como hacer para saber que hacer

Download Como hacer para saber que hacer

Post on 18-Mar-2016

238 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Autor: Hernan Peralta Herramientas para el trabajo comunitario Venezuela

TRANSCRIPT

  • Hernn Peralta

    CMO HACER PARA SABER QU HACER...

    Acerca de: Metodologa de Anlisis Colectivo con Registro Abierto

    Metodologa de Trabajo Comunitario

    Edicin: Cuaderno N 6 (Segunda edicin 2004)

  • CMO HACER PARA SABER QU HACER... EDICIONES: CHURUATA SERIE CUADERNOS N 6

    Primera Edicin 1995 ISBN 980-07-2465-6

  • Este trabajo se empez a redactar en enero del ao 1.994, como actividad conmemorativa del X Aniversario de Promocin Socio-Cultural Churuata y los 15 aos de nacimiento del Plan Sebucn. Al mes siguiente se concluy una versin preliminar, abrindose un espacio de consultas y discusiones con los integrantes de Promocin Socio-Cultural Churuata, los enlaces de Coordinaciones Regionales y promotores de agrupaciones socio-culturales. Tambin recibimos valiosas opiniones de trabajadores comunitarios de pueblos hermanos. Adems, el ao fue muy intenso en la vida del pas y sus huellas marcaron nuestro trabajo comunitario, para bien o para mal. Esto nos ofreci buenas razones en el afinamiento de algunos puntos que gravitaron con mayor fuerza de lo previsto. Nos referimos, en especial, a asuntos relacionados con la poltica de los polticos. En el mes de diciembre, culminamos esta fase de sistematizacin a fin de enviarla a la imprenta e ir en busca de ustedes.

  • Las experiencias compartidas que originaron este escrito inducen a reconocer ese protagonismo en esta

    dedicatoria:

    A mis compaeros de equipo "churuateros" y "sebucaneros"

    A los enlaces de las Coordinaciones Regionales y Zonales

    A los promotores de las agrupaciones socio-culturales con que hemos trabajado juntos

    A los promotores y "saltamontes" de Chile

    A los troveros oaxaqueos de Mxico

    A los promotores y docentes de Colombia

    A los promotores quiteos del Ecuador

    A las docentes de Brasil

    A los que en cada rincn de esta Amrica mestiza y mulata luchan da a da en sus comunidades por la justicia, la sobrevivencia y el

    bien-estar

    A las comunidades, maestras de vida, espejos de esperanza

  • Cmo hacer para saber qu hacer...fue una sistematizacin de experiencias metodolgicas en trabajo con las comunidades al cumplirse en 1.994 una dcada de la creacin de Promocin Sociocultural Churuata. Estuvo dedicada especialmente a quienes la engendraron: promotores y, en general, responsables e integrantes de agrupaciones socioculturales comunitarias. En su mayora, gente de escasos recursos econmicos y, para entonces, con limitaciones de acceso al sistema educativo. Se concibi como ayuda memoria y como un instrumento de debate para los que da a da entregaban sus esfuerzos a un trabajo comunitario desprovisto de suficientes y adecuadas fuentes de aprendizaje escritas o instancias de capacitacin profesional. Labor muy noble de servicio

    al pueblo en un terreno que no daba ni votos ni dinero, pero que ya empezaba a ser impactado desde diversos flancos por la ofensiva neoliberal.

    Ya han transcurrido 10 aos. Y no se trata de una dcada cualquiera. Una nueva Repblica y una nueva Constitucin iluminaron el firmamento venezolano. Recibimos el milenio con la esperanza puesta en el futuro, una efervescente expectativa de cambios para bien de nuestro pueblo y el corazn abierto a la hermandad latinoamericana y caribea, empeados en hacer realidad el sueo bolivariano.

    Mucho hemos aprendido en este tiempo. De lo malo y de lo bueno. Por ello creemos necesario este nuevo Prlogo. Visualizar el contexto, repensar

    DDiieezz AAooss...... PPrrllooggoo nneecceessaarriioo

  • conceptos, criterios y estrategias a la par que revalorizar la experiencia metodolgica. Una vez ms, como instrumento de debate.

    Algo de lo malo

    Siempre es bueno ir conociendo cmo es de verdad la gente, ms all de pomposas apariencias o de lo que nos imponen los vendedores de imagen. An as, con dolor, con asombro, con ira, en aras de la tolerancia hemos tenido que tragarnos la criminal prepotencia con que empingorotados representantes del mundo empresarial oligrquico, mediocres tecnfantoches petroleros y oficiales serviles montaron un tinglado con politiqueros de viejo y nuevo cuo y convirtieron sectores del este caraqueo en calderos infernales de drogadictos, asesinos a sueldo, matones racistas, irracionales sifrinas irrespetuosamente semi cubiertas con la bandera nacional, en fin, una letrina King Size o XL de lumpen burguesa y anti sociales. Y desde esos asquerosos escenarios, proyectaron basura a todo el territorio nacional para contaminar cerebros y voluntades.

    Cunto nos han revuelto el hgado la televisin comercial y alguna prensa escrita! Mentiras, ediciones con montajes tramposos, silencios cmplices de crmenes inocultables, en un desquiciado satanizar al Presidente Hugo Chvez, democrticamente elegido y repetidamente legitimado. Los ms siniestros propietarios de medios de difusin masiva, ante la mediocridad de los dirigentes opositores, se despojaron de sus frgiles mscaras de dignidad saltando a la palestra con sus medios difusores como plataforma para convertirse en histricos cabecillas polticos de una febril escalada desestabilizadora.

    Los planes golpistas, cartillas que la CIA yanqui ha venido aplicando en escenarios latino-americanos, han colapsado aqu uno tras otro, aunque con doloroso costo de vidas humanas y cuantiosos daos al patrimonio nacional. Los pandilleros empresariales, sindicaleros, sociales y polticos encargados de poner en prctica este criminal recetario han fracasado en todos los terrenos. Otrora renombrados polticos, sesudos intelectuales izquierdosos, gansteriles propietarios de medios de difusin masiva, oficiales sin tropa con carreras made in AD y COPEI, aejos aventureros travestidos de sociedad civil, todos con la bendicin de una diablica jefatura eclesistica, se han ganado un

    doctorado en mediocridad a costa de ser repitientes en fracasos. A tal punto es su ineficacia, que el prfido pulpo imperial se ha visto obligado a salir l mismo desde atrs del teln mostrando sus tentculos con prepotencia y cubriendo de amenazas el mapa de las relaciones con Venezuela y el continente.

    Algo de lo bueno

    En el trabajo comunitario va adquiriendo cuerpo, un desarrollo explosivo y, a la vez, uniformemente acelerado.

    En estos diez aos, para asombro del mundo, el pueblo venezolano, que muchos calificaron de aptico, indiferente e incapaz de movilizarse para nada, luego de alzarse contra el modelo neoliberal en el Caracazo de 1989, respondi masivamente al llamado de un proceso constituyente, principal plataforma poltica del programa de Gobierno del entonces candidato Hugo Chvez. Le dio su voto en las elecciones a Presidente y en la creacin de la Asamblea Constituyente. Particip en los procesos de consulta para elaboracin de la Constitucin Bolivariana y en su referendum aprobatorio. Progresivamente fue saliendo del mbito de sus respectivas comunidades hasta formar un ocano que inund las anchas avenidas en cada vez ms multitudinarias manifestaciones de apoyo al proceso de cambios basado en su participacin activa y determinante.

    Las intentonas golpistas engendradas por el imperialismo a travs de las vendidas oligarquas locales (Pedro el Brevsimo y Paro Petrolero) chocaron, como hecho sin precedentes en la historia, contra esa inmensa marea humana que, articulando una alianza cvico-militar, impusieron el regreso a Miraflores del Presidente preso en abril de 2001 y terminaron con el paro petrolero del siguiente diciembre y enero. La democracia participativa y protagnica va adquiriendo cuerpo en la vida comunitaria. La Misin Rbinson inicia una modalidad propia de este proceso revolucionario. Junto con abordar desde la raz la lucha por superar la gravsima crisis educativa, se alumbra el camino con luces de otras Misiones educativas a las que se suman en salud integral la Misin Barrio Adentro, ejemplo conmovedor de solidaridad del pueblo y el gobierno revolucionario de Cuba, la Misin Mercal, la Misin Vuelvan Caras y la Misin Identidad. Paralelamente,

  • se impulsa un movimiento cooperativo cuya gestacin apunta a la instauracin de un modelo para la Repblica Bolivariana.

    Los Frentes de estudiantes, de trabajadores y de mujeres procuran una unidad de nuevo tipo. Clase Media en Positivo, los Crculos Bolivarianos, las asociaciones gremiales en torno a y en defensa de la Constitucin Bolivariana, la apertura de Congresos e instancias orgnicas latinoamericanas, las organizaciones indgenas dentro del pas y con pueblos hermanos de otras naciones y otras mltiples iniciativas de articulacin social en redes, disean un abanico de participacin ciudadana jams registrado en el pas. Vacos, exclusiones, deficiencias y errores, frecuentes en etapas iniciales, nos imponen la tarea de aprender a superarlos creativamente en un proceso donde todos aportemos y nos nutramos en la construccin de nuevas relaciones sociales.

    Necesariamente hay que mencionar los canales de participacin popular especficamente establecidos en nuestra Constitucin. Los Comits Locales y Estatales de Planificacin Pblica a nivel municipal comienzan a tejer un complejo trnsito de la democracia representativa a la participativa y protagnica. Al respecto, estimula observar que en diversos lugares las organizaciones comunitarias ensayan instancias similares de nivel parroquial e incluso comunitario.

    El trabajo sociocultural comunitario amplia sus escenarios y se enriquecen iniciativas en desarrollo desde hace dcadas, coincidentes con los postulados de esta revolucin bolivariana. Y hoy, en vas de gradual superacin de sectarismos y distanciamientos por ignorancia, comienza a producirse un encuentro de mutuo beneficio para las comunidades y la institucionalidad involucrada.

    No obstante, cabe mencionar que se intent i

Recommended

View more >