bartolome esteban murillo

Download Bartolome esteban murillo

Post on 14-Jul-2015

689 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Bartolom Esteban Murillo

    Por Susana y Julia

  • BIOGRAFA

  • Murillo debi de nacer en los ltimos das de 1617 pues fue bautizado en la parroquia deSanta Mara Magdalenade Sevilla el 1 de enero de 1618. Era el menor de catorce hermanos, hijos del barbero Gaspar Esteban y de Mara Prez Murillo, que proceda de una familia deplaterosy contaba entre sus parientes cercanos con algn pintor. Conforme al uso anrquico de la poca, aunque alguna vez firm Esteban adopt comnmente el segundo apellido de la madre

  • +

    Su padre era un acomodado barbero, cirujano y sangrador al que en ocasiones se daba tratamiento debachiller,y del que en un documento de 1607 se deca que era rico y ahorrador, propietario de algunos bienes inmuebles junto a la iglesia de San Pablo que hered Bartolom y le proporcionaron rentas toda su vida. Con nueve aos y en el plazo de seis meses qued hurfano de padre y madre y fue puesto bajo la tutela de una de sus hermanas mayores, Ana, casada tambin con un barbero cirujano, Juan Agustn de Lagares. El joven Bartolom debi de mantener buenas relaciones con la pareja pues no mud de domicilio hasta su matrimonio, en 1645, y en 1656, ya viudo, su cuado le nombr albacea testamentario.

  • CUADROS IMPORTANTES

  • El Buen PastorEl martirio de San Andrs El nacimiento de la VirgenEl sueo del patricioInmaculada de SoultJoven mendigoLa visin de San Antonio de PaduaLos Nios de la conchaMuchacha con floresMuchacho con un perroMujeres en la ventanaNios comiendo uvas y melnRebeca y EliezerSanta Isabel de Hungra curando a los tiososSantas Justa y Rufina Virgen de la ServilletaVirgen del Rosario con el Nio

  • Nios comiendo uvas y meln: La vieja de la gallina:

    El buen pastor: San Jos padre y seor del Carmelo:

  • El nacimiento de San Juan Bautista:

    Vieja comiendo gachas con un chico y un perro:

  • CURIOSIDADES

  • La mayora de su produccin artstica est constituida por obras de temtica religiosa, ya que en ese momento los mayores contratistas de arte formaban parte del clero, pero tambin pint numerososcuadros y lienzos de gnero dedicados a la picaresca espaol, gnero principalmente novelesco en el que destacaron escritores de la misma poca como Baltasar Gracin o Francisco Quevedo. Los padres de Murillo fallecieron antes de que cumpliera veinte aos dejndole en una mala situacin econmica y al cargo de su hermana. Al artista no le qued ms remedio que vender sus creaciones en el mercado de la Feria de Sevilla y pintar al aire libre para vivir del poco dinero que poda conseguir.

  • PRIMEROS ENCARGOS:

  • En 1645 Murillo contrajo matrimonio con Beatriz Cabrera, de una familia de plateros, con quien tuvo al menos nueve hijos, de los que nicamente cinco la menor de quince das sobrevivieron a la madre, fallecida el 31 de diciembre de 1663.Slo uno,Gabriel(1655-1700), trasladado a las Indias en 1678, apenas cumplidos los veinte aos, y que lleg a ser Corregidor De NaturalesdeUbaque(Colombia), parece haber seguido el oficio paterno para el que, de creer a Palomino, era sujeto de buenas prendas y mayores esperanzas.San Diego de Alcal dando de comer a los pobres, hacia 1646, leo sobre lienzo, 173 x 183 cm, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.El mismo ao de su matrimonio recibi el primer encargo importante de su carrera: los once lienzos para el claustro chico del convento de San Francisco de Sevilla, en los que trabaj de 1645 a 1648.

  • LTIMOS TRABAJOS Y MUERTE

  • Tras la serie del Hospital de la Caridad, esplndidamente pagada, Murillo no recibi nuevos encargos de esa envergadura. Un nuevo ciclo de malas cosechas llev a la hambruna de 1678 y dos aos despus un terremoto caus serios daos. Los recursos de la iglesia se dedicaron a la caridad, aplazando el embellecimiento de los templos. Con todo a Murillo no le falt el trabajo gracias a la proteccin dispensada por sus viejos amigos, como el cannigo Justino de Neve y los comerciantes extranjeros establecidos en Sevilla, que le encargaron tanto obras de devocin para sus oratorios privados como escenas de gnero. Nicols de Omazur, llegado a Sevilla hacia 1669, lleg a reunir hasta 31 obras de Murillo, alguna tan significativa como Las bodas de Can de Birmingham, Barber Institute. Otro de esos comerciantes aficionado al pintor fue el genovs u Giovanni Bielato, establecido en Cdiz hacia 1662. Bielato falleci en 1681 dejando al convento de capuchinos de su ciudad natal los siete cuadros de Murillo de diferentes pocas que posea, dispersos en la actualidad en diversos museos. Entre ellos figuraba una nueva versin en formato apaisado del tema de Santo Toms de Villanueva dando limosna (Londres, The Wallace Collection, hacia 1670), con un nuevo y admirable repertorio de mendigos. Adems leg a los capuchinos de Cdiz cierta cantidad de dinero que emplearon en la pintura del retablo de su iglesia, encargado a Murillo.

  • La leyenda de su muerte, tal como la refiere Antonio Palomino, se relaciona precisamente con este encargo, pues habra muerto como consecuencia de una cada del andamio cuando pintaba, en el propio convento gaditano, el cuadro grande de los Desposorios de Santa Catalina. La cada, sostena Palomino, le produjo una hernia que por su mucha honestidad no se dej reconocer, muriendo a causa de ella poco tiempo despus. Lo cierto es que el pintor comenz a trabajar en esta obra sin salir de Sevilla a finales de 1681 o comienzos de 1682, sobrevinindole la muerte el 3 de abril de este ao. Solo unos das antes, el 28 de marzo, haba participado an en uno de los repartos de pan organizados por la Hermandad de la Caridad, y su testamento, en el que nombraba albaceas a su hijo Gaspar Esteban Murillo, clrigo, a Justino de Neve y a Pedro Nez de Villavicencio, va fechado en Sevilla el mismo da de su muerte. En l declaraba que dejaba sin acabar, entre otras obras, cuatro lienzos pequeos que le haba encargado Nicols de Omazur y el gran lienzo de los Desposorios msticos de santa Catalina para el altar mayor de los capuchinos de Cdiz, del que pudo completar slo el dibujo sobre el lienzo e iniciar la aplicacin del color en las tres figuras principales, siendo completado por su discpulo Francisco Meneses Osorio, a quien corresponden ntegros los restantes lienzos del retablo conservados todos ellos en el Museo de Cdiz.

  • DISCPULOS Y SEGUIDORES

  • En las ltimas dcadas del siglo XVII la pintura amable y sosegada de Murillo, con sus modelos de Vrgenes y santos impregnados de una sentimentalidad dulce y delicada, se impuso en Sevilla a la ms decididamente barroca y de tintes dramticos de Valds Leal, llenando con su influjo buena parte de la pintura sevillana de la centuria siguiente. Se trata, sin embargo, de una influencia superficial, centrada en la imitacin de modelos y composiciones, sin alcanzar ninguno de sus seguidores el dominio del dibujo ligero y suelto ni la luminosidad y transparencia del color propia del maestro. De los discpulos directos el mejor conocido y ms cercano es Francisco Meneses Osorio, que complet el trabajo iniciado por Murillo en el retablo de los capuchinos de Cdiz. Pintor independiente desde 1663, en sus obras ms personales se advierte junto con la influencia murillesca la ms retardataria de Zurbarn. Otro tanto ocurre con Cornelio Schut, quien lleg a Sevilla probablemente ya formado como pintor, de quien se conocen algunos dibujos muy prximos a los de Murillo. Sus obras al leo sin embargo nunca pasan de discretas y acusan diversidad de influencias. Personalidad singular es la de Pedro Nez de Villavicencio, amigo ms que discpulo y caballero de la Orden de Malta, lo que le permiti entrar en contacto con la pintura de Mattia Preti. Sus cuadros con asuntos infantiles (Nios jugando a los dados, Museo del Prado), sin embargo, apenas recuerdan los del maestro si no es en el tema, pues se apart de l tanto en la composicin, siempre ms abigarrada en el discpulo, como en la tcnica, en la que emple pinceladas cargadas de pasta.

  • Vinculados a la pintura de Murillo, sin que quepa precisar el grado de relacin personal, estuvieron Juan Simn Gutirrez y Esteban Mrquez de Velasco, de quienes han llegado algunas obras de cierta calidad muy influidas por el maestro, y Sebastin Gmez, sobre quien se teji una leyenda que lo haca el esclavo pintor de Murillo, probablemente por trazar un paralelismo con Velzquez y Juan de Pareja. Con Alonso Miguel de Tovar y Bernardo Lorente Germn, el pintor de las Divinas Pastoras, la influencia de Murillo se adentra en la primera mitad del siglo XVIII. Ambos, junto con Domingo Martnez, murillesco en el gusto por lo delicado y lo tierno, sirvieron a la corte durante su estancia en Sevilla de 1729 a 1733, un momento de gloria para la pintura de Murillo dada la aficin que le demostr la reina Isabel de Farnesio, que compr cuantas obras pudo y entre ellas gran parte de las que actualmente se conservan de su mano en el Museo del Prado. Por esas fechas no quedaba ya en Sevilla ninguna de sus pinturas de gnero y Palomino escriba, con cierto distanciamiento pues lo que se valoraba era la dulzura del color antes que el dibujo, que as hoy da, fuera de Espaa, se estima un cuadro de Murillo, ms que uno de Ticiano, ni de Van-Dick. Tanto puede la lisonja del colorido, para granjear el aura popular!.

  • FIN

    *