8. siglo de pericles

Download 8. siglo de pericles

Post on 23-Jun-2015

2.980 views

Category:

Travel

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li> 1. SITUACIN POLTICA ENTRE LOS AOS 480-477 a.C 480 aC: TEMSTOCLES: Hroe de Salamina (DEMCRATA) (Alcmenida) 479 aC: JANTIPO (padre de Pericles) Hroe de Micala-Sesto (DEMCRATA)(Alcmenida) 477 aC: ARSTIDES Hroe de Platea. Establece el tributo para la liga Dlico-tica (ARISTCRATA) (Filaida) SITUACIN POLTICA ENTRE 470-462 a.C (EFIALTES) y 461-429 aC (PERICLES) Lucha entre CONSERVADORES Y DEMCRATAS: Temstocles fue enviado el OSTRACISMO Los CONSERVADORES: ARSTIDES Y KIMN (Estos queran que se consolida la GRECIA CONTINENTAL y alientan pactos con los espartanos) Los DEMCRATAS son EFIALTES Y PERICLES (hijo de Jantipo y Agaristia-Alcmenida) (Estos quieren ser la CABEZA DEL MUNDO EGEO y en lo cultural SER EL FARO CULTURAL DEL EGEO a travs de la Liga Dlico-tica) CONTEXTO PREVIO AL SIGLO DE ORO </li></ul><p> 2. EFIALTES Y EL CAMINO A LA DEMOCRACIA BENGTSON, Hermann; Griegos y Persas, Madrid, siglo XXI, 1973. 465 a. C: Estratego, jefe de una flota en el Egeo. Desde aquel cargo comenz sus diatribas contra Esparta, porque supona que sta rivalizaba con Atenas por la hegemona. 462 a. C: Dirigi la campaa contra Esparta porque quera evitar el envo de hoplitas de refuerzo para sofocar una revuelta de hilotas Debate contra kimn por este envo de refuerzos. Kimn era pro-espartano y propiciaba el envo de ayuda. Efialtes se opuso al envo de ayuda e indic que Atenas deba alegrarse ante la desgracia de Esparta, ms que ayudarla. Efialtes atac duramente el Consejo del Arepago y a sus miembros, ex arcontes en su mayora conservadores liderados por Kimn. Decidido a esta reforma le quit al Arepago sus funciones constitucionales (eran custodios de las tradiciones y moralidad pblica) y slo le dejaron su funcin religiosa en el caso de los homicidios, los crmenes religiosos y la destruccin de propiedades sagradas. Efialtes gestion ante la asamblea el envo de Kimn al ostracismo (lo que logr hacia fines del 462 a. C) Entre el 462 y 461 a. C se dedic a establecer las primeras medidas especficas para asentar la democracia en Atenas 461 a. C. Fue asesinado por Aristdico de Tanagra, como parte de un complot del partido oligrquico o conservador. Lo sucedera Pericles. (), (n.? .461a.C. 3. PERICLES Y LA DEMOCRACIA AMIGOS: ANAXGORAS DE CLAZMENES: Nous/ entendimiento y teora sobre el materialismo PROTGORAS DE ABDERA: Homo mesura / agnosticismo / escepticismo y retrica Pag por LITURGIA (limosna) la obra LOS PERSAS porque destacaba la accin de TEMSTOCLES (democrtico) frente a CIMN (aristocrtico) CARRERA POLTICA: 462- 461 a. C: EFIALTES DE ATENAS (su maestro y compaero del partido democrtico) quiso sacar el CONSEJO DEL AREPAGO de manos de los aristcratas. La Ekklesa apoyo la postura de Efialtes de reducir el poder a este Consejo. 461 a. C CIMN gran oponente conservador fue enviado al OSTRACISMO (por considerrselo pro-espartano) PERICLES estableci el pago de sueldos (bolos) a los partcipes de la HELIEA y el ARCONTADO (Populista) 461 a.C Asesinato de EFIALTES, PERICLES qued al frente del partido DEMOCRTICO 451 a.C Ley que limitaba la ciudadana a hijos de padre y madre ateniense 459 a. C a 429 a. C Fue elegido anualmente ESTRATEGOS AUTOKRATOR Manej discrecionalmente los dineros de la LIGA DE DELOS y sus fondos CON LOS QUE RECONTRUY LA CIUDAD DE ATENAS (Faro cultural de toda GRECIA) Hijo de Jantipo (ostracismo entre 485) y gran triunfador en Micala (479) se lo sac del exilio para pelear en aquella batalla y de Agariste/a sobrina de CLISTENES (Perteneci al demo de CHOLARGOS y a la tribu ACAMANTIS 4. LIGA DE DELOS: Hermenutica BENGTSON, Hermann; Griegos y Persas, Madrid, siglo XXI, 1973. El ao 478/477 a. C ao en el que Timstenes termin su arcontado, se ha convertido para la historia de Grecia, a causa de la fundacin de la Liga martima dlico-tica, en un ao decisivo. Esta Liga es, en los decenios siguientes y hasta la paz de Calias (449/8 a. C), la que lleva el peso de la guerra de los griegos contra los persas y constituye al propio tiempo el primer ejemplo de una asociacin organizada de estados griegos, en este caso bajo la direccin de Atenas, que surge al lado de la Liga del Peloponeso de Esparta. En contraste con la actitud esencialmente defensiva de los espartanos y de sus aliados, para Atenas y la Liga martima el objetivo lo constituye la ofensiva contra los persas. Al lado de la confederacin griega del ao 481, surge ahora esta alianza especial bajo la direccin de Atenas que, con su gran flota, haba contribuido de modo decisivo al xito sobre las huestes de Jerjes. Aquella confederacin no haba dejado de existir con la fundacin de la Liga martima, la guerra contra los persas segua su curso, pero la iniciativa la llevaban ahora Atenas y sus aliados, en tanto que los otros miembros de la antigua confederacin pasaban en cierto modo a segundo plano, incluso Esparta, cuyos mritos en relacin con la liberacin de Grecia nadie discuta. La moderna ciencia poltica designa la Liga dlico-tica como una , esto es, como una alianza entre Atenas y una pluralidad de aliados. () No estaremos muy equivocados si suponemos un nmero comprendido entre 100 y 200 miembros. () La alianza se haba concertado a perpetuidad (...) Los aliados tendran amigos y enemigos comunes, por el hecho de que para reforzar los juramentos recprocos, se echaron al mar pedazos de metal candente: de modo anlogo a como stos haban desaparecido para siempre, as haba de ser tambin la perpetua. 5. LIGA DELICO-TICA ORGANIZACIN: Las fuentes informan que en la organizacin se distingui principalmente Arstides. Fue l quien fij a cada uno de los aliados los distintos pagos que deban efectuar al tesoro comn, una difcil tarea que l llev a cabo satisfactoriamente; a partir de este momento le fue impuesto el apodo de () El centro de la confederacin lo constitua la pequea isla de Delos en el Egeo. En ella se reunan los diputados (synhedroi: sinedros) de los aliados y en ella se guardaba la caja de la federacin, en el templo de Apolo. Mientras las grandes islas como Quos. Lesbos, Samos, Naxos y Tasos contribuan con naves, que Atenas acoga como un refuerzo valioso de su propia flota, las poblaciones ms chicas en general no estaban en condiciones de hacer semejante erogacin o no estaban dispuestas a ello. Estos aliados pagaban un phoros (tributo), un pago en lugar del servicio militar, que ingresaba en la caja de la confederacin. La suma total la fij Arstides en 460 talentos y las cargas se distribuyeron entre los miembros segn la importancia y capacidad econmica respectivas (p. 63) BENGTSON, Hermann; Griegos y Persas, Madrid, siglo XXI, 1973. 6. KIMN Kimn en posesin de una hacienda principesca (tyrannikn ousian, literalmente fortuna de tirano), en primer lugar desempeaba las liturgias pblicas con gran esplendidez, y adems mantena a muchos de los de su demo: pues todo el que quera de los Lacadas[, ] poda ir diariamente a su casa y obtener una moderada provisin; incluso todas sus fincas estaban abiertas, para que el que quisiera poda disfrutar de la cosecha ARISTTELES, Constitucin de los atenienses, XXVII, 3 CITAS/ FUENTES PRIMARIAS 7. EFIALTES LA REFORMA DEL CONSEJO DEL AREPAGO Dicisiete aos, aproximadamente, despus de las Guerras Mdicas, dur el gobierno bajo la direccin de los del Arepago, aunque su influencia decaa poco a poco. Con el aumento de la plebe, lleg a ser jefe del pueblo Efialtes, hijo de Sofnides, tenido por incorruptible y justo para el rgimen y atac al Consejo. Primeramente elimin a muchos de los Areopagitas, entablendo pleitos contra ellos por su administracin. Despus, siendo arconte Conn, quit al consejo todas las funciones aadidas que le hacan guardin de la constitucin y unas las devolvi a los Quinientos otras al pueblo y a los tribunales ARISTTELES, Constitucin de los atenienses, 25 SU MUERTE Y fue muerto tambin Efialtes, asesinado traidoramente no mucho tiempo despus por Aristdico de Tanagra ARISTTELES, Constitucin de los atenienses, 25 Y respecto de Efialtes, lo que hubo fue que, habindose hecho temer de los oligarquistas, y siendo inexorable para tomar venganza y perseguir a los que molestaban al pueblo, sus enemigos le armaron asechanzas, y ocultamente le quitaron de en medio por mano de Aristdico de Tanagra, como lo refiere Aristteles. PLUTARCO, Vidas Paralelas (Vida de Pericles), IX 8. MAESTROS DE PERICLES SOFISTAS: El verbo sophdsesthai, "practicar la sopha", sufri una evolucin similar al terminar por entenderse como "embaucar". Un sofisma es una refutacin o silogismo aparente, con objetivo de defender algo falso confundiendo al oyente o interlocutor, mediante una argucia en la argumentacin que puede consistir, o bien en exponer premisas (proposiciones racionales) falsas como verdaderas, o bien en seguir de premisas verdaderas conclusiones que no se siguen realmente de dichas premisas. Estos argumentos, falsos, pero en apariencia verdaderos, pueden ser lingsticos o extralingsticos Ejemplo: Todos los mamferos son animales de sangre caliente (Premisa mayor). Todos los humanos son mamferos (Premisa menor). Por tanto, todos los humanos son animales de sangre caliente (Conclusin) Buscan persuadir no decir la verdad Sirvi como recurso poltico y jurdico pero desnaturaliz la moral griega propia de la aret clsica. Ahora se estableci una aret democrtica. ANAXGORAS DE CLAZMENES: Le quit valor divino o racionaliz a los astros: SOL Y LUNA El SOL dijo: Es una masa cadente de hierro La LUNA dijo: brilla por luz reflejada del sol (Anaxgoras fue acusado de impiedad por Diopites y hallado culpable) PROTGORAS DE ABDERA Y SU HOMO MESURA: El hombre es la medida de todas las cosas de las que son en cuanto son y de las que no son en cuanto no son Sobre su agnosticismo: Acerca de los dioses nada tengo que decir, ni si son, ni si no son, ni cual es su naturaleza PROTGORAS ANAXGORAS 9. PERICLES Y ASPASIA Pero hasta aqu el mal no ha sido serio, y nosotros hemos sido las nicas vctimas. Pero ahora unos jvenes borrachos van a Megara y se llevan a la cortesana Simaetha; los megarenses, por su parte, corren a su vez a llevarse a dos prostitutas de la casa de Aspasia; as que por estas tres p.Grecia estalla en llamas. Entonces Pericles, rojo de ira desde su altura Olmpica, deja caer su rayo, hace sonar los truenos, ofende a Grecia y lanza un edicto, que suena como una cancin: Que los megarenses sean desterrados tanto de nuestra tierra como de nuestros mercados, y desde el mar hasta el continente. ARISTFANES, Los acarnienses (obra en la cual se acusa a Aspasia de ser la causante de la Guerra del Peloponeso) Convivencia 450-429 a. C. Aspasia luego vivi con Licicles (otro poltico ateniense) 10. TUCDIDES Discurso de Pericles en honor a los muertos por la guerra (del Peloponeso) 37. Pues tenemos una Constitucin que no envidia las leyes de los vecinos, sino que ms bien es ella modelo para algunas ciudades que imitadora de los otros. Y su nombre, por atribuirse no a unos pocos, sino a los ms, es Democracia. A todo el mundo asiste, de acuerdo con nuestras leyes, la igualdad de derechos en las disensiones particulares, mientras que segn la reputacin que cada cual tiene en algo, no es estimado para las cosas en comn ms por turno que por su vala, ni a su vez tampoco a causa de su pobreza, al menos si tiene algo bueno que hacer en beneficio de la ciudad, se ve impedido por la oscuridad de su reputacin. Gobernamos liberalmente lo relativo a la comunidad, y respecto a la suspicacia recproca referente a las cuestiones de cada da, ni sentimos envidia del vecino si hace algo por placer, ni aadimos nuevas molestias, que aun no siendo penosas son lamentables de ver. Y al tratar los asuntos privados sin molestarnos, tampoco transgredimos los asuntos pblicos, ms que nada por miedo, y por obediencia a los que en cada ocasin desempean cargos pblicos y a las leyes, y de entre ellas sobre todo a las que estn dadas en pro de los injustamente tratados, y a cuantas por ser leyes no escritas comportan una vergenza reconocida. TUCDIDES, Historia de la guerra del Peloponeso, Libro II, 37 11. TUCDIDES 40. Pues amamos la belleza con economa y amamos la sabidura sin blandicie, y usamos la riqueza ms como ocasin de obrar que como jactancia de palabra. Y el reconocer que se es pobre no es vergenza para nadie, sino que el no huirlo de hecho, eso s que es ms vergonzoso. Arraigada est en ellos la preocupacin de los asuntos privados y tambin de los pblicos; y estas gentes, dedicadas a otras actividades, entienden no menos de los asuntos pblicos. Somos los nicos, en efecto, que consideramos al que no participa de estas cosas, no ya un tranquilo, sino un intil, y nosotros mismos, o bien emitimos nuestro propio juicio, o bien deliberamos rectamente sobre los asuntos pblicos, sin considerar las palabras un perjuicio para la accin, sino el no aprender de antemano mediante la palabra antes de pasar de hecho a ejecutar lo que es preciso. Pues tambin poseemos ventajosamente esto: el ser atrevidos y deliberar especialmente sobre lo que vamos a emprender; en cambio en los otros la ignorancia les da temeridad y la reflexin les implica demora. Podran ser considerados justamente los de mejor nimo, aquellos que conocen exactamente lo agradable y lo terrible y no por ello se apartan de los peligros. Y en lo que concierne a la virtud nos distinguimos de la mayora, pues nos procuramos a los amigos, no recibiendo favores sino hacindolos. Y es que el que otorga el favor es un amigo ms seguro para mantener la amistad que le debe aquel a quien se lo hizo, pues el que lo debe es en cambio ms dbil, ya que sabe que devolver el favor no gratuitamente sino como si fuera una deuda. Y somos los nicos que sin angustiarnos procuramos a alguien beneficios no tanto por el clculo del momento oportuno como por la confianza en nuestra libertad. TUCDIDES, Historia de la guerra del Peloponeso, Libro II, 40 12. TUCDIDES 41. Resumiendo, afirmo que la ciudad toda es escuela de Grecia, y me parece que cada ciudadano de entre nosotros podra procurarse en los ms variados aspectos una vida completsima con la mayor flexibilidad y encanto. Y que estas cosas no son jactancia retrica del momento actual sino la verdad de los hechos, lo demuestra el podero de la ciudad, el cual hemos conseguido a partir de este carcter. Efectivamente, es la nica ciudad de las actuales que acude a una prueba mayor que su fama, y la nica que no provoca en el enemigo que la ataca indignacin por lo que sufre, ni reproches en los sbditos, en la idea de que no son gobernados por gentes dignas. Y al habernos procurado un podero con pruebas ms que evidentes y no sin testigos, daremos ocasin de ser admirados a los hombres de ahora y a los venideros, sin necesitar para nada el elogio de Homero ni de ningn otro que nos deleitar de momento con palabras halagadoras, aunque la verdad ir a desmentir su concepcin de los hechos; sino que tras haber obligado a todas las tierras y mares a ser accesibles a nuestro arrojo, por todas partes hemos contribuido a fundar recuerdos imperecederos para bien o para mal. As pues, stos, c...</p>