque dello mucho me pesa,que merece ser condesay tambin emperadora.'?</p><p>Al iniciarse el siglo XVII esta danza se ejecutaba ya en el teatro es-paol, Y aparece en el entrems de Los negros, de Simn Agudo(1602): "Van entrando todos los negros que puedan en orden, dan-zando la zarabanda, con tamboriles y sonajas, y dan una vuelta alteatro." 13Por el reino de Npoles pas a Italia, donde Giambattista Mari-</p><p>no, en su poema L 'A done (1623), defini a la zarabanda y la chaco-na como danzas gemelas importadas de la Nueva Espaa:</p><p>Piera iI sozzo inventor chetra noi questaintrodusse primier barbara usanza!Chiama questo SUD gioco empio e profondo,saravanda e ciaccona il Nuovo Ispano ... 14</p><p>Adems de Marino, Villani, Brignoli Sale y Mascardi descri-bieron esta danza y la condenaron en Italia. 15 Para 1613 ya era co-nocida en Francia, y Malherbe la consideraba invento de los "sal-vajes americanos". Su mala reputacin lleg hasta Inglaterra, dondeBen Jonson escribi: How they are tickl'd by a light aire, thebawdy Saraband!"Finalmente, al ser adoptada por la corte francesa, la zarabanda</p><p>se convirti, en manos de sus maestros de danza, en una formanoble y mesurada, similar a la pavana y que, con excepcin del usode castauelas y cascabeles, no tena ya nada que ver con su formapopular original. Su introduccin y apogeo en las cortes-y los salo-nes elegantes tuvo lugar en el primer cuarto del siglo XVII, y se prac-tic hasta principios del XVIII. A partir de 1620, su msica, en tiempode %, aparece en manuales franceses para lad, pasando a cons-tituir el tercer movimiento de la suite.'"</p><p>12 Coleccin de entremeses ... , vol. 1, cap. III, p. 266.13 Ibid., p. 231.14 Giambattista Marino, L 'A done, Canto XX, Stanze 84-88 (1623).15 Villani, "Considerazioni di Messer Faggiano" (1631); Brignole Sale, "Tcito</p><p>Abburattato" (1643); Mascardi, "Prose Volgari" (1626); Croce (edicin de Bari,1966), cap. V, p. 61.</p><p>16 The Staple of News (1625), acto IV, escena U.17 La suite en el siglo XVI constaba generalmente de alemanda, courante, zaraban-</p><p>da, giga. Despus se compusieron suites de seis partes, que culminan con la suite cl-sica de Bach y Haendel. Cuando la suite evolucion hacia la forma sonata, la zara-banda se convirti en su movimiento lento.</p><p>39</p></li><li><p>Ii</p><p>1111</p><p>I</p><p>40 LA DANZA EN MXICO DURANTE LA POCA COLONIAL</p><p>Su ejecucin se extendi rpidamente al resto de Europa, y llega ser muy popular en el teatro y los salones de Inglaterra, dondeaparecieron, en manuales de danzas de saln, en"1696 y 1698: Sara-band, Adson 's Saraband y A New Spanis Entry and SarabandDanced by Monsieur L 'Abb before his Majesty at Kensington andat the Theatre in Lincoln 's Inn Fields, with Great Apptause.vCuando su popularidad entre la sociedad declin, la zarabanda,junto con la chacona, fue absorbida por la danza teatral.</p><p>En Espaa, en la segunda mitad del siglo XVII, la danza de salnde la corte inclua formas italianas, francesas y americanas. En losSones de Palacio se:mencionan alemandas, canarios, un "bailetefrancs", francesas, gallardas, granduques, hachas, jcaras, gigas,marizpalos, marionas, rnatachines, paradetas, pavanas, ruggeros,saltarellos, tarantelas y voltas.En el siglo XVII, Francia fue la dictadora de la moda en bailes de</p><p>saln, y el minu -s-de origen campesino y a~9Ptado por la cortehacia 1670-, la gavota, el rigodn y la contradanza pasaron a Es-paa y de all a sus colonias.En la Nueva Espaa se bail un repertorio muy extenso. En un</p><p>manuscrito guanajuatense del siglo XVIII encontramos danzas euro-peas y americanas, junto con algunas formas populares -segura-mente ya "domadas" por los maestros de danza-: gallardas, espa-oletas, villanos, el caballero, canarios, baylad caracoles, losimpossibiles, jota, fandango, tarantelas, las vacas, el amor, jcarasfrancesas, las sombras, jcaras de la costa, gaitas, cumbes, za-rambeque o muecas, el paloteado, folas gallegas, zangarilleja,chamberga, passacalles para comenzar las seguidillas manche-gas, granduque, marssellas, f'olias italianas, al verde retamar, laspenas, sarao o bailete de El Retiro, la amable, Fustamberg, pays-sanos, paspied viejo, la cadena, el cotillo, la Christian, la va-cante, cotilln nuevo, rigodn, y los minus: "de trompas, del sol-dado, amoroso, afectuoso y del cisne" . 19Otro manuscrito novohispano, de la primera mitad del siglo</p><p>XVIII, nos ofrece, entre otras, las siguientes danzas:</p><p>" .valona de voca negra, alemanda, coranta, burro, rigaudn, zaraban-da, giga alegre, minu de las fugas, la gashe, minu que se toca despusdel bur del Fustamberg, las cuatro caras, minu para los aficionados,</p><p>18 The Eng/ish Dancing Master, or Plaine and Easie Ru/es for the Dancing ofCountry Dances, with the Tune to Each Dance, Londres, 1696; The Second Part ofthe Dancing Master, 1698.</p><p>19 Ms., Coleccin Gabriel Saldvar, Stevenson, Music in Aztec and Inca Terri-tory; parte 1, p. 236.</p><p>DANZA DE SALN Y POPULAR EN LOS SIGLOS XVII Y XVlll</p><p>minu guastala, reverencia ingleza, la Mara bur, minu de Ansou,bailete de la Bretaa y minu de pichiforte.P</p><p>El Manuscrito Hague" contiene dos colecciones de msica barro-ca y danzas de saln, y nos ilustra sobre lo que se bailaba en Mxicoentre 1772 y 1829. En l se encuentran, adems, las indicacionessobre cmo ejecutar danzas como</p><p>el babau fandango cathalan, la gaita nueva, la gatoseada, el ship, el Ka-lattin o Jack Latham, el paspi anglois, el paspi de la princesa, las bo-das reales, la gran caza, marche du roy, el carrillon Dunkerk. lacuadrilla, la ora del pastor, la chacona de Arlequn y el minue dela princesa.</p><p>DANZA POPULAR</p><p>Las danzas populares siguieron tomando parte en las festividadesreligiosas, y eran ya de diversos gneros. En las fiestas del corpusde 1660 se mencionan, adems de las comedias, "las danzas de es-paoles, negros, indios y mulatos". En ocasiones se ofrecan pre-mios a las que mejor se ejecutaran, y el pueblo participaba con gus-to en ellas.Adems, la masa popular se diverta con fiestas y danzas que</p><p>provocaron, en el curso de los siglos XVII y XVIII, indignadas censu-ras y prohibiciones d...</p></li></ul>