270-275_Nicoll Maurice_ Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Download 270-275_Nicoll Maurice_ Sobre Las Enseñanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

Post on 03-Feb-2016

214 views

Category:

Documents

0 download

DESCRIPTION

Sobre Las Enseanzas de Gurdjieff Y Ouspensky

TRANSCRIPT

  • 270

    rato acerca de este departamento de tres habitaciones y de todo cuanto estaba en desorden en l y de los tiles que no estaban en su lugar, etc. Luego prosigui y dijo que un hombre estaba siempre en deuda, era siempre insolvente, siempre expuesto a que lo intimaran, por ms dinero que tuviese. Claro est que es preciso comprender que se refera a la insolvencia del Hombre de un modo particular, en efecto, del modo en que se habla tan a menudo del Hombre en algunas de las parbolas como, por ejemplo, en la parbola del siervo es decir, usted que debe a su Seor millones de talentos. G. dijo que el alguacil puede entrar en su departamento en cualquier momento y que tiene derecho por "ley" a llevarse todo excepto la "cama"" que est en la tercera habitacin o habitacin interior. Por eso es menester pensar sobre qu se descansa interiormente ms. Hay algo que no puede serle quitado. Ha llegado ya a ese lugar? Todo lo dems puede serle quitado por los "alguaciles", que en cualquier momento pueden aparecer y sacar todo cuanto no le pertenece.

    Birdlip, 30 de octubre, 1943

    BREVE COMENTARIO SOBRE LA IMPORTANCIA DEL ESFUERZO INDIVIDUAL EN EL TRABAJO

    Esta noche quiero recordarles un tema sobre el cual hemos hablado a menudo hace algn tiempo. Recuerdo que interes a muchas personas, de modo que voy a referirme otra vez a ese tema. Tiene que ver con la idea de Trabajo segn la cual todo hombre es "un organismo que se desarrolla a s mismo" y debe hacer un esfuerzo individual. Cada persona debe desarrollarse a s mismo en todos sus aspectos. Empecemos as. La mayora de la gente no hace esfuerzo alguno fuera de su rutina cotidiana, porque cree que si alguien es capaz de hacer algo mejor que ella es intil intentarlo. Por cierto esto es un punto de vista muy comn en la vida. La gente dice: "Por qu he de hacer esto o aquello, cuando los otros lo hacen mucho mejor?" Esta actitud est muy equivocada. Esforzarse ms all de ese punto es el comienzo del crecimiento individual. Esta actitud es exactamente lo que impide a la gente tener una experiencia individual, o ms bien, impide el crecimiento de sus centres por la experiencia personal. Tratemos de comprender lo que significa. Si usted es decir, usted que ahora est sentado all cree que no le conviene ir ms all del actual crculo de su vida cotidiana, en tal caso no comprende lo que significa el esfuerzo individual. Tal vez diga: "Qu ganar si trato de comprender esto o de hacer un esfuerzo superior a lo que estoy haciendo actualmente?" Ya han odo todos ustedes que cada cual debe hacer un esfuerzo mecnico. La vida orgnica ofrece tales condiciones que cada conejo, cada zorro, cada animal, cada planta, cada hombre y mujer, tienen que hacer un esfuerzo mecnico para poder vivir. Pero el Esfuerzo Consciente est ms all de ese nivel. Pueden practicar o no este Trabajo. Pero es preciso que todos comprendan que si lo practican, ahora, en este mismo momento (no maana) es necesario hacer un esfuerzo que est ms all del esfuerzo mecnico. Lo que importa en el Trabajo es transformar la vida cotidiana. Por eso se dice que si se presta atencin meramente al Trabajo y no se lo pone en prctica, nada cambiar en uno. Supongamos, por ejemplo, que ha odo decir muchas veces que debe observar sus diferentes 'Yoes' y tratar de no identificarse con ellos. Pues bien, podr orlo da tras da, ao tras ao, y decir que ya est enterado de todo y preguntar por qu no se dice otra cosa. Sin embargo, ha odo decir que el Trabajo exige practicar una cosa definida sobre s ahora, en este mismo momento s, en este mismo momento. Ahora bien, en cuanto al ejemplo que hemos dado la eleccin de unos 'Yoes' en uno y el rechazo de otros 'Yoes' hay una interesante parbola sobre este particular. Explica, en cierto nivel, el tema que estamos tratando. Se refiere a la seleccin y al rechazo interior de los

  • 271

    'Yoes'. Han odo cuantas veces el Trabajo les dice: "No acompaen a los 'Yoes' equivocados." Significa ello que es preciso comprender por medio de la observacin de s que se tienen diferentes 'Yoes'. (Aqu me gustara preguntar a cada uno de ustedes si ya lo ha comprendido.) La parbola que se refiere a la seleccin de los 'Yoes' es la siguiente:

    "Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge toda clase de peces; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera."

    (Mateo, XIII, 47-48) Reflexionen lo que significa "echar lo bueno en cestas". Tienen ustedes una cesta? Acaso han logrado ya por medio de la observacin de s el poder de la seleccin interior, es decir, de echar fuera los 'Yoes' negativos, y los pensamientos y emociones negativos, y de recoger las buenas ideas y sentimientos y experiencias?

    Birdlip, 2 de noviembre, 1943

    NUEVA NOTA ACERCA DE "LOS FUNDAMENTOS SOBRE LOS CUALES DESCANSA EL HOMBRE"

    En lo que concierne a las diversas cosas que se dijeron la semana pasada, es acertado repetir que descansamos sobre algo que no es nosotros y que por lo tanto puede sernos quitado. Me parece que esta es la mejor manera de profundizar esta cuestin, a saber, qu somos en realidad. Una persona descansa en su posicin, otra en su fama, aqulla en las apariencias, en el pasado, etc. Piense en lo que pueden quitarle, digamos, en una revolucin. Todas estas cuestiones pertenecen a lo que siente a travs de s mismo, al 'Yo' que siente en si mismo. Agradece a Dios de distintas maneras-el no ser como los otros. Recuerda la parbola acerca de los dos hombres que oraban? Fue dicha "a unos que confiaban en s mismos como justos, y menospreciaban a los otros". Cristo dijo: "Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmo de. todo lo que gano. Ms el publicano, estando lejos, no quera ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, s propicio a m, pecador. Os digo que ste descendi a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, ser humillado; y el que se humilla ser enaltecido." (Lucas, XVIII 10-14). O una vez decir que una de las cosas ms difciles para un hombre que llega a esta etapa de desarrollo en la que est en contacto con la enseanza superior es tener que abandonar su "religin". Suele sentirse muy buen "catlico", muy buen "cuquero", muy buen "protestante", muy buen "mahometano", etc., es decir, descansa en este fundamento, dando gracias a Dios de no ser como los otros, como los que no creen. En las etapas superiores de la evolucin interior todas estas distinciones deben desa-parecer por completo. Quiz les induzca a pensar por s mismos cmo esto puede ser as. Y esto se aplica a muchos otros aspectos. Llegar a ser nada, o ms bien, empezar a darse cuenta de la propia nadidad, es por completo imposible mientras se tenga la certeza de que se es mejor que los otros debido a la reputacin, la religin, la posicin, el dinero. No han entendido an esta idea? Nadie puede pasar a travs del "ojo de la aguja" mientras es rico. Recuerden lo que Cristo dijo al joven rico: "Es ms fcil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios." (Mateo, XIX 24.) Las cosas sobre las cuales se fundamenta son las que lo hacen sentirse rico y es por lo tanto lo que nos convierte a todos en "camellos" con relacin al Trabajo. Hablando en diferente escala, es preciso que uno descubra en qu se siente fcilmente

  • 272

    ofendido, en qu siente que no lo trataron bien. S puede observarlo ver una parte de los fundamentos sobre la cual descansa psicolgicamente, una parte de la arena sobre la cual edific su casa. O asimismo, trate de observar dnde y cundo desprecia a los otros y se cree superior a ellos o al menos cree que son inferiores a usted y que carecen de importancia. Esto le mostrar otra vez la parte de los fundamentos sobre la cual descansa. O tambin, trate de observar en qu se siente halagado, en qu es satisfecha su vanidad. Esto le mostrar otra vez la parte de los fundamentos sobre la cual descansa. Pero es preciso hacerlo prcticamente por medio de la observacin y no discutirlo tericamente. Cuando deja de tener ideas sobre s, imgenes de s, su estado interior ya empieza a cambiar. Cambiar el estado interior se asemeja a partir para un largo viaje. Hay viajes fsicos y viajes psicolgicos. No puede cambiar su estado interior si se aterra a los fundamentos sobre los cuales descansa, del mismo modo que no puede salir de su cuarto si persiste en aferrarse a todos los muebles y sigue diciendo: "Estos son mos, esto es, m." Puede alcanzar un estado en el que emprenda largos viajes que no existen en el espacio fsico. Tal vez conozca nuevas clases de gente que vive en otros lugares. Pero no podr hacerlo mientras siga aferrndose a s mismo, aferrndose a m y a lo mo, aferrndose a los fundamentos sobre los cuales cada uno de ustedes descansa de un modo tan imbcil y auto-complaciente. Es sabido que la gente que escapa de una casa incendiada se apodera muchas veces de algo muy imbcil y tonto, como un papagayo. Ello se debe a que se sienten a s mismos por medio de las cosas exteriores. Se fundamentan en ellas. De otro modo no tienen sentimiento alguno de s mismos. El sentimiento del "Yo" Real slo puede llegarnos cuando todos los falsos "Yoes" estn disminuidos en nosotros. Todos creemos que nunca llegaremos a hablar como aquel hombre que oraba; "Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres", pero no ha observado usted cuntas veces acta de este modo sin pronunciar en realidad las palabras, cuntas veces lo hace desde esta base? Pensamos a menudo que no hacemos las tonteras que vemos hacer a los otros, y llegamos por consiguiente a la conclusin de que somos mejores que ellos; pero no vemos las tonteras y mezquindades que hacemos. La forma en que la gente es tonta, insensata y mezquina vara mucho. Cada cual es diferente. La jirafa cree que el jabal es ridculo, la corneja cree que el ruiseor tiene una voz muy dbil, etctera. Nunca estuvo en un lugar en s mismo del cual poda decir: "Aqu no hay nada de m", ya sea por comparacin, ya sea por vanidad, ya sea por cualquier otra estimacin? Al estar muy enfermo quiz haya alcanzado ese estado. Aqu todo desaparece y est completamente solo pero sin temor alguno. Desde tal estado es posible ver la base sobre la cual se descansa. Se puede tener una vislumbre de todos los "Yoes" que constantemente se alimentan de uno mismo como nubes de buitres y chacales e insectos. Es muy interesante encarar el Trabajo desde el punto de vista del estudio de la auto-liberacin. El conocimiento esotrico puede darnos la libertad pero slo mediante la prctica. Recuerdan la frase: "La verdad nos dar la Libertad." Pero cunto tiempo se necesita antes de que la enseanza del Trabajo llegue a ser para nosotros la verdad, aun en su sentido ms remoto?

    Birdlip, 6 de noviembre, 1943

    COSMOLOGA Diremos ahora unas pocas palabras sobre Cosmologa. Les har esta pregunta: "Cuntos sistemas cosmolgicos diferentes conocen ustedes?" "Conocen qu ideas del Universo y de su construccin han existido? "En rigor de verdad, una cosmologa significa un sistema que contempla al Universo como un todo ordenado formado con arreglo a un plan definido. La palabra cosmos, que significa orden, fue aplicada por primera vez al Universo por la Escuela Pitagrica de la cual deriv toda la ciencia europea. Toda la enseanza esotrica considera al

  • 273

    Universo como algo ordenado y formado segn un plan definido. Pero la palabra cosmos ha llegado a significar simplemente cualquier perspectiva del Universo que no tiene en cuenta la idea de orden u origen. Para nosotros es claro que todos vivimos en un Universo y que la tierra es una pequea parte de l; muchos pensadores del pasado han adelantado diferentes ideas cosmolgicas que se pueden dividir generalmente en aquellas que lo explican como algo accidental y debido al azar y las que lo contemplan como algo ordenado y por tanto inteligente. Tal vez piensen que a una persona no le importa creer en un sistema cosmolgico o en otro, o que nunca pens en absoluto sobre este particular. Es un error pensar de este modo. Un hombre desde el punto de vista del Trabajo tiene diferentes centros y diferentes partes en esos centros. Le es imposible estar en las partes superiores de los centros o en los centros supe-riores, si su intelecto est gobernado por concepciones cosmolgicas equivocadas. Es sabido que este Trabajo slo puede empezar con aquellos que tienen un Centro Magntico, esto es, que estn convencidos de que hay algo superior a ellos. Cmo puede uno esperar llegar a algo superior en s mismo si no cree que existe algo superior? Empecemos con el sistema cosmolgico enseado en el Trabajo. Este sistema se inicia en el Absoluto y desciende en grados o notas hasta las ms remotas y minsculas partes. Aqu tienen expresada de manera muy clara la idea de algo superior. Adems, de esta concepcin cosmolgica deriva la idea del Hombre superior y del Hombre inferior, de la humanidad consciente y de la humanidad mecnica. Esta concepcin nos ensea que hay significacin ms all de la significacin, nivel ms all del nivel, y tambin nos ensea que todo tiene su punto de partida en la significacin. El Universo todo en sus divisiones grandes y pequeas deriva de una significacin ltima y por lo tanto de la mente y la inteligencia. Nos ensea asimismo que todo lo pequeo e inferior deriva de algo ms grande y ms elevado. De ello proviene la idea de Trabajo de que toda la escala de la creacin busca crecer, ascender, llegar a ser mejor que lo que es. Por eso el Trabajo nos dice que nuestra luna, nuestra pequea rama del pavoroso rbol csmico, busca crecer y llegar al estado de la tierra, y asimismo que la tierra busca llegar a ser eventualmente un sol y as sucesivamente. Ahora bien, es sabido que en la ciencia tenemos la idea de la evolucin, tal como la postul Darwin. Pero en verdad la idea de la evolucin exista mucho antes de que Darwin la formulase y es tan antigua como la enseanza esotrica. Dicha idea se destaca en cada pgina del Nuevo Testamento. El Hombre es capaz de sobrellevar una evolucin, esto es, un ascenso en el Rayo de Creacin. Aqu es preciso recordar la Octava lateral del Sol, esta Escala de Jacob. Darwin vio a la evolucin bajo el aspecto de una seleccin mecnica en la variacin casual que tiene lugar en dilatados perodos. Quiero decir que vio la idea de la evolucin, pero que la entendi en cierto modo, invertida, por as decirlo. Crea que el mono de una manera u otra poda llegar a convertirse en hombre. No vea mente alguna, voluntad alguna que controlaba el Universo y, por lo tanto, no es de extraar que se quej de haber perdido su "elevado gusto esttico". Es sabido que siempre se puede explicar una cosa por sus partes ms pequeas; se puede explicar una casa por sus ladrillos, pero se sabe que toda la casa ex...