90-100 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Download 90-100 Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Post on 17-Jan-2016

5 views

Category:

Documents

0 download

DESCRIPTION

90-100 Sobre Las Enseanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

TRANSCRIPT

<ul><li><p>MAURICE NICOLL </p><p>COMENTARIOS PSICOLGICOS </p><p>SOBRE LAS ENSEANZAS DE </p><p>GURDJIEFF Y OUSPENSKY </p><p>VOLUMEN 10 </p></li><li><p> 90</p><p>Podemos disponer las clulas en un orden vertical: </p><p>Clulas del cerebro | </p><p>Clulas sexuales | </p><p>Clulas del cuerpo del mismo modo que hemos ubicado al Hombre en un orden vertical. Hombre Consciente, Hombre Equilibrado y Hombre Mecnico. Ahora slo deseo sealar esta correspondencia que existe entre el cosmos del Hombre y el cosmos de las Clulas. Hablaremos del cosmos de los tomos y de las clases especiales de tomos posteriormente. Lo que deseo sealar es que "algo est trabajando" en cada cosmos o, si lo prefieren, que lo que existe en el cosmos del Hombre debe existir de un modo correspondiente en los cosmos que estn debajo de l, porque cada cosmos est bajo las mismas leyes. </p><p>Birdlip, 25 de enero, 1942 </p><p>LA LEY DE TRES. PARTE I. A qu principios ltimos, a qu leyes fundamentales puede ser reducido el Universo en todas sus manifestaciones y procesos? Segn la enseanza de este Trabajo hay tras todas las cosas dos leyes ltimas llamadas respectivamente la Ley de Tres y la Ley de Siete. Estas dos leyes son fundamentales. Desde el punto de vista de esta enseanza el Universo es creado: Vivimos primero en un Universo creado y segundo en un Universo ordenado. Si el Universo fuera un caos, no habra ni orden ni leyes. Cosmos significa literalmente orden, para distinguirlo de caos. Si el mundo fuera un caos, el estudio de las leyes de la materia sera imposible. La ciencia no podra existir. La Ley de Tres es la Ley de las Tres Fuerzas de Creacin. Estas leyes establecen que las tres fuerzas deben entrar en toda manifestacin. Pero la creacin es gobernada por otra ley la Ley de Siete o la Ley del Orden de Manifestacin. Las fuerzas creadoras no podran obrar a menos que crearan segn cierto orden, y este orden de manifestacin u orden de creacin se halla regido por la Ley de Siete. Pero ahora slo hablaremos de la Ley de Tres. Cada manifestacin en el Universo es el resultado de la combinacin de las tres fuerzas. Estas fuerzas son llamadas Fuerza Activa, Fuerza Pasiva y Fuerza Neutralizante. </p><p>La Fuerza Activa es llamada la 1 Fuerza. La Fuerza Pasiva es llamada la 2a Fuerza. La Fuerza Neutralizante es llamada la 3a Fuerza. </p><p> La 1 Fuerza puede ser definida como la fuerza iniciadora, la 2a Fuerza como la fuerza de resistencia o reaccin, y la 3a Fuerza como principio equilibrante. o relacionante o fuerza conectiva o punto de aplicacin. Estas tres fuerzas se encuentran tanto en la Naturaleza como en el Hombre. En todo el Universo, en cada plano, estn obrando las tres fuerzas. Son las fuerzas creativas. Nada se produce sin su influencia conjunta. </p></li><li><p> 91</p><p>La conjuncin de estas tres fuerzas constituye una trada. Una trada crea otra, tanto en la escala vertical como en la escala horizontal del Tiempo. En el Tiempo, lo que denominamos una cadena de eventos es una cadena de tradas. </p><p> Cada manifestacin, cada creacin, resulta de la reunin de estas tres fuerzas, la Activa, la Pasiva y la Neutralizante. La Fuerza Activa, o 1 Fuerza, no puede crear nada por s misma. La Fuerza Pasiva, o 2a Fuerza, no puede crear nada por s misma. La Fuerza Neutralizante, o 3 Fuerza, no puede crear nada por s misma. Ni tampoco dos de las tres fuerzas pueden producir una manifestacin. Es necesario que las tres fuerzas se renan para que tenga lugar cualquier manifestacin o creacin. Esto se puede representar de este modo: Las tres fuerzas slo son creadoras en el punto de su conjuncin, y all tiene lugar una manifestacin, una creacin, un evento, pero no de otro modo. Del infinito nmero de cosas que podran suceder, slo unas pocas tienen lugar en realidad, a saber, cuando estas tres fuerzas se encuentran en conjuncin. Si no se encuentran todas, entonces nada tiene lugar. Por ejemplo, si la Fuerza Activa y la Fuerza Pasiva se encuentran, nada sucede, ningn evento tiene lugar. Pero si aparece la Fuerza Neutralizante, entonces obrarn tres fuerzas, y algo se producir. Estar presente una trada es decir, una trada compuesta de las tres fuerzas y cada vez que las tres fuerzas se encuentran en conjuncin como trada debe resultar una ma-nifestacin. Cada trada, cada conjuncin de las tres fuerzas, da nacimiento a otra trada y bajo condiciones correctas resulta de ello una cadena de tradas. Es siempre desde la Fuerza Neutralizante es decir, la 3 Fuerza de donde surge una nueva trada. </p><p>En la prxima trada, la Fuerza Neutralizante de la trada anterior se convierte en Fuerza Activa o Pasiva. Nos referiremos otra vez a este tema. La Fuerza Neutralizante o 3 Fuerza en una trada hace que la Fuerza Activa y la Fuerza Pasiva entren en relaciones. Las conecta en cierto modo como el punto de apoyo hace que los dos lados de la balanza se pongan en relacin uno con el otro. Sin la Fuerza Neutralizante, la Fuerza Activa y la Fuerza Pasiva se anularan una a la otra, porque se oponen mutuamente. Una fuerza de conexin o de relacin es necesaria. La Fuerza Neutralizante es intermediaria entre la Fuerza Activa y la Fuerza Pasiva. Cuando est presente la fuerza neutralizante </p><p>3 FUERZA </p><p>NEUTRALIZANTE</p><p>1 FUERZA ACTIVA </p><p>2 FUERZA PASIVA </p><p>LA NUEVA TRADA EMPIEZA AQU </p></li><li><p> 92</p><p>conveniente, la fuerza activa y la pasiva ya no se oponen una a otra intilmente, sino que entran en una relacin de trabajo que crea una, manifestacin. De tal manera, a veces se puede considerar una mquina como una Fuerza Neutralizante. Un ejemplo aproximativo es el molino de viento. La Fuerza Activa u originante es el viento. La Fuerza Pasiva o resistente es el edificio. Las aspas giratorias establecen una relacin entre la presin del viento y la resistencia del edificio y de ello deriva una manifestacin. Si no hay aspas, o si el edificio se derrumba, o si no hay viento, no se produce manifestacin alguna. sta es una ilustracin muy aproximada. La idea de las Tres Fuerzas se encuentra en la religin en el concepto de la Trinidad. En la ciencia, existe la idea de fuerzas opuestas tales como las cargas elctricas positivas y negativas que forman los ltimos componentes de la materia. Pero la idea de una tercera fuerza o fuerza relacionante no es muy clara en este campo. El hecho de que las tres fuerzas crean significa que tres voluntades crean. El Primer Orden de Creacin est por lo tanto sometido a tres voluntades o tres leyes, y de ah se sigue que los subsiguientes rdenes de creacin que proceden del primer orden estn cada vez bajo ms leyes. </p><p>(1) El Absoluto, que slo tiene una ley (Increado) (3) 1er- Orden de Creacin, 3 voluntades o leyes (3+3) 2 Orden de Creacin, voluntades o leyes (3 que le pertenecen y 3 que actan desde el 1er- Orden, etc.) Etc. </p><p> Se dice que las tres Fuerzas provienen de la Unidad. Esta Unidad es denominada el Absoluto, lo cual significa que no est condicionado ni limitado en modo alguno y por lo tanto no est bajo ley alguna salvo su propia voluntad. Ya que las tres Fuerzas son necesarias para cualquier manifestacin, el Absoluto es Inmanifiesto o Increado. El Absoluto est ms all de todo pensamiento humano. La Creacin avanza descendiendo verticalmente hacia una creciente densidad de leyes, y cada vez ms lejos del Absoluto. Como veremos, en el Rayo de Creacin la Tierra est en un nivel muy bajo en la escala vertical del Universo. PARTE II. Cualquier cambio en la calidad de la Fuerza Neutralizante no slo alterar la relacin de las fuerzas en una trada sino que puede invertir la Fuerza Activa y la Pasiva. Cuando la vida es la Fuerza Neutralizante, en el hombre la personalidad es activa y la esencia pasiva. </p><p> Cuando el Trabajo es la Fuerza Neutralizante la posicin se invierte, a saber, la esencia, o la parte verdadera, se vuelve activa, y la personalidad, o la parte adquirida, pasiva. En este caso es preciso que consideremos nuevamente la significacin de las lneas vertical y </p></li><li><p> 93</p><p>horizontal de la Cruz. Se puede concebir la Fuerza Neutralizante de la vida como si actuara a lo largo de la lnea horizontal y la Fuerza Neutralizante del Trabajo como si entrara en cada momento de la direccin vertical y slo se sintiese cuando un hombre deja de identificarse con las cosas del Tiempo y se recuerda a s mismo. Hablemos ahora de las Tres Fuerzas en su aspecto psicolgico. El estudio de las Tres Fuerzas empieza con el estudio de ellas en uno mismo... Como se dijo, existen Tres Fuerzas en la Naturaleza y en el Hombre. Es muy difcil ver las Tres Fuerzas. Primero es preciso estudiarlas psicolgicamente, es decir, tal como existen en uno mismo, por medio de la observacin de s. La Fuerza Activa o 1a Fuerza puede ser contemplada como lo que se desea. La Fuerza Pasiva o 2a Fuerza puede ser considerada como lo que se resiste o impide lo que se desea. Esto es todo lo que se puede decir para empezar. Es imposible examinar la 3 Fuerza mientras no se examinen la 1a Fuerza y la 2a Fuerza. La 2a Fuerza o fuerza de resistencia existe en todas las cosas. Es decir, en todo lo que deseamos hay inevitablemente una fuerza de resistencia. Si la gente se diera cuenta de ello no hara tantos reproches como hace, ni tampoco sentira que sus dificultades son nicas. Me referir brevemente a uno o dos puntos relativos al estudio de las Tres Fuerzas contempladas desde el lado psicolgico. Al hacerse un propsito, es preciso calcular la 2a Fuerza, de otro modo el propsito no ser prctico. Si se hace un propsito, es preciso estimar el costo de su cumplimiento. Si se lo hace as, el propsito ser probablemente ms prctico. Un propsito no debe ser demasiado difcil. Todo cuanto impide cumplir un propsito es la 2 Fuerza, a condicin de que se quiera cumplirlo. Supongamos que se hace un propsito artificial y temporario, el de no sentarse en todo el da. Entonces se observar en uno mismo la 2a Fuerza en relacin con este propsito, a saber, lo que se resiste, lo que se opone al cumplimiento de esto propsito, todos los diferentes "Yoes", los diferentes argumentos, etc. Claro est que la naturaleza de la 2a Fuerza estar determinada por la naturaleza de la 1a Fuerza, en este caso el propsito que quiere cumplir. No intentemos ver la 3a Fuerza. Al principio es completamente intil. Pero tratemos de ver la primera y la segunda Fuerza. No se puede ver la 2a Fuerza a menos que se vea la primera. Es la 1a Fuerza la que hace aparecer la segunda. Si no 'desea nada, no hay 2? Fuerza, en todo lo concerniente al deseo. La gente ni siquiera sabe que la 1a Fuerza est en ella misma, es decir, no sabe lo que desea realmente. Pregntese alguna vez: "Qu deseo?" Es preciso ser sincer al observar lo que se desea realmente. Si un hombre pretende que desea algo, y en realidad no lo desea, lo que desea realmente es su Fuerza Activa. Se miente a s mismo. Hemos dicho unas breves palabras acerca del aspecto psicolgico de la Ley de las Tres Fuerzas. La prxima vez nos referiremos al Rayo de Creacin a la luz de. las Tres Fuerzas de Creacin, es decir, consideraremos la Ley de Tres en su aplicacin cosmolgica. PARTE III. Retomemos la frase que ya hemos empleado, a saber: "El hecho de que las tres fuerzas crean significa que las tres voluntades crean." Es preciso preguntarse si estas tres voluntades que provienen del Absoluto son idnticas cuando estn en conjuncin con la Voluntad del Absoluto Mismo. Esto no puede darse por sentado porque invierte el orden de creacin al hacer que tres se conviertan en uno. Tres no pueden convertirse en uno salvo por la Voluntad 4el Absoluto y esto significara la involucin de toda la Creacin. (Obsrvese que si se divide 3 por 1 se obtiene 3 repetido al infinito.) El Universo creado proviene del Absoluto debido a tres fuerzas que, como tales, ya no pertenecen ms al Absoluto Increado. Comparemos con la cosmologa cristiana, donde en el Credo de Atanasio se dice: "No hay tres Increados, sino un Increado.") El Absoluto es increado, inmanifiesto, incondicionado, y est ms all de todo pensamiento humano. Las tres fuerzas que provienen del Absoluto en el primer acto de </p></li><li><p> 94</p><p>creacin ya estn condicionadas: 1) por la sola Voluntad del Absoluto y 2) por la relacin que mantienen entre si como "Activa, Pasiva y Neutralizante". Estas fuerzas en su nivel primordial son todas conscientes, pero ya limitadas, y como su reduplicacin prosigue en la espiracin u orden descendiente de la creacin de todas las cosas, llegan a ser cada vez ms mecnicas y limitadas, cuanto ms lejos estn en la escala vertical del Absoluto. Si dijramos que la suma total de las tres fuerzas primordiales en su conjuncin constituye la sola Voluntad del Absoluto, ello denotara que las tres fuerzas primordiales se convierten en el Absoluto en la conjuncin de unas con otras, en cuyo caso no habra creacin. Las tres se convertiran en Una. Pero la Voluntad del Absoluto es crear, y las tres fuerzas o voluntades separadas de creacin provienen en consecuencia del Absoluto y no pueden regresar a menos que la Voluntad del Absoluto Mismo sea absorber toda la creacin. Las tres fuerzas primordiales se unen para crear el Universo en etapas sucesivas. No se unen para formar la sola voluntad del Absoluto, que es increada, porque si su conjuncin formara una unidad idntica a la Voluntad del Absoluto, no habra proceso creativo. PARTE IV. DEL ESTUDIO DE LAS TRES FUERZAS EN UNO MISMO Son ms las oportunidades de observarnos a nosotros mismos que las de observar el mundo externo. Vivimos muy poco en el mundo externo, que es ajeno a nosotros. Tenemos una percepcin intermitente de l, pero es muy poco lo que vemos. Podemos pasar delante de la misma casa mil veces y ser incapaces de describirla. En realidad, nuestra permanencia es mucho mayor para con nosotros mismos que para con el mundo. Esta es una de las razones por la cual el estudio de las Tres Fuerzas empieza con la observacin de s. Adems es preciso recordar que una fuerza es invisible y nuestro contacto ms directo con lo invisible se hace por medio de la observacin de s. Debemos comprender que al estudiar esta cuestin de las fuerzas no se estudian cosas. Por ejemplo, un deseo es una fuerza, no una cosa; lo mismo puede decirse de un pensamiento, de una idea. Una de las razones por la cual nos cuesta tanto comprender las tres fuerzas es que tenemos tendencia a ver en todo una fuerza. Pensamos en la fuerza como si fuese una, y en todo cuanto sucede, en cualquier manifestacin, en cualquier evento, tendemos a ver meramente una fuerza. Atribuimos los acontecimientos a. una accin nica. Esto se debe en parte a nuestra incapacidad de pensar en ms de una cosa al mismo tiempo; a veces pensamos en funcin de dos, pero pensar en funcin de tres cosas est fuera de nuestro alcance, es decir, est ms all del pensamiento formatorio. Un evento, por ejemplo, debe ser siempre bueno o malo, justo o injusto para nosotros. Slo vemos una accin en l, y adems, ni siquiera pensamos que los eventos son debidos a fuerzas. Vemos una manzana que cae de un rbol y slo vemos la manzana cada en el suelo. Vemos un imn que atrae o rechaza un polo de la brjula. Todos lo vemos, pero apenas pensamos en fuerzas, en este caso, clases de fuerzas evident...</p></li></ul>

Recommended

View more >