1 hush hush

Download 1   hush hush

Post on 25-Jun-2015

103 views

Category:

Entertainment & Humor

11 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

hush hush

TRANSCRIPT

  • 1. SinopsisPara Nora Grey, el romance no era parte del plan. Ella nunca se haba sentido particularmente atrada hacia los chicos de su escuela, sin importar lo mucho que su mejor amiga, Vee, los empujara hacia ella. No hasta que Patch lleg a su vida. Con su sonrisa fcil y ojos que parecen ver dentro de ella, Nora se siente atrada hacia l, en contra de todos sus instintos. Pero despus de una serie de aterradores encuentros, Nora no sabe en quien confiar. Patch parece estar donde quiera que est ella, y saber ms sobre ella que sus amigos ms cercanos. Ella no sabe si correr hacia sus brazos o correr y esconderse. Y cuando intenta encontrar algunas respuestas, se acerca a una verdad que es mucho ms incomoda que todo lo que Patch la hace sentir. Nora esta justo en medio de una antigua batalla entre los inmortales y aquellos que han cado- y cuando tiene que escoger un bando, la eleccin equivocada le costar su vida.TRADUCIDO Y CORREGIDO EN EL FORO DE PURPLE ROSE,GRACIAS A LA COLABORACIN DE:ILIMARI CIPRIANO, LIZETH, TUTSI, CATY, ALE, XHIAMARA, DARK HEAVEN, EVELIN, ROMI.I, SUMBOAT, MANDY, RANIA BELIKOV, TIBARI, CAROL Y EMMA.

2. PrlogoValle Del Loira, Francia Noviembre 1565 Chauncey estaba con la hija de un granjero en los bancos de hierba del ro Loira cuando lleg la tormenta, y habiendo dejado que su montura vagara por la pradera, no tena ms que sus pies para que lo llevaran de vuelta al castillo. Arranc una hebilla de plata de su zapato, la coloc sobre la palma de la chica y la vio marcharse, escurridiza, el barro manchndole las faldas. Despus se coloc bien las botas y sali de camino a casa. Llova a cntaros en la campia oscura que rodeaba el castillo de Langeais. Chauncey caminaba con facilidad sobre las tumbas hundidas y el humus del cementerio; incluso en la niebla ms espesa poda encontrar su camino de vuelta a casa desde aqu sin perderse. Esa noche no haba niebla, pero la oscuridad y la arremetida de la lluvia engaaban lo suficiente. Chauncey percibi movimiento por el rabillo del ojo, y gir de repente la cabeza a la izquierda. Lo que a simple vista pareca ser un gran ngel coronando un monumento cercano se irgui hasta alcanzar plena altura. Ni de piedra ni de mrmol, el chico tena brazos y piernas. Su torso estaba desnudo, sus pies tambin, y pantalones de campesino colgaban bajos de su cintura. Salt del monumento, su pelo negro goteando lluvia. sta corra por su cara, que era oscura como la de un espaol. La mano de Chauncey rept lentamente hasta la empuadura de su espada. - Quin anda ah? La boca del chico dibuj una leve sonrisa. - No juguis con el Duque de Langeais. - Advirti Chauncey - He preguntado vuestro nombre. Dadlo. - Duque? - El chico se apoy contra un lamo retorcido - O bastardo? Chauncey desenvain su espada. - Retiradlo! Mi padre era el Duque de Langeais. Yo soy el Duque de Langeais ahora. - Aadi torpemente, y se maldijo por ello. El chico sacudi la cabeza perezosamente. - Tu padre no era el antiguo duque. Chauncey bull de furia ante el escandaloso insulto. - Y tu padre? - Exigi extendiendo la espada. Todava no conoca a todos sus vasallos, pero estaba aprendiendo. Se grabara el nombre de la familia de este chico en la memoria - Lo preguntar una vez ms. - Dijo en voz baja, restregndose una mano contra el rostro para apartar la lluvia - Quin eres? El chico se adelant y apart el filo a un lado. De pronto pareca mayor de lo que 3. Chauncey haba presupuesto, tal vez incluso un ao o dos mayor que Chauncey. - Uno de la prole del Diablo. - Respondi. Chauncey sinti un vuelco de miedo en el estmago. - Eres un maldito luntico. - Dijo entre dientes - Sal de mi camino. El suelo debajo de Chauncey tembl. Explosiones de oro y grana aparecieron detrs de sus ojos. Encorvado, con sus uas clavndose en sus muslos, alz la vista al chico, parpadeando y jadeando, intentando comprender lo que estaba pasando. La cabeza le daba vueltas como si ya no estuviera a sus rdenes. El chico se agach para ponerse a la altura de sus ojos. - Escucha con atencin. Necesito algo de ti. No me ir hasta que lo tenga. Entiendes? Apretando con fuerza los dientes, Chauncey sacudi la cabeza para expresar su incredulidad su desafo. Intent escupirle al chico, pero la saliva le corri por la barbilla, su lengua negndose a obedecerle. El chico apret sus manos en torno a las de Chauncey; su calor le abras y grit. - Necesito tu juramento de lealtad. - Dijo el chico - Pstrate sobre una rodilla y jralo. Chauncey orden a su garganta rerse speramente, pero su garganta se constri y se ahog en el sonido. Su rodilla derecha cedi como si le hubieran dado una patada desde atrs, aunque all no haba nadie, y cay hacia delante sobre el barro. Se cay de lado e hizo arcadas. - Jralo. - Repiti el chico. El calor subi por el cuello de Chauncey; hizo falta toda su energa para doblar sus manos en dos dbiles puos. Se ri de s mismo, pero all no haba humor. No tena ni idea de cmo, pero el chico estaba infligiendo la nusea y la debilidad en su interior. No se iran hasta que hiciera el juramento. Dira lo que tena que decir, pero en su corazn jur que destruira al chico por esta humillacin. - Seor, me convierto en vuestro hombre. - Dijo Chauncey con voz envenenada. El chico puso de pie a Chauncey. - Encuntrate conmigo aqu al comienzo del mes hebreo de Cheshvan. Durante dos semanas entre las lunas nueva y llena, necesitar tu servicio. - Una... quincena? - Todo Chauncey tembl ante el peso de su furia - Yo soy el Duque de Langeais! - Eres un Nephil. - Dijo el chico con un atisbo de sonrisa. Chauncey tena una rplica profana en la punta de la lengua, pero se la trag. Sus siguientes palabras fueron dichas con un veneno helado. - Qu has dicho? - Perteneces a la raza bblica de los Nephilim. Tu verdadero padre era un ngel que cay del paraso. Eres medio mortal. - Los ojos oscuros del chico se alzaron, encontrndose con los de Chauncey - Medio ngel cado. La voz del tutor de Chauncey lleg desde los ms recnditos recovecos de su mente, leyendo pasajes de la Biblia, hablndole de una raza desviada creada cuando ngeles expulsados del paraso se aparearon con mujeres mortales. Una raza terrible y poderosa. 4. Un escalofri que no era exactamente de repulsin se extendi a travs de Chauncey. - Quin eres? El chico se dio la vuelta, marchndose, y, aunque Chauncey quera ir detrs de l, no era capaz de hacer que sus piernas sostuvieran su peso. Arrodillado all, parpadeando a travs de la lluvia, vio dos gruesas cicatrices en la espalda del torso desnudo del chico. Se estrechaban para formar una V al revs. - Eres... cado? - Le grit - Tus alas han sido arrancadas, verdad? El chico ngel quienquiera que fuera, no se dio la vuelta. Chauncey no necesitaba la confirmacin. - Este servicio que voy a proporcionar. - Grit - Exijo saber lo que es! El aire reson con la risa grave del chico. 5. Captulo 1Coldwater, Maine Da presente Entr en Biologa y me qued con la boca abierta. Misteriosamente adherida a la pizarra estaba una mueca Barbie, con Ken a su lado. Haban sido obligados a unir los brazos y estaban desnudos excepto por hojas artificiales situadas en algunas zonas estratgicas. Garabateado sobre sus cabezas en gruesas letras rosas de tiza estaba la invitacin: BIENVENIDOS A LA REPRODUCCIN HUMANA (SEXO) A mi lado, Vee Sky dijo: - sta es exactamente la razn por la que el instituto prohbe mviles con cmara. Fotos de esto en eZine seran toda la prueba que necesito para hacer que la cmara de educacin cortara por lo sano con la Biologa. Y entonces tendramos esta hora para hacer algo productivo... como recibir tutoras individuales de chicos mayores monos. - Cmo, Vee? - Dije. - Habra jurado que estabas esperando con ansias esta unidad todo el semestre. Vee baj las pestaas y sonri torvamente. - Esta clase no va a ensearme nada que no sepa ya. - Vee? No eres virgen? - No tan alto. - Gui el ojo justo cuando son el timbre, envindonos a las dos a nuestros asientos, que estaban al lado en nuestra mesa compartida. El Entrenador McConaughy cogi el silbato que colgaba de una cadena de su cuello y sopl. - A vuestros asientos, equipo! - El Entrenador consideraba ensear Biologa de dcimo curso un deber secundario a su trabajo como entrenador del equipo de baloncesto, y todos lo sabamos - Tal vez no se os haya ocurrido, chicos, que el sexo es ms que un viaje de quince minutos al asiento trasero de un coche. Es ciencia. Y qu es la ciencia? - Aburrida. - Grit un chico del fondo de la clase. - La nica clase que suspendo. - Dijo otro. Los ojos del Entrenador rastrearon la primera fila, detenindose sobre m. - Nora? - El estudio de algo. - Dije. Se acerc y golpe el dedo ndice sobre la mesa delante de m. - Qu ms? - Conocimiento adquirido a travs de la experimentacin y la observacin. - Encantador. 6. Sonaba como si estuviera en una audicin para el audiolibro de nuestro libro de texto. - Con tus propias palabras. Toqu mi labio superior con la punta de la lengua y busqu un sinnimo. - La ciencia es una investigacin. - Sonaba como una pregunta. - La ciencia es una investigacin. - Dijo el Entrenador, frotndose las manos - La ciencia requiere que nos transformemos en espas. Dicho as, la ciencia casi sonaba divertida. Pero haba estado en clase del Entrenador lo suficiente como para no albergar esperanzas. - Ser buenos sabuesos requiere practica. - Prosigui. - Tambin el sexo. - Vino otro comentario del fondo de la sala. Todos ahogamos la risa mientras el Entrenador apuntaba al ofensor con un dedo acusatorio. - Eso no va a ser parte de los deberes de hoy. - El Entrenador me devolvi su atencin - Nora, has estado sentada al lado de Vee desde el comienzo del curso. Asent, pero tena un mal presentimiento de a dnde nos estaba llevando esto. - Ambas estis juntas en el eZine del instituto. - Una vez ms, asent Me apuesto a que sabis bastante la una de la otra. Vee me dio una patada por debajo de nuestra mesa. Saba lo que estaba pensando. Que l no tena ni idea de hasta qu punto sabamos cosas la una de la otra. Y no me refiero solo a los secret