amor y matrimonio pierre joseph proudhon

Download Amor y matrimonio  pierre joseph proudhon

Post on 18-Aug-2015

80 views

Category:

Education

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  1. 1. Amor y matrimonio de Pierre Joseph Proudhon 5 AMOR Y MATRIMONIO Pierre Joseph Proudhon PRESENTACIN La obra que aqu presentamos, Amor y matrimonio, del socilogo libertario francs, Pierre Joseph Proudhon, constituye, a no dudar, una de sus obras ms polmicas. En ella intenta justificar la gran importancia que, en su opinin, tiene para la cultura occidental la permanencia y el fortalecimiento del matrimonio en cuanto institucin puntal de la familia. En busca de tal objetivo, se remonta a la antigedad griega y romana. Hasta aqu, podramos decir que su ensayo contiene valiosas aportaciones; pero, en la medida en que hace predominar apreciaciones subjetivas propias de su, sin duda, muy respetable opinin, su ensayo comienza a perder piso, a carecer de objetividad y, por ende, de seriedad, convirtindose en un autntico galimatas. Realmente la confusin de Proudhon es enorme, puesto que se muestra incapaz de diferenciar lo subjetivo de lo objetivo, sucedindole lo que, por ejemplo, pudiera pasarle a un individuo que llegase a tener un malentendido con su compaera y, vctima del arrebato momentneo pusiese a generalizar su situacin gritando a diestra y siniestra que las mujeres son unas hijas... desobedientes, sin percatarse que lo que a l le sucedi no tiene porque volverse verdad universal. As, Proudhon, quiz al ser vctima de alguna decepcin amorosa llega a conclusiones sumamente atrevidas, poco objetivas y, por supuesto, harto trasnochadas. En efecto, el por muchos considerado padre del anarquismo, saca, como comnmente se dice, el cobre, y nos presenta una faceta suya terriblemente conservadora. A ciencia cierta no sabemos qu fue lo que induce a Proudhon a escribir este monumento a la reaccin ms burda. Porque, sin duda, la imagen que de l emerge despus de haber ledo sus ocurrencias, no es la de una persona conservadora, sino ms bien la de una ultrareaccionaria, ya que no de otra manera puede adjetivarse su misoginia y su homofobia. Ahora bien, por lo general, el camino que se ha seguido entre los simpatizantes o partidarios del ideal libertario frente a este desatino del acuador de la frase la propiedad es un robo, es la tpica, errnea tctica del avestruz, ignorando por completo este ensayo y evitando as el tener que dar explicaciones sobre el disparate del provocador galo. No existe, en nuestra opinin, justificante alguna que d base para no decir lo que es evidente: que Pierre Joseph Proudhon experimentaba graves trastornos en su vida sexual y emocional que le condujeron a tomar como verdades, lo que tan slo tena validez en el entorno de su propia tragedia, de su propia insatisfaccin. Todas las sandeces que Proudhon toma como verdades absolutas, deben, en nuestra opinin, analizarse en el contexto de una persona que sufre mucho, que intenta superar su tragedia personal llegando al extremo de justificar lo injustificable. Tenemos entonces que el asunto no es el tratar de dar explicaciones intentando salvar la idea, sino el de reconocer que ningn pensador progresista en ciertos aspectos, debe forzosamente serlo en todos. Para terminar diremos que un individuo tiene sus propios lmites circunscritos a sus conocimientos sobre la realidad de su entorno, pero tambin sobre su propia realidad, o sea
  2. 2. Amor y matrimonio de Pierre Joseph Proudhon 6 que en muchas ocasiones, nuestra inteligencia emocional, se impone a nuestra capacidad racional y objetiva. Chantal Lpez y Omar Corts CAPITULO PRIMERO EL COMPLEJO PROBLEMA DEL MATRIMONIO: ANLISIS PREPARATORIO El problema del matrimonio es tan vasto, tan complicado, tan escabroso; ha dado materia a tantas elucubraciones, a tantos tratados, novelas, poemas, costumbres y leyes, que, despus de haber ledo cuanto he podido acerca del particular, me ha parecido que el nico modo de ver claro era cerrar los libros y resumir su substancia en una serie de cuestiones sobre las cuales ser cmodo concentrar el debate y preparar un juicio. La especie humana, como todas las razas vivientes, se conserva por medio de la generacin. La fisiologa da una primera razn acerca de esta ley. El individuo, desde que ve la luz, comienza a gastarse y a envejecer; la nutricin y el reposo no lo renueva por completo; la misma vida lo echa a perder, y pronto ha de ser reemplazado. Ese reemplazo tiene lugar por medio de la generacin; he aqu lo que cree descubrir la primera ojeada sobre el movimiento de las existencias. Pero ese motivo enteramente fisiolgico es nico?... Dir ms es el principal! Aparte la evolucin vital, hay la sociedad, fin supremo de la creacin. Yo no pregunto, pues, si la renovacin de los individuos por la generacin es sencillamente una condicin impuesta a la humanidad por la disolucin inevitable del organismo, lo cual subordinara el reino del espritu al de la materia y repugnara a nuestras ideas de libertad y progreso; o si lo que ocurre es ms bien que la sociedad, necesitando para desenvolverse, rejuvenecerse sin cesar en cada uno de sus miembros, como el animal se renueva por medio de la alimentacin, la generacin, ms que una necesidad del organismo, resulta una necesidad de la constitucin social. Y como en el torbellino del universo, el principio, el medio y el fin de todas las cosas son idnticos, la cuestin se reducira en ltimo anlisis, a preguntarse si la muerte, que vemos suspendida sobre toda vida, no tiene a su vez, como la generacin, su razn de ser en la felicidad del hombre, que es de todos los seres el nico que sabe que ha de morir, y que puede, segn las circunstancias, desear la muerte o temerla. Si esa hiptesis resultare verdadera, comprenderamos en seguida la alta importancia del matrimonio, que se podra definir: una institucin para la vida y para la muerte. La naturaleza ha hecho al hombre bi-sexual, masculum et feminam creavit eos; es decir, que para la funcin generatriz, es indispensable el concurso de dos personas de distinto sexo. Por qu la naturaleza no prefiri hacer el hombre hermafrodita? Por qu esa divisin del aparato generador entre dos individuos complementarios uno de otro, e! varn y la hembra? Es tambin una necesidad que la fisiologa impone a la sociedad, o una condicin que la sociedad impone a la fisiologa? Ms sencillo; la diversidad de los sexos obedece a la vez a la sociedad y a la fisiologa? Por qu motivo? En la serie animal, ciertas especies inferiores renen los dos
  3. 3. Amor y matrimonio de Pierre Joseph Proudhon 7 sexos en cada individuo; a medida que las especies se elevan en la escala animal la divisin es ms marcada. La teora del matrimonio y del papel de la mujer en la sociedad, es lo nico que podr decirnos lo que hemos de pensar de esa finalidad de la naturaleza o de esa fatalidad de la civilizacin. El acoplamiento de los sexos para la generacin tiene lugar bajo la influencia de un sentimiento particular, que es el amor. Es ese poderoso atractivo, el que, en todas las especies en que los sexos estn separados, empujan el macho y la hembra a unirse y a transmitir su vida en un orgasmo mortal. De ah esta frase tan conocida, tan profunda: El amor es ms fuerte que la muerte. Lo cual significa que el ser que ha gustado del amor, ya no tiene nada que temer de la muerte, porque el amor es la misma muerte, la muerte alegre, euthanasia. Aqu empieza a revelarse el secreto de la muerte, y a la vez se presiente la dignidad del matrimonio que la hace tan dulce. Pero no por eso sabemos por qu, desde el punto de vista del orden moral, la muerte es una condicin de progreso y de felicidad. Los antiguos hicieron de esa inclinacin irresistible de los dos sexos a reproducir su vida, sacrificndola: el Amor, el primero y el ms poderoso de sus dioses. Es el Amor el que ordena el caos, y el que anima la naturaleza. El amor es, pues, el apogeo y la consumacin de la vida, el acto supremo del ser organizado; por todo ello puede definirse: el tema del matrimonio. Pero si el papel del amor en la generacin es muy visible, no se ve con qu fin se ha introducido en la sociedad, cuyo principio propio es la Justicia. Pues nosotros no admitimos que nada de lo que interesa al individuo pueda dejar de relacionarse con el orden social: ms que el filsofo la sociedad tiene derecho a decir: Homo sum humani nihil a me alienum puto. Otra cuestin todava acerca de la cual es preciso que la teora se explique. El amor, de que acabamos de hablar, tiene su base en el organismo. En las especies inferiores, no obstante todas las manifestaciones amorosas de las parejas, no parece que se mezcle al placer genrico ningn atractivo superior a la propia sexualidad. El amor es puro en los animales, si vale decirlo as; quiero expresar que es puramente fisiolgico, libre de todo sentimiento moral o intelectual. Pero al hombre, inteligente y libre, no le ocurre lo mismo. Sabemos por la teora de la libertad, que el hombre tiende a libertarse de todo fatalismo, especialmente del fatalismo orgnico que repugna a su dignidad, y que esa tendencia es proporcional al desarrollo de su razn. Esa repugnancia del espritu por la carne se manifiesta aqu de un modo nada equvoco y ya muy apreciable, primero en el pudor, es decir, en la vergenza que el servilismo de la carne hace sufrir al espritu; despus en la castidad o abstencin voluntaria, en la que se mezcla una ntima voluptuosidad, resultado de la vergenza evitada y de la libertad satisfecha. Si el progreso de la libertad y de la dignidad humana actuase en sentido contrario a los fines de la generacin, podra temerse que el hombre, por la misma bondad de su naturaleza, no llegase a perder por completo el cuidado de su generacin si no se viese empujado al amor por una fuerza totalmente anmica: la belleza, es decir, el ideal, cuya posesin le promete una felicidad superior a la de la misma castidad. El Idealismo se une as al prurito de los sentidos, cada vez ms exaltados por la contemplacin esttica, para atraer a la generacin al hombre y a la mujer, y hacer de esa pareja la ms amorosa del universo.
  4. 4. Amor y matrimonio de Pierre Joseph Proudhon 8 El ho